X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

La Seguridad Social paga 7,6 millones de euros a la empresa pública Tragsa para tramitar el Ingreso Mínimo Vital

  • Un refuerzo de 500 personas teletrabajará durante cuatro meses para parchear la falta de personal en el departamento
  • UGT asegura que las empleadas domésticas despedidas durante el confinamiento aún no habían cobrado el subsidio a 1 de agosto
  • El SEPE sólo ha aprobado 9.400 de las 30.000 solicitudes presentadas
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 13/08/2020 a las 06:00
El ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá, durante la Sesión de Control al Gobierno en el Senado.

El ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá, en el Senado.

EP

El Ministerio se Inclusión y Seguridad Social pagará a Tragsatec, filial de la empresa pública Tragsa, un total de 7,6 millones de euros por los cuatro meses en los que, en principio, va a ayudarle a tramitar las decenas de miles de solicitudes del Ingreso Mínimo Vital (IMV) que está recibiendo. Es el volumen de las dos encomiendas firmadas el pasado mes de junio para gestionar la nueva ayuda, destinada a hogares sin ingresos. El primero, por importe de 6,13 millones de euros, según consta en la web de Tragsa, ha supuesto la contratación de 500 personas que, en régimen de teletrabajo, “ayudan” en la tramitación de los expedientes, según explican fuentes del ministerio: “Capturan la solicitud, comprueban la documentación y reclaman la que pudiera faltar”. La segunda, 1,47 millones de euros más, proporciona la asistencia telefónica necesaria para los solicitantes del IMV.

El recurso a Tragsa en ocasiones anteriores, como ocurrió en 2013 cuando el ministerio encabezado entonces por Fátima Báñez le encargó reforzar al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), ha sido puesto en cuestión por el Tribunal de Cuentas, que consideró el contrato “contrario a los principios de legalidad y economía”. También advirtió de que las resoluciones basadas en expedientes tramitados por Tragsatec podían ser nulas de pleno derecho al haberse extralimitado sus trabajadores en las funciones que les habían encomendado. El Ministerio de Inclusión precisa ahora que “el acto de tramitar el expediente, aprobando o denegando la solicitud tras el análisis de los requisitos y realizando los trámites administrativos pertinentes, está siempre en manos de los funcionarios del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS)”, no en la de los empleados de la filial de Tragsa.

El pasado 27 de julio, el departamento que dirige José Luis Escrivá dio los últimos datos sobre el Ingreso Mínimo Vital, asegurando que había recibido “en poco más de un mes” cerca de 600.000 solicitudes y que, a finales de junio, ya había abonado el primer pago a 74.119 hogares, pero se trata de quienes ya percibían la prestación por hijo a cargo y que habían sido reconocidos de oficio como beneficiarios del IMV. El 3 de agosto el ministerio ha abonado la segunda mensualidad a estos beneficiarios, pero de momento no ofrece datos de cuántos más han visto reconocida la prestación a esa fecha.

Problemas crónicos de falta de personal

La gestión del IMV está resultando de una gran complejidad burocrática, según reconoce el propio ministerio –errores, multiplicidad de solicitudes registradas por un mismo ciudadano, falta de documentación–, lo que ha obligado a firmar protocolos de colaboración con las comunidades autónomas y los ayuntamientos para reducir trámites y agilizar los expedientes.

Pero también pone de relieve la crónica falta de personal en la Seguridad Social. Según CCOO, debería haber 33.906 trabajadores, entre funcionarios y personal laboral, pero sólo están ocupados 26.840 puestos. Además se trata de una de las plantillas más envejecidas de toda la Administración: el 58% de sus trabajadores se jubilará en los próximos 10 años. El ministerio ha ofrecido una compensación económica a los funcionarios que quieran ayudar fuera de su jornada laboral en la tramitación del IMV, pero el departamento no ha facilitado a infoLibre, datos sobre el número de éstos que se han presentado voluntarios y colaboran en las gestiones.

Tampoco ha contestado a la pregunta de este periódico sobre una posible contratación de interinos –como ha llevado a cabo el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) para agilizar la tramitación de los ERTE– o si hay planes para una Oferta Pública de Empleo que aumente la plantilla, tal y como le piden los sindicatos. Éstos critican el parcheo de medidas para solventar la falta de personal, más aún cuando el IMV es una prestación “que nace con vocación de permanencia en el tiempo”. El ministerio indica que los contratos con Tragsatec, en principio de sólo cuatro meses de duración, pueden prorrogarse más allá de ese plazo.

Subsidio para empleadas domésticas

Los mismos problemas padece el SEPE con sus prestaciones y subsidios. Y ha recurrido a soluciones idénticas, firmando dos encomiendas con Tragsagtec. Esta empresa está ayudando a tramitar las solicitudes del subsidio extraordinario para las empleadas domésticas despedidas durante el confinamiento y las de prestaciones contributivas de los trabajadores sometidos a ERTE. La primera, con una duración de seis meses, costará 771.320 euros. Son 40 empleados extra en régimen de teletrabajo. El Ministerio de Trabajo asegura que ha aprobado sólo 9.400 de las más de 30.000 solicitudes que ha recibido, apenas un tercio. Según UGT, a 1 de agosto, aún no había cobrado la ayuda –por un importe del 70% de la base reguladora– ninguna empleada del hogar. 

La segunda, fue adjudicada el 26 de marzo y tenía una duración de sólo dos meses, para que 17 personas, también teletrabajando, agilizaran la tramitación de las prestaciones contributivas de los ERTE a cambio de 139.982 euros. Aun así, las denuncias sobre el retraso en el cobro han sido constantes en estos meses, añadidas a las de los funcionarios del SEPE por los problemas informáticos y de falta de personal, agudizados por el cierre de las oficinas. De momento, las prestaciones y bonificaciones de cuotas de los ERTE se mantienen hasta el 30 de septiembre, pero sindicatos, patronal y Gobierno se sentarán antes a negociar para prorrogarlas por lo menos hasta finales de año.

 

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.
Más contenidos sobre este tema




7 Comentarios
  • Aserejé Aserejé 19/08/20 11:22

    ¿Para qué valen Tragsa y Tragsatec? Para nada, solo para meter enchufados a dedo. Ahora les dan ese trabajo, que no entra dentro de las competencias que les atribuyeron.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Ambon Ambon 18/08/20 17:54

    No tengo todos los datos, pero me parece evidente que los trámites que hay que hacer para atender a la gente son importantes y urgentes, entiendo que hay una necesidad puntual de muchos trabajadores en un momento determinado y desconozco que es mas eficiente si que el Ministerio contrate trabajadores de la forma legal adecuada o subcontrate con una empresa que puede tener mas experiencia en este tipo de gestiones masivas limitadas en el tiempo. Lo que es evidente que todo ese trabajo son horas que hay que pagar de una forma u otra.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • Dver Dver 15/08/20 19:10

    Una de las cosas que hay que exigir al SEPE, y por tanto al ministro José Luis Escrivá, es que se pongan en serio a tramitar diligentemente la burocracia que de ellos depende. A mi yerno, por error, no le concedieron las compensaciones del ERTE para trabajadores. Después de infinitas llamadas se pudo contactar con la Delegación del SEPE en la Comunidad Valenciana (la que corresponde) donde no se pudo hacer nada más que una reclamación personal (ni siquiera un abogado autorizado puede hacerla; hay que ir personalmente previa cita casi imposible de conseguir), pues según aseguran los funcionarios de la Comunidad (con amabilidad) no solo no pueden resolver nada, sino que ni siquiera tienen acceso digital a ningún dato ni expediente para intentar saber los motivos de los errores. Pues bien, no solo a día de hoy, 15 de Agosto, no se ha recibido ninguna contestación sobre el asunto, sino que hace pocos días mi yerno recibió una comunicación del SEPE reclamándole la devolución de unas cantidades jamás recibidas. Puesto en contacto telefónico su abogado con la Delegación del SEPE después d más de cuatro horas de insistentes llamadas, ningún funcionario pudo darle explicaciones sobre el asunto, pues dicen que ellos solo se dedican a tramitar las peticiones y las reclamaciones, y no tienen acceso alguno a los expedientes por ninguna vía, y que estos expedientes se centralizan en la sede central del SEPE. El Ministro osé Luis Escrivá debería de forma inmediata tomar cartas en el asunto y dar las instrucciones oportunas para que el ciudadano pueda acudir a su centro más cercano que le corresponda, o que el ministro habilite, para que sea atendido diligentemente, y al menos pueda saber qué es lo que pasa con su situación. Me temo, que no va a haber otra solución que llevar al SEPE a los Tribunales, aunque mientras tanto, como no pague lo reclamado y jamás cobrado, se le embargue con costas e intereses. Creo que la burocracia es la gran losa oscura del ciudadano común, pervirtiendo el sentido de que el estado debe amparar diligentemente al ciudadano y no ser una traba insalvable. NI el señor K de "El proceso" de Kafka refleja la situación actual. Señor Ministro, actúe ya.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • losdel38 losdel38 14/08/20 00:02

    ... ¿ Y cuanto miles de millones de € le tenemos que pagar por cojines solo a 114 Obispos y 16 cardenales, que nunca han trabajado, que nunca han pagado impuestos que nunca han pagado IBI ni luz electrica por los Palacios Episcopales cada palacio episcopal nos cuesta mas caro que el Rey Emerito.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Pirichi Pirichi 13/08/20 18:55

    Acabo de enviar un comentario al artículo de Ramón Lobo hablando de la corrupción sistémica y la incompetencia en Beirut.
    Misma conclusión: Si añadiéramos el ingrediente del petroleo, nos diferenciaríamos tanto?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • JOECAR JOECAR 13/08/20 13:41

    Siempre se dice que de las crisis se sale reforzado, pues bien de esta parece que no será así. Ese déficit de un 20,8% de funcionarios que la Seguridad social hecha en falta para poder tramitar todos los IMV, sería ahora el momento de cubrirlos con arreglo a los planes del gobierno de coalición. No hacerlo supondrá que la famosa "uve" de salida sea una "ele" y nos pequemos años para poner todo en orden.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • ADL3 ADL3 13/08/20 12:44

    Otra artimaña para convertir dinero público en privado con guante blanco.
    Cuándo los ciudadanos conoceremos qué es Tragsa y cómo gasta el dinero público?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

 
Opinión