X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




¡Insostenible!

Alternativa para el futuro de las pensiones

Norberto Marchesano Martínez Publicada 02/09/2017 a las 06:00 Actualizada 01/09/2017 a las 21:29    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 9

Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España.

Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España.

UDP

ANTECEDENTES


El Gobierno y los datos del paro


En España se emiten anualmente por lo menos 16 informes sobre la situación del paro y la afiliación a la Seguridad Social. A las pocas horas de conocerse las cifras, el Gobierno y el Partido Popular desarrollan su argumentario, que invariablemente está referido a la exitosa creación de empleo, al incremento de la afiliación y al crecimiento económico con respecto al mes anterior, al año anterior, a la serie histórica, a los países de la Unión Europa, etc.


El Ministerio de Trabajo realiza anuncios de forma recurrente en los meses de mayor actividad de cada ejercicio, resaltando los nuevos récords de recaudación de la Seguridad Social, el crecimiento de contratos indefinidos y la mejora en la calidad del empleo, incluso al relacionarlo con los momentos previos a la crisis. “Nos estamos ocupando de crecer y crear empleo de calidad para sacar definitivamente a España de la crisis”, es el mensaje final, uniforme y repetitivo.


Los sindicatos y los partidos de la oposición

Existe una respuesta casi inmediata de los sindicatos y los partidos políticos de la oposición dirigida a cuestionar el éxito de los resultados, destacando que los contratos temporales firmados superan el 90% del total, la incidencia cada vez mayor de los contratos a tiempo parcial, la disconformidad de los trabajadores por tener que aceptar este tipo de contratos, lo habitual que resultan los contratos por horas, el incremento del riesgo de pobreza aún trabajando, el paro juvenil, la situación de los becarios, la negativa incidencia de las empresas privadas de trabajo temporal y la disminución de los índices de protección de los parados de larga duración. En definitiva, la consolidación de un sistema precario y de bajos costes salariales donde la negociación colectiva se ha ido desequilibrando significativamente en perjuicio de los trabajadores con la implementación de la reforma laboral.

Adicionalmente a estos comentarios, interesa consignar que el promedio de la cantidad de horas semanales trabajadas del segundo trimestre 2017 ha disminuido en un 1% respecto al mismo período del año anterior, lo que indica que realmente se está destruyendo empleo. Los puestos de trabajo que se están creando, son precarios a tiempo parcial y sustentan la engañosa mejora de las estadísticas de afiliación a la Seguridad Social, que reflejan para el segundo trimestre un ficticio incremento del 3,8% en tasa interanual. En la relación con cifras previas a la crisis, la caída en horas semanales es del 18%, al decrecer de 722.000 registradas en el segundo trimestre del 2008, a las 614.000 del segundo del 2017. Observar, asimismo, que el costo de la mano de obra ha caído un 3,9% en el primer trimestre del año 2017 en tasa de variación interanual, signo evidente de la devaluación salarial vigente en las nuevas contrataciones.

Respecto al crecimiento económico, es evidente que no está repercutiendo en los salarios de los trabajadores ni en la mejora del bienestar social de la ciudadanía. Lo que realmente crece sin pausa en España con el Gobierno del Partido Popular es la deuda de las Administraciones Públicas, que afecta financieramente a los presupuestos generales generando mayores intereses, cuya obligada atención provoca recortes de las partidas sociales. Un billón ciento treinta y nueve mil millones de euros, superior en un 14% a la registrada hace solo tres años cuando se alcanzó el billón de euros y con un 55% de incremento respecto de la deuda del año 2011.

La verdad se encuentra en las cifras de la Seguridad Social

Si se considera como punto de referencia los ingresos por cotizaciones sociales del año 2011 de 105.311 millones de euros, las recaudaciones del período 2012-2016 han resultado inferiores en los cinco ejercicios. La diferencia negativa acumulada que se ha producido ha sido de 24.000 millones de euros. Un promedio de 4.800 millones de euros anuales de menores ingresos. A partir del año 2012 correspondía haber tomado serias medidas para mejorar los ingresos y evitar los sucesivos déficits que se han consolidado y desembocado en cifras disparatadas de 18.000 millones de euros anuales para los años 2016 y 2017.

Pero ha resultado más cómodo utilizar el Fondo de Reserva por encima de lo establecido en inicio como margen legal, y así nos encontraremos a finales del 2017, con una sustracción de 74.500 millones de euros, a la que debe sumarse la deuda contraída con el Estado de 10.192 millones de euros. Una Seguridad Social con un saldo mínimo, fundida e hipotecada, lista para el desahucio.
 

LAS POSIBLES PROPUESTAS


Hasta la fecha, se ha contemplado sin mayor contestación social la gestión del Gobierno en materia de Seguridad Social. El Partido Popular es la primera fuerza en la franja de población de mayores de 65 años, (23,5% del censo electoral). La filosofía del Gobierno continúa intacta. Intenta negociar propuestas que le permitan retocar las cifras del paro juvenil registrado en las oficinas del INEM. Los sindicatos han rechazado la mayor precarización que se pretende aplicar en los nuevos contratos de formación y aprendizaje, donde abundan las reducciones a las cotizaciones sociales.

En presencia de una situación deficitaria insostenible, el PP tratará de compartir responsabilidades, justificar sus políticas en materia de ingresos y empleo y con la mayor complicidad posible de partidos políticos, analistas y medios afines. Continuará con medidas que limiten el gasto, lo que no resolverá el problema del déficit y perjudicará nuevamente a los pensionistas presentes y futuros. Ciudadanos, al igual que el PP, seguirá los dictados del FMI, para extender la edad de jubilación, promocionar los planes de pensiones privados y profundizar en la precariedad laboral, con el contrato único de bajos salarios e indemnización mínima.

Para seguir apoyando los presupuestos, los dirigentes del PNV reclamarán del PP la transferencia del Régimen Económico de la Seguridad Social. Las reuniones secretas y declaraciones públicas sobre el particular han concitado todo tipo de especulaciones sobre el real alcance de esta medida. Sus afiliados tienen unos ingresos medios de 28.000 euros anuales, superiores en un 20% a la media de España y el paro es solo del 12,5% de acuerdo a la Encuesta de Población Activa (EPA). Cualquier paso más allá de la mera gestión administrativa representaría un duro golpe para la caja única.

Las propuestas de los sindicatos y de los partidos progresistas, el PSOE y Unidos Podemos, están coincidiendo sobre aspectos esenciales, como ser la vuelta a la actualización de las pensiones por el IPC protegiendo el poder adquisitivo de los pensionistas y en obtener las vías de financiación del déficit a través de los presupuestos generales del Estado cuando las cotizaciones sociales resulten insuficientes. Descartan continuar con la alquimia financiera que ha utilizado el Gobierno en el 2017, endeudando a la Seguridad Social en 10.192 millones de euros e hipotecando su futuro.

Pero queda mucho camino por recorrer conjuntamente para mejorar la política de ingresos, introducir cambios en el modelo productivo, modificar las condiciones del mercado laboral, incrementar la recaudación de impuestos, en especial el de Sociedades, extender los controles sobre el fraude a la Seguridad Social, mejorar la gestión y control de las mutuas colaboradoras y que los salarios y gastos corrientes de la Seguridad Social sean abonados a través de los presupuestos generales del Estado.

Cabe destacar que las propuestas que incrementarían de manera directa los ingresos por cotizaciones sociales evitando la continuidad del abultado déficit anual cuentan con gran resistencia de parte del sector empresarial. Son las siguientes:
 
  • Destopar las cotizaciones sociales, eliminando el límite máximo sobre el que se retiene actualmente, fijado en salarios de hasta 45.012 euros anuales.
  • Suprimir las tarifas planas y las bonificaciones y reducciones a la Seguridad Social.
  • Mejorar el salario mínimo gradualmente hasta alcanzar el 60% del salario medio.
 

LA ÚNICA ALTERNATIVA
 

Es necesario revertir todo lo actuado por el PP en materia de empleo y política de ingresos para evitar el siguiente escenario:
 
  • Los actuales pensionistas, perdiendo poder adquisitivo con el 0,25% de incremento presupuestado hasta el año 2022.
  • Los trabajadores próximos a jubilarse, viendo reducidas sus expectativas de ingresos no solo por el 0,25 % anual de ajuste, sino también por la aplicación del Factor de Sostenibilidad a partir del 2019, que combinará ingresos con esperanza de vida e incidirá negativamente en el cálculo de la base reguladora.
  • El conjunto de los asalariados, expuestos a las condiciones de un mercado laboral sometido a la devaluación salarial y condiciones de precarización extremas, que necesariamente determinarán pensiones futuras reducidas sustancialmente.
La única alternativa, ante el panorama expuesto, es la de acompañar en sus propuestas, a los sindicatos, entidades de pensionistas y partidos progresistas en las convocatorias que se realizarán a finales de setiembre, participando además en todos los espacios para crear un estado de opinión generalizado sobre la necesidad de sustentar el sistema público de reparto y eliminar definitivamente la zozobra que se deriva del incierto futuro de las pensiones.

La defensa de unas prestaciones contributivas y no contributivas suficientes para garantizar un adecuado nivel de protección, merecen el empeño.
 
_______________________
 
Norberto Marchesano Martínez es economista especializado en presupuestos económico-financieros de la Seguridad Social.


Hazte socio de infolibre



9 Comentarios
  • jositochema jositochema 11/09/17 10:13

    Hola, Norberto felicidades por el estudio, y de acuerdo con las medidasd a tomar, pero siempre o casi que se habla de pensiones en Españas, se dan toques de alerta al respecto de no estar muy de acuerdo con los planes de pensiones o similares, privados. Me parece que los planes privados, además de complementar las pensiones futuras, que de muy mala manera por los problemas que se describen y ortros más, las pensiones publicas no pueden garantizar, sirven para fomentar el ahorro entre las personas que acceden por primera vez a un trabajo remunerado, ayudan a tener unas finanzas nacionales en mejores condiciones, ya que son cantidades que las cias. de seguros y bancos, no pueden tocar durante la duracíon del plan y Hacienda y Economia, mantienen bajo estricta vijilancia.
    Me gustaría que se abriera un debate al respecto sobre la conveniencia de los planes privados, para que todos tuvieramos una opinión acertada. Parece que con los factores correctores, la edad media de los ciudadanos del Estado y las condiciones laborales conocidas es necesario hablar mucho de pensiones, ya.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • river river 08/09/17 12:19

    Creo que el artículo va desmontando en sucesivos pasos, el triunfalismo del partido popular, que no ha cosechado otra cosa que fracasos en su política sobre la Seguridad Social. Pero además coincido con el comentario de senemos que indica que responde a su política de destrucción de todo lo público. Existe la necesidad de unidad de todas las fuerzas progresistas porque la clase dominante no se va a dejar arrebatar los beneficios obtenidos con este gobierno fácilmente. De ahí que se plantea como única alternativa, la movilización, que ojalá resulte suficientemente significativa, para modificar todo lo actuado en estos seis años y permita encaminar el sistema de reparto y solidaridad intergeneracional.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • senenoa senenoa 04/09/17 10:39

    Con políticas de empleo y de cotizaciones a la Seguridad Social como las que mantiene este Gobierno desde el primer día de su constitución, el futuro de las pensiones es profundamente negro. No es que el PP no sepa hacerlo mejor, no. Su política en este campo está diseñada para la destrucción, a medio y largo plazo, de las pensiones públicas, dejando en manos de la empresa privada el pingüe negocio. Lo mismo que está haciendo con la enseñanza o con la sanidad públicas. Es su política. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Irenepaz Irenepaz 02/09/17 20:45

    Interesante artículo e interesantes datos, pero como dice el artículo los pensionistas son los primeros en sostener un gobierno del PP a través de su voto, como futura pensionista me siento estafada y dolida por esta falta de educación democratica que tenemos, es muy esclarecedor dar solución a medidas pq si no hay recaudación, no hay reparto felicidades por el artículo de opinion

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • Sua Sua 02/09/17 14:38

    Me sumo a Paco Arbillaga. Me gusta especialmente el propuesto tope de subida salarial. No he leído nunca que digan sea una razón válida para hacer nuestra economía más competitiva y creo que sería una medida interesante. ¿O es que los directivos no podrían pensar en sus negocios con tanto acierto si sus sueldos fueran mas bajos?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Juanjo Seoane Juanjo Seoane 02/09/17 13:24

    Excelentes los datos, análisis y conclusiones

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • guillena guillena 02/09/17 11:05

    Totalmente de acuerdo co el Art, las comvocatorias, como ssucede en los ultimos tiempos, serán muy precarias en cuanto a la participación ciudadana, argumentaremos que los Sindicatos no representan a los trabajadores, para que voy a participar si van a hacer lo mismo etc. En definitiva una serie de argumentos que nos buscamos en muchos casos para no movernos del sofá. Los Sindicatos con sus errores, y defectos ( quien no los tiene ), son los unicos que pueden contrarestar las derivas de los gobiernos a efectos laborales, siempre claro estar, con la participación de la ciudadania. No es posible que estemos quejandonos continuamente, y cuando llega el momento de arrimar el hombro, no hacemos mas que buscar escusas para no participar. Lo conseguido en el mundo laboral hasta 2010, fué por la lucha de los trabajadores, hoy por desgracia tenemos una juventud posiblebente, bien preparada, pero poco participativa. ESPERO EQUIVOCARME A PARTI DE AHORA.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • paco arbillaga paco arbillaga 02/09/17 06:42

    «La única alternativa, ante el panorama expuesto, es la de acompañar en sus propuestas, a los sindicatos, entidades de pensionistas y partidos progresistas en las convocatorias…» Opino que en esas convocatorias se debería EXIGIR:

    – Anulación de la Reforma Laboral de Fátima Báñez (Ley de Esclavitud Laboral).
    – Asegurar unos ingresos mínimos a todas las personas, bien sea a través del trabajo o de una renta social.
    – Que las pensiones permitan vivir con dignidad a las personas jubiladas.
    – Asistencia garantizada a las personas dependientes.
    – Por igual trabajo, igual sueldo.
    – Que sueldos, ayudas y pensiones se revaloricen cada año con el IPC.
    – Asegurar el suministro de energía a todos los hogares.
    – Que la energía, transportes públicos y demás servicios sociales no puedan subir cada año su precio en mayor proporción que el IPC.
    – Lo mismo que está legislado un tope máximo para cobrar una pensión o hay establecido un tope para el salario mínimo que se estudie implantar un tope para el salario máximo.

    Osasuna!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    24

    • MASEGOSO MASEGOSO 02/09/17 15:36

      Estomado amigo Paco: fundamentales esas propustas, interesantes, los argumentos, pero ........

      Irán a caer en oídos sordos y más, en oídos imbéciles.

      ¿Crees que la Báñez tiene conocimiento de las cuestiones laborales?

      ¿Una señorita andaluza al frente de un minisyerio que trata los problemas de los trabajadores?
      ¿Tiene asesores, supongo que muchos, que le indiquen hasta donde llega lo razonable?

      Pues si, tiene asesores pero claro estos cobran más que mini ministra (lo de mini por su capacidad intelectual ya que solo hay que mirarle lacara para ver sus alcances) y a ellos les da igual quien coma, quien viva o quien se muera de hambre. A esta mierda de gobierno que tenemos tambien.

      Asi pues amigo, hasta que no podamos echarlos a la calle, ya ni a la oposición no podemos parar.

      Salud y República Libertaria.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      11

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.