x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones

El problema del paro: la mentira más inteligente

Ángel Guillén Sangüesa
Publicada el 16/02/2015 a las 17:11 Actualizada el 16/02/2015 a las 18:12
Como empresario de pueblo cuando oigo hablar de conceptos sociales o económicos básicos en los medios nacionales de comunicación me hago cruces. Sobre todo cuando cambias a un canal o medio internacional y ves la diferencia con que en muchas ocasiones se tratan estos conceptos.

Cuando un médico habla de la fiebre, nunca se refiere a ella como el problema, sino que es el síntoma de que algo no funciona correctamente en nuestro organismo. Y nunca un síntoma es la causa, y por ende, el problema que debe solucionar. Es lo que tiene el aplicar el más mínimo trato empírico a una cuestión.

El paro nunca ha sido, ni es en la revolución y nuevo orden mundial socioeconómico que estamos viviendo, un problema.

El paro es simplemente un síntoma, o mejor dicho el efecto del autentico problema.

Y el problema es que no hay dónde trabajar. Y ¿por qué no hay donde trabajar? Pues porque el sistema económico y empresarial de una sociedad no es capaz de producir la suficiente riqueza y actividad.

¿Por qué entonces hablar del paro y no del auténtico problema, que es la realidad y la situación dentro del modelo económico europeo y global, de la actividad productora de riqueza de España?

Una vez reducido el tema a su autentica expresión las contestaciones a toda pregunta como esta se simplifican. Y la respuesta es que no se quiere hablar, ni solucionar el autentico problema, ni tan siquiera exponerla antes los ciudadanos españoles, no vaya a ser que una opinión pública bien informada llegue a conclusiones no deseadas. Y de ahí se establece la trampa del paro y se incluye en el listado del CIS a la hora de presentarla como una de los posibles problemas de los españoles.

El drama del paro se utiliza como la mejor trampa para esconder en una sociedad multiinformada la verdad a través del mayor ruido mediático posible por medio de un tema dramático, personal y cotidiano.

Mientras los profesionales en economía e información de cualquier país debaten sobre las causas y la raíz de los auténticos problemas de sus países, aquí mareamos la perdiz perdidos en un sinfín de cifras y datos sobre la fiebre y temperatura de nuestro organismo socio económico.

En vez de analizar que:

• El 40% del tejido productivo esté en manos de empresas alemanas y francesas.
• Otro 40% de la pequeña empresa nacional trabaja como suministradora de la anterior.
• Las empresas comercializadoras chinas se están haciendo con la mayor parte de la estructura comercial de la pequeña y gran empresa nacional de mayoristas y minoristas de la comercialización.
• Los buques insignias de la economía nacional del Íbex 35 solo 2 empresas no estén relacionados con la economía llamada del BOE, o del palco del Bernabéu. 
• Por qué los dos máximos dirigente de la CEOE están en la cárcel. 
• Los mecanismos de acceso a la contratación pública están vetados a la competencia.
• Los sistemas de oligopolio y trust económico impiden el nacimiento y el emprendimiento de ninguna alternativa más capaz, joven y competitiva. 
• La inexistencia de cualquier medida y organismo real de control de la competencia, conlleva a la utilización de formulas, principalmente de dumping financiero y de precios, para la eliminación en primer lugar de esta competencia y posteriormente ejercer el control de un mercado entero.
• La estupidez y la gran mentira de pretender competir con macro corporaciones globales, en base a un entramado legal donde se aplican unas leyes a unos y otras a otros, dificultando al máximo las exportaciones.
• Las repercusiones reales de al no tener una moneda propia las devaluaciones se deben realizar sobre salarios y no sobre la moneda.
• Las razones reales del porque la deuda se triplicado en tan solo 5 años de crisis.
• Cuál es el papel otorgado dentro del espacio europeo a la economía española. Asistimos a un mexicanización de nuestra estructura con todas sus repercusiones.
• ¿Es positivo que España y Europa mantengan el euro? Porque aquí sí ¿y a Suecia no?
• Cuáles son realmente las reglas de la economía global y cómo se manifiestan en España, a diferencia de otros lugares.
• Por qué los líderes de opinión y profesional de la economía social no hablan de estos temas. Hay alguna solución al mismo.
• España es un país objetivamente invadido con las tropas de los fondos de cohesion y somos poco más o menos una colonia economía? Cuáles son los escasos márgenes de maniobra que tenemos?
• España es capaz de dibujar un rumbo con unos salarios del 35% en 600 euros, menos de 1000 euros para el 60% de la población, y un 74% con menos de 1200 euros brutos?
• Por qué las empresas afincadas en España deben pagar tales salarios?

No es necesario me extienda mas. Además, como todos sabemos, el empleo público, o proveniente del gasto público no productivo, se sustenta en los impuestos y tributos del sector generador de riqueza básica. Y mientras las discusiones se centran en la necesidad de mantener y potenciar esta parte de la economía pública y los servicios sociales por un lado, y los intentos de privatización de la misma para su incorporación al entramado oligopolístico nacional, para su posterior venta al mejor postor corporativo, como si nuestro momento histórico fuera semejante al siglo XIX, o a la postguerra mundial, cuando nos encontramos en la creación de un nuevo orden mundial basado en la destruccion de las naciones soberanas para sustituirlas por no se sabe qué, y que nadie nos quieren contar.

Escribo estas líneas para que los más sabios que yo nos empiecen a contar, y este medio y muchos otros informen a las personas de cuáles son sus verdaderos problemas, y no nos tomen por tontos, que es lo que más mal hace para vertebrar y unir a una sociedad.



Ángel Guillén Sangüesa es socio de infoLibre


Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




 
Opinión