El futuro de la radiotelevisión pública

Ciudadanos entrega RTVE al PP

'Viernes negro" en la redacción de RNE en Barcelona.

El consenso para cambiar RTVE, manifestado por unanimidad en la ley aprobada en septiembre, ha saltado por los aires en la reunión de este martes de la Mesa del Congreso con una votación, impuesta por el PP con el apoyo de Ciudadanos, y en la que se han negado a participar los representantes de PSOE y Podemos. En esa votación, basada en las aportaciones de los letrados del Congreso, PP y Ciudadanos han dado luz verde a una fórmula que establece que el comité de expertos que habrá de preseleccionar a los candidatos al Consejo de Administración cuente con 13 miembros: 6 elegidos por el PP, 3 por el PSOE, 2 por Unidos Podemos, 1 por Ciudadanos y el último, por "algún grupo minoritario".  PSOE y Podemos se han negado a respaldar esa fórmula al considerar que no es justa con la proporcionalidad y representación parlamentaria, ya que deja fuera a los grupos pequeños y dinamitaba el anterior consenso.

De poco ha servido la firma de Ciudadanos en el documento, firmado la pasada semana, que refrendaba el acuerdo de marzo para que todos los partidos tuvieran representación en la elección de expertos que han de seleccionar los candidatos para dirigir ese medio público. A la hora de la verdad, el partido que dirige Albert Rivera se ha alineado con la derecha para mantener una mayoría que no refleja en absoluto la actual representación en el Congreso.

A partir de esta decisión, consensos y acuerdos saltan por los aires y cada formación justifica su postura individual. Así, Ana Pastor ha subrayado que no cabían más dilaciones para aprobar el sistema de elección de RTVE y ha recordado que el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha hablado de la urgencia de renovar la corporación. Al no haber sido atendida su petición, el PSOE y Unidos Podemos se han negado a participar en la votación, pues esperaban abrir una negociación y no aprobar el concurso este mismo martes.

"Empezamos mal", se ha quejado Gloria Elizo, vicepresidenta cuarta del Congreso y diputada de Podemos. También los miembros de la Mesa socialistas, la vicepresidenta segunda Micaela Navarro y el secretario segundo Juan Luis Gordo han rechazado lo ocurrido "de manera unilateral" en la sesión de este martes. "En otros casos se ha permitido el diálogo y en este caso no se ha permitido porque había prisa. Y lo que está claro es que la prisa no se pueden convertir en un trágala para que el PP termine aprobado las cosas en la línea en la que quería", ha denunciado. Gordo también señala que existen más diferencias relacionadas con el texto de los servicios jurídicos. "No se califica entre concurso de méritos e idoneidad. Y para que sea un concurso de méritos tendría que haber una publicación previa del baremo y de lo que pesa cada ítem, porque la filosofía de la normativa era ir a una idoneidad 'apto-no apto'", ha indicado, para señalar que el texto cuenta ahora con "pocas garantías", tiene "poco recorrido" y "es fácilmente impugnable".

Por su parte, el único partido que ha votado junto al PP sobre este reglamento ha alegado que recoge todos los aspectos que había reclamado en un principio: que el PP no tuviera el control del comité de expertos y que los grupos más pequeños estuvieran representados. El vicepresidente del Congreso y diputado de Ciudadanos, Nacho Prendes, ha indicado que con la nueva configuración estas premisas se cumplen. Desde Unidos Podemos ya anuncian que estudiarán la posibilidad de recurrir, mientras que el PSOE no descarta estudiar algún tipo de actuación tras hablar con el grupo parlamentario. Según la portavoz de los socialistas en el Congreso, Adriana Lastra, esta renovación podría alargarse meses por aquellos partidos que, a su juicio, no desean la renovación de RTVE.

Rechazo de los trabajadores

Lo acordado ha sido recibido entre los trabajadores de RTVE con indignación, tanto el Consejo de Informativos de TVE, como el de RNE afirman que "el acuerdo aprobado no garantiza la pluralidad que exigimos en el concurso para renovar la cúpula de RTVE porque pone en duda su neutralidad y, por tanto, la independencia del nuevo presidente".

En su cuenta personal, Alejandra Martínez, portavoz del Consejo de RNE se muestra "indignada y desolada. Se forzó un concurso sin creer en él, y se ha ido modificando a gusto de quienes se resisten a liberar RTVE. Este martes se activa el proceso solo con el apoyo de dos grupos, poniendo en duda su neutralidad antes de nacer. Cada cual que revise su conciencia".

Para el colectivo Mujeres RTVE el acuerdo "no garantiza una RTVE independiente y sin manipulación. Esto no es consenso, es una alianza para mantener el control". Más allá iba la periodista Alicia Gómez Montano, que se pregunta "¿Pero qué es esto? así no se garantiza la limpieza del proceso ¿mayoría de quienes no han querido ni un solo día la reforma? Es como poner a una zorra a cuidar las gallinas".

Sobre la ausencia final de consenso se manifiesta también UGT: "Consenso no es esto. Esto es blindar la continuidad de lo que hay ahora. El PP se blinda su control con el apoyo de Ciudadanos". Y CGT insiste en la idea: "El PP se ha visto obligado a aceptar el concurso, pero se ha aliado con Ciudadanos para desvirtuarlo".

En similar sentido, múltiples periodistas y trabajadores de otros sectores de RTVE están escribiendo en redes sociales su repulsa a lo acordado. Términos como "vergüenza", "desolación", o "indignación", repetidos una y otra vez, reflejan la frustración de muchos de ellos, que también hacen referencia a las palabras que este lunes pronunció presidente del Gobierno cuando, al ser preguntado sobre RTVE afirmó: "Mi compromiso es que haya unos servicios públicos, una RTVE, que no esté al dictado de ningún gobierno, ni partido" y añadió, "me gustaría que ese acuerdo se fraguara en le Congreso, pero aunque no lo haga, el gobierno no va a mirar para otro lado".

A media tarde de este martes, los Consejos de Informativos de RTVE han difundido un escrito a la opinión pública, con el título de Un acuerdo sin pluralidad que no garantiza un concurso neutral para RTVE", con este contenido:

Los Consejos de Informativos de RTVE consideramos que el acuerdo aprobado hoy en el Congreso pone en duda la neutralidad del concurso al que da lugar.Primero porque ha sido pactado sólo por dos grupos políticos, lo que está muy lejos del consenso y la pluralidad necesarios. Segundo, porque se ha acordado un reparto del grupo de expertos que da a la suma de ambas formaciones una mayoría de bloqueo. Es decir, la posibilidad de filtrar en exclusiva qué candidaturas pasarían la criba o no para acceder a la cúpula de RTVE.Así, el concurso arranca sin garantizar la independencia y poniendo en duda la credibilidad futura de la radiotelevisión pública. A nuestro entender, eso sólo se puede contrarrestar si el proceso de selección es limpio y busca de verdad las mejores candidaturas para liberar definitivamente RTVE, no para seguir controlándola. Polarizar la situación como se ha hecho hoy nos obliga a parecer de unos o de otros, cuando no hacemos más que repetir que no somos de nadie, sino que queremos ser de TODOS los ciudadanos. Por eso insistimos en la necesidad del consenso indispensable para garantizar una presidencia de la Corporación realmente independiente.Las radiotelevisiones públicas están obligadas a garantizar el derecho de los ciudadanos a una información veraz, por eso resulta obvio que cualquier proceso para decidir sobre su futuro debe pasar por el consenso absoluto o, en su defecto, una pluralidad tan amplia y variada que deje claro que no pertenece a nadie. Ni a un solo partido, ni a una sola sensibilidad ideológica.Por eso, instamos a todas las formaciones políticas a que garanticen la neutralidad de dicho proceso. Sin ello, estamos perdidos.

El Gobierno podría intervenir RTVE

El Gobierno podría intervenir RTVE

Más sobre este tema
stats