x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

Otro aspecto de la memoria histórica

Joaquín Navas Cabezas
Publicada el 14/01/2020 a las 06:00 Actualizada el 13/01/2020 a las 21:18
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Hemos podido escuchar y leer algunos aspectos por los que la ley de Memoria Histórica fue votada y aprobada en nuestro Parlamento. El espíritu de la ley es fácil de entender. Todos los que tenemos un sentido mínimo de Justicia, no solo la acatamos, la apoyamos.

Pero hay otro aspecto que (creo) aún no se ha valorado. Para ello, permítanme explicar una teoría que lleva años animando a sanadores, terapéutas, y médicos fuera de la ortodoxia, a solucionar problemas de salud con una disciplina llamada bioneuroemoción transgeneracional o biodescodificación, ahora, ratificada por la reciente ciencia llamada epigenética.

Ambas aseguran que las emociones o los traumas se heredan; la primera corriente, por medio de la impresión en los ovocitos y éstos transformados en óvulos, transpasados a generaciones siguientes, y la otra teoría, la científica, asegura que la emoción o el tráuma quedan grabados tanto en óvulos como en espermatozoides provocando mutaciones o alteraciones en el funcionamiento del código genético. Estas emociones podrían originar todo tipo de enfermedades.

Al comprender estas teorías ya podemos entender aún más a muchos de aquellos que "les va la vida" en encontrar a su familiar (a veces lejano) para identificarlo y poder darle digna sepultura. Reviven esa emoción de aquella primera mujer que vio desaparecer a su padre, a su hermano o a su hijo. Una hija, hermana o madre que sufrió, de mil formas distintas, las represalias por su consanguiniedad con aquel o aquellos que fusilaron y enterraron en cualquier lugar.

Ahora podemos entender que ayudándolos y apoyando la ley hacemos que se limpien y se liberen esas emociones haciéndose una justicia más completa. No solo reconocemos a aquel que dio su vida en defensa de los valores democráticos, además, hacemos que los hoy niños de esas familias que aún buscan a sus ancestros, se liberen de esas emociones cuando sean identificados y enterrados dignamente. Es "verdad, Justicia, reparación y no repetición" lo que la nación les debe.

Del mismo modo, también podríamos identificar las emociones contrarias cuando observamos a los descendientes de los golpistas, hoy en muchos espacios de poder, oponerse a la ley o jactándose de no acatar la ley y de no haberla financiado, como declaró sin pudor el hijo de un juez, todo un presidente español y muy español.

Es evidente que un estudio epigenético de esos guerracivilistas, que destilan tanto odio, cuando tratan de justificar aquella masacre oponiéndose a cualquier vía que mimetice la injusticia sufrida por los represaliados directos y sus familiares, sería un estudio árduo porque no finalizaría con la solución al conflicto emocional, ellos posiblemente no escapen a esos tráumas y sus efectos colaterales, porque la aceptación es clave y nunca reconocerán la verdad.

______________

Joaquín Navas Cabezas es socio de infoLibre 

Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

3 Comentarios
  • CRJ CRJ 14/01/20 19:31

    Me acuerdo que la primera vez que hoy hablar de la epigenética fue un estudio donde veían que las penurias sufridas durante la segunda guerra mundial por los abuelos se mamifestaban en los nietos como ciertas enfermedades metabólicas. Sería curioso ver si algun mecamismo similar sucedió en nuestra guerra civil. Hay psicólogos que piensan que el duelo se transfiere entre generaciones si no se resolvió en su momento. Quizás en esta transferencia puede haber algún mecanismo epigenetico

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • AMP AMP 14/01/20 11:36

    Siendo sincero, reconozco que esos avances científicos me son muy lejanos. Lo que tengo en cambio muy claro es que esos y esas que llaman gerracivilistas son enfermos, y que no tienen ninguna intención de curarse.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • tarrul tarrul 14/01/20 10:54

    Genial articulo, muchas gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.