X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




El futuro de la UE

Por un plan B en Europa

  •  "El acuerdo del 13 de julio sobre Grecia fue un golpe de Estado obtenido gracias al cierre de los bancos griegos por el Banco Central Europeo"
  • Así comienza el manifiesto de varios políticos europeos de izquierdas que se oponen al dominio del poder financiero sobre Europa
  • Jean-Luc Mélenchon, Yanis Varufakis y otros tres dirigentes proponen una cumbre internacional para gestar una alternativa a la política comunitaria

Varufakis | Mélenchon | Fassina | Lafontaine | Konstantopoulou Publicada 12/09/2015 a las 06:00 Actualizada 13/09/2015 a las 13:41    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 26

El francés Jean-Luc Mélenchon, el italiano Stefano Fassina, los griegos Zoe Konstantopoulou y Yanis Varufakis y el alemán Oskar Lafontaine se asocian y proponen la organización de una cumbre internacional por un plan B en Europa, abierta a los ciudadanos voluntarios, organizaciones e intelectuales. Esta conferencia podría tener lugar a partir de noviembre de 2015. Estos dirigentes se proponen lanzar el proceso durante la Fiesta de l'Humanité [fiesta del Partido Comunista francés]. A continuación reproducimos el texto que firman los cinco políticos.
______________________________

El 13 de julio, la Unión Europea derrumbó al gobierno griego elegido democráticamente de Alexis Tsipras. "El acuerdo" del 13 de julio es en realidad un golpe de estado. Fue obtenido gracias al cierre de los bancos griegos por el Banco Central Europeo (BCE) y gracias a la amenaza de no autorizarlos a abrir de nuevo mientras el gobierno griego no acepte una nueva versión de un programa que había fracasado. ¿Por qué? Porque la Europa oficial no podía soportar la idea de que un pueblo que padecía su programa de austeridad autodestructiva hubiera osado elegir a un gobierno determinado a decir "¡No!".

En adelante, con mucha más austeridad, muchas más privatizaciones rebajadas de activos públicos, una política económica más irracional que nunca, y la misantropía como política social, el nuevo memorándum sólo sirve para agravar la Gran Depresión griega y el saqueo de Grecia por parte de intereses particulares, griegos o no.

Saquemos algunas lecciones de este golpe de Estado financiero. Este euro se ha convertido en un instrumento de la dominación económica y política de la oligarquía europea, escondida detrás del gobierno alemán y que se alegra de ver a la señora Merkel hacer todo el "trabajo sucio"que los otros gobiernos son incapaces de hacer. Esta Europa no produce sino violencias en las naciones y entre ellas: paro masivo, dumping social feroz, insultos atribuidos a los dirigentes políticos contra la Europa del Sur y repetidos por todas las "élites", incluidas las de esos países. La Unión Europea alimenta la subida de la extrema derecha y se ha convertido en un medio de anular el control democrático sobre la producción y la distribución de la riqueza en toda Europa.

Afirmar que el euro y la Unión Europea sirven a los europeos y les protegen contra la crisis es una mentira peligrosa. Es una ilusión creer que los intereses de Europa pueden ser protegidos en el marco de la cárcel de reglas de la eurozona y los tratados actuales. El método Hollande-Renzi del "buen alumno", en realidad del prisionero modelo, es una forma de capitulación que no obtendrá ni siquiera clemencia. El presidente de la Comisión europea, Jean-Claude Juncker, lo dijo claramente: "No puede haber decisiones democráticas contra los tratados europeos". Es la adaptación neoliberal de la "soberanía limitada" inventada por el dirigente soviético Brejnev en 1968. En aquella época, los soviéticos aplastaban la Primavera de Praga con sus tanques. Este verano, la Unión Europea ha aplastado la Primavera de Atenas con sus bancos.

Estamos decididos a romper con esta Europa. Es la condición esencial para reconstruir las cooperaciones entre nuestros pueblos y nuestros países. ¿Cómo llevar una política de reparto de la riqueza y de creación de empleos, sobre todo para los jóvenes, de transición ecológica y de refundación democrática en esta Unión Europea? Debemos escapar a la inanidad y a la inhumanidad de los tratados europeos y refundarlos con el fin de quitarse la camisa de fuerza del neoliberalismo, abolir el pacto fiscal y rehusar el tratado de libre comercio con EE UU (TTIP).

El período es extraordinario. Nos enfrentamos a una emergencia. Los Estados miembros deben tener el espacio político que permita a sus democracias respirar e instaurar políticas adaptadas al nivel nacional, sin temer la reacción del autoritario Eurogrupo dominado por los intereses del más poderoso de los Estados miembros y del mundo del comercio, ni temer a un BCE utilizado como apisonadora que amenaza con aplastar a todo "país que no coopera con ella" como  fue el caso de Chipre o Grecia.

Así es nuestro plan A: trabajar en cada uno de nuestros países, y junto en todo Europa, para volver a negociar completamente los tratados europeos. Nos comprometemos a colaborar con la lucha de los europeos de todos los países, en una campaña de desobediencia a las prácticas arbitrarias y a las reglas irracionales hasta que esta negociación se lleve a cabo.

Nuestro primera tarea será terminar con la irresponsabilidad del Eurogrupo. la segunda tarea será terminar con el carácter pretendidamente "independiente" y "apolítico" del Banco Central mientras que en realidad está muy politizado (de la manera más tóxica) y es totalmente dependiente de los banqueros en quiebra y de sus agentes políticos, y está listo a acabar con toda democracia con solo apretar un botón.

La mayoría de los gobiernos que representan la oligarquía europea y se esconden detrás de Berlín y Fráncfort tienen también un plan A: no ceder a las demandas de democracia de los ciudadanos europeos y utilizar la brutalidad para poner fin a su resistencia. Lo hemos visto en Grecia este mes de julio. ¿Por qué han podido estrangular al Gobierno elegido democráticamente de Grecia? Porque tenían también un plan B: expulsar a Grecia de la zona euro en las peores condiciones posibles destruyendo su sistema bancario y rematando su economía.

Frente a este chantaje, necesitamos nuestro propio plan B para combatir el plan B de las fuerzas más reaccionarias y antidemocráticas de Europa. Para reforzar nuestra posición frente a su compromiso brutal con políticas que sacrifican los intereses de la mayoría en beneficio de los intereses de una ínfima minoría. Pero también para afirmar de nuevo el simple principio de que Europa no es otra cosa que los europeos y de que las monedas no son instrumentos de tortura o armas para matar la democracia. Si no el euro no puede ser democratizado, si persisten en utilizarlo para estrangular a los pueblos, nos levantaremos, les miraremos y les diremos: "¡Inténtenlo al menos! Sus amenazas no nos dan miedo. Encontraremos un medio de dar a los europeos un sistema monetario que funcione con ellos, y no a sus expensas".

Nuestro plan A para una Europa democrática, reforzado por un plan B que muestra que los poderes fácticos no pueden aterrorizarnos y someternos, debe ser sostenido por la mayoría de los europeos. Esto requiere un alto nivel de preparación. Los elementos técnicos serán enriquecidos gracias al debate. Un gran número de ideas están ya sobre la mesa: la introducción de sistemas paralelos de pago, monedas paralelas, la digitalización de las transacciones en euros para solucionar la falta de liquidez, sistemas de intercambio complementarios alrededor de una comunidad, la salida del euro y la transformación del euro en una moneda común.

Ninguna nación europea puede avanzar hacia su liberación desde el aislamiento. Nuestra visión es internacionalista. En previsión de lo que puede ocurrir en España, en Irlanda, por qué no de nuevo en Grecia según la evolución de la situación política, y en Francia en 2017, hay que trabajar concretamente todos juntos para crear un plan B que tenga en cuenta las características de cada país.

Proponemos, por tanto, la organización de una cumbre internacional para un plan B en Europa, abierta a los ciudadanos voluntarios, a las organizaciones y a los intelectuales. Esta conferencia podría tener lugar desde noviembre de 2015. Lanzaremos este proceso durante la Fiesta de l'Humanité [fiesta del Partido Comunista francés]. ¡Únanse a nosotros!

Firmantes:

Jean-Luc Mélenchon, diputado europeo, cofundador del Parti de Gauche (Francia).

Stefano Fassina, diputado, ex viceministro de Economía y Hacienda (Italia).

Zoe Konstantopoulou, presidente del Parlamento heleno (Grecia).

Oskar Lafontaine, exministro de Hacienda, cofundador de Die Linke (Alemania).

Yanis Varufakis, diputado, exministro de Hacienda (Grecia).


Hazte socio de infolibre



12 Comentarios
  • viaje_itaca viaje_itaca 14/09/15 10:39

    Yo también lo ratifico. Aunque tengo dudas respecto a la posibilidad de tener una moneda única, y habría que pensar en algún plan C, por la vulnerabilidad que tiene: la democracia no es posible en un ámbito donde no hay un demos con un mínimo de solidaridad interna. Por esta razón es tan vulnerable Europa al poder de los lobbies: es facilísimo convencer a un aleman de que nosotros somos los malos y viceversa. Hay barreras idiomáticas, culturales y religiosas. Está claro que esa solidaridad, en Europa, ni está ni se le espera. Sobre solidaridades en base a abstracciones, recuérdese lo que pasó con el internacionalismo proletario cuando comenzó la I Guerra Mundial. Es necesario basarse en soluciones realistas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • eleusipo eleusipo 14/09/15 00:40

    Es preciso habrir esa puerta y ver la posibilidad de algo nuevo y positivo. Lo que hay no sirve; se ha densificado, nos han timado, nos han envilecido y puesto en verdadero peligro nuestro futuro. Que se abraa,al menios, la esperanza. Saludos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Navir Navir 13/09/15 21:41

    Contarme yo tambien lo ratifico.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • karpavi karpavi 13/09/15 12:45

    Esta iniciativa es loable pero comienza con un error, catalogarla de izquierdas, la historia nos ha demostrado que las izquierdas han sido incapaces de llevar a buen termino cualquier proyecto de unión. Este proyecto debe de ser una apuesta de todos los movimientos sociales europeos, y no de partidos políticos, de lo que se trata es de sumar la mayor participación social para elaborar un proyecto de transformación progresiva de la Unión Económica Europea a una Unión Social Europea. No se trata de izquierdas ni de derechas, hay que ilusionar, motivar y concienciar a los pueblos de Europa que una nueva sociedad es posible, donde los medios de producción y el sistema financiero no puede estar por encima de las personas, deben transformarse o acabarán destruyendo nuestra civilización occidental.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Luiyi Luiyi 13/09/15 16:20

      Karpavi, es dificil enunciar una propuesta de un mejor y más equitativo reparto de la riqueza de un país desde la perspectiva ideológica de la derecha. Sólo la izquierda, la verdadera izquierda que pretende un mundo sin clases sociales en el que sólo las capacidades de cada persona le presenten como méritos ante el sistema estudiantil y el mercado laboral pueden hacerse propuestas de este calado. Si de verdad piensas que la derecha podría hacer semejante planteamiento a lo peor es que tendríamos que definir a que derechas te refieres.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Caminante Caminante 13/09/15 20:45

        Creo que las cosas no son tan sencillas. Izquierda y dercha no son sino palabras que etiquetan y las etiquetas aunque nos gustan mucho y nos tranquilizan (este partido Es de Izquierdas... tal persona Es de Derechas...) tienen bastantes limitaciones. Tengo desde hace tiempo en mi cocina un bote que pone "Azucar" pero de vez en cuando lo pruebo y dentro hay Sal y de verdad que pese a la etiqueta no cambia y sigue siendo la misma sal que puse. Si preguntas a cualquier militante del PSOE, te dirá que pertenece a un partido de Izquierdas, si preguntas a cualquiera del PP, te contestará que es de Centro y entonces pienso que cada uno es lo que es pese a la etiqueta que le pongan o se haya puesto él mismo. Tú mismo hablas de "un mundo sin clases (sin clasificaciones, sin etiquetas) en el que cuenten sólo las capacidades como méritos" y eso es justamente lo que pide karpavi, la mayor cantidad de gente posible, sin etiquetas, con una Intención Común. Con afecto

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • jacci jacci 13/09/15 11:32

    Idea grande y necesaria. Es imposible que un pais solo pueda cambiar el rumbo de las cosas. Es hora de dar el paso común. Se puede si se quiere. Yo también me adhiero al proceso. SALUDOS

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • manolo74 manolo74 13/09/15 10:44

    Bravo! personas hablando claro y con ganas de trabajar para hacer de Europa algo de lo que no nos tengamos que avergonzar.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bacante Bacante 13/09/15 10:14

    Yo también me uno.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Falín Falín 13/09/15 10:05

    Dónde hay que firmar?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Chinazio Chinazio 13/09/15 01:53

    Una muy interesante propuesta que habrá que seguir de cerca y que puede suponer tomar el control político frente a la deriva financiero conservadora que gobierna la UE desde el inicio de la crisis económica.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • esfera esfera 12/09/15 22:57

    Contad también conmigo, apoyo solidario al proyecto. Un saludo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    La Internacional del Odio

    La mayoría de los atentados yihadistas en Europa los han cometido ciudadanos europeos. Las propuestas de cerrar las fronteras son inútiles. Es un hagamos algo porque no sabemos qué hacer. Son inútiles porque los terroristas no vienen de fuera, están dentro, han nacido aquí.
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    Sin garantías no hay democracia

    La democracia, compleja y resbaladiza como ella sola, puede nombrarse y apellidarse de muchas maneras, pero todas tienen un elemento común: la articulación de un sistema de poderes y contrapoderes que actúan como garantía.
  • Cobarde con causa Juan Herrera Juan Herrera

    El wéstern, género de Trump

    El día que Trump, Kim-Jong-un o Maduro no hacen un duelo de pistoleros tuiteros, en el telediario hay un sheriff corrupto o un juez prevaricador.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre