x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Foro Milicia y Democracia

El golpe que no cesa

Publicada el 01/08/2020 a las 06:00

Poco o nada se ha escrito sobre el reciente intento de derrocar al Gobierno aprovechando la crisis del coronavirus.

Algunos comentaristas, como el catedrático de Derecho Constitucional Pérez Royo, han calificado la intentona de “golpe de Estado duro”. El calificativo de “duro” se debe a que los conspiradores pretendían encarcelar al Gobierno y se supone que también a los disidentes más conspicuos. Realmente, el complot no se puede calificar en sentido estricto como golpe de Estado, puesto que en los proyectos de los complotados no entraba el sacar los tanques a la calle, no por falta de ganas, sino por la imposibilidad de llevarlo a cabo. Buscaban más bien un plante militar y del Instituto Armado de la Guardia Civil.

Los conspiradores se basaban en el artículo 8 de la Carta Magna, que atribuye a las Fuerzas Armadas la defensa de la Constitución, caso único en Europa, pues en los países civilizados la Constitución la defienden los tribunales constitucionales u organismos equivalentes. En un Estado de Derecho, con separación de poderes, las leyes las defienden los jueces, que son los que interpretan y deciden si se respetan o no las normas. Dejar la interpretación de la Carta Magna en manos de la cúpula militar supone el riesgo de que cualquier general piense que se está vulnerando la ley y decida por su cuenta acciones que no le corresponden. Atribuir a las Fuerzas Armadas la defensa de la Constitución fue una más de las imposiciones de los generales franquistas para garantizar que la Transición no se iba a descontrolar y que las autonomías catalana y vasca iban a ser similares a la murciana.

Los complotados para conseguir un enfrentamiento del Gobierno con las Fuerzas Armadas y Guardia Civil bombardearon con bulos a grupos de militares en las redes sociales privadas. Estas misivas iban cargadas de un odio inimaginable. No es de extrañar que un receptor de esos mensajes hiciese un simulacro de fusilamiento del Gobierno en una galería de tiro. Además de insultos también se distribuyeron instrucciones concretas, como por ejemplo la forma de dificultar la labor de la Policía Nacional durante las caceroladas. Entre los mensajes falsos difundidos profusamente a través de las redes destaca uno atribuido al jefe del Estado Mayor del Ejército manifestando: “Si su majestad no actúa en un breve espacio de tiempo será función de los generales actuar en defensa de la Constitución y España”.

Las soflamas a los militares se mezclaban con otras reales como la del general de Vox Fulgencio Coll llamando a la intervención militar, o la alocución de Santiago Abascal dirigida a los militares diciendo: “Buenas tardes, soy Santi Abascal y me dicen que es obligatorio saludar a este grupo, un abrazo muy fuerte para todos y viva España”. Mientras esto sucedía, los políticos de extrema derecha adoptaban la postura llamada de la crispación, con objeto de derrocar al Gobierno sin celebrar elecciones.

Lanzaron la Operación Albatros, que pretendía nombrar un Gobierno de técnicos presidido por Margarita Robles. Por eso nadie se sorprendió cuando el general Mestre, diputado de Vox, el 8 de junio, en la última comparecencia de la ministra de Defensa en el Congreso, se deshizo en elogios hacia la “candidata” y en críticas al resto del Ejecutivo. Llegados a este punto, conviene aclarar que el teniente general Mestre es del Ejército del Aire, como también lo es el general Julio Rodríguez, de Podemos. Al general Mestre le han arropado todos sus compañeros sin excepción; por contraste, la práctica totalidad de sus antiguos compañeros de armas reprocharon al general Rodríguez su ingreso en Podemos, muchísimos le han retirado el saludo y bastantes le han calificado de traidor y otros epítetos más graves.

Los argumentos de los complotados eran que Pedro Sánchez había provocado los muertos de la pandemia y que, además de criminal, era un dictador por recluir al país en sus casas. Enviaron a los militares estudios psiquiátricos para demostrar que el presidente del Gobierno era un demente. Pensaban que la pandemia iba a provocar el caos y que el país se iba a hacer ingobernable con millones de manifestantes indignados haciendo sonar las cacerolas. Pero la intentona se fue desinflando a medida que se doblegaba la curva de contagios, disminuía el número de muertos y, lógicamente, el rey no mostraba el más mínimo interés por estos proyectos propios de una república bananera y no de una monarquía parlamentaria europea.

Como ya viene siendo tradicional, los múltiples intentos de golpes de Estado que hemos sufrido han quedado impunes, salvo excepciones imposibles de ocultar. En palabras del ex ministro de Defensa Alberto Oliart, en los años ochenta había un intento de golpe de Estado todos los días. Incluso el proyecto de volar la tribuna de autoridades con el rey presidiendo el desfile de 1985 en A Coruña no tuvo consecuencias penales. Los políticos de la época se limitaban a resaltar “el comportamiento ejemplar de las Fuerzas Armadas”, mientras los aludidos no cesaban de intentar acabar con la democracia.

Al menos en esta ocasión el Gobierno ha reconocido la existencia del complot, aunque no parece que haya tomado medidas para evitar que se repita. Únicamente sabemos que la Guardia Civil ha investigado la distribución de los bulos porque un general de la propia Guardia Civil lo mencionó en la rueda de prensa celebrada el 19 de abril en el Palacio de la Moncloa. En cuanto a alguna deseable investigación en el seno del estamento militar, todo apunta a que no se ha hecho nada. Así se desprende de la respuesta que el Ministerio de Defensa ha dado al exdelegado en Aragón de la Asociación de Tropa y Marinería Española, ATME, cuando denunció la existencia de grupos activos de extrema derecha en las Fuerzas Armadas.

No hace falta ser un especialista en la materia para concluir que la extrema derecha tiene una gran implantación en las Fuerzas Armadas. En las últimas elecciones generales, en las mesas donde votaron militares, como es el caso de El Goloso o El Pardo, sedes de grandes unidades del Ejército de Tierra, la extrema derecha sacó un porcentaje de votos cuatro veces superior a la media obtenida en la provincia de Madrid. Otra cifra elocuente es que más de mil militares —la mayoría generales y coroneles— se opusieron públicamente al traslado de los restos de Franco y sólo poco más de medio centenar, incluidos soldados y guardias civiles, se opusieron al manifiesto que criticaba dicho traslado. El resultado también fue diferente: la ministra Robles abrió expediente a uno de los firmantes del contramanifiesto en activo, que concluyó con la expulsión; mientras que ninguno de los cinco expedientes abiertos a los militares franquistas en situación de reserva tuvo consecuencia alguna.

La extrema derecha se prodiga desafiante con inquietante frecuencia e impunidad y no va a desperdiciar la implantación que tiene en las Fuerzas Armadas para intentar tomar el poder sin pasar por las urnas. Si no se pone remedio, en la próxima crisis volverán a las andadas.

Más contenidos sobre este tema




35 Comentarios
  • Javier Dominguez Javier Dominguez 02/08/20 13:12

    Magnífico y documentado articulo. Añado algunos datos que complementan e ointernacionalizan el problema. Dice Wikipedia:
    "Golpes suaves en America latina.
    Naciones como Venezuela, Bolivia, Ecuador y Brasil se encuentran en la mira desestabilizadora de la derecha opositora internacional.
    Primero que todo debe conocerse a qué se le denomina golpe de Estado blando o suave. Son técnicas conspirativas y desestabilizadoras no directas y en un principio no violentas, con el fin de derrocar a un gobierno democráticamente constituido y, de esta manera, hacerse del poder político de una nación, sin que parezca que ha sido consecuencia de la acción de un grupo económico y político.
    Varios presidentes y expresidentes de Latinoamérica han sido víctimas de esta nueva modalidad de golpes de Estados, como Lula da Silva en Brasil, Rafael Correa en Ecuador, Cristina Fernández en Argentina y Nicolás Maduro en Venezuela, al igual que su antecesor, el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías.
    De acuerdo con Gene Sharp, la estrategia del golpe suave puede ejecutarse a través de cinco etapas jerarquizadas o realizadas de manera simultánea. Entre ellas, el incremento progresivo de los conflictos y la promoción del descontento, para generar factores de malestar, tales como el desabastecimiento, criminalidad, manipulación del dólar, paro patronal, denuncias de corrupción a través de medios de comunicación, sin sustentos reales."
    El golpe de Estdo suvae es una práctica internacional de la derecha internacional, que en España tiene un especial peligro porque cuenta con muchos adictos en las fuerzas armadas, sobre todo entre los mandos más antiguos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Antonio LCL Antonio LCL 02/08/20 08:56

    Artículo muy preocupante por su contenido, pero no sorprende por poco que indaguemos. Es necesario y debemos apoyar un periodismo de investigación que informe sobre tanta suciedad institucionalizada. No es fácil, ya vemos que después de cuarenta años de aplastamiento de las diferencias y otros cuarenta de miedos y desidias, hay sectores que siguen pensando en sus privilegios perdidos o aminorados. Muy de acuerdo con "corleone" que señala: Esto sólo lo podrá enderezar una educación fuertemente laica, y una estrecha vigilancia, a ciertos elementos militares, políticos y eclesiásticos. Ahí está la clave para que la acción democrática tenga sus frutos. Lo triste es que pasan las décadas y los culpables se van sin pagar sus deudas y muchos que quedan, piensan y actúan como aprendices y benefactores de líderes y maestros abonados a cierta milicia, a cierta política y a cierta iglesia. Mucho mucho trabajo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Bonisolano Bonisolano 02/08/20 00:19

    Estamos en 2020. Cuántos militares o civiles responsables de crimenes lesa humanidad durante la dictadura del genocida Franco, han sido juzgados?. Por tanto vivimos en un país donde impera la impunidad de los más graves crímenes que se pueden cometer y que no prescriben. De esa impunidad son responsables todos los poderes del Estado. Y el ejército es parte lmportante de esos poderes porque está en el origen de esa anomalía. Un ejemplo. El general retirado, Chicharro, preside la Fundación Francisco Franco cuya función esencial es hacer apología del genocida. Pero sigue cobrando del Estado por su condición militar. Igual que cientos de compañeros suyos de milicia con los que comparte ideología y pensiones. Es imaginable ésta situación en paises con pasado similar?
    Por lo tanto se trata de un problema global que requiere una voluntad política firme para resolverlo. Y no parece que esa voluntad exista. Otra prueba de ello es la petición reciente de la ARMH para cambiar el lema de todo por la patria por el de todo por la democracia, en los cuarteles del ejército y la guardia civil. Esta petición se le hizo al presidente del gobierno y parece fácil de entender. Sin embargo la resistencia de quienes debían estar ahí para servir y proteger a los ciudadanos, ha sido muy ilustrativa. Igual que el silencio de la ministra.
    Bonifacio Sánchez Cepa

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    6

  • K2K2 K2K2 01/08/20 23:45

    Excelente artículo, y al mismo tiempo estremecedor. El ascenso de Vox ha traído consigo que los muchos golpistas escondidos en el ejército y la GC se vean legitimados. Ya tenemos experiencia en este país de lo que pasa si se deja a los militares entrar en asuntos políticos. Ojalá no nos arrepintamos, el PSOE ya se equivocó al no cortarlo de raíz en los años '30, y pasó lo que pasó.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Isabelle006# Isabelle006# 01/08/20 21:48


    El autor del artículo:

    "José Ignacio Domínguez Teniente coronel del Ejército del Aire (R), abogado y piloto de líneas aéreas. Secretario de la Junta Directiva del FMD. En el blog escribe sobre temas aeronáuticos y de actualidad política. InfoLibre

    "José Ignacio Domínguez es Teniente Coronel de Aviación, Comandante de Iberia, y abogado del ICAM. Fue portavoz en el exilio de la UMD." FMD


    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    4

    • jagoba jagoba 02/08/20 17:08

      Buena información lehengusu
      Buen domingo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Dver Dver 01/08/20 21:22

    Le voy a contestar aquí al señor Basanta. Evidentemente, cuando he leído el artículo del periodísta, he pensado: el reportero desvaría, y no aporta pruebas periodísticas, solo su interpretación de unos hechos, Pero cuando he leído el comentario del señor Basanta, me he acojonado. Expone, él: "El articulo 8 de la Constitución dice «las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional». Oiga mire, ese artículo dice claramente cual es la misión de las FFAA, y no dice que no son ellas las que deben interpretar cuando se incumple el ordenamiento constitucional, es decir, que errado o no, alguien que tiene las armas puede interpretar que no se está cumpliendo la Constitución y tomar el poder a la fuerza. Eso se desprende clarísimamente del citado artículo. Es como si dónde en el artículo pone FFAA, pusiera el Gobierno. Sería lo mismo. Alguien es juez y parte. Para no dormir.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • Dver Dver 02/08/20 10:35

      Por otra parte, los militares que son golpistas, no todos,espero, pocos miramientos tienen por las Constituviones, como ya paso
      No creo, que llagado el caso que nadie quiere, se fueran a preguntar al TC si deben de actuar o no. A la primera institucion queliminarian despues de tomar el poder a la fuerza seria al TC, por si acas. En esas situaciones se dictan leyes por medio de bandos. Es decir, que so encima son propensos a que las leyesvsean papel mojado, solo falta que la Constitucion les dè un clavo al que agarrarse. Acojona.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Pelias Pelias 01/08/20 20:34

    Si las cosas han ocurrido y siguen ocurriendo tal como las narra el articulista. el asunto puede ser de juzgado de guardia. No se puede jugar con cuestiones tan serias. Un Gobierno, un Parlamento, una Fiscalía General del Estado y una Jefatura del Estado que no reaccionen con firmeza ante esto no sé para qué nos sirven.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • corleone corleone 01/08/20 19:08

    Ya lo he comentado muchas veces. golpistas Las ganas mas salvaje, no se ha desvanecido en esta gente. El resquemor y el odio enfermizo que tienen algunos con sus conciudadanos por varias causas, ( religión, envidias, manias, etc )es ilustrativo en nuestros genes, ( ver que esta pasando y ha pasado en Latino América ).
    Esto solo lo podrá enderezar una educación fuertemente laica, y una estrecha vigilancia , a ciertos elementos militares, políticos y eclesiasticos.
    Lo queramos o no, no nos hemos bajado del siglo XIX, aún.Seguimos en las mismas.
    Y lo intentarán una y otra vez. No creo en el fondo pueda tener algún éxito. Europa y los europeos, no son los mismos que en 1936. Pero sustos nos van a dar, vaya si nos van a dar.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • Juango Juango 01/08/20 18:20

    Deben ser los jueces los garantes de la constitución , y no los militares.
    Cuándo , este país estará libre de la “ espada de Damocles” de algunos militares?.
    España se merece descansar del miedo al ruido de sables, de la ingratitud de algunos que se consideran “ salvadores de la patria”.
    Los españoles, con nuestros defectos y nuestras virtudes, somos adultos para decidir nuestro futuro, sin que nadie nos lo imponga.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • Pepe Luis Pepe Luis 01/08/20 17:35

    Buenas tardes , gracias José Ignacio por su valentía en informarnos de lo que sepa , sabiendo dónde están los poderes, por favor sigua informando y creo puede servir de antídoto , si cada vez más españoles , salen del letargo y la ignorancia y no puedan tener más apoyos sino una democracia real
     Justa y pacífica,salud.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    9



Lo más...
 
Opinión