X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

Medallas muy... ¿merecidas?

Publicada el 28/04/2021 a las 06:00

"Hay épocas y lugares en los que no ser nadie es más honorable que ser alguien", Carlos Ruiz Zafón, Épocas y lugares.


Vamos a ver si nos aclaramos. Una cosa es la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid, que le será entregada el 2 de mayo a Cristina Cifuentes, su expresidenta, por los innegables servicios personales e intelectuales prestados a su comunidad, como ha quedado bien demostrado en Eroski y en la Universidad Rey Juan Carlos. Este trofeo le será entregado por la actual presidenta Isabel Ayuso, la "no mantenida" que antes cobraba 4.219 euros netos al mes por llevar las redes sociales de Esperanza Aguirre y de su perro Pecas. Ahora cobra más del doble como presidenta madrileña.

Y otra cosa parecida, pero diferente, es la Medalla de Honor de la Ciudad de Madrid, que es la que se concede a quienes, por sus actividades o servicios, se hayan destacado haciéndose muy merecedoras del reconocimiento del pueblo de Madrid. Este galardón la entregará el actual alcalde Almeida a la exalcaldesa Ana Botella el próximo 15 de mayo, día de san Isidro, patrón de la ciudad. ¿Ha quedado claro y estamos todos conformes por la decisión tomada por el Ayuntamiento?

Pues no. Siempre hay quien discrepe. Y así lo ha hecho con cierto enfado Mar Espinar, portavoz socialista en el Área de Cultura del consistorio madrileño, afirmando que "no se puede otorgar esa distinción a alguien tan indigno como Ana Botella" y añadiendo que la propuesta es "una provocación" con la que el PP pretende "limpiar la imagen" de la peor alcaldesa de la ciudad".

Qué barbaridad. Cómo se puede estar tan ciega y no reconocer los méritos de esta alcaldesa inolvidable. Es cierto que Ana Botella alcanzó la alcaldía simplemente por ir de número 2 en la lista de Ruiz Gallardón, que le facilitó el puesto al ser él nombrado ministro de Justicia del gobierno de Mariano Rajoy.

Es verdad también que en el desempeño de su cargo tuvo algunas sombras, pero sin "demasiada" importancia, como:

-Acudir a su peluquería en coche oficial y con abundante escolta policial.

-Haber celebrado la boda magna de su hija en El Escorial, cuyos ingentes gastos fueron pagados en parte por los implicados en la trama Gürtel.

-No conseguir nada positivo en el tercer intento para organizar los Juegos Olímpicos en Madrid, que fue descartada en la primera ronda de votación del Comité Olímpico, logrando menos votos que en los dos intentos anteriores.

Y otras sombras muy terribles de las que consiguió escapar, como:

-Haber autorizado la celebración del macrofestival Madrid Arena en una ubicación municipal en donde, por exceso de aforo y por falta de servicios de seguridad y médicos suficientes, murieron 5 chicas (3 en el acto y 2 en el hospital). La alcaldesa se personó en Madrid el día siguiente a la tragedia y regresó de nuevo a Portugal a seguir disfrutando de un resort de lujo en el que pasaba unos días de relax.

-Vender 1.860 viviendas públicas de VPO al fondo buitre Blackstone, a un precio de saldo, abocando a muchas familias al desahucio. Por el perjuicio económico causado al Ayuntamiento de Madrid, estimado en 25 millones, la alcaldesa fue condenada provisionalmente, junto a otros exconcejales, por el Tribunal de Cuentas al pago de 2,8 millones de euros por la venta irregular, pero esta causa penal no ha seguido adelante al haber despedido el actual alcalde a la letrada que llevaba el caso y así quedó sin recurrirse, motivo por el cual fue archivada por el juzgado de instrucción num.38 en el año 2019.

Nota final: Blackstone pagó por las promociones de VPO con inquilinos en su interior 128,5 millones y el valor actual de mercado supera los 660 millones. Casos tan graves deberían ser penalizados en cualquier época y lugar, pero ahora en Madrid hay libertad y se premian con medallas.

 

Alfonso Jiménez es socio de infoLibre

Más contenidos sobre este tema




5 Comentarios
  • pantera pantera 29/04/21 01:04

    Buen artículo, sr. Jiménez, que pone en entredicho a las medallas, a las personas que las van a recibir (dada su trayectoria) y a los partidos (PP, C´s y vox) que elevan a meritocracia la corrupción, la mentira y el fraude como modelo y arquitectura de sus propósitos en las instituciones y en la sociedad. Un cinismo que, incomprensiblemente, una cierta parte de la ciudadanía quiere seguir votando. Las medallas serán de honor pero falta mucho honor y honradez. Así que vea usted a qué nivel conceptual quedan los valores.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Epi Epi 28/04/21 17:23

    Tienen la cara maquillada con hormigón armado por eso no se les cae de vergüenza. Buen currículum has presentado, Alfonso Jiménez. Gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • diego lopez diego lopez 28/04/21 15:38

    Si otros partidos otorgaran medallas a antiguos cargos de su propio partido, sería sectarismo, pero cuando lo hace el Movimiento Nacional es "reconocimiento de servicios prestados".
    Salud y República

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Angel10 Angel10 28/04/21 12:58

    Cuando se elige a un indigno para otorgarle dignidades, quien pierde es la honradez, la dignidad y la honorabilidad de quien concede ese "teórico" honor.

    Si la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, consideran honorables a quien ha sido pillada robando cremas de un supermercado y haciendo trampas con un master y también a quien malvende las viviendas públicas construidas con el dinero de todos a los fondos buitres, en alguno de ellos, "presuntamente" trabajaba su hijo y de esa manera perjudicando a los mas débiles de la sociedad, quien considere que eso es honorable, es que no conoce el honor.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Jotapri Jotapri 28/04/21 07:59

    Amigo mío, has dejado claro como el agua cómo se patea indecentemente una medalla al honor, convirtiéndola en flagrante deshonor.
    Tu escrito nos lleva a preguntarnos, cómo es posible que que no se hable de esto en las tertulias, en los telediarios, o donde están los esos periodistas que tanto abundan en todas las cadenas de TV que callan como mentecatos, seguramente para no dañar esos ingresos,que se ganan con el sudor de su ornamentada frente.
    ¡Es una vergüenza de país y del periodismo digno!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

 
Opinión