Redes sociales

Entre la diversión y la "amenaza" para la seguridad: TikTok se juega su futuro en EEUU en el Despacho Oval

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en un vídeo de TikTok.

Nuevo capítulo en el culebrón tecnológico del verano. El viernes Donald Trump cumplió su amenaza y prohibió las descargas de TikTok, la red social del momento a la que todas las tecnológicas se quieren parecer. Sin embargo, menos de 48 horas después, el presidente ha dado marcha atrás y ha paralizado una semana este veto tras "bendecir" el principio de acuerdo de la plataforma con Oracle y Walmart para así evitar el bloqueo de la plataforma en territorio estadounidense. El mandatario ha asegurado a los periodistas que ha aprobado la alianza "conceptualmente": "Si lo hacen, está genial. Si no lo hacen, está bien también".

Los detalles del acuerdo aún están en proceso, pero la nueva compañía, llamada TikTok Global, tendría su sede en EEUU y se haría cargo del procesamiento y almacenamiento de todos los usuarios de la red social en el país y "a la mayoría de los usuarios en el resto del mundo". Esta alianza "conllevaría una oferta pública de venta en la que Oracle y Walmart participarían en la salida a bolsa de TikTok pudiendo obtener hasta un 20% de las acciones. De esta forma, además de Oracle y Walmart podrían entrar en el accionariado de la nueva sociedad nuevos pequeños inversores y ByteDance -la empresa detrás de TikTok- retendría la mayor parte del accionariado", explica Rahul Uttamchandani, abogado especializado en tecnología y privacidad de Legal Army.

Pero la amenaza hasta que se cierre este acuerdo sigue ahí: la restricción anunciada el viernes entrará en vigor el domingo que viene, en vez de este. Así, y si nada cambia, desde el 27 de septiembre, en Estados Unidos las tiendas de aplicaciones de Google (Google Play) y de Apple (Apple Store) no permitirán ni descargar ni actualizar la aplicación desde sus plataformas, según informó el Departamento de Comercio. Ambas podrán mantener en sus sistemas a TikTok fuera de Estados Unidos. Asimismo, según Techcrunch, como este organismo no ofrece detalles "técnicos" sobre cómo se implementará este veto, parece que todas aquellas personas dentro del país con la red social ya instalada en sus móviles podrán seguir usándolao.

Los motivos que alega el Gobierno de Trump para tomar estas medidas, que también afectan a WeChat -no así a la reciente paralización-, es "salvaguardar la seguridad nacional" y "proteger a los estadounidenses de las amenazas del Partido Comunista chino", ya que detrás de TikTok se encuentra la empresa ByteDance, fundada por Zhang Yiming y con sede en Pekín. El anuncio de este veto llegaba este viernes, sólo unos días después de conocerse a principios de esta misma semana el acuerdo entre la red social china y Oracle, especializada en el desarrollo de software. Ahora, a esta alianza se suma Wallmart, la multinacional detrás de la cadena de grandes almacenes en EEUU.

La Administración Trump deja claro que esta decisión es sólo un retraso "a la luz de los recientes acontecimientos positivos" hasta el domingo 27. Además, en el comunicado del viernes, el Departamento de Comercio ya dejaba otra puerta abierta y margen de maniobra hasta el 12 de noviembre, una semana después, por cierto, de las elecciones presidenciales en EEUU que se celebran el 3 de noviembre. Hasta esa fecha, TikTok podrá solucionar "las preocupaciones de seguridad nacional" que tiene el Gobierno sobre ella. Si no lo hace, se encontrará con que las empresas estadounidenses no podrán proporcionarle ni servicios de hosting o almacenamiento, ni de distribución de contenido, ni de tránsito de Internet, ni utilizar su código, sus funciones o sus servicios. Es decir, que no podrá operar con normalidad en el país. En caso de que el acuerdo con Oracle y, ahora, Wallmart, llegue a buen puerto, estas sanciones se eliminarán.

Con este movimiento del Departamento de Comercio, Trump presiona directamente a la red social para que cierre el pacto con esta empresa de software centrada hasta ahora en el ámbito empresarial. "Oracle ofrece la posibilidad de americanizar TikTok pero sin comprarla, opción que no parecían contemplar otros pretendientes como Microsoft y que complacía a la compañía matriz ByteDance, muy reticente a la venta", explica Ferran Lalueza, profesor de Comunicación y Social Media de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) e investigador del grupo GAME.

"Proveedor tecnológico de confianza"

Con el anuncio de esta alianza a principios de esta semana, Oracle le ganaba así la partida a Microsoft al convertirse en el "proveedor tecnológico de confianza" de la red social china, según reconoce la propia compañía en un comunicado. Aunque este término, explica Uttamchandani no tiene una "definición jurídica", el acuerdo partía con la ventaja de que se trata de una empresa con "una reputación impecable en Estados Unidos" y "conocida por cooperar con las autoridades".

Según la declaración oficial de TikTok previa a la decisión del Departamento de Comercio, el acuerdo con Oracle "resolvería las preocupaciones de seguridad" del Gobierno de Trump. "Esta propuesta nos permitiría continuar apoyando a nuestra comunidad de 100 millones de personas en los EEUU a las que les encanta TikTok para conectar y divertirse, así como a los cientos de miles de propietarios de pequeñas empresas y creadores que confían en TikTok para mejorar sus medios de vida y para construir carreras profesionales relevantes", aseguraba la red social a infoLibre.

El acuerdo, del que aún no se conocen los detalles y que los medios estadounidenses ya han calificado de "vacío", permitirá que los datos de los usuarios de EEUU de TikTok estén en los servidores de Oracle. La única modificación "notable", según Laluela, sería la propia gestión de los datos personales de sus usuarios en EEUU: "Si la asume Oracle, puede contribuir a acallar las voces, incluida la de Trump, preocupadas por la posibilidad de que dichos datos puedan ponerse al servicio de las autoridades chinas". Todo apunta, tal y como admite este experto de la UOC, a que pocas cosas cambiarán a mayores en la red social ya que "actualmente es tan exitosa que es muy improbable que cambie algún aspecto relevante de su funcionamiento".

Con respecto a los usuarios del resto de países, incluidos los de España, las condiciones se mantendrán como hasta ahora. Aunque tal y como recuerda Uttamchandani, TikTok dispone de sociedades en Irlanda y Reino Unido a través de las que "provee la plataforma al público europeo". Además, en agosto también anunció que "establecerá su primer centro de datos europeo en Irlanda a raíz de la sentencia sobre el caso Schrems II (la invalidación del Privacy Shield)", explica este abogado.

Oracle: sin control y 'amigo' de Trump

Así, tal y como explicó The Verge, este acuerdo se trata más de un acuerdo de alojamiento "glorificado" que de una venta y sólo soluciona una parte del problema: que China no puede acceder a los datos de los usuarios estadounidenses. Y es que, aunque todo apunta a que Oracle tendría acceso completo al código de TikTok y a las actualizaciones para asegurarse de que no haya puertas traseras, no podrá ni modificar el algoritmo, ni moderar los contenidos que se generen, ni evitar que ByteDance modifique el algoritmo a su antojo.

¿Por qué eligió la red social china a Oracle? Parece que la decisión ha estado basada en dos motivos. El principal es que con esta alianza la tecnológica china no pierde el control de la plataforma ya que la empresa estadounidense sólo proporcionaría la infraestructura para sus operaciones en el país y tendría un acceso restringido a las tripas de la aplicación. La otra oferta que tenían encima de la mesa, la de Microsoft, buscaba hacerse con toda la aplicación, incluido el algoritmo, dividiéndola en tres: una controlada por la empresa estadounidense y que pretendía incluir además a los usuarios de Canadá, Australia y Nueva Zelanda; otra controlada por ByteDance en Europa, África y Asia; y otra su actual homóloga en China, llamada Douyin.

Este tipo de compra estaba casi descartada sobre todo después de que China anunciara a finales de agosto nuevas normas para la exportación de tecnologías al extranjero. Según explicó The Wall Street Journal, el Gobierno de Pekín tendría que autorizar toda venta de tecnologías "sensibles" como las de inteligencia artificial, reconocimiento de texto o voz, sugerencias de contenido o los propios algoritmos. "Esta actualización normativa dificulta enormemente la venta de TikTok a una entidad de Estados Unidos", asegura Uttamchandani. Esta nueva legislación pudo provocar que muchos aspirantes se echaran para atrás debido a que, según argumenta Lalueza, "la joya de la corona de TikTok, sus prodigiosos algoritmos, no formarían parte del trato por prohibición expresa del Gobierno chino".

El otro motivo, según apuntan los medios estadounidenses, podría estar en quién es el jefe de Oracle. "Es una empresa muy afín a Trump, que en definitiva es a quien se intentaba contentar y apaciguar con la operación", explica este profesor de la UOC. Larry Ellison, su cofundador y actual director de tecnología, es amigo del actual presidente y uno de los pocos apoyos que le quedan en Silicon Valleyamigo . Además, tal y como ha recordado la prensa estadounidense esta semana, fue asesor informático de la CIA.

Malestar en la Casa Blanca

Aunque todo se encuentra en el aire tras el anuncio del Departamento de Comercio, el acuerdo con Oracle estaría ahora en la fase de someterse a la revisión por el Comité de Inversión Extranjera en los Estados Unidos (CFIUS, por sus siglas en inglés). Tras el análisis de este organismo regulador y sus recomendaciones, la última palabra la tendrá Trump que aprobará o no la alianza. Aunque, y según los rumores que circulaban en Washington antes de este fin de semana, esta propuesta parece no ha gustado en la Casa Blanca.

Trump aseguró el jueves que "no estaba dispuesto a aprobar nada", pero este sábado ofreción su "bendición". Según Bloomberg, a los funcionarios del Gobierno, incluido el secretario de Estado, Mike Pompeo, les sigue preocupando que, a pesar de este acuerdo, ByteDance aún pueda tener acceso a los datos de sus casi 100 millones de usuarios en EEUU. Idea que también han trasladado en una carta recogida por The New York Times algunos senadores republicanos. En esta misiva, aseguran que el acuerdo con Oracle plantea "preocupaciones significativas" ya que este "acuerdo de asociación de confianza" es "insuficiente" para lograr el objetivo de "proteger los intereses de EEUU".

Sin evidencias contra TikTok

A pesar de estas amenazas sobre su cabeza, lo cierto es que, hasta el momento, no existen evidencias contra la aplicación en relación a transferencias de datos al Gobierno de China. "Existen dudas razonables sobre la consideración de TikTok como amenaza para la seguridad nacional y es una vía por la que ByteDance podría plantear una acción contra las actuaciones del gobierno estadounidense", explica Uttamchandani. La red social china ya recurrió en agosto a la orden ejecutiva de Trump que prohíbe cualquier transacción con la compañía. "Existen pruebas reales que me hacen pensar que ByteDance... podría tomar medidas que amenazan con perjudicar la seguridad nacional de los Estados Unidos", aseguró entonces el presidente. Sin embargo, tal y como recuerda Lalueza, las preocupaciones del mandatario, a menos de dos meses de las elecciones, podrían pasar más por el uso que hacen de la plataforma los activistas anti-Trump: "Esto llevará al actual presidente a seguir intentando o bien neutralizarla o bien a incrementar su control sobre la misma".

A pesar de que a la Casa Blanca le preocupan estas transferencias, lo cierto es que, en su política de privacidad TikTok indica que recopila y trata la información que el usuario "proporciona cuando crea una cuenta y sube contenido a la plataforma. Esto incluye información técnica y de comportamiento sobre su uso. También recopilamos información sobre usted, si descarga la aplicación e interactúa con la plataforma sin crear una cuenta". Con respecto a con quién comparten estos datos, la red social asegura que con proveedores de servicios externos, socios comerciales, otras empresas del mismo grupo, servicios de moderación de contenido, proveedores de medición, anunciantes, proveedores de análisis y que "cuando lo exige la ley" con "las agencias de aplicación o los reguladores y con terceros de conformidad con una orden judicial legalmente vinculante". Prácticamente, lo mismo que hacen otras tecnológicas.

Lo único que diferencia a TikTok del resto de sus competidores es su origen. Mientras las redes del universo Facebook, Twitter, Snapchat, Google, Apple o Amazon tienen propietarios estadounidenses, detrás de esta aplicación hay una empresa con pasaporte chino. Su mérito, sin duda, es que ha conseguido convertir a esta plataforma en la primera red social de este país que funciona de forma normal a nivel global siguiendo así el camino de otras empresas tecnológicas chinas que han roto la barrera de la internacionalización como Huawei o Xiaomi. Hasta el próximo capítulo de un culebrón que aún no ha escrito su final.

* Artículo actualizado el domingo 20 a las 11:30 con la paralización de la prohibición de descargas de TikTok por parte del Gobierno de Trump. 

 

TikTok asegura que la Administración Trump se ha olvidado de su prohibición y pide una nueva prórroga a los tribunales

TikTok asegura que la Administración Trump se ha olvidado de su prohibición y pide una nueva prórroga a los tribunales

Más sobre este tema
stats