X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

De la penicilina y la viagra a la corrupción en Nigeria: luces y sombras de Pfizer, el gigante farmacéutico tras la vacuna

  • La compañía estadounidense ha distribuido medicinas que han mejorado la vida de millones de personas, pero también ha intentado poner sus beneficios por delante de la salud pública
  • En los últimos años se ha desvelado que la empresa conspiró para librarse de un juicio por la muerte de once niños en un ensayo y ocultó una posible solución para el Alzheimer, entre otras polémicas
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 13/11/2020 a las 06:00 Actualizada el 13/11/2020 a las 11:49
Entrada a la sede de Pfizer en Nueva York.

Entrada a la sede de Pfizer en Nueva York.

infoLibre

"Lo que los hechos y la información disponible hasta el momento nos enseñan es que no se puede confiar en que la industria farmacéutica actúe en interés de la salud pública, incluso en estos tiempos sin precedentes". Así habló este miércoles la asesora de Políticas de la Campaña de Acceso de Médicos sin Fronteras, Roz Scourse, con motivo de la noticia de la semana: la gigante farmacéutica Pfizer está desarrollando una vacuna cuyos resultados preliminares son muy esperanzadores. La organización pidió que los Gobiernos exijan "transparencia" a las empresas en los acuerdos de licencia del producto.

Una vez más, las compañías privadas están gestionando una solución de la que depende la vida de miles de personas: y la hemeroteca muestra que, en muchas ocasiones, los intereses del mercado se ponen por delante de los intereses de la gente. La estadounidense Pfizer, una de las cinco denominadas big pharma, ha ideado y comercializado medicinas y remedios que han curado o paliado los síntomas de millones en todo el mundo. También ha sido acusada de opacidad, de subir los precios de los fármacos indiscriminadamente, de maniobrar contra la competencia, de sobornos, de evitar comprobar los efectos secundarios de un producto exitoso, e incluso de conspirar en Nigeria para parar un juicio en su contra por la muerte de varios niños con los que se ensayó un tratamiento contra la meningitis. No es la única: el sector acumula multas y demandas en todo el globo por sus prácticas. El mismo que, en teoría, nos librará del covid-19. 

Pfizer (pronunciada fáiser) fue fundada por Charles Pfizer y su primo, Charles Erhart, inmigrantes alemanes en el barrio neoyorkino de Brooklyn. Corría 1849 cuando se animaron a emprender con un negocio químico. Su primer éxito fue la creación de un medicamento antiparasitario. Y 171 años después, la compañía, que obtuvo en 2019 unos beneficios de 16.273 millones de dólares, parece estar cerca de dar con una de las soluciones a una pandemia que ha puesto en un brete a decenas de países y ha causado la muerte de más de un millón de personas en todo el mundo. Pero no es precisamente la primera gran victoria de la gigantesca empresa farmacéutica. En 1944 se convirtió en la mayor productora mundial de la penicilina, el antibiótico que cambió el rumbo de la farmacología global: Estados Unidos le pidió que aumentara la fabricación debido a las necesidades de los soldados aliados en la II Guerra Mundial, y así lo hicieron. 

Ha desarrollado fármacos para tratar problemas cardiovasculares, hipertensión, depresión, infecciones respiratorias y cutáneas e inflamaciones. Sus investigadores descubrieron por casualidad las propiedades inesperadas del sildenafilo, un medicamento inicialmente ideado para tratar la hipertensión pulmonar. Los ensayos clínicos mostraron que no era muy eficaz para las anginas, pero que sí lo era para tratar la disfunción eréctil. En 1998 salía a la venta en Estados Unidos con un nombre ya conocido por todo el mundo: Viagra. Otro boom de ventas y la vida sexual de millones de personas, revitalizada. Pfizer ya no obtiene tantos beneficios de la famosa pastilla azul por la caducidad de la patente, pero la diversificación de su negocio le ha permitido seguir en el top 5 de la industria farmacéutica sin demasiados sobresaltos. A pesar de las polémicas en las que se ha visto inmersa: difíciles de cuantificar. 

Como toda empresa privada, Pfizer busca su beneficio. Hasta aquí ninguna sorpresa. Pero los métodos para conseguir amasar dinero han sido cuestionados, denunciados y llevados ante la justicia en numerosas ocasiones por atentar no solo contra las normas del mercado, también contra la salud pública. En 2010, las filtraciones de Wikileaks sacaron a la luz que la farmacéutica había conspirado en Nigeria para evitar un juicio por la muerte de once niños y las secuelas de un centenar en un ensayo con una medicina que trata la meningitis. El fármaco, llamado Trovan, fue suministrado a 200 pequeños en 1996. Muchos sufrieron complicaciones graves y varios perdieron la vida. The Washington Post, uno de los periódicos que más ha investigado a la empresa, desveló que la compañía se había saltado todas las consideraciones éticas: los habían usado de cobayas. El pueblo nigeriano salió a la calle y el Fiscal General, Michael Aoandakaa, se puso manos a la obra. 

Pfizer contrató detectives para seguirle la pista al fiscal e investigar casos de corrupción en los que estuviera implicado. Pasó la información a diarios locales, que publicaron los reportajes. El fiscal abandonó el caso. Finalmente, el Gobierno de Nigeria y la farmacéutica llegaron a un acuerdo económico. Hasta el día de hoy, la compañía niega su responsabilidad, se niega a hacerse caso de las consecuencias que sufrieron los afectados del experimento y reivindica el uso de Trovan, que en la actualidad solo se usa para los casos muy graves, como última opción. 

Fue también The Washington Post el periódico que aireó uno de los escándalos más recientes. En junio de 2019, el diario estadounidense publicó que Pfizer ocultó al mundo que Embrel, un medicamento antiinflamatorio, podría reducir el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer un 64%. ¿Por qué? No le salía rentable. Se dieron cuenta en 2015, pero los ensayos clínicos para comprobar que tal efecto era real eran muy caros, y la empresa temía que, al ser un fármaco antiguo, la aparición de genéricos similares podría perjudicarles en el negocio. Investigadores de todo el mundo lamentaron que la opacidad les había arrebatado la oportunidad de avanzar en la lucha contra un tipo de demencia que afecta a casi 50 millones de personas en todo el planeta, y que supone un gran sufrimiento tanto para los pacientes como para sus familias y allegados. 

Los efectos secundarios de los remedios que Pfizer pone a la venta también han sido objeto de polémica. En ocasiones, la compañía ha sido consciente de las contraindicaciones, muchas de ellas graves, pero han presionado, maniobrado y sobornado a profesionales de la medicina para aumentar sus márgenes de beneficio. Champix, el medicamento para dejar de fumar que el sistema público de salud español financia a partir del pasado 1 de enero, ha sido vinculado con un aumento de las ideas de suicidio. Un forense australiano dictaminó en 2017 que el fármaco había contribuido a la decisión de Timothy John, un joven de 22 años que se quitó la vida tras ocho días consumiendo el medicamento. En Estados Unidos, la empresa indemnizó a 2.700 denunciantes con 273 millones de dólares y fue obligada a poner en grande en el empaquetado los posibles riesgos de su consumo. 

Acuerdos extrajudiciales 

El pago de multas e indemnizaciones para arreglar los asuntos legales en los que se ve envuelta es una práctica habitual para Pfizer. En 2009, acordó pagar 2.300 millones de dólares para evitar otro juicio sobre una red de sobornos que la empresa desplegó para que los médicos recetaran cuatro medicamentos: el antiinflamatorio Bextra, que fue retirado del mercado en el 2005 por preocupaciones sobre su seguridad, el tratamiento para la esquizofrenia Geodon, el antibiótico Zyvox y el analgésico Lyrica. En 2012 se repitió la historia: otro acuerdo extrajudicial, esta vez por menos dinero (60 millones) por sobornos a profesionales médicos, funcionarios y reguladores en Rusia, Bulgaria, Croacia, Kazajistán, Serbia, República Checa, China e Italia. Y en 2015, Pfizer despidió a 30 de sus empleados en España tras la denuncia de un extrabajador, que aseguró que los directivos intentaban captar voluntades y fomentar el uso de un fármaco con argumentos más allá de los estrictamente científicos. 

En otras ocasiones, a Pfizer no le hizo falta el soborno para conseguir su objetivo, vender más medicamentos: le bastó con la cercanía con el sistema sanitario de los países. Este reportaje de la BBC narra cómo, en los 90, la compañía surtió de fondos al creador del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM), para que elaborara un test con el que los médicos de Atención Primaria podían diagnosticar la depresión en base a unas cuantas preguntas. La meta era colocar en el mercado cuántas más pastillas mejor de su nuevo remedio, el Lustral. "Cuanto más alto sea tu puntaje en esa prueba, mayor será la probabilidad de que te recete un antidepresivo... De hecho, la prueba me aconseja que te recete antidepresivos si calificas en las categorías de moderada a grave", explica un experto crítico con el sistema. 

Tanto esta compañía como estas grandes farmacéuticas han sido, además, acusadas en muchas ocasiones de encarecer el precio de los medicamentos sin explicar qué costes se han visto aumentados o qué esfuerzos en investigación y desarrollo han tenido que acometer: Italia lidera una iniciativa para obligar a las empresas a ser más transparentes. También han sido señaladas por subir artificialmente la cuantía de los genéricos y cortar suministros para aumentar sus beneficios. Todas ellas, aunque Pfizer va en cabeza, trabajan en una posible vacuna contra el coronavirus: será tarea de las agencias estatales vislumbrar si se trata de soluciones eficaces, en las que, una vez más, el interés privado no se haya situado por encima de la salud pública. 

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

 

Más contenidos sobre este tema




24 Comentarios
  • marcelo noboa fiallo marcelo noboa fiallo 13/11/20 19:54

    No voy a entrar en el fondo de la cuestión. Esta vez lo siento y doy por bueno los datos denunciados por el artículo. Pero, estimado Javier Martínez, estoy un poco hasta la coronilla que se "me aconseje" entre paréntesis, como de debo pronunciar Pfizer (es el tercer artículo que leo con este "consejo"). Yo lo pronuncio en alemán, dado que el apellido es alemán y los alemanes lo pronuncian tal cual. ¿Aceptaría usted que Bilbao se pronunciara, como lo pronuncian los de habla inglesa?. Pues eso. Ya está bien de acatar el lenguaje del imperio!!. Si ellos han transformado el Pfizer en fáiser, allá ellos,. Yo no tengo por qué hacer lo mismo, seguiré pronunciando Bilbao, igual que no digo Miami, sino Maiami (por respeto ellos, a su lengua)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • paco arbillaga paco arbillaga 13/11/20 18:10


    Algunas martingalas por las patentes de Medicina (a partir del minuto 9'):

    https://www.youtube.com/watch?v=aE86WccSYgQ

    ¡Uuuuuuuuuuuffff!


    Responder

    Denunciar comentario

    3

    2

  • jorgeplaza jorgeplaza 13/11/20 15:52

    Aparte de los tejemanejes políticos, sobornos, pelotazos en bolsa y demás, a mí lo que me parece es que las empresas farmacéuticas son como esas amas de casa antiguas en cuya casa no se tiraba nada: se hacían croquetas o canelones con las sobras, pero todo se aprovechaba. Por ejemplo, Pfizer creía que el Viagra serviría para tratar la hipertensión y la angina de pecho, pero resultó que producía un efecto ligeramente distinto del esperado y se ha forrado con sildenafilo (https://www.entrepreneur.com/article/254908) . En castellano se le debería de llamar potra, pero ellos, para justificar las escandalosas ganancias, lo llaman ciencia y riesgo del capital invertido: cada cual usa el idioma como más le gusta.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    4

    1

    • MIglesias MIglesias 13/11/20 16:02

      En castellano se llama serendipia, gracias a esa palabreja tan rara tenemos un montón de descubrimientos que no son producto de la potra, sino de la amplitud de miras.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      1

      2

      • jorgeplaza jorgeplaza 13/11/20 16:15

        Y de la potra también. Y de la suciedad, como le pasó a Fleming con su placa contaminada por hongos antibióticos. Es verdad que si no uno no sabe lo que está buscando puede tropezarse con la suerte sin enterarse, pero la suerte importa en todo, también en la ciencia. Otro ejemplo: la veladura accidental de una placa fotográfica que le llevó a Becquerel al descubrimiento de la radiactividad natural.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        3

        2

        • MIglesias MIglesias 13/11/20 16:20

          Pero como bien dices, hasta para tener potra hay que saber.

          Responder

          Denunciar comentario

          2

          1

      • jorgeplaza jorgeplaza 13/11/20 16:14

        Y de la potra también. Y de la suciedad, como le pasó a Fleming con su placa contaminada por hongos antibióticos. Es verdad que si no uno no sabe lo que está buscando puede tropezarse con la suerte sin enterarse, pero la suerte importa en todo, también en la ciencia. Otro ejemplo: la veladura accidental de una placa fotográfica que le llevó a Becquerel al descubrimiento de la radiactividad natural.

        Responder

        Denunciar comentario

        3

        1

  • MIglesias MIglesias 13/11/20 14:34

    La Big Pharma es empresa y, como empresa en un mundo neoliberal, trabaja para sus accionistas y sus cuentas de resultados, esa es la ética neoliberal. Si los estados asumieran la investigación médica y farmacéutica como parte de su compromiso con la sociedad no tendríamos esos problemas, pero es más divertido y más rentable invertir en armamento.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    9

    • elcapitantan elcapitantan 13/11/20 15:48

      Etica neoliberal es un oximoron.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      2

      2

      • MIglesias MIglesias 13/11/20 16:18

        No desde el punto de vista filosófico si se entiende como la disciplina que describe las disposiciones, valores, creencias o ideales peculiares a una persona o un grupo social. Pregunte a Jorgeplaza que por su foto imagino que de eso sabe mucho.

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        1

  • Variopinta Variopinta 13/11/20 11:54

    Loque me tiene patidifusa de este anuncio de vacuna es que nadie cuestione por qué tiene que conservarse a - 70ª C. Ninguna vacuna comercializada necesita de esas condiciones extremas. Y me sorprende que NINGÚN MEDIO investigue el por qué. Otra cuestión. La vacuna no previene de contraer el virus en un 90%, sino de los síntomas leves, que es algo muy diferente. En fin, se abre la veda de los desmanes y corrupciones en institiciones y administraciones aprovechando el miedo lógico que genera la pandemia en la población. Vacunas, sí, pero sin tantas prisas por hacer el negocio del siglo. Es curioso que los propios medios dicen que EUROPA ya ha comprado 300 dosis de esa vacuna y ni siquiera pone el precio en el contrato. Lo que viene siendo un cheque en blanco. Vamos a estar pagando esta vacuna que repito sólo previene de los síntomas leves del covid, no del covid, durante varias generaciones.... Y en este panorama sólo infolibre ha alzado la voz, pero aún así se queda corto. Me sorprende por ejemplo que el diario. es no esté cuestionando nada de Pfizer. Y por cosas como esas dejé de ser socia de eldiario.es

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    5

    4

    • MIglesias MIglesias 13/11/20 14:51

      La vacuna contra el ébola requiere un almacenamiento similar de entre -70° C y -80° C y la vacuna que está desarrollando Moderna también requiere esas temperaturas de transporte y almacenamiento.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

  • elcapitantan elcapitantan 13/11/20 11:27

    " En 1944 se convirtió en la mayor productora mundial de la penicilina". La penicilina la descubrió el Escoces Alexander Fleming en 1928, nada que ver con Pfizer. Que esta comercializadora de farmacos la produjera y se hiciera multimillonaria con su venta en plena II Guerra Mundial, se debe a que solo Norteamerica tenia su territorio en paz, el resto de paises industriales no estaban en condiciones de producir farmacos de forma masiva.
    El hecho de que en 150 años de existencia solo haya aportado a la Humanidad la Viagra como un gran logro, indica qué tipo de intereses tiene Pfizer.
    Es evidente que sus ejecutivos han dejado de lado, hace muchos años y gracias al enloquecido ultraliberalismo, el interes social para centrarse unica y exclusicamente en el beneficio por el beneficio.

    No son los unicos, pero hay que señalarlo porque ellos SI han sido los únicos que han anunciado a bombo y platillo una vacuna que aun está en fase preliminar y que no se sabe cómo va a terminar. Tipico del mundo de los negocios anglosajón: adelantarse con algo poco claro pero que crea mucha expectación, hacer subir la bolsa, recoger beneficios dejando a muchos incautos colgados y desaparecer con el dinero.
    Y para terminar, una vez mas no es Pfizer, sino BioTnech, un pequeño laboratorio de Maguncia (Alemania) con dos investigadores turcos los que estan investigando y desarrollando la vacuna. Pfizer va a comercializarla. cómo no.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    8

  • Variopinta Variopinta 13/11/20 00:06

    Por artículos como estos soy socia de Infolibre, aunque en mi opinión os quedáis cortos....

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    12

  • BREAKTHROUGH BREAKTHROUGH 12/11/20 23:34

    Sr. Martínez, veo que ha estudiado lo malo. Hablé de lo bueno también. Por favor averigüe los millones que se gastó Pfizer en 2004 para llevar medicinas gratis y ayuda sanitaria así como a empleados propios al desastre por el tsunami en Indonesia. No seré yo quien intente quitarle la idea de que las farmacéuticas son el demonio, ya me aburre el tema, pero sí le digo que como periodista debería ser más objetivo. Lo bueno que ha escrito de esta empresa le ha ocupado pocas líneas, lo malo varios párrafos. Y lo todo lo que dice es cierto. No está al nivel de InfoLibre. Y ahora saldrán los ignorantes de turno a soltar espuma por la boca. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 9 Respuestas

    11

    9

    • SantyPucela SantyPucela 13/11/20 18:56

      Ahhh y tu que defiendes a esta gentuza, eres lo mismo que ellos, deja de ensuciar Infolibre, los de Infolibre no somos gentuza como tu

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      4

      2

      • BREAKTHROUGH BREAKTHROUGH 13/11/20 20:36

        Whatever! 

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        1

    • SantyPucela SantyPucela 13/11/20 18:52

      tu nick me suena a miembro de alguna farmaceutica asi que callate la boca y lavatela bien, que falta te hace

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      2

      1

      • BREAKTHROUGH BREAKTHROUGH 13/11/20 20:37

        Creo que esto ya está explicado. Pregúntale a tu amigo Plaza. Pero al igual que él aunque te lo explique mil veces tú seguirás raca raca. Hala, Agur! 

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        3

    • MASEGOSO MASEGOSO 13/11/20 10:40

      Cuando importan más las cuentas de resultados, los bonus y los beneficios a cuenta hablar de la inversión e las farmacéuticas es hablar de la investigación para la transformación en dinero rápido. Nada nuevo bajo el sol.

      Pero ¿me podría decir que ocurre con las investigaciones en archivo que solo se sacan cuando hay un repunte de salud?

      Una cosa es dar pan y otra rogar a dios.

      Responder

      Denunciar comentario

      6

      7

    • paco arbillaga paco arbillaga 13/11/20 09:19



      BREAKTHROUGH: «Y ahora saldrán los ignorantes de turno a soltar espuma por la boca.» Podrías limpiarte la que acaba de salirte a ti, y tú sabrás a qué causa se debe. ¿Tú estás a nivel de «infoLibre?

      Responder

      Denunciar comentario

      7

      8

    • BASTE BASTE 13/11/20 08:29

      Es una gran bigfarma,solo con su nombre le ha resucitado.

      Responder

      Denunciar comentario

      7

      4

    • manuel14a manuel14a 13/11/20 01:02

      Supongo que para usted, yo soy uno de esos ignorantes, no voy a soltar espuma por la boca, pero hay algo que me gustaría saber, esta como mínimo es la tercera vez que cuando el articulo va sobre Pfizer, usted nos ilustra con lo buenísimo de esta farmacéutica, siempre repitiendo la misma opinión, y aquí viene mi pregunta, tiene acciones en ella, trabaja en ella o es familia de alguno de los dueños, por que si no es difícil entender su feroz defensa. Salud

      Responder

      Denunciar comentario

      6

      15

    • Variopinta Variopinta 13/11/20 00:05

      Tú eres de la familia Pfizer, no? Es como si de un asesino dijeras: sólo hablais de sus asesinatos, no de todas las cosas buenas que hizo. Big pharma es gentuza...

      Responder

      Denunciar comentario

      6

      15

Lo más...
 
Opinión