X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

2021, política de San Fermines o de Castells

Publicada el 17/01/2021 a las 06:00 Actualizada el 18/01/2021 a las 11:08

Entre las celebraciones y festejos más peculiares, más exclusivos y reconocidos del mundo hay dos que pertenecen al folklore de la Península a la tradición histórica de sus pueblos, Los San Fermines y los Castells Humanos Catalanes.

Unos más reconocidos y publicitados, más exportados como tradición de España, y agasajados como “marca” hispana, más internacionales, los otros más rurales, más exclusivos, menos comentados, sin retrasmisiones, ni reportajes y en algunos casos sin mención alguna en España, pero extraordinariamente ÚNICOS.

No voy aquí a hacer comparativas de festejos, ni lista de agravios, ni competencias, ni siquiera a insinuar que un festejo es mejor que otro, ni mucho menos. Pero si quisiera trasladar algo que se me ocurrió el otro día, que accidentalmente y por casualidad, me puse a pensar, lo que me produce en ocasiones urticarias y severos efectos secundarios, pero en este caso solo una ligera picazón, y aquí me tienen, rascándome.

En España la política hace años que se parece mucho a Los San Fermines.
Los políticos, cuando les dan su carnet de Escogidos para la Gloria y los lanzan a hacerse su carrera, salen como manadas de Miuras, a correr y a embestir, a dar cornadas a diestro y siniestro, entendiendo ellos, que cuanto más fiero el morlaco, cuanto más destroce, mejor consideración y tratamiento va a tener, y los vemos en el Congreso, como si fuera la esquina de La Calle Estafeta “cabeceando” y “corneando” como bravos que derrapan, patinan, pero sobre todo embisten, sin saber porque, pero embisten porque está en su naturaleza.

Nada de dialogo, los Toros Bravos no hablan, cornean.

En esa manda suelta, de toros, los hay de varios colores, más oscuros, más pintones, hay toros y toras, o bravos y bravas, o Miuras macho y hembra o como se tenga que decir para que nadie se enfade, con cuernos retorcidos a derecha o astas peligrosamente desviadas a la izquierda, toros de ganaderías castellanas, madrileñas, gallegas, vascas, catalanas, etc, etc... pero todos con un denominador común: CORNEAR a quien se les ponga delante.

Y las gentes, “ los mozos y mozas” unos corren delante tratando de frenar sus acometidas y no ser embestidos, comerciantes, pequeños empresarios, activistas sociales, colectivos de sanidad, sindicatos, ongs, agrupaciones, autónomos, jubilados, pensionistas, obreros, inmigrantes, feministas, etc... Y otros disfrutan desde las vallas del espectáculo, tratando de ver, si es a otro al que le meten una cornada.

¡¡que ya es de tontos enfrentarse a animales salvajes!! Dicen desde el hoyo 9 del campo de golf.

Para la mayoria silenciosa, los San Fermines son, los bares, las comidas, las fiestas, la vida cotidiana y enterarse por la TV si ha habido muertos o heridos, porque la cosa no va con ellos, o muy poco.

¡¡ pa qué ¡!

Al final, lo más importante es lo que se consigue, el propósito final, en este caso, llegar a la plaza, sin muertos, y que no pase NADA, que los toros se dispersen, cada uno hacia su puerta giratoria, o su matadero, que desaparezcan y que dejen en la muchedumbre la tranquilizadora sensación de que, al pasar ellos y sus carreras sin pena ni gloria, ha pasado el peligro para el PUEBLO.

Pero, que diferente sería, si a los políticos, se les OBLIGARA a hacer política como Castellers.

Todos, amarrados unos a otros, codo con codo, mano agarrada a otra mano y cientos de manos edificando torres, con un solo propósito común: construir un Castell, un País, una nación o varias dentro de Una. Unos haciendo de “crosas” y trabajando en la sombra como eficaces funcionarios o técnicos, otros de “folre” o “manillas” poniendo estabilidad, seguridad, y solidez a leyes, normas, programas, etc. Y los más fuertes, los de músculo, los líderes quarts y terços ( cuartos y terceros) soportando sobre sus hombros el peso político, las responsabilidades, para que quints y dosos ( quintos y doses) los más jóvenes, la mayoría mujeres, puedan estar en lo alto del proyecto.

Y abajo entonces todos nosotros, el pueblo llano, que en vez de mirar y verlos pasar, sin duda estaríamos motivados para hacer de “piña” y empujar hombro blanco con hombro negro, brazo de comunista sujetando brazo de liberal, mano de vasco, aferrando cintura de andaluz, pecho de extremeño dando sostén a espalda de catalan, piernas de hombres y mujeres mezcladas sin distinciones ni confusiones, una PIÑA, una nación, o varias en Una, sosteniendo un Castillo gigante para que nuestros niños se encaramen al futuro.

Esos niños mágicos, que desde hace tiempo en casi todos los castells catalanes son niñas Suparmanes, que se encaraman Castell arriba con más coraje que un “marine” de los Nave Sil, en la seguridad que sus mayores les sostienen en una construcción sólida, en un proyecto sin fisuras, el Acotxador y Enxaneta cuyo propósito, es el de CORONAR una construcción humana. EL DE TOCAR EL CIELO.

Si a nuestros políticos, de todos los colores, les obligáramos a hacer política estilo Castell en vez de permitirles ser Manada de Toros bravos, que cornean, tendríamos la certeza que nuestros millones de ACOTXADORS Y ENXENETAS , nuestro niños, tendrían al final de su recorrido un futuro para CORONAR.

¿Utopía?, casi seguro.

Josman Buisan es socio de infoLibre

Más contenidos sobre este tema




8 Comentarios
  • Joserra54 Joserra54 17/01/21 18:33

    Muy buena tu reflexión y mejor la forma de hacerlo. Enhorabuena por tu aportación.

    Solo un apunte, lo malo es que eso que hacen los polñiticos, lo hacemos también los ciudadanos, ¡qué pocos castells construímos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Angel10 Angel10 17/01/21 12:07

    El ejemplo o tu visión personal del castell me ha gustado mucho, como el pueblo llano participando unido y organizado es capaz de "alcanzar el cielo".

    Actos que demuestran la grandeza de la unidad de los pueblos están presentes en muchas fiestas populares, las Fallas las organizan las comisiones falleras de los barrios, en muchos sitios y cuanto mas antigua sea la tradición, mas presentes están las figuras asociativas populares en la organización de los festejos y esas raíces populares y asociativas "del común" están claramente en contradicción con los festejos organizados por el poder, desde los juegos del Anfiteatro Flavio a las ligas de futbol, los primeros muestran la solidaridad de los de abajo y los segundos el poder de los de arriba.

    Y si, esperar que nuestros políticos hagan piña junto a la ciudadanía para levantar a nuestros jóvenes hacia el futuro es una utopía, hermosa, pero utopía

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    2

    • josmanbuisan josmanbuisan 17/01/21 12:20

      gracias por tu opinion Angel10
      sin duda casi todos los festejos organizados a nivel popular demuestran lo colectivo...
      un saludo cordial

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • paco arbillaga paco arbillaga 17/01/21 10:42


    Josman: Como corredor en mi lejana juventud del encierro de Pamplona, no participo del todo con el símil que utilizas de ese acto y la política. Puedo compartir lo que dices de los políticos, aunque no todos, que se comportan como manadas de toros intentando repartir cornadas a diestro y siniestro.

    Mas no comparto el comportamiento de los corredores pues te olvidas de relatar la solidaridad que hay entre ellos cuando el peligro aumenta porque haya toros rezagados o porque algún corredor sea cogido por un toro; en estos casos muchos mozos se juegan la vida, mostrando una admirable solidaridad por salvar a un colega de carrera al que quizá no han visto en su vida.

    Tampoco tienes en cuenta lo que hacen los mozos: guiar a los toros hacia donde los torturarán/matarán por la tarde en la corrida (y si los toros dices que son los políticos…).

    La mayoría silenciosa disfruta, como dices, de los bares, almuerzos y comidas, y ya lo creo que se interesan por lo acaecido en el encierro porque mucha de esa mayoría tiene algún familiar o conocido que han participado en esa carrera.

    Quizá, si los toros representaran al pueblo y los políticos fuesen quienes corrieran delante, la solidaridad de los corredores dejaría muchísimo que desear. Osasuna2 salu2.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    2

    • josmanbuisan josmanbuisan 17/01/21 11:18

      amigo Paco
      gracias por tus observaciones
      sin duda tu conoces mejor el tena sanfermines, al igual que yo el de los castells.
      tomatelo como algo alegorico y generalizado.
      un saludo cordial.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      2

      • paco arbillaga paco arbillaga 17/01/21 11:57


        josmanbuisan: Los castells me emocionan muchísimo. He tenido el privilegio de vivir casi treinta años en Catalunya, y la tradición castellera, su simbología, encuentro que refleja muy bien a una buena parte del pueblo catalán con el que me identifico. Molta salut!

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

  • jagoba jagoba 17/01/21 10:29

    Egunon Josman
    Que buena comparación!!
    Una alegría leerte.
    Un abrazo amigo

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • josmanbuisan josmanbuisan 17/01/21 11:15

      gracias amigo mio.
      un saludo cordial

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

Lo más...
 
Opinión