X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

Pedro Patiño: Las grandes historias siempre son colectivas

Vicente Sánchez Jiménez Publicada 13/09/2016 a las 06:00 Actualizada 09/09/2016 a las 19:39    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 3

Pedro Patiño Toledo fue un sindicalista de base de Comisiones Obreras y militante del Partido Comunista de España, un comprometido luchador por la libertad y los derechos humanos. Desde muy joven, sus inquietudes sociales le llevaron a luchar por conseguir una sociedad más justa, así como la ansiada democracia, frente a una dictadura franquista que imprimía toda su virulencia contra el mundo del trabajo, lo que le ocasionó múltiples persecuciones, detenciones y cárceles.

Estos días se cumple el 45º aniversario de su asesinato, ocurrido el 13 de septiembre de 1971, cuando contaba tan solo con 33 años, durante el primer día de una huelga "clandestina" del sector de la construcción en Madrid que se prolongaría hasta el 19 del mismo mes.

Su delito fue distribuir propaganda de CCOO convocando a los trabajadores del sector a secundar la huelga, para reivindicar una subida salarial y jornadas laborales de menos de 10 horas al día. Unos objetivos justos y legítimos que, no obstante, le costaron la vida.

Sin embargo su muerte, lejos de intimidar a los huelguistas, espoleó una ola de valentía, esperanza y solidaridad entre los trabajadores de todos los sectores y de multitud de colectivos: estudiantes, médicos, abogados... Un apoyo transversal digno de recordar y envidiar, particularmente visto desde la perspectiva actual.

De hecho, como en todas las historias que merecen ser recordadas y contadas, el aparente protagonista no está solo. Las grandes historias siempre son colectivas y si el caso de Pedro puso de acuerdo a tal número de personas, fue por la valentía, generosidad y arrojo de su mujer, Dolores Sancho, de su abogado, Jaime Miralles y de sus compañeros y compañeras de sindicato, CCOO, que no dejaron de denunciar incansablemente los hechos que habían acaecido.

Miralles fue un jurista singular que asumió la defensa de los derechos básicos de las personas en pleno régimen dictatorial, a pesar de proceder del sector de los vencedores. Por otra parte, en el franquismo abundaron los asesinatos a la clase obrera, pero solo algunos de sus familiares, debido a la brutal represión, se atrevieron a enfrentarse a las fuerzas dominantes en demanda de verdad y de justicia. Por ello, es imprescindible recalcar el arrojo de Dolores Sancho.

En aquella España sin libertad de prensa, los medios de comunicación, todos afines al régimen, justificaron el asesinato describiendo una supuesta agresión del sindicalista a las fuerzas de seguridad. Sin embargo, se pudo comprobar que le habían disparado por la espalda, relato que fue corroborado por los compañeros que repartían octavillas de la huelga junto a Pedro ese fatídico día.

Quizás lo más determinante fue cuando Dolores y Jaime fueron al Gobierno Militar solicitando que les entregaran el cadáver para hacerle una autopsia y enterrarlo. Ese día el destino quiso que les dejaran solos en una sala donde estaba el atestado de los hechos. Así, con valentía, se hicieron con él, y pocos días después el PCE estaba inundando Madrid con fotocopias del relato verídico de lo que ocurrió esa mañana del 13 de septiembre. Miralles fue encarcelado semanas más tarde, pero sin duda había valido la pena.

Es dramático que la familia y sus compañeros tuvieran que esperar hasta junio de 2009 -treinta y ocho años después del crimen, la mayor parte del tiempo en un Estado supuestamente democrático-, para que, amparados por la Ley de Memoria Histórica, el Gobierno expidiera por fin un reconocimiento de que Pedro Patiño fue perseguido y encarcelado injustamente “sin las debidas garantías por el ilegítimo Juzgado Especial de Espionaje y Comunismo” y que murió “en defensa de su actividad política”.

Más de cuarenta años después de estos trágicos sucesos, nos debe llenar de esperanza conocer la existencia de gente con el coraje de Pedro Patiño, Dolores Sancho y Jaime Miralles. Así como de tantos sindicalistas que a día de hoy siguen enfrentándose a la persecución por su participación en huelgas, como los compañeros de AIRBUS o de CocaCola, que siguen siendo baluarte en la defensa de los derechos de trabajadoras y trabajadores.

Sabemos que la historia la escriben los vencedores, pero ni ellos pueden obviar a los valientes.

__________________

Vicente Sánchez Jiménez
es Doctor en Ciencias Económicas, Licenciado en Ciencias del Trabajo y Diplomado en Relaciones Laborales. Secretario general de CCOO de Construcción y Servicios


Hazte socio de infolibre



3 Comentarios
  • gomados gomados 13/09/16 17:38

    Pedro Patiño y tantos otros héroes anónimos pero que forman parte de nuestra historia y memoria colectiva no pueden ser nunca olvidados por mucha amnesia e impunidad que nos trajo la bastarda y sangrienta transición que nos venden como modélica y ejemplar. Nuestro agradecimiento y recuerdo permanente. Cuando recuerdo los pactos por parte de la izquierda entreguista y traidora con los ideales de esta gente luchadora y asesinada me dan nauseas. Cada uno en su sitio. Unos con el franquismo pactando canonjías y plebenda, migajas de poder y otros muertos en la lucha contra el franquismo por sus ideales. Y todavía tenemos que oír las loas a los Fraga, Carrillo, Suárez, el borbón emérito y escuchar al orondo multimillonario Felipe Gal Natural. Gracias Pedro Patiño y tantos héroes asesinados. La historia la escriben los vencedores pero vosotros estáis en la intrahistoria y memoria colectiva de lo mejor del pueblo español.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 13/09/16 15:56

    Si, los grandes movimientos siempre han sido colectivos. Sumándome a tu mención y reconocimiento a P. Patiño Toledo, debemos reconocer a todos los que por su defensa de los derechos de todos, cayeron. Vitoria, 3/3/1976, Asamblea de Trabajadores en la Iglesia de San Francisco de Asís: 5 muertos y 150 heridos de bala. Cargó la Policía Armada, el Ministro de la Gobernación era Fraga, pero estaba en Alemania y Martín Villa y Osorio "hicieron sus funciones" Jesús Quintana era el Capitán al mando de la Policía Armada. Por estos "hechos" y otros, surgió la Platajunta (amnistía, libertad sindical, democracia y contra las leyes reformistas) En 2008, una Comisión del Parlamento Vasco, con Idoia Mendía, UGT y CCOO, reivindicaban la consideración para ellos, como víctimas del terrorismo. Se opusieron: PSE, PP Y UPyD. A finales el 1975, ppios. de 1976, uno de cada cuatro trabajadores, hizo huelga en defensa de los derechos colectivos. Comenzó Getafe, Alcalá de Henares, Torrejón, San Fernando...hoy creo que varias de las ciudades citadas del cinturón industrial de Madrid, tienen Alcaldes "democráticos" del PP. Ayer leía la "transformación" de convenios sectoriales por, convenios de empresa, con "tenderos" de 1, 2 y hasta 6 trabajadores. Los propietarios intelectuales de la "franquicia" son los chicos del BEX. Pero, ¿Cuántos han leído los "150 compromisos para mejorar a España" y las "Propuestas empresariales ante las elecciones generales del 26 junio 2016" que nos presentó, con un par...el propio Rosell. Es la etapa de la "conservación de lo que creemos que tenemos" o sea, NADA. Con un dictadorzuelo sustituto del ínclito, un poco mas alto, de CAT. pero con similares características y objetivos. Este, no ha dado un golpe de estado, hace de trilleros con sus secuaces y...parece que "se lo compran" . Pero, lo que pretenden hacer con los trabajadores, los Empresarios grandes/medianos/tenderos y emprendedores, es connatural a ellos; lo lamentable, la vergüenza, lo que nos llevará a la nueva servidumbre por un plato de lentejas, es lo que NOSOTROS, LOS TRABAJADORES, LES CONSINTAMOS. Entretanto, PODEMOS atendiendo a la urgencia, discute la segregación propia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Miguel Montero Miguel Montero 13/09/16 10:51

    Gracias por este artículo. Casi nadie conoce hechos como éste, pero pasaron aquí. Todavía está pendiente que Congreso y Senado condenen el franquismo . Y aunque tarde debemos reconocimiento y reparación a las victimas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.