X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Verso Libre

A ver si nos entendemos

Publicada 15/01/2017 a las 06:00 Actualizada 14/01/2017 a las 19:17    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 118

Escuchar a los demás sirve con frecuencia para asumir las propias contradicciones y para matizar las ideas y los sentimientos. No he perdido la capacidad de indignación, pero hace tiempo que sólo la siento con naturalidad ante el espectáculo de la mentira. No resisto la hipocresía como forma de vida, ni una configuración ideológica fundada en el permanente falseamiento de la realidad.

No me faltan motivos para la indignación, desde luego. Es una parte del pan diario de la vida española. Vemos a gente que habla una y otra vez de la unidad de España y luego actúa de forma calculada para acentuar la ofensa. Se trata de promover un independentismo muy aprovechado a la hora de amurallar las políticas conservadoras y evitar la configuración de una alternativa. Indigna que los partidarios de mantener un Estado común generen situaciones que, por intereses coyunturales, nos condenan la a separación.

Vemos a gente que defiende el amor cristiano y no duda en justificar el trato deshumanizado a los inmigrantes. Convierte las fronteras en un entierro perpetuo. Hemos visto a un ministro beato llamar calumniadores a los que protestaron cuando las fuerzas de seguridad, en vez de salvar vidas, condenaron a muerte a 15 personas al disparar balas de fogueo para que no alcanzasen la playa del Tarajal en Ceuta. Y hemos visto cómo se llenaba la boca con palabras –patria, bandera, ejército y defensa– un ministro que por su estupidez avariciosa perdió a muchos soldados y humilló después a sus cadáveres y a sus familias.

Hemos visto muchas cosas. El cabeza visible de la corrupción se presentó como el encargado de combatir la corrupción y de dar transparencia a las instituciones. Los que defendían la familia y la natalidad aprobaron leyes para favorecer la precariedad hasta el punto de dificultar mucho la vida familiar y el deseo de tener hijos. Y los que se presentaban como expertos económicos no trabajaron para hacer un poco menos pobre a la mayoría, sino para hacer cada vez más rica a una minoría.

Todo eso se ve a diario, aunque con frecuencia pasa desapercibido, porque la ideología dominante, la que se ha convertido en el sentido común de la vida, expone la injusticia y el sálvese quien pueda como la realidad, la única posible: así son las cosas.

Ante ese espectáculo es difícil resignarse y uno cae en la indignación. Pero el deseo de no resignarme, de pensar que las cosas podrían ser de otra manera, me invita también a no caer en la indignación con los que quieren o deberían querer cambiar las cosas. Los escucho, valoro sus opiniones e intento comprenderme a mí mismo.

Oigo el discurso de Javier Fernández, presidente de la gestora del PSOE. Dice que defendió la abstención por lealtad a España. Aclara que cuando hay que elegir entre España y la lealtad a la ideología de un partido, se debe poner por encima la lealtad a España. Y no me indigno, pero me canso. Y no me siento traidor a España cuando opino que la prioridad máxima es oponerme a la realidad ideológica que representa Rajoy y que, en ese camino, un paso decisivo es evitar que Rajoy continúe en el Gobierno. No podemos sublimar en una esencia los conflictos sociales. España no es una unidad de destinos en lo universal, sino una sociedad con explotadores y explotados, ricos, gente acomodada, pobres y personas condenadas a la exclusión social. Contraponer la lealtad española a la ideología socialista es asumir el sentido común de la derecha y renunciar a las razones de la política. Si hay una esencia por encima de todos, ¿para qué discutir?

No me indigno, pero voy camino de los 60 años y me gustaría que alguna vez hubiese en España un gobierno dispuesto a pensar en los intereses públicos y no en los negocios privados. Me gustaría ver en España un ministro de Sanidad que pensase en la dignidad de los enfermos y no en los intereses de las farmacéuticas. Me gustaría ver un ministro de Educación que llegase a un acuerdo para formar ciudadanos y no mano de obra barata y domesticada; un ministro de Cultura que no pensase en el entretenimiento y el ocio del rebaño, sino en la formación de las imaginaciones y las conciencias críticas. Me gustaría ver ministerios que trabajasen por la dignidad laboral y por la igualdad económica y la igualdad de género.

Cansado de guerras en el interior de la izquierda, reservo mi indignación para la derecha. Y miro el toro desde la barrera; como un espectador preocupado (pero desde la barrera). Camino de los 60 años, uno comprende que la responsabilidad está ahora en los más jóvenes. Pero estoy cansado y quiero ver otra cosa. Me cansan los que confunden la lealtad a España con la política de derechas y los que se enorgullecen con ser muy rojos, muy rojos, y no se preocupan de plantear la posibilidad real de un gobierno alternativo, un Estado que cambie las cosas, con ministros y ministras capaces de defender los intereses del espacio común de las personas.

A los jóvenes hay que reconocerles la oportunidad generacional de dirigir la sociedad española. Y los jóvenes deberían pedir a sus mayores que cuenten todo lo que han visto. Porque hemos visto tantas, tantas cosas.


Hazte socio de infolibre



14 Comentarios
  • Nelo Nelo 20/01/17 20:27

    Don Luis, me quito el sombrero ante su artículo, voy camino de los setenta y estoy completamente de acuerdo con usted.Muchas gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Rafael María Rafael María 20/01/17 19:48

    Graciad por poner negro sobre blanca los anhelos de nuestra generación... Aún ers joven para formar parte de ese movimiento consciente y evolucionado que está surgiendo desde el corazón de la gente. Ese pueblo que unido será capaz de poner a los poderes facticos en su sitio y sacar a La Luz las propuestas que tan certeramente propugnas.Hasta el 6 de febrero ren el que nos encontraremos a través de las ondas. Un abrazo,maestro.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • tieri tieri 16/01/17 21:35

    Está muy bien entenderse, en la piel de toro no veo claro la posibilidad, antes de gobernar en España Podemos y Psoe deberían ser capaces de gobernar en coalición en Castilla la Mancha por poner un ejemplo. En el año venidero lo que me preocupa, cada tema con su loco, es que la AFD no gane en Alemania, ves Merkel es de derecha y prefiero que gane, así está mi cabeza, es que no quiero tirar por la borda la zona Euro, al menos en esto estoy con Tsipras.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • cepeda cepeda 17/01/17 17:24

      1.Alternativa no tiene ni una sola posibilidad de ganar las elecciones... otra cosa es que se las haga perder a Merkel.2.El Brexit y Trump suponen un terremoto para Alemania... y habrá que ver como reaccionan... y si están a la altura o les cae grande.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • tieri tieri 18/01/17 12:33

        Gracias por darme animo. Aun con eso AfD es mala señal.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • elpontondelaoliva elpontondelaoliva 16/01/17 20:18

    Muchas gracias PACO ARBILLAGA, por la indicación y el fallo, suelo enviar los poemas con la separación devída en cada verso, en esta ocasión lo olvide, pido disculpas a todos los comentaristas. Un cordial saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • paco arbillaga paco arbillaga 16/01/17 14:28

    «A ver si nos entendemos»: en la época de la posverdad al dinero negro o a la caja B se les denomina «contabilidad extracontable», Bárcenas dixit. Esta gente son unos sinvergüenzas con el significado que esa palabra tenía en la era anterior a la posverdad. Osasuna!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • paco arbillaga paco arbillaga 16/01/17 10:55

    «A ver si nos entendemos»: según dice alguna persona graciosilla en la prensa hoy pasaremos el día más triste del año. Quien lo dice ¿tendrá intereses en alguna farmacéutica elaboradora de antidepresivos? Mas no desesperemos: ¡en unas pocas semanas celebraremos el día del amor! Pues ¡qué bien, qué bien, hoy comemos con Isabel! Ya ves, Rosales: estamos rodeados de mochales. Osasuna2 días tengamos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Damas Damas 16/01/17 11:41

      Pues eso Paco "a ver si nos entendemos", que yo no tenía ni idea de eso del tercer lunes de enero, que me has hecho buscar, que ......, que en los madriles el día está guapo, cielo azul y fresco (frío), no tenemos "glu, glu" y eso que con esta contaminación crónica (atmosférica y política), falta nos haría un poco más de lluvia "tiene que llover, tiene que llover a cántaros". Es de esperar que García Montero, con esta luz madrileña, revitalizante para algun@s, combata en parte el cansancio y mantenga sus ganas de contar, tanto a los más jóvenes que él, como a los que le ganamos en cumpleaños. Osasuna!

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • paco arbillaga paco arbillaga 16/01/17 11:56

        Nunca llueve a gusto de todos. Por aquí se están desmadrando los ríos y suerte que el frío, el hielo, retiene la gran cantidad de nieve caída en las montañas. Luego nos vamos a ver el salto del agua por las presas que es un espectáculo visual y sonoro como para no perderse, ¡y aún es gratis! Creo que a García Montero y a Prado su vena poética les permite reponerse del cansancio del peso de muchas palabras que nos pueden apabullar. Buen día para la gente decente.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • cepeda cepeda 16/01/17 09:57

    1.No queda claro después de este artículo y de los anteriores si usted es partidario de mantener un estado común, una confederación de taifas o algún modelo alternativo. Sería bueno que un día de estos lo aclarara porque supongo que alguna postura tendrá al respecto.2.Vemos todos los días, incluso en personas que aquí escriben, defender una cosa mientras hacen la contraria.3.El tema de los inmigrantes no se puede despachar con un brochazo... exige comentarios serios y en profundidad.4.Hemos visto a ministro beato.... etc, de la misma manera que hemos visto, en Baleares, en Alicante, a políticos que presumen de, y van repartiendo tarjetas de progresistas y anticasta, reaccionar exactamente de la misma manera que los políticos de la casssta... cuando les pillan con el carrito del helado...En eso, como en tantas otras cosas, el que esté libre de culpa...5.Pues yo diría que la ideología "dominante" está bastante cuestionada como se acaba de ver en Gran Bretaña y en EEUU y todo parece que se verá dentro de no mucho en Francia y posiblemente en Holanda y Alemania....A lo mejor EL CAMBIO que se está produciendo no es el que a usted le gustaría pero.... vaya que si están empezando a cambiar las cosas.... Parece ser que la derecha no liberal, que se está llevando a muchos antiguos votantes de la izquierda... si se preocupa por el estado, la familia, y las consecuencias sociales del despelote liberal... 6.Es usted muy libre de pensar que la prioridad máxima es impedir que Rajoy siga gobernando PERO parece ser que a los españoles les preocupa más lo que podría venir después de que Rajoy saliera de la Moncloa... y viendo como dejó la izquierda a España en 2011... parece que algún motivo tienen para estar con la mosca detrás de la oreja.No es suficiente con criticar... hay que hacerlo mejor... PERO si no tienes programa económico alternativo y encima lo primero que quieres hacer es acabar con la constitución pactada por todos, con la nación española, con la soberanía nacional del pueblo español y con el derecho a decidir de todos los españoles... es normal que la mayoría de los ciudadanos españoles... te vuelvan la espalda. Y en eso estamos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ferrermr ferrermr 16/01/17 09:56

    Gracias sr. García Montero por su reflexión en voz. Por su lucha contra la desigualdad y la hipocresía que la agudiza desde donde debería ser combatida. Y también siento pena porque personas como ud. son apartadas de la política cuando tiene tanto para aportar al bien común.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • AML AML 16/01/17 09:34

    Santidad Inocencio: Ya ve vd que ni tan siquiera la admonición de un santo padre puede hacer que el altísimo (no confundir con Pau Gasol) le disminuya el veneno a jorgeplaza. Cuando, más o menos, empieza bien, le sale de dentro la señorita Rottenmeier y acaba a leches con todo el mundo. ¡Qué duro es su ministerio!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • avilera avilera 15/01/17 22:32

    gran artículo Luis García Montero. Comparto todo lo expuesto. Tan díficil es abrir los ojos??

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
  • @cibermonfi Javier Valenzuela Javier Valenzuela

    ¿Hacia un Estado de Excepción?

    La libertad, primera víctima del emponzoñamiento de la crisis política catalana. A uno y otro lado del Ebro.
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    ¿Irán los catalanes a votar en bici?

    La cuestión no es baladí, porque la forma en la que nos movemos representa el 40% de las emisiones de CO2 y es una de las principales causas de contaminación atmosférica en nuestras ciudades.
  • Verso Libre Luis García Montero Luis García Montero

    Madrid

    Pido que me comprendan si me niego a aceptar la caricatura facha de Madrid que se utiliza estos días en muchas declaraciones, porque yo he vivido y vivo en otro Madrid y me reúno a hablar de poesía o a tomar cerveza con otro Madrid.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre