X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de Voz

Política, refugiados y emociones


Publicada 04/09/2015 a las 06:00 Actualizada 03/09/2015 a las 20:59    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 28

Es prácticamente imposible asistir a un debate o escuchar una conversación sobre el drama de los refugiados sin que salte el reproche: “¿Y tú estás dispuesto a acogerlos en tu casa? ¿Y a pagar más impuestos para mantenerlos?” Siguen (seguimos) sin entender nada después de tantas guerras, diásporas y catástrofes. Quien se hace ese tipo de preguntas después (y antes) de ver la imagen de Aylan muerto en esa playa turca, sin imaginar en ese mismo cuerpo el de su hijo o hija con tres años, no ha podido o querido entender el significado profundo de palabras y conceptos como ciudadano, derecho a la vida, dignidad, derechos humanos, democracia, progreso o Europa.

Hace mucho tiempo que habría que haber plantado cara a tanta hipocresía individual y colectiva. Ante el espejo, en la calle y en el ágora. Cada vez que una imagen, una voz, una mirada que muestra y simboliza miles de muertes injustas se nos queda en la retina, nos conmueve y reaccionamos, aparece la tropa de supuestos guardianes de la racionalidad, la pragmática, el realismo… colocando la etiqueta de “buenista” o “ingenuo” a todo aquel a quien se le ocurra exigir soluciones, firmar un manifiesto de protesta o denunciar el fracaso de nuestras instituciones. Esa tropa confunde caridad y solidaridad con la misma facilidad con la que se pierde de vista el interés público ante la prioridad del negocio privado.

Nadie ha dicho que sea fácil solucionar el drama de los centenares de miles de refugiados que intentan entrar en Europa. Ya sabemos que ningún manifiesto ha evitado una guerra, y que ninguna fotografía por sí sola ha traído la paz. Lo cual no significa que no haya soluciones, que no se puedan intentar o que la única posibilidad “racional” sea precisamente la que ya ha demostrado su ineficacia: construir muros o levantar alambradas. Y, sobre todo, es una obligación legal atender el Derecho de Asilo si queremos seguir presumiendo de ser ciudadanos, demócratas y europeos. (Léase a Javier de Lucas: 'La UE y el derecho a la vida de los Otros').

¿Altera de algún modo la fotografía de Aylan muerto en la playa la posibilidad de que la Unión Europea y los Estados que la forman varíen su política ante la crisis de los refugiados? No lo sabemos aún, pero habrá que pensar que los gobernantes europeos no son de plástico: hoy están más señalados que ayer acerca de sus responsabilidades. A medida que se producen más reacciones de ayuntamientos, asociaciones de vecinos, organizaciones civiles, particulares… quedan más en evidencia los agujeros negros de la arquitectura institucional europea y el incumplimiento flagrante de los tratados por los que se rige. Cuando muchos proclamamos que nos avergüenza la incapacidad y la lentitud de nuestros representantes ante un drama humanitario como este no pretendemos un simple desahogo emocional.

En un ensayo lúcido y sugerente titulado ‘La política en tiempos de indignación’, el filósofo Daniel Innerarity ha dedicado un capítulo a la política de las emociones. “Los dramas –dice Innerarity- existen antes de que los medios se fijen en ellos y persisten también cuando éstos dejan de atenderlos (…) Pero las corrientes emocionales, cuando no son articuladas política e institucionalmente, provocan tanto oleadas de generosidad como de histeria”. Las autoridades europeas, nuestros propios gobernantes, tienen en sus manos la posibilidad de aprovechar emociones sociales para revitalizar la democracia o permitir que los populismos más retrógrados siembren miedos que hagan naufragar Europa.

Quienes nos preguntan si estamos dispuestos a acoger a los refugiados o a pagar más impuestos para evitar muertes como la de Aylan quizás no sepan (o no quieran saber) que miles de familias humildes españolas han acogido a niños saharauis en sus casas, quizás avergonzadas al comprobar que nuestros gobiernos incumplían sus compromisos; que pese a la dureza de la crisis, miles de ciudadanos siguen colaborando con ACNUR, con Médicos sin Fronteras, con UNICEF, con la Cruz Roja o con otras organizaciones que trabajan en los lugares de la tragedia y que necesitan ayuda y apoyo permanentes. Quizás seamos más de los que ellos piensan quienes a la hora de votar tenemos en cuenta quién dedica más esfuerzo a la Cooperación y el Desarrollo y quién prefiere reducir la carga fiscal a los más privilegiados. No se trata sólo de emociones, sino de derechos, de futuro... de política.

P.D. Dos sugerencias para actuar además de leer: Guía para ayudar a los refugiados que llegan a Europa y un manifiesto explícito: ‘Dejen de avergonzar a los ciudadanos’.

EL AUTOR Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



10 Comentarios
  • Rimagu Rimagu 09/09/15 18:24

    Este articulo esta lleno de humanidad Gracias por escribir cosas tan obvias pero que muchos dicen desconocer Lo de meterlos en tu casa a mi ya me lo dijeron tres veces Saludos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Copito Copito 07/09/15 14:08

    Gracias a este artículo, a este periódico, recordamos que vivir bien la vida es vivir la generosidad y la empatia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • salamankita@gmail.com salamankita@gmail.com 06/09/15 09:25

    Jesús con gente como tú(perdón por el tuteo)y lectores como los que te siguen,te leen y escuchan,sería un camino de rosas la convivencia entre todos.Pero ¡Hay! Tenemos por desgracia,políticos sin conciencia,los cuales llegan a "su oficio" trepando y mintiendo,hasta poner a la sociedad de los nervios.Un fuerte abrazo,y mi admiración y consideración,para contigo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Irenepaz Irenepaz 05/09/15 22:22

    Señor Maraña me encantan siempre sus articulos de opinión, pero aunque comparto la solidaridad que no es lo mismo que la caridad, encuentro en la opinión de  hoy un reproche de culpabilidad hacia los ciudadanos que somos victimas también aquellos que carecen de sensibilidad de algún modo son victimas de aborregamiento y resignación necesitamos más cultura y menos mercado para dejar de ser ganado. Un saludo.  

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • tarrago tarrago 05/09/15 11:53

    Esta gente no tiene conciencia, solo les interesa el poder del dinero, me averguenzo de ser europeo, esta europa no me intersa, quiero una europa que piense con las personas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • veopiensocritico veopiensocritico 05/09/15 11:18

    Es penoso e indignante ori a personas como Marhuenda, que van de católicos por la vida, "advetir" que si queremos admitir refugiados hay que subir los impuestos. Apela a los impuestos cuando se está hablando de vidas humanas. Y lo peor de todo es que lo hace para proteger a su amado Rajoy.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Tony 68 Tony 68 05/09/15 10:16

    Creo que hace falta tomar medidas concretas, no se trata de una competición de declaraciones porque ya hay una gran masa de población que cree sinceramente  que hay que hacer algo.  El problema es que la población quiere hacer algo pero no parece que esté dispuesta a asumir los costes y las consecuencias. Si fuera tan claro que la población europea quiere aceptar refugiados creo que los políticos capitalizarían ese mensaje, no son tan idiotas como para negarse a ello.  Por ejemplo, en Europa con sólo permitir la entrada de productos africanos, que actualmente soportan más impuestos, controles de calidad diseñados para blindar los productos europeos… se conseguiría que los africanos vendan más y entre más de dinero en Africa. Lógicamente si entran productos africanos alguien en Europa va a vender menos, y para que no ocurra eso  mantenemos los impuestos, aranceles… En definitiva en Europa nos protegemos para mantener nuestro privilegiado nivel de vida. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • pepelu pepelu 05/09/15 09:25

    Se acuerda alguien que EEUU promovió la invasión de Irak con el honorable propósito de democratizar el país?. Aquí los americanos han mido a lo mismo?. Yo que creo que están asolando el país de Siria para montar allí sus bases militares. ¡¡¡Que cinismo, madre!!!.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Artero Artero 05/09/15 04:32

    Dudu dijo: Tomar Siria como un protectorado; ¿ como, por la fuerza de las armas ?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ARANLANG ARANLANG 04/09/15 22:35

    Totalmente de acuerdo con el artículo, quiero hacer notar los orígenes de estos movimientos migratorios obligados y sus indecentes autores. Las políticas saqueadoras y asesinas de USA y la OTAN en el Norte de África, así como las comerciales con el resto de ese continente, y el seguimiento a ciegas de las mismas por parte de la UE, constituyen el elemento disturbador y originario de estos grandes movimientos de masas buscando la salvación y un mundo mejor... Sin esas políticas, la mayoría de esos millones de desplazados permanecerían en sus casas, pueblos y paises... Evidentemente ahora lo primero es la atención a todos estos refugiados pero, a continuación, se han de tomar medidas urgentes para devolver la paz a esas naciones destruidas por el imperialismo capitalista occidental en aras de una Democracia que ni ellos conocen, ya que sus sistemas políticos carecen totalmente de la misma... Son mafias contra las que hay que luchar... Echemos a todos nuestros políticos mafiosos de la UE.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    De calle

    Es previsible que sigan las manifestaciones y algaradas, igual que es previsible que la justicia siga actuando, y unos y otros se alimenten en el bucle que con tanto acierto había calculado el independentismo.
  • Muy fan de... Raquel Martos Raquel Martos

    La política de hartura

    Pensando en el 'monotema' del 1-O, me pareció envidiable la imagen de los peces esperando a que amaine el temporal para poder volver a practicar natación y disfrutar de la sal de la vida.
  • La Mirada Internacional Fernando Berlín Fernando Berlín

    Cambiar de interlocutores

    Fernando Berlín explica cómo ve la prensa internacional la escalada de tensión entre la Generalitat y el Gobierno central.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre