X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Cultura

'La boda de Rosa' y 'Las niñas' animan una discreta edición de los Premios Goya

  • A la gala del 6 de marzo, un acto "responsable" con el covid-19 que cerrará un mal año para el cine español, solo podrán acudir nominados y entregadores
  • Junto a las películas de Icíar Bollaín y Pilar Palomero, compiten como favoritas Adú, de Salvador Calvo, y Akelarre, de Pablo Agüero
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Publicada el 18/01/2021 a las 10:40 Actualizada el 31/01/2021 a las 17:04
Dani Rovira y Ana Belén, en la lectura de nominados de los Goya 2021.

Dani Rovira y Ana Belén, este lunes, en la lectura de nominados de los Goya 2021.

EFE

Este año, los Premios Goya se enfrentan quizás a su edición más difícil desde aquella primera celebrada en 1987. Por un lado, tienen la misión de apoyar a un sector duramente tocado por la pandemia que, a diferencia de otros como la producción de series o el mundo editorial, se encuentra bajo mínimos. La profesión espera como agua de mayo el efecto Goya que promete un regreso a las pantallas y un aumento de la taquilla. Por otra parte, la Academia se ha propuesto "ser ejemplo" de una celebración respetuosa con las medidas contra el coronavirus, y promete unos "Goya responsables": a la gala del 6 de marzo en Málaga acudirán solo nominados y entregadores, y la institución presidida por Mariano Barroso se ha apresurado a "desautorizar expresamente" cualquier fiesta relacionada con los galardones. Así lo ha anunciado el propio Barroso en la lectura de nominados, celebrada el lunes por la mañana, con una semana de retraso por la irrupción de la tormenta Filomena.

En estas ciscunstancias, es difícil robarle protagonismo al covid-19. Lo tienen complicado incluso las películas nominadas: entre las favoritas, Adú, con 13 nominaciones; Las niñas y Akelarre, con 9 candidaturas, y La boda de Rosa, con 8. Adú, de Salvador Calvo, estrenada antes del estallido de la pandemia y producida por Mediaset, ha sido la segunda película española más vista del año, con 1 millón de espectadores y 6 millones de recaudación. Las otras tres suman juntas 285.000 espectadores y 1,6 millones de euros de recaudación, con La boda de Rosa, de Icíar Bollaín, a la cabeza. Unas cifras duras que hablan de manera elocuente sobre la situación de la industria, donde las producciones españolas recaudaron en 2020 43 millones de euros, menos de la mitad de lo obtenido el año anterior. En la pasada edición de los galardones, Dolor y gloria creció en taquilla un 700% tras el anuncio de las candidaturas, y O que arde dobló su recaudación tras la gala. Pero ¿qué se puede esperar de unos premios voluntariamente discretos en plena tercera ola del virus?

El "abrazo" de las nominaciones

Sea como fuere, los Goya ofrecen una segunda oportunidad y un breve respiro de alivio para unos proyectos que han tenido que darse a conocer en un momento que no podía ser menos propicio. Adú entreteje la historia de dos niños de Camerún que tratan de llegar a España y dos españoles con su propia historia conflictiva con África. El filme de Salvador Calvo compite en algunas de las principales categorías, como mejor película, dirección, guion, producción y fotografía, pero parte de su lista de nominaciones proviene de secciones más técnicas, como montaje, sonido o efectos especiales. Para Pablo Agüero, director argentino al frente del proyecto, ve las nominaciones como el "reconocimiento a un trabajo colectivo". Al tratarse de una película de época, ambientada en el País Vasco del siglo XVII, el trabajo de preproducción fue especialmente largo.

El cineasta estudió durante 10 años los procesos de la Inquisición contra la brujería en Euskadi y Navarra, a partir de las notas del inquisidor francés Pierre de Lancre. Y por esto mismo, al director le pillaban por sorpresa las nominaciones: "Teníamos un interés por denunciar las partes más oscuras de la sociedad, un interés no solo estético, sino político, en un sentido profundo del término. Por eso no me explicaba muchas nominaciones, porque no estaba buscando el consenso, y a menudo se premian películas hechas para agradar a un público amplio. Esta es una película que va a urgar en un sitio difícil". Pese a esto, Akelarre sí ha generado cierto conseno. Los Premios Feroz, organizados por los informadores cinematográficos, está nominada como mejor película dramática y en otras cinco candidaturas, incluidass dos de interpretación. 

Con La boda de Rosa, última película de Icíar Bollaín, que iba a estrenarse en marzo pero acabó llegando a las salas en verano, las nominaciones han funcionado de manera distinta. El filme figura en las categorías de mejor película, dirección y guion, pero además cuenta con un reconocimiento general a su elenco: Candela Peña está nominada como protagonista; Nathalie Poza y Sergi López, como intérpretes de reparto; mientras Paula Usero compite como actriz revelación. Este perfil, el de una producción reconocida principalmente por sus méritos artísticos y por su trabajo actoral, suele ser el preferido por los académicos para triunfar en la gala. 

"Vivimos con una profundísima pena el estreno de la película en estas circunstancias", cuenta a este periódico Alicia Luna, coguionista con Icíar Bollaín de La boda de Rosa, y nominada con ella al Goya al mejor guion original. "Muchísima gente te decía: quiero ir a verla, pero no puedo. O que les daba miedo ir al cine". Fue un desenlace difícil para un proyecto que costó mucho sacar adelante: la guionista recuerda que lucharon con uñas y dientes para conseguir la financiación, y durante el rodaje tanto Bollaín como la productora tuvieron problemas de salud. Para el equipo, las nominaciones han supuesto algo más que el reconocimiento profesional: "La mayoría somos amigas, y esto ha sido como el abrazo que no nos podemos dar, porque vivimos repartidas por el país y hace mucho que no nos vemos". Y tampoco está claro que puedan verse en Málaga. Cuando se le pregunta si acudirán a la ceremonia de entrega, Luna contesta lo mismo que los demás compañeros entrevistados: "Sería genial poder estar, pero no sabemos si será posible. Es agotador no poder hacer planes". 

Las niñas, sin las niñas

El caso de Las niñas merece mención aparte. Pese a tratarse de una ópera prima, la obra de Pilar Palomero ha obtenido 9 candidaturas en categorías como mejor película, guion original, dirección novel, actriz de reparto (Natalia de Molina, madre de la protagonista), pero también en otras más técnicas, como montaje, fotografía, vestuario o dirección artística. Las niñas cuenta además con una reciente victoria en los Premios Forqué, galardones de los productores cinematográfios, que también son votantes en los Goya: este sábado se hizo allí nada más y nada menos que con el premio al mejor largometraje de animación. Su caso recuerda al de Estiu 1993, de Carla Simón, uno de los estrenos más celebrados de 2017, que se hizo con tres cabezones en la gala de 2018. Pero ella competía con La librería y Handia.

Que Las niñas se haya perfilado como una de las favoritas es otra rareza en un año de por sí excepcional. "Teníamos mucha ilusión", cuenta por teléfono Palomero, "pero si me hubieran dicho que íbamos a vivir esto cuando estábamos desarrollando el proyecto... no me lo habría creído". A las candidaturas obtenidas hay que añadir que sus actrices principales no han podido optar a ninguna nominación: con 12 años, Andrea Fandós, protagonista y una de las claves del éxito de la película, no alcanza los 16 que la Academia exige para ser nominada. Este año los cumplirá también Zoé Arnao, su compañera de clase en la ficción. "Ellas están felices, se lo han pasado genial en el rodaje y durante toda la promoción", cuenta la directora. "Han recibido también mucho cariño y se ha visto claramente el talento que tienen. Esto es algo que ellas ya sabían, que nosotros sabíamos... y está claro que el alma de la película son ellas. Todas las nominaciones las incluyen". 

Si hablamos de directores noveles, hay que detenerse en la categoría de documental, un género que ha disfrutado de una gran cosecha, sobre todo si se compara con el año de la ficción, un poco menos disputado que de costumbre. El año del descubrimiento, de Luis López Carrasco, ha sido una de las películas más celebradas del año, y este estudio sobre la crisis de 1992 en Cartagena, Murcia y sus ramificaciones hasta la actualidad se perfila ya como la favorita a mejor documental. El filme compite también a mejor montaje, gracias a la ingeniosa doble pantalla por la que ha apostado el equipo, pero López Carrasco no ha entrado finalmente en la categoría de mejor dirección (tampoco podría hacerlo en dirección novel, porque este es su segundo largometraje). Aunque es probable que finalmente quede a su sombra, en la categoría de documental está también My Mexican Bretzel, un filme igualmente vanguardista de Núria Giménez Lorang, que juega con las nociones de verdad histórica y ficción. Ella sí compite en mejor dirección novel, aunque será difícil arrebatarle ese premio a Palomero. 

En las categorías de interpretación, este año levantan más interés las femeninas, en parte porque tanto La boda de Rosa como Las niñas y Akelarre tienen elencos mayoritariamente femeninos. Pero la favorita a actriz protagonista sea quizás Patricia López Arnaiz por Ane, de David. P. Sañudo, que cuenta con cinco nominaciones en total. Junto a ella, Candela Peña por La boda de RosaAmaia Aberasturi por Akelarre y Kiti Mánver por El incoveniente (tres nominaciones). Entre los actores, el favorito sea quizás Javier Cámara, por su victoria en los Premios Forqué por Sentimental (que suma otras cuatro candidaturas). Contra él compiten Mario Casas por No matarás; Ernesto Alterio por Un mundo normal, y David Verdaguer por Uno para todos. Ninguna de estas películas está entre las más nominadas del año. Serán de los pocos que puedan acudir a la gala del 6 de marzo, a unos días de que se cumpla un año del inicio del primer confinamiento domiciliario. Muchos esperan que los Goya marquen también el inicio de la recuperación de la industria. 

Nominaciones a las principales categorías

Película

La boda de rosa

Las niñas

Ane

Adú

Sentimental

Dirección

Icíar Bollaín, La boda de Rosa

Salvador Calvo, Adú

Juanma Bajo Ulloa, Baby

Isabel Coixet, Nieva en Benidorm

Actriz protagonista

Patricia López Arnáiz, Ane

Amaia Aberasturi, Akelarre

Kiti Mánver, El incoveniente

Candela Peña, La boda de Rosa

Actor protagonista

Mario Casas, No matarás

Javier Cámara, Sentimental

Ernesto Alterio, Un mundo normal

David Verdaguer, Uno para todos

Actor de reparto

Álvaro Cervantes, Adú

Sergi López, La boda de Rosa

Juan Digo Botto, Los europeos

Alberto San Juan, Sentimental

Actriz de reparto

Juana Acosta, El inconveniente

Verónica Echegui, Explota, explota

Nathalie Poza, La boda de Rosa

Natalia de Molina, Las niñas

Actriz revelación

Jone Laspiur, Ane

Paula Usero, La boda de Rosa

Milena Smit, No matarás

Griselda Siciliani, Sentimental

Actor revelación

Adam Nourou, Adú

Chema del Barco, El plan

Janick, Historias lamentables

Fernando Valdivieso, No matarás

Guion adaptado

Ane

Los europeos

Orígenes secretos

Sentimental

Guion original

Adú

Historias lamentables

La boda de Rosa

Las niñas

Película documental

Anatomía de un dandy

Cartas mojadas

El año del descubrimiento

My Mexican Bretzel

Película de animación

La gallina turuleca

Película iberoamericana

El agente topo - Chile

El olvido que seremos - Colombia

La llorona - Guatemala

Ya no estoy aquí - México

Película europea

Corpus Christi - Polonia

El oficial y el espía - Francia

El padre – Reino Unido

Falling – Reino Unido

 

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión