x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
La cultura de 2019

'Desierto sonoro', de Valeria Luiselli, y otros libros de 2019

  • Escritores, editores y libreros recomiendan algunas de las mejores lecturas del año en narrativa, ensayo, poesía y cómic
  • Entre los títulos señalados están Canto yo y la montaña baila, de la catalana Irene Solà, o Cometierra, de la argentina Dolores Reyes

Publicada el 27/12/2019 a las 06:00 Actualizada el 03/03/2020 a las 15:59
La escritora mexicana Valeria Luiselli.

La escritora mexicana Valeria Luiselli.

CCCB

En 2018, el libro del año para los recomendadores de infoLibre fue uno que acababa de publicarse y que aún estaba encontrando su sitio en las librerías: Lectura fácil, de Cristina Morales. La novela editada por Anagrama se ha acabado convirtiendo también en uno de los libros de 2019, con un protagonismo renovado gracias al Premio Nacional de Narrativa concedido en octubre por el Ministerio de Cultura. Como las letras son rebeldes, el título más señalado de 2019 es uno que se escapa a los límites de esta lista, que busca títulos escritos originalmente en español o en otra lengua del Estado: Desierto sonoro, de la escritora mexicana Valeria Luiselli, fue publicado originalmente en inglés bajo el título de Lost children archive, pero ha sido traducido por ella misma junto a Daniel Saldaña París y editado este año en castellano. 

No es el propósito de este índice de recomendaciones poner puertas al campo, y tampoco pretende esta ser la lista, siempre imposible, de los mejores libros del año. Aquí opinan los escritores Juan Gómez Bárcena (Kanada, El cielo de Lima), Aroa Moreno Durán (La hija del comunista, colaboradora de este periódico), Lara Moreno (Tuve una jaula, Piel de lobo) y Rosa Berbel (Premio El Ojo Crítico por su poemario Las niñas siempre dicen la verdad), los editores Santiago Tobón (Sexto Piso) y Silvia Sesé (Anagrama), y los libreros Xavier Vidal (Nollegiu, Barcelona), Carolina León (Traficantes de sueños, Madrid) y el equipo de Muga (Madrid). Entre los títulos señalados están también Canto yo y la montaña baila / Canto jo i la muntanya balla, de Irene Solà; Cometierra, de la argentina Dolores ReyesLluvia fina, de Luis Landero.

NARRATIVA

Desierto sonoro, de Valeria Luiselli (Sexto Piso)

 

Aroa Moreno Durán: "Luiselli es una de mis autoras contemporáneas favoritas. Desierto sonoro es una colección de instantáneas que muestran el paisaje geográfico, político y emocional de una familia en ruta hacia la frontera sur de Estados Unidos. Con una prosa inteligente, como siempre, pero mejor que nunca, la autora reflexiona sobre algunos de los relatos que sostienen nuestro tiempo: la familia, las migraciones, la intimidad y la memoria".

"Llevo años siguiendo la obra de Valeria Luiselli, desde que descubrí su asombroso debut Papeles falsos", cuenta Juan Gómez Bárcena. "Desierto sonoro es probablemente su obra más sólida. Sus personajes persiguen ausencias fantasmales: él las huellas del desaparecido jefe Gerónimo; ella el rastro de los niños perdidos que atraviesan la frontera en busca de refugio. Pero tal vez la ausencia que más pesa a lo largo de sus más de 400 páginas es el amor que una vez los unió y tal vez ya ha desaparecido por completo, o peor aún, que de algún modo permanece y sin embargo ha dejado de ser suficiente".

Lara Moreno: "Porque este libro no es de ficción pero quizá lo sea y es una road movie pero quizá no lo sea, y porque llevaba mucho tiempo queriendo nadar muy adentro de Luiselli y por fin lo he conseguido".

El equipo de Muga (María José, Goy, Rita, Marina, Ana e Igor): "Valeria Luiselli en este su sexto libro escribe de las epopeyas de los migrantes del norte de Méjico al sur de Estados Unidos y de los mecanismos de deportación actuales.  El lector es arrastrado a palpar el horror de una manera transitoria y quién si no una mujer es protagonista y es la que encarna en esta historia el signo de la esperanza en la existencia de lo íntimo, de los lazos familiares".

"La novela más ambiciosa de Luiselli", valora su editor, Santiago Tobón. "Un retrato de la fragilidad de los lazos familiares, que también es metáfora de las migraciones contemporáneas. Una novela que no deja indiferente al lector".

Canto yo y la montaña baila / Canto jo i la muntanya balla, de Irene Solà (Anagrama)

 

"Un libro bellísimo y luminoso sobre las historias que hay detrás de los paisajes", dice Rosa Berbel sobre la segunda novela de Solà. "Una obra que me gustaría haber escrito; me entusiasma su tono fundacional, casi bíblico. Solà se aleja de esa cierta tendencia neorrealista al hablar y pensar la ruralidad, e incluye todo eso que también forma parte de la vida cotidiana y la verdad de los pueblos: las leyendas, la magia, los milagros, la poesía".

"Es un libro [traducido del catalán por Concha Cardeñoso] que creo que en castellano pierde, como pierden todas las traducciones, porque la gracia del libro es la estructura y la lengua", lanza Xavier Vidal, de Nollegiu. "La autora es alguien que claramente ha pillado cosas del realismo mágico, de Elena Garro, pero ubicándolo en el Pirineo y con una estructura nada convencional". 

"Bellísima novela que condensa historia y potencia narrativa. La montaña y todos los seres que la habitan en un texto luminoso e inolvidable", apunta Silvia Sesé, su editora.

Cometierra, de Dolores Reyes (Sigilo)

 

Santiago Tobón: "Una primera novela que sorprende especialmente por su lenguaje, una prosa poética y descarnada a partes iguales".

"Porque hay primeras novelas escritas después de una vida que son mil vidas en vez de una y que funcionan como algo imperfecto y misterioso, y porque en ellas hay algo incómodo de lo que huir y a la vez no salir nunca", alaba Lara Moreno.

Lluvia fina, de Luis Landero (Tusquets)

El equipo de Muga: "Treinta años después de su debut, la carrera de Luis Landero recuerda la visita de los cometas a la órbita de la Tierra: cada aparición es un acontecimiento brillante y cargado de significados para quienes siguen su trayectoria. En esta ocasión, la experiencia y el talento narrativo se conjugan para dar lugar a una exploración de las relaciones familiares repleta de emoción y a un personaje femenino, Aurora, que ya nos acompañará para siempre".

Cambiar de idea, de Aixa de la Cruz (Caballo de Troya)

 

 Juan Gómez Bárcena: "Cambiar de idea es un ejercicio de memoria y análisis, una exploración introspectiva de la vida de la autora, en busca de los eventos que fundamentaron sus convicciones sobre el feminismo. Tiene, pues, algo de ensayo, pero no es un ensayo al uso; está lleno de carne y de vida, de concreción humana y personal, de las contradicciones que lo reconozcamos o no están siempre en el origen de nuestras certidumbres, por definitivas que parezcan. Inteligencia y ternura se dan cita en un texto que logra lo más difícil: conmovernos y al mismo tiempo hacernos reflexionar".

Una cita con la Lady, de Mateo García Elizondo (Anagrama)

Xavier Vidal (Nollegiu): "Es alucinante. En un momento en el que todo el mundo está escribiendo autoficción o no ficción, este escritor irrumpe con una novela que incluso da miedo. Sobre todo por su capacidad de fabulación, que viene de una tradición latinaomericana: no en vano el autor es nieto de García Márquez y de Salvador Elizondo, y ha bebido de lo mejor. Solo el inicio de la novela es ya espectacular". 

Las mutaciones, de Jorge Comensal (Seix Barral)

Silvia Sesé: "Una novela irreverente y divertidísima, revulsivo para hipocondríacos y con una escritura llena de hallazgos".

Quiltras, de Arelis Uribe (Tránsito)

 

 Carolina León (Traficantes de sueños): "Ahora mismo es una ebullición increible lo que viene de América Latina y escrito por mujeres. Este libro es especial porque tiene una voz como muy pequeña, tan insignificante como una "quiltra" (chucha en Chile), pero que se va haciendo grande a medida que reposa. Los cuentos, las situaciones y personajes de Quiltras son especiales y Uribe describe la calle y los sinsabores de mujeres jóvenes con una sencillez que desarma".

Ama, de José Ignacio Carnero (Caballo de Troya)

Aroa Moreno Durán: "Un libro duro y tierno, implacable pero vital, el ajuste de cuentas del autor consigo mismo tras la pérdida de su madre. Un álbum emocional de culpas, madrugadas y ausencias de quien no guarda más material que su propia memoria y la de los suyos. Carnero radiografía su clase social y su raíz para asumir lo que hoy es y retener un pasado familiar que ya no va a regresar. Hay libros que uno lee en el un momento impreciso, a mi Ama me ayudó a entender la fría primavera de 2019".


POESÍA

Tuve una jaula, de Lara Moreno (La Bella Varsovia)

 

 Aroa Moreno Durán: "Este libro es un universo cerrado en sí mismo, literario y vital: un paisaje, una jaula, una brutalidad verbal. Lara Moreno muestra en primer plano la herida que abre el derrumbe de una pareja y disecciona con palabras el deseo y las relaciones privadas y de poder que nos sujetan. Puedes leerlo mil veces, no termina nunca de lanzarte preguntas".

Los días hábiles, de Carlos Catena Cózar (Hiperión)

Rosa Berbel: "Una bomba poética que resignifica el acto de escribir siendo joven en 2019; quizá el libro de poesía más importante hasta la fecha de mi generación. Los poemas de Carlos son ejercicios de redefinición política con una emoción y una ternura casi nunca habituales. Un libro sobre la familia, la tierra, la soledad, el amor, y la justa y necesaria abolición del trabajo".

Fuegos, de Ismael Ramos (La Bella Varsovia)

Rosa Berbel: "Esta hermosísima traducción al castellano de Lumes (Apiario, 2017), del propio Ismael, despliega todo un microcosmos que, como el fuego, es íntimo y brillante, pero también violento y peligroso. Es un libro muy personal, de una sensibilidad y una corporalidad prodigiosas. Su descubrimiento ha sido para mí una de las experiencias poéticas más intensas de la década".

(Si esta lista no estuviera a priori circunscrita a las obras en castellano y otras lenguas del Estado, Lara Moreno hablaría también de La belleza del marido, de Anne Carson​​​​​​, volumen de poesía editado por Lumen: "Porque me dolió su dolor y el espanto de la construcción del amor que Carson representa, mostrándonos el rostro de los títeres más perfectos del mundo, como el retrato costumbrista más asombrosamente filosófico y terrible y hermoso de esa esquirla llamada deseo").

ENSAYO
 

El infinito en un junco, de Irene Vallejo

   Juan Gómez Bárcena: "Mi obra favorita de la temporada: un viaje exhaustivo, profundo y al mismo tiempo ameno por la historia de los libros en la Antigüedad. Aunque los hechos que describe son remotos en el tiempo y en el espacio, Irene Vallejo se las arregla para narrar desde el hoy y para el hoy, con una mirada humana que se atreve a ligar su propia historia personal con la historia de los libros que la apasionan. En algún momento del ensayo, Vallejo se refiere a las habituales listas de fin de año —'Los últimos doce meses quedan resumidos en estos listados-pódium que publican todos los periódicos y se vierten a las redes. La realidad se transforma en un gran torneo, y nos apasiona saber quiénes son los ganadores'—. Espero que su autora, a quien no conozco, me perdone hacerla tomar parte en este torneo".

La potencia feminista, de Verónica Gago (Traficantes de sueños)

"Sí, es barrer para casa", admite Carolina León, de Traficantes de sueños, "pero somos editores además de libreros y este es un libro que debería ser mucho más leído. Hay una enormidad de publicación feminista desde hace unos años pero este es un libro, al contrario de tantos, reposado, meditado, lleno de historia y genealogía, y con grandes fundamentos; además de venir de Argentina y recoger la potencia de los movimientos latinoamericanos actuales".

El trabajo de los ojos, de Mercedes Halfon (Las Afueras)

Santiago Tobón: "Una obra inclasificable, un libro que combina los géneros con un lenguaje lúcido y elegante, una propuesta audaz que inquieta y sorprende".

CÓMIC
 
Comando Malva, de Pilar Bellver y Olga Carmona Peral (Dos Bigotes)

   Carolina León (Traficantes de sueños): "Acaba de salir pero es para nosotros ya un clásico, tiene acción y sobre todo tiene derroche de teoría feminista bien explicada y es un material excelente para acercar a las más jóvenes al feminismo, contando las aventuras de poner en marcha un 'comando de acción feminista". 


El buscón en las Indias, de Alain Ayroles y Juanjo Guarnido (Norma Editorial)

Xavier Vidal (Nollegiu): "Acaba de llegar a librerías y es impresionante. Lo mejor de todo es que El buscón es esa novela que nadie ha leído, aunque todos sabemos que existe porque nos la hicieron empollar como título en el instituto. Yo, después de haber leído El buscón en las Indias, tengo ganas de leer El buscón". 
 

Volver a Los diablos azules
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión