x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Asesinatos

La autoridades mexicanas hallan cientos de cadáveres donde desaparecieron los cinco jóvenes de Veracruz

  • La Secretaría de Gobernación confirmó que en esta explotación ganadera "se manipulaban drogas, se alteraban vehículos y se realizaba almacenaje ilegal de hidrocarburos", entre otros
  • Los jóvenes desaparecieron en Tierra Blanca, una zona del estado de Veracruz donde opera principalmente el temido cártel de Los Zetas

infoLibre
Publicada el 10/02/2016 a las 11:20 Actualizada el 10/02/2016 a las 11:58
Manifestación por el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa en Veracruz.

Manifestación por el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa en Veracruz.

EUROPA PRESS
El padre de uno de los cinco jóvenes desaparecidos en Veracruz denunió que las autoridades mexicanas han encontrado cientos de cadáveres en la misma zona, lo que revelaría una matanza sistemática, por lo que las familias han reclamado una nueva investigación.

Bernardo Benítez Herrera, padre de Bernardo Benítez Arroniz, contó que en el rancho El Limón, ubicado en el municipio de Tlalixcoyan, donde se encontraron los supuestos restos mortales de los cinco jóvenes, afloraron unos 400 cadáveres extremadamente calcinados, lo que hace imposible su identificación.

La Secretaría de Gobernación confirmó el lunes que en esta explotación ganadera, que ya fue tomada por la Policía Federal, "se manipulaban drogas, se alteraban vehículos y se realizaba almacenaje ilegal de hidrocarburos, entre otros actos ilícitos".

"¿Cuánto tiempo estuvieron haciendo esto en la impunidad? Aquí queda descubierta la red de corrupción tan grande que hay, porque no es otra cosa", dijo Benítez Herrera, en declaraciones recogidas por el diario mexicano La Jornada.

Las autoridades han informado en las últimas horas que algunos de los restos óseos y las manchas hepáticas localizados en Tlalixcoyan pertenecen a Benítez Arroniz y a Luis Alfredo González Díaz, otro de los cinco desaparecidos.

"Son tres centímetros de tibia, lo demás está calcinado y no se pueden analizar", ha detallado Benítez Herrera. "Para fortuna y desgracia nuestra, aunque sean tres centímetros de una parte de mi hijo, podemos darle cristiana sepultura y tener a qué rezar", contó.

Benítez Herrera subrayó que, aunque ya encontraron a su hijo, su lucha no parará "hasta que no aparezcan los otros muchachos que faltan". "Vamos a seguir con más fuerza hasta que se esclarezca todo", afirmó.

El hombre apuntó en este sentido que la responsabilidad de estas desapariciones no se limita al jefe local de la Seguridad Pública del Estado (SSP), Marcos Conde Hernández, que ya fue detenido. "Esto llega más arriba. Tiene que haber una investigación al Secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita", reclamó.

Rocío Arroniz, tía de González Díaz, denunció que las autoridades "solo están dando largas" a los familiares. "Nos han estado engañando durante 28 días", añadió el abogado de las familias, Adolfo Estrada, de acuerdo con la prensa local.

El caso 


Los cinco jóvenes –cuatro hombres y una menor de edad– volvían el 11 de enero de un viaje de fin de semana cuando fueron interceptados por policías estatales, que aparentemente los entregaron a miembros del crimen organizado.

Los jóvenes desaparecieron en Tierra Blanca, una zona del estado de Veracruz donde opera principalmente el temido cártel de Los Zetas, que también se dedica a otros ilícitos como secuestros y tráfico de inmigrantes centroamericanos.

Siete policías de Veracruz fueron detenidos días después de la desaparición de los jóvenes, cuyas edades oscilan entre los 24 y 27 años. La única mujer del grupo tenía 16 años, tal y como detalla la agencia de noticias Reuters.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión