X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Luces Rojas

Socialdemocracia teórica, liberalismo práctico

Publicada 04/08/2015 a las 06:00 Actualizada 04/08/2015 a las 10:36    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 30

Decía el académico y economista metido a político Yanis Varufakis que en las reuniones del Eurogrupo descubrió que los argumentos lógicos, racionales, basados en papers, datos y demás no tenían ningún efecto. Según el sorprendido académico, cuando exponía sus argumentos “figuras muy poderosas te miran a los ojos y te dicen que tienes razón en lo que dices, pero de todos modos vamos a machacarte”.

La declaración me pareció chocante: Varufakis acababa de descubrir la política. Siendo más precisos, acababa de descubrir que la política no son las políticas públicas, ni un juego de racionalidad académica. Descubrió que hay otra racionalidad además de la académica: la de los intereses de los Estados, la de los intereses de los lobbies y los intereses de los partidos, la racionalidad del poder, la racionalidad política. Con todos los respetos, qué inocencia y qué ignorancia de las reglas más básicas de la política. ¿Quién de ustedes no se ha encontrado con un superior que se niega a aceptar una idea que propones porque amenaza su poder, su control, su posición política en la academia/empresa/ONG/grupo de colegas?

La política no se entiende sin el conflicto

Cuando leí con interés a Victor Lapuente, en su artículo El victimismo socialdemócrata, en respuesta a mi artículo La socialdemocracia, ¿cómplice o adversaria?, me acordé de la inocencia de Varufakis. El artículo de Lapuente considera mi análisis de las políticas públicas europeas como admirable, académico, racional, digno del Dr Jekyll… pero considera irracional, ideológico, impresionista, de brocha gorda, abstracto, guerrillero, digno del Dr. Hyde la otra parte de mi análisis, el análisis de la politics, de la contienda política, el argumento basado en la racionalidad política, en la búsqueda de la mejor estrategia para que la socialdemocracia aborde el conflicto político.

Partamos de un hecho poco discutible para cualquiera que haya experimentado la política real: la política tiene una dimensión fundamental de conflicto, de batalla y, sí, de ganadores y perdedores. Es un error pensar que en política se puede contentar a todo el mundo a la vez, que el consenso es la solución siempre, que las ideologías deben desaparecer en el centro, que la mejor política es coger cosas “que funcionen” a derecha o izquierda, que siempre hay una solución óptima que todos los actores reconocen como tal y que la lógica partidista no existe. En definitiva, es un error creer que la racionalidad empírica académica ha de ser reconocida automáticamente como lo que hay que hacer por encima de la lógica política. Un pensamiento así, que niega temerariamente el conflicto, la voluntad popular, que conceptualiza la política exclusivamente como las políticas públicas a realizar por los técnicos que saben es, en definitiva, un clásico: el despotismo ilustrado. La apuesta por lo racional académico sin contar con lo racional político. La gestión por delante de la transacción. La burocracia por delante de la política. Todo para el pueblo pero sin el pueblo. El liberalismo que argumenta una racionalidad económica o técnica, de bancos centrales o instituciones internacionales que esconden una racionalidad política muy concreta: el interés de unos pocos.

Porque cuando Lapuente habla de socialdemocracia, de centro, de consenso, de que el proyecto socialdemócrata no es la solidaridad o la igualdad sino la tierra de nadie, el centro político, o cuando argumenta en favor del éxito de políticas como el cheque escolar (thatcherismo a la sueca, lo llama Lapuente) a pocos se nos escapa que en realidad su visión de la socialdemocracia es indistinguible del liberalismo.

No dudo de la buena fe de Lapuente y de tantos otros que abogan por una vía intermedia como solución a los males de la política partidista: hay partidos enteros de personas (UPyD, Ciudadanos) que argumentan que es posible buscar el bienestar colectivo sin derechas ni izquierdas, obviando, intencionadamente o no, que la desigualdad existe y obliga a cualquier proyecto político que busque un mayor bienestar colectivo a reequilibrar y redistribuir los recursos, a priorizar a unos colectivos frente a otros. En si mismo, esa apuesta por el centro como solución es una ideología –otra ideología– que al no tener como objetivo la igualdad perpetúa la desigualdad. Una ideología respetable, por supuesto, pero que al no tener como objetivo prioritario una mayor igualdad no debería llamarse socialdemocracia.

El liberalismo lo tiene claro

El liberalismo, sobre todo sus corrientes menos socioliberales, lo tiene muy claro. La política es una batalla, un conflicto que hay que ganar utilizando todas las armas a su disposición, incluidas el consenso y el acuerdo. O dicho de otra manera: el consenso también es una herramienta para la victoria. El consenso se promueve cuando mejora tu posición presente y sobre todo futura, no antes. El consenso no se acepta si socava tus posiciones estratégicas a futuro, y siempre si perjudica al contrario. Hay que aprovechar toda ventaja política para promover tu marco institucional, para cambiar la polity, lo que te permite a futuro ganar con más facilidad en la contienda política, la politics.

Lo hemos visto en la Unión Europea con el euro, el pacto del euro, el two pack y el sixpack, y lo vemos en España con Cospedal cambiando el sistema electoral de Castilla-La Mancha o con el PP proponiendo una reforma italiana del sistema electoral simplemente para mejorar sus oportunidades de gobernar en el futuro. Lo hemos visto con la reforma de la educación sin ningún consenso, precisamente porque era para ellos estratégica. Lo hemos visto con la Ley mordaza, de nuevo algo estratégico y que dificulta protestas y críticas futuras. Lo hemos visto con la reforma laboral, socavando estratégicamente la capacidad de negociación de los sindicatos, su utilidad y, por tanto, el futuro de aliados clave de la socialdemocracia. Lo hemos visto una y otra vez: las políticas públicas no se diseñan teniendo en cuenta exclusivamente los resultados técnicos, sino que se diseñan en muchas ocasiones con claros intereses políticos a corto, medio y largo plazo. No se busca una mejor sociedad: se busca tu sociedad, una que beneficie a los que te votan, aumente tu base electoral y asfixie la del contrario.

¿Cómo es posible hablar de política o de qué debe hacer la socialdemocracia sin ser consciente de esto? ¿Cómo se puede abogar por “cambiar la dialéctica épica de 'presentar batalla' y pasarnos a una dialéctica de firmar la paz” por llegar a acuerdos y cesiones cuando vas perdiendo con alguien que, en ningún caso, va a olvidar la dimensión del conflicto de la política? ¿Cómo es posible obviar completamente la dimensión partidista competitiva de la ecuación política? Siento ser duro, pero si hay algo irracional e incluso infantil es creer que la política es un episodio feliz de El ala oeste de la Casa Blanca, donde unos sabios técnicos hacen políticas públicas siempre eficientes mirando papers mientras bailan consensualmente de la mano con sus nobles oponentes que también buscan el bienestar colectivo.

Dejando los cabezazos contra la pared

En su artículo de respuesta, Lapuente argumenta que la socialdemocracia no está siendo derrotada. Me temo que no voy a responder a esa afirmación y no lo voy a hacer porque creo que es una evidencia la realidad, en Europa y en España, de la socialdemocracia. Partiendo de ahí, de que no hay tal derrota, su reflexión le lleva a afirmar: “En ocasiones, hay que recortar aquí y allí para asegurar la 'sostenibilidad' del Estado del bienestar”. Y para terminar afirma que negociar a máximos no va a funcionar. Y es lógico.

Si no percibes o valoras la dimensión de conflicto, la existencia de ganadores y perdedores en la política, si crees que el objetivo de la socialdemocracia es por definición el pacto y la negociación, no la igualdad, entonces es lógico pensar que la socialdemocracia no está siendo derrotada, aceptar los marcos institucionales e ideológicos del contrario no es tan malo y negociar a máximos es casi una traición a su esencia centrista y consensual. El conflicto o no existe o no debe existir, no hay derrota, no hay ganadores y perdedores y las políticas públicas no buscan objetivos competitivos sobre la contienda política. Con todos los respetos, un análisis muy alejado de la racionalidad.

A día de hoy es una prioridad para la socialdemocracia, desde la más honesta racionalidad política, dejar de utilizar estrategias que funcionaron en otros contextos pero que hoy ya no funcionan. Es por pura supervivencia política que la socialdemocracia debe analizar si está defendiendo adecuadamente a los más desfavorecidos, a su coalición de electores, o promoviendo sus marcos ideológicos e institucionales de manera efectiva. Debe analizar si la estrategia de negociar y de consensuar en desventaja reformas institucionales que socavan sus posicionamientos políticos es inteligente. Debe preguntarse si los marcos que ya ha asumido no deben ser impugnados o cuestionados. Debe reflexionar sobre como se ha achicado el espacio frente a un oponente con el que siempre habrá que negociar, pero que, no lo olvidemos, es su oponente.

Es cierto. No se puede ganar completamente al choque. No se puede imponer nada, incluso si tienes mayoría. Siempre es necesario negociar y buscar consensos beneficiosos para todos. Pero como cualquiera que ha participado en política sabe, la búsqueda del consenso y la mayoría tiene límites y depende de las circunstancias de la negociación.

Viendo la situación de la socialdemocracia en Europa, ha llegado el momento de analizar si las circunstancias políticas, institucionales e históricas no aconsejan cambiar de estrategia. Ha llegado el momento de dejar los cabezazos contra la pared.


___________

Ignacio Paredero Huerta es sociólogo, politólogo y becario FPU en la Universidad de Salamanca, donde imparte docencia. Su tesis se centra en las divisiones sociopolíticas Norte-Sur-Este en la Unión Europea, para la cual ha realizado una estancia de investigación en el Parlamento Europeo.




Volver a Luces Rojas
EL AUTOR


Hazte socio de infolibre



30 Comentarios
  • Lunilla Lunilla 05/08/15 21:13

    ene el comtº 29: he dejado colgado un gazapo que se eha escapado del texto al teclear- retrocedo el texto y lo subsano "No falta mucho para  que haga yà casi un Siglo, cuando leia" -como...... Muchas gracias y disculpen...Molete.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Lunilla Lunilla 05/08/15 21:01

    ........."No falta mucho para que haga ya casi un Siglo, como los Filòsofos (los nuestros) interpretaban a  Aristòteles en sus metaforas sobre la Politica: "La Politica es el arte de hacer aparentar de  interes general el interes particular". ¡Señor Paredero"! todo lo que  sigamos conjeturando con su premisa sobre  Varufakis;  Victor Lapuente y anotemos en el tablero al Dr. Jeckyl y Mr. Hide. Pues que quiere que le diga - esta muy desfasado todo eso yà. Parafraseandole no dudo de su buena intenciòn pero no nos ofusquemos en poner la carreta delante de los bueyes. El Panegìrico "Todo para el Pueblo pero sin el pueblo" El despotismo ilustrado no tiene ya, aunque lo parezca capacidad de seducciòn , fijese el desgaste progresivo que  va sufriendo (podemos) en la cuerda floja, y cuando sus apoyos mediàticos se van evaanesciendo. Molete.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Rogerio Rogerio 04/08/15 19:17

    Cundo existia la URRSS con su llamado "comunismo", los paises capitalistas, ante el miedo de sus clases trabajadoras, se miraran en el espejo del comunismo, se inventaron la socialdemocracia. Esto consistia en hacer unas politicas donde se le hicieran algunas concesiones a los trabajadores(migajas). Ahora que no existe la URRSS, los capitalistas se han sacado la careta y aplican su capitalismo mas salvaje, que algunos llaman neoliberalismo, y hay ingenuos que pretenden ver la socialdemocracia como un muro o una lucha contra ese neoliberalismo. Como digo, ingenuos, por que se olvidan  que los dos, neoliberales y socialdemocratas, son hijos del mismo padre, el capitalismo. Y a ese no lo para nadie. Es más la socialdemocracia siempre se ha negado a reconocer la lucha de clases y siempre negandola (por que le iba bien para sus intereses capitalistas), pero en el fondo, al igual que los neoliberales si lo saben. Lo que pretenden es que los trabajadores no tengan conciencia de ello.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Irenepaz Irenepaz 04/08/15 16:58

    Cuando el articulista dice quién no se ha encontrado en una empresa, en la academia un superior que se niega aceptar una idea porque amenaza su poder, su control. El señor Varufakis no representaba ninguna amenaza sobre todo porque tienen muy controlado hoy día el poder. Yo creó mas bien lo consideraban un hippy del siglo XXI Facil de quitarse del medio como en su día hicieron con el movimiento hippy. (conste que a mí me gusta mucho Varufakis).En otra cosa que no estoy de acuerdo con el articulista es cuando dice que no se busca una mejor sociedad si no mejorar a los que votan, esto no es real. Conozco multitud de votantes del PP que no estan siendo beneficiados del voto que le otorgarón y sin embargo siguen pensando en votar de nuevo al PP, debe de haber algún componente que el como sociologo conoce mejor que yo, que invite a los ciudadanos ha ir en contra sus intereses, al final analiza el tema de una forma muy teorica pero le falta sentido de realidad de calle como dice un amigo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Maremma Maremma 04/08/15 14:29

    Lo que me sorprende es que viniendo de la Academia le sorprenda esta actitud. A los críticos les (nos) suele pasar esto en un montón de eventos científicos, congresos, seminarios...y en economía (que no es mí campo) esto pasa continuamente. Luego no entiendo de qué se sorprende Varufakis.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • LUIS RAMON LUIS RAMON 04/08/15 11:46

    En un mundo idílico en el que los gobernantes gobernaran pensando sólo en los ciudadanos que les han puesto ahí, sería lógico hablar de Liberalismo y Socialdemocracia como dos modelos distintos debatiendo por un objetivo común. Incluso llegarían a acuerdos consensuados movidos por ese objetivo. Pero no estamos en ese mundo, ni de lejos. Ahora se gobierna pensando en las grandes multinacionales y en los mercados internacionales y sobre todo en seguir gobernando. Así las cosas, llega un momento en que es difícil distinguirlos. Puede que se distingan en lo que dicen pero, desde luego, no en lo que hacen. Varufakis lo intentó y, tal vez, hubiera conseguido algo en el mundo idílico del que hablaba antes pero no en este. Faltaría más. Menudo precedente hubiera sido.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    0

    0

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 04/08/15 14:49

      Debato con usted sobre dos cuestiones e invierto el orden. 1ª Vaoufakis, como todo economista metido a político y que qjuiere que la realidad sea como en sus estudios o como su megalomanía o narcisimo le dicte, intentó hacer política contra la realidad, dando lecciones a todos y a la propia realidad y esta le estalló en las narices. No importa que le estalle las narices de Vaoufakis, porque el se va a su catedra a despotricar contra la realidad y a ganar dinero. Pero lo malo es que lo estalló en las narices de los griegos que han visto descender su nivel de vida en los 6 meses que estuvo de ministro. Ya sé que Varoufakis echará a la culpa a los demás, a la Merkel como ellos dicen, a los fondos de inversion, al diablo, a quien sea, pero no se3 responsabilizará de la bajada del nivel de vida del pueblo griego. Ojalá Tsripas se deje de tonterías (como parece que se está dejando) y consiga para su pueblo lo mejor posible dejandose de prometer cosas que no están en su mano.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      0

      0

      • LUIS RAMON LUIS RAMON 05/08/15 11:06

        Aunque dice que me va a contestar a las dos cuestiones, me contesta sólo al comentario que hice al final sobre Varufakis. No era ese exactamente el tema central de mi comentario aunque sí que venía a cuento. Usted dice que Varufakis se encontró con la realidad. Exactamente, ahí es está la clave, en esa realidad. La triste realidad es que a Europa le importa un bledo salvar a Grecia. Lo que quieren salvar es el estado actual de las cosas y no pueden ceder ni un ápice de terreno porque crearían un precedente peligroso. Yo no entiendo de economía y no sé si el plan de Varufakis era o no viable, pero lo que ha quedado es que a un país que debe hasta de callarse, le han "rescatado" prestándole más dinero para que pueda pagar lo que debe a cambio de asfixiar todavía más su maltrecha economía. A eso usted le llama entrar en razón, yo le llamo echar gasolina al fuego. Por cierto, me ha llamado la atención que Infolibre haya retirado tan pronto este artículo. Lo he tenido que buscar en Google.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • Arouet Arouet 04/08/15 16:54

        Ya afloró su auténtica posición al servicio de las minorias dominantes en Europa, en contra de la mayoría social explotada por las élites extractivas que controlan la Comisión, el BCE y lo que se tercie con la aquiescencia de la socialdemocracia europea. Y esa actitud de servilismo, de hagamos lo posible por mantener lo mas posible del bienestar social aunque eso sea insuficiente para contrarrestar la desigualdad. Simplemente la lucha contra la desigualdad no es el objetivo sino conservar un cierto poder engañando a las mayorías, con excusas académicas de irreversibilidad de las soluciones para que se tranquilicen, para que se aguanten y si alguien se sale de madre como Varoufakis se le machaca y se le acusa de todo. Varoufakis solo cometió un fallo no tener una alternativa de ordago geopolítico frente al chantaje de las élites porque la alternativa existe es cuestión de decir la verdad a las mayorías explotadas y que estas asuman valientemente su destino.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        0

        • Antonio Basanta Antonio Basanta 04/08/15 17:16

          Arouet ¿por que me responde con un panfleto? ¿Por qué no da su opinión normal, sin exagerar y sin teatralizar? ¿Me podría explicar como "afloró mi auténtica posición al servicio de las élites dominantes? ¿Dónde y cuando afloró? ¿Al servicio de que élites dominantes estoy yo? ¿De qué minorías extractivas estoy a favor? Yo, animado por su panfleto, busco a esas minorías extractivas de las que yo soy su servidor y a mi alrededor no veo ninguna. A mi alrededor veo amigos solidarios, críticos, inteligentes, luchadores con los que comparto muchas cosas, a lo más alguno de mi alrededor me extrae un día unas cervezas, una cena, etc ya ve lo que son las élites extractivas en mi caso. ¿Dónde ha visto usted en mi esa actitud de servilismo? ¿Dónde he tenido servilismo en mi vida, ni con la cruel dictadura, ni con los profesores que he tenido, ni con mis patrones en las empresas ni con nadie, ni con los políticos ni del PSOE, di del PP, ni de Podemos ni de ninguno ¿De parte de quién escribe usted?

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

        • Irenepaz Irenepaz 04/08/15 17:04

          Las mayorias explotadas, solo quieren parecerse a las minorias dominantes o si no por qué los votan?  Ha día de hoy sigue siendo el mas votado PP, hay alguna regla que lo justifique. Un saludo

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • Milkhouse Milkhouse 04/08/15 10:57

    Esto sin vodka no se entiende... Le acabas de chafar toda la operación de grosem coalitionen a Pdr Snchz.... Y que hará Crmn?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Antonio Basanta Antonio Basanta 04/08/15 08:49

    3 trampa, aunque hay muchas más. Dice ¿Como es posible obviar la dimensión partidista competitiva de la ecuación política? Dice estas y otras preguntas y afirmaciones de "debe" que son trampas porqué son sus afirmaciones, afirmaciones de parte y no preguntas que obviamente sabe que no son verdad. ¿Quien obvia la dimensión partidista de confrontación? Desde luego la socialdemocracia NO. Pero cualquier partido inteligente debe saber cuando enfrentarse frontalmente con la realidad política o cuando debe trabajar mayorías mas amplias en la población para aplicar sus políticas transformadoras. Pelear frontalmente a base de principios cuando la población está mayoritariamente en tu contra es de tontos. En ese caso habrá que pelear inteligentemente y buscar mayorias sociales que apoyen, dinamizen y respalden las polítcas socialistas. Eso y no otra cosa está haciendo Obama para aplicar las medidas, en parte socialdemocrátas sobre la universalización de la sanidad

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    0

    0

    • Raúl Suárez Raúl Suárez 04/08/15 11:44

      Menuda parrafada absurda. Lágrimas de cloro os quiero ver derramar en las próximas elecciones. No merecéis menos, ni votantes ni votados.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      0

      • L´inconsciente L´inconsciente 04/08/15 23:56

        Brutal, mola.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • Antonio Basanta Antonio Basanta 04/08/15 21:40

        Raul Suarez: ¿Lo que usted me responde es odio, es rencor? ¿Por qué odia usted tanto a sus contertulios que no piensan lo mismo que usted y que se atreven a contestarle dialécticamente? Imagínese usted una España en la que hubiese muchas personas que se autollamasen de izquierdas que tuvieran el odio, el rencor que usted manifiesta continuadamente contra otros contertulios. No sería buena España. Yo ese rencor solo lo había visto en muchas personas franquistas cuando se les caía abajo el teatro criminal de la dictadura.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • Jaca1930 Jaca1930 04/08/15 22:19

          Ahora que utilizando la demagogia, ampara usted en la libertad de expresión la introducción por su parte de un juicio de valor tendencioso antes de empezar a opinar, voy a señalar desde mi "mente perversa", sus trampas: 1) Decía usted que "el socialismo democrático tiene como objetivo prioritario más igualdad". ¿Los grandes consensos con el PP (modificación del art. 135 de la CE en perjuicio de los más desfavorecidos, por ejemplo) dan fe de eso?; 2) Definía usted como "consenso social" (que solo puede medirse a través de referéndum), lo que solo son consensos políticos; ¿el del 135 era un "consenso social" ; y 3)Aunque el Sr. Sánchez ya ha imitado la parafernalia de Obama, olvídese de éste, que queda muy lejos; pero puesto que hablaba usted de "politícas transformadoras", explíquenos las que piensa hacer su partido político (aunque luego termine no haciéndolas), porque, a escasos meses de las elecciones generales, la mayoría de los ciudadanos las desconocemos.  

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

    • Milkhouse Milkhouse 04/08/15 10:59

      Lo de Obama es un chiste, no?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Antonio Basanta Antonio Basanta 04/08/15 08:32

    2 trampa: Los consensos: Dice que las fuerzas de derecha utilizan los consensos cuando les conviene pero que la derecha española los rompe cuando tiene fuerza. Dice el articulista que igual deben hacer las fuerzas del socialismo democrático. Pues hacen igual, porque en ese consiste encontrar posiciones consensuadas en la sociedad para poder aplicarlas. Un ejemplo es la gestión de Obama. Ej en España. El PSOE aprobó con Felipe Gónzalez una ley del aborto de supuestos aunque los socialistas mismos creían que quedaba corta ¿Por qué? Porque no había consenso social. Pero en cuanto con Zapatero ya consiguió el consenso social y rompiendo cualquier consenso político posible con el PP o Convergencia, se aprobó la ley que querían los gobiernos de Felipe González pero que no pudieron hacer, una ley socialdemocráta. Igual con el matrimonio homosexual o la ley de dependencia en que se consiguió el consenso social y la derecha neoliberal tuvo que ceder aceptándolo, aunque luego lo intente romper

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Antonio Basanta Antonio Basanta 04/08/15 08:23

    Artículo muy enfadado del señor Paradero que no desmiente ni un ápice al señor Lapuente porque utiliza trampas dialécticas que se observan casi a primera vista. 1 trampa) Dice el articulista "la socialdemocracia... al no tener como objetivo la igualdad". Dice eso, pero hace trampa porque un renglón mas abajo dice "No tener como un objetivo prioritario mas igualdad" El socialismo democrático cumple esta premisa El socialismo tienen como objetivo prioritario mas igualdad pero incumple, probablemente, la primera porque es una afirmación teológica. Los que tienen como objetivo la igualdad que o es fe o son comunistas, siempre estarán en contra y atacarán a los que tienen como objetivo prioritario mas igualdad. Ej: La sanidad pública gratuita, universal y gratuita es un objetivo prioritario de mas igualdad porque significa la igualdad sanitaria ante la enfermedad y la salud; es un objetivo socialista democrático, pero no satisface a los que siempre quieren tirar a la cara la igualdad.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 10 Respuestas

    0

    0

    • infantebis infantebis 04/08/15 19:34

      Jajaja. Anda tambien los socio liberales tienes trolls. Alguien que defiende los recortes en un estado social fallida, liberalizaciones del mercado y Thacherismo a la sueca como sugiere Magistralmente el Sr. Paredero no puede llamarse socialdemocracia. Es asi de tremendo pero la realidad ha demistrado su fracaso en los ultimos 20 años, desde que renuncio a plantear una alternativa real al liberalismo que ha construido en nuestra Europa sociedades de desigualdad extremada. Tiene gracia pero quienes repiten como loros el argumentario del Homus economico, son extremedamente irracionales e incapaces de analizar la reañidad empirica. Sin verdaderas alternativas no hay Democracia. Y actuando la socialdemocracia como la vara amable del neiliberalismo mas pronto que tarde sera sustituido por otro actor politico qye sctue de manera racional en el juego de alternativas politicas. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • Antonio Basanta Antonio Basanta 04/08/15 21:33

        En realidad no se para que me menciona porque yo no he dicho ninguno de esos palabros que usted me adjudica. Supongo que se ha confundido de persona para atacar o que utiliza mi nombre para lanzar una especie de discurso de una pobreza intelectual tremenda, no entendible nada mas que por lo de una supuesta secta a la que debe usted pertenecer. Le juro que no se que lo dice. Palabros altisonantes sin significado, un vacío de discurso, con categorías propias del maniqueísmo anterior a la Ilustración. Incontestable, porque no se puede contestar la vaciedad. ¿Quién puede contestar a "Anda los socio liberales tienes trolls"?. eso es de una jerga que desconozco, que supongo que usted tendrá admiradores que conocen esa jerga. Incontestable.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • infantebis infantebis 05/08/15 00:02

          Pues va a tener razón ... Seguro que después de sus palabras malsonantes, facias  y maleducadas yo no le voy a quitar la razón de que es Ud. incapaz de contestar y en consecuencia dialogar y plantear  argumentos  medianamente racionales sin caer en descalificativos y embarrar el debate.  Pero aunque Ud.  no lo crea el Sr. Paradero ha tenido mucha suerte de tener un trolls así. Le hace Ud. todavía  más grande.  Y hace también  un flaco favor al Sr. Lapuente, que por cierto en este duelo dialéctico con el Sr. Paredero en mi opinión  no esta estando a la altura y esta quedando retratado como lo que es un liberal  convencido. El sabrá, en todo caso, porque defiende cosas como  Tacherismo a la sueca, o recortes en Esquelético estado de bienestar y no se plantea defender sus ideas en el marco  de opciones políticas más coherentes con ese discurso como son en España UPyD o Cs. 

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

    • Jaca1930 Jaca1930 04/08/15 09:05

      Cuando alguien comienza haciendo un juicio de valor ("artículo muy enfadado") que cualquier lector imparcial no percibe por ningún sitio, lo que éste último detecta es que las trampas no las hace el articulista sino el autor de los comentarios.  

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 6 Respuestas

      0

      0

      • Antonio Basanta Antonio Basanta 04/08/15 11:45

        Usted se presenta como lector imparcial !No me haga reir!. Si usted está entre los mas parciales de todos los compañeros de comentarios de Infolibre que leo. Pero, en fin, yo he hecho comentarios sobre un artículo, con lo que honestamente me parecía y usted hace comentarios sobre....¿Sobre quién o sobre que materia tiene que dar su opinión? Pues... sobre mí. Ni siquiera habla sobre mis opiniones, solamente sobre mí.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 4 Respuestas

        0

        0

        • Jaca1930 Jaca1930 04/08/15 16:44

          Cuando explique usted por qué nada más empezar su primer comentario lo primero que se lee es "Artículo muy enfadado del Sr. Paradero", tal vez pueda responderle a lo demás.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 3 Respuestas

          0

          0

          • Antonio Basanta Antonio Basanta 04/08/15 17:21

            ¿Por qué no explica usted de una vez un comentario suyo, indeleblemente suyo y no deja de marcar, machacar, prohibir, perseguir, acosar los comentarios de sus contertulios? ¿Es que no tiene usted ninguna idea para exponer? o bien ¿las esconde porque le da vergüenza ponerlas en público y que alguien le critique? Déjese usted de contraespionajes contra aquellas personas que tienen el valor de exponer ideas propias, no panfletos, y deje de hacer hacer contracrítica contra los que contestan las opiniones de los de su partido o los de su clan.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 2 Respuestas

            0

            0

            • Jaca1930 Jaca1930 04/08/15 19:30

              Siempre he expuesto ideas propias, Sr. Antonio Basanta o Antonio Roca. Y sigo esperando que explique usted por qué su primer comentario comenzaba con esto: "Artículo muy enfadado del señor Paradero". Tiene usted razón en que no soy imparcial, porque soy de izquierdas sin matices liberaloides, Y como no soy tan flexible como usted, siempre he usado el mismo nick y he expuesto mis ideas desde la humildad y desde el respeto. Creo detectar en usted la soberbia del político profesional de un partido en apuros (por sus tremendas contradicciones), pero puedo asegurarle que yo, ni tengo ni he tenido partido, ni tengo ni he tenido clan. Respecto de los contraespionajes, planfletos, contracríticas etc. etc creo que sabe usted de eso bastante más que yo.

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 1 Respuestas

              0

              0

              • Antonio Basanta Antonio Basanta 04/08/15 21:24

                Mire le voy a responder a la primera parte de su interragatorio: Ya que usted me pide cuentas por ello le explico que he escrito "articulo enfadado del señor Paradero" porque he querido ejercer la libertad. la libertad de crítica, la libertad de interpretación y la libertad de escribir. ¿Le parece poco motivo? He comparado con el anterior artículo del mismo señor y lo he interpretado como enfadado y mas crispado. Ahora Si quiere me responde usted: ¿por qué usted me pide cuentas de lo que yo he escrito? ¿Qué motivo oscuro tiene su mente perversa para achacar males a troche y moche a contertulios suyos que no tienen las mismas ideas que las suyas?. Si le digo que es lo mas parcial es porque usted ha dicho "Cualquier observador imparcial" refiriéndose a si mismo, lo cual es obviamente mentira. Luego tiene guardado un error de Infolibre con los nicks (error corregido) para echar en cara no se que, por si consigue una ventaja dialéctica. Pero es la ventaja del censor que toma nota.

                Responder

                Denunciar comentario

                0

                0

      • Milkhouse Milkhouse 04/08/15 11:02

        Has oído hablar de la lucha de clases?... De intereses contrapuestos en el modelo económico? De la acumulación de, capital? Del capitalismo financiero y la creación de dinero/deuda?

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre