x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

Lo personal es político

Jesús Pichel Martín
Publicada el 06/10/2018 a las 06:00 Actualizada el 05/10/2018 a las 21:23
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Aún caliente la sonora pillada de la ministra Delgado llamando maricón al ahora también ministro Marlaska que grabó subrepticiamente ese tal comisario Villarejo, aparece ahora otra pillada, esta vez por un olvido accidental, de un juez de violencia sobre la mujer llamando "hija de puta y bicho" a la denunciante –en situación de riesgo extremo, según la valoración de la Policía– en un caso de divorcio, jaleado por la fiscal y la letrada que entienden el caso.

Y es que no aprendemos. Hablando de su propio tiempo, decía el positivista Comte hace siglo y medio que se vivía un tiempo nuevo con categorías de un tiempo ya pasado. Algo de eso hay: seguimos sin entender que hoy todo puede ser grabado y hecho público en un pispás; que lo que parece privado se acaba volviendo público en un santiamén si hay una cámara indiscreta. Seguramente por eso los que se saben grabados se tapan la boca cuando hablan si no quieren morderse la lengua o quedar expuestos.

Lo malo es que cualquiera puede quedar con el culo al aire en cualquier momento por cualquier nimiedad. Pero no todo es malo: en algunos casos bueno es saber de qué pie cojea cada quien, sobre todo si se tiene un cargo público. Y mire usted por dónde en las dos pilladas clandestinas se cojea por la misma piedra androcéntrica y machista incrustada en los zapatos, sean de tacón o mocasines de vestir señorías.

Es una conversación privada, dice el magistrado Martínez Derqui, como si eso fuera suficiente para borrar sus palabras desafortunadas (en opinión de sus colegas, Marlaska incluido). Pero ya avisaba el feminismo de segunda ola, con razón, que lo personal es político. Y políticamente es como hay que entender estas dos pilladas personales, que probablemente no sean más que dos tristes ejemplos entre tantos desapercibidos de la colonización patriarcal generalizada que describía Kate Millet en su Política sexual hace casi cincuenta años.

Cuánto cuesta desprenderse de esa mirada masculina que contamina y empobrece toda nuestra cultura.


Jesús Pichel Martín es socio de infoLibre
Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




Hazte socio de infolibre

8 Comentarios
  • @tierry_precioso @tierry_precioso 06/10/18 21:05

    No conozco bien el caso del juez pero me parece muy fuerte, con falta de empatía. Y también noto que dos mujeres le rieron la "gracia".
    Lo que dijo la ministra Delgado no me escandaliza. Casi todos hablamos asî en algún momento. Del día, iba a decir! Lo que me choca es a quien lo dice. Aunque parece que este Villarejo era amigo de gente como Garzon. Entiendo poco. Tal vez, algunos "buenos" pensaban: este hombre es malo, pero me puede ser útil. Buenas noches a los dos!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    0

    0

    • JesúsPM JesúsPM 07/10/18 02:12

      Gracias por tu comentario, Thierry. Seguramente eso es parte del problema: que todos hemos usado -y usamos- ese tipo de expresiones que sin duda proceden de esa visión del mundo androcéntrica que domina nuestra cultura desde hace siglos; que son insultos "normales". Y mira que los sentimientos también se construyen; que lo que se abomina, lo que da asco, lo que produce vergüenza... son constructos culturales. Pero vaya, mira qué horas. son ya. Un saludo. Pasa buen domingo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Orlinda Orlinda 06/10/18 23:07

      No, Tierry, todos no hablamos así, yo sí me quiero referir a la diferente opción sexual de alguien no digo que es maricón, digo que es homosexual.
      Más grave todavía y que no tiene disculpa como una normal forma de hablar es la conversación sobre las pibitas para extorsionar, a mí me cuentan eso y me oyen y yo no soy fiscal de la Audiencia. Esa normalidad con que la ministra lo ve significa que está acostumbrada no solo a tratar con esa gentuza sino que tiene asumida esa basura en la lógica del funcionamiento del sistema.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • @tierry_precioso @tierry_precioso 06/10/18 23:48

        Te entiendo pero oi unos homosexuales decir ellos mismos que eran maricones. Lo de las pibitas, lo desconozco. Pero lo de Colombia (jueces que van con pibitas) me asustó. Tienen algo que que ver las pibitas con lo de Colombia?

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • Orlinda Orlinda 07/10/18 00:57

          Es algo diferente de lo de Colombia. Villarejo contó a Delgado que había creado una red de prostitución para conseguir información.

          http://www.europapress.es/nacional/noticia-villarejo-conto-delgado-creo-red-prostitucion-obtener-informacion-politicos-20180927083847.html

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • Orlinda Orlinda 06/10/18 14:06

    Muy bien traído “lo personal es político” a tu reflexión. Es una táctica machista que eso no se asuma, el considerar los dos espacios sin conexión, así el machismo solo será cosa de algunos casos individuales y se niega que atraviesa todos los estamentos, relaciones, ámbitos, ideologías, clases y sexos.
    Saludos, Jesús.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • Orlinda Orlinda 06/10/18 13:52

    La ministra llama maricón a Marlaska. La ministra con toda normalidad acepta que los hombres babean ante una pibita, así como la utilización de las pibitas para extorsionar. Y confiesa ante un hombre tan oscuro y los otros que no le van a la zaga que prefiere trabajar con hombres, más transparentes ellos. 
    A los insultos de un juez a una denunciante de la que lleva el caso, la fiscal y la letrada le dan la razón y le ríen la gracia.
    Me dice mi joven hijo que de qué me extraño, que la ministra ha llegado a donde está precisamente porque se comporta como los machotes, una afirmación algo exagerada pero no sin parte de razón y que me lleva otra vez a Virginia Woolf. Las mujeres estudiarán, se incorporarán a la vida pública, se independizarán, -algo deseable, imprescindible, por supuesto- pero nada se logrará sin independencia simbólica, si lo que se aprende es a ejercer el autoritarismo, la competición, la superioridad, el poseer a costa de cualquier cosa pasarán los años y seguiremos preguntándonos el porqué de las guerras y la violencia.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    1

    • JesúsPM JesúsPM 06/10/18 18:55

      Gracias, Orlinda, por tus comentarios. Claro que lo personal es político; que no vale escudarse en que son comentarios privados porque, a fin de cuentas, revelan una forma de pensar que sin duda influye en las valoraciones y, sobre todo, en las acciones. En fin, que queda mucho por hacer aún y me temo que no solo entre los hombres. Un saludo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.