X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




En Transición

La cuarta ola feminista nace indignada: lo personal es político

Publicada 12/03/2018 a las 06:00 Actualizada 11/03/2018 a las 16:39    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 23

Ha sido desbordante, impresionante y emocionante. Tanto, que hay que dejar que pase un tiempo para poder calibrar con exactitud lo que este 8 de marzo ha supuesto. La indignación violeta que llenó calles de ciudades grandes, medianas y pequeñas aglutinó a mujeres mayores, medianas y jóvenes, con un objetivo común: decir basta a todas las agresiones, que, en forma de brecha salarial, techo de cristal o violencia machista –entre otras–, sufrimos las mujeres.

En los últimos días se habla de la cuarta ola para designar una nueva fase del feminismo. Este análisis tiene su origen en la sistemática hecha por Amelia Valcárcel, en la que identifica tras fases históricas en la evolución del pensamiento y el movimiento feminista: La primera ola, identificada con un feminismo ilustrado, comienza en 1673 y se extiende hasta 1792, prestando especial atención a la reivindicación del acceso a la educación de las mujeres como deriva del debate ilustrado liberal, portando una agenda declarativa.  La segunda ola, que va de 1848 a 1948, llega de la mano del feminismo sufragista y está protagonizada por el derecho al sufragio, en el marco de una agenda de derechos civiles, educativos y políticos.

La tercera ola arranca de 1968, se prolonga hasta la actualidad y surge de la comprobación de que en las democracias liberales, donde el sufragio universal y el acceso a la educación estaban reconocidos para toda la población, se estaban perpetuando y agravando las discriminaciones de género. Betty Friedan lo analizó en  La Mística de la Feminidad: En los años cincuenta las mujeres, dotadas ya de derechos básicos, fueron devueltas al hogar y al ámbito de lo privado ante el regreso de los varones que volvían de la guerra y reclamaban sus empleos y posición en el espacio público, señalando así que la incorporación de la mujer a otras esferas superiores había sido momentánea y fruto de una situación extrema y excepcional. Como recuerda Amelia Valcárcel, se instauró "el malestar que no tenía nombre", porque así llamaron las feministas de los setenta al estado mental y emocional de estrechez y desagrado, de falta de aire y horizontes en que parecía consistir el mundo que heredaban.

Aquel feminismo comprobó que, aunque se había conseguido el derecho al voto, a la educación y a un buen número de profesiones –no todas–,  no se habían removido los cimientos del patriarcado lo suficiente como para permitir una posición paritaria de las mujeres. En este contexto, la década de los 80, protagonizada por la corriente conservadora liderada por Reagan y Thatcher, supuso también una ofensiva para las mujeres, a la que el movimiento feminista contestó con una llamada a la visibilización. De ahí la reivindicación de las cuotas y de los mecanismos de discriminación positiva como forma de hacer frente al "techo de cristal" que sigue impidiendo a las mujeres alcanzar cotas de poder en iguales condiciones y proporciones que los hombres.

La cuarta ola del feminismo, a cuyo nacimiento es posible que estemos asistiendo, tiene perfiles propios que habrá que ir analizando, pero desde ya podemos decir que parte del terror de las cifras de víctimas por violencia machista –cada vez más visibilizada en los medios de comunicación–, de la constatación de la brecha salarial y de la permanencia del techo de cristal, entre otras cosas. Y por si esto fuera poco, este listado de agravios y violencias machistas permanentes se está ejerciendo en un contexto cada vez más desigual en lo económico, más precarizado en lo laboral y más decepcionante en las expectativas de futuro, lo que hace que las mujeres suframos estos problemas de forma doble: como ciudadanas de un mundo cada vez más desigual, inestable y precario, y además, como mujeres.

Que las periodistas hayan sido protagonistas en este 8 de marzo –en un movimiento creciente desde hace años, como demuestra el tratamiento de la violencia machista en los medios–, ha sido determinante para crear un estado de ánimo y de opinión. Que el resto de mujeres con posiciones sociales y económicas más estables –académicas, científicas...– hayamos ido justo detrás ha contribuido a abrir camino a otras que lo tenían más difícil, y finalmente han dado el paso. Pero las que han protagonizado de verdad esta movilización han sido las miles de chicas de apenas veinte años, en buena medida estudiantes universitarias, que están viendo cómo, a la indignación provocada por el derrumbe de las promesas de bienestar y seguridad que ya volaron con la crisis de 2008 y que provocaron la indignación del 15M, ellas deben sumar el desvanecimiento de los anhelos de una sociedad igualitaria que se esfuma en cada violencia machista, en cada brecha salarial o en cada techo de cristal. La llamada de las mujeres periodistas, el empuje de otras mujeres, y la indignación de las jóvenes, doblemente decepcionadas y agraviadas, han sido las palancas que han tirado del conjunto de la población. Porque en las calles, el 8 de marzo, no estábamos solo nosotras.

Demasiadas cosas de este 8 de marzo recuerdan al 15M: Unos antecedentes que vienen de otras parte del planeta y generan una red global –los paros que se celebran desde hace 3 años en Argentina, la convocatoria en más de 40 países, el fenómeno #MeToo...–, un movimiento feminista constante y militante que ha mantenido la llama todos estos años, la emergencia con toda su potencia y frescura de mujeres jóvenes que por primera vez se organizaban para pintar pancartas y comprar pintura morada, el desborde de cualquier organización o institución previa, el uso protagonista de las redes sociales como forma de comunicación que emula a la forma de organización del movimiento, la pluralidad de manifiestos y consignas que significa que cada cual hace suya la reivindicación a su manera, la ausencia de liderazgos personales y jerarquías organizativas, el respaldo y la simpatía del 80% de la ciudadanía –como decía esta encuesta de Metroscopia–, y sobre todo la vocación inclusiva y de mayorías para recoger el sentir y la indignación del 99% de la población.

Con esto no quiero decir que este 8 de marzo sea una réplica del movimiento de los indignados, ya que tiene rasgos propios y diferentes que habremos de indagar, pero no olvidemos que en el fondo de la reivindicación del 15M,  y en esa interpelación que hacía no sólo al Estado, sino también a la necesidad de una sociedad organizada y democrática, subyacía una reivindicación clásica del movimiento feminista: lo personal es político.


Hazte socio de infolibre



23 Comentarios
  • Delgiot Delgiot 12/03/18 21:56

    Magnífico, como siempre. Gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Orlinda Orlinda 12/03/18 17:18

    “Lo personal es político” es una frase de Kate Millet, cómo se sabe.
    “Con esta idea, denunció que en el ámbito privado – hasta entonces ajeno a la política – se desarrollan relaciones de poder que sustentan la base del resto de estructuras de dominación del ámbito público. También fue la idea que caló en las mujeres de su tiempo cuando empezaron a entender que las situaciones de maltrato que vivían no eran problemas individuales, sino que eran sociales y venían de una desigualdad común.” (Beatriz Asuar)
    Los rasgos propios del 8 M se encuentran aquí, en esta idea que ha calado en las mujeres, en la toma de conciencia de sufrir todas desigualdad y violencia que tienen una causa común que es social. Esa toma de conciencia de que el problema es social y político es la que nos hace salir a la calle y gritarlo donde haga falta. Es lo que nos une a todas, con independencia de nuestra ideología, creencias, clase o confesionalidad.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    6

    • vaaserqueno vaaserqueno 12/03/18 17:23

      Bien dicho

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • HEREJE HEREJE 12/03/18 10:55

    Muy interesante, como siempre, el artículo, Cristina. Tal vez la cuarta ola unida al movimiento pensionista puedan hacer temblar los cimientos del neoliberalismo. Es evidente que la protesta en la calle pone de los nervios a lo más rancio del capitalismo y ahí incluyo al nuevo líder del movimiento feminista Albert. Somos muchas y muchos y eso significa muchos votos. Por primera vez encontramos movimientos realmente transversales y eso le da miedo al poder.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Antonio Pérez Antonio Pérez 12/03/18 10:35

    Emociona esta revolución feminista necesaria. Ya en mi barrio esta semana se reúnen las mujeres para hacer su primer análisis compartido sobre lo acontecido. ¡Qué siga la alegría por conseguir esas mejoras y que apoyamos muchas más personas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • itnas itnas 12/03/18 09:03

    ¿Cual sería la negación de 'lo personal es político'?¿Lo impersonal es politico? ¿Lo personal  no es politico? ¿Lo impersonal no es politico? En resumen, no me sorprende que lo personal sea político como tampoco que lo humano sea político. Si me sorprendería que la unidad compleja (sqrt(-1), la raíz cuadrada de la unidad negativa) fuese política..

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 11 Respuestas

    9

    6

    • platanito platanito 12/03/18 15:02

      iiiiiiiiii imaginaria. Y hablando de imaginar, imagino un mundo colmenero de féminas obreras y zánganos defensores y reproductores. Y en una colmena superpoblada. Y oh maravilla, en paz y armonía. Si lo que no nos enseñe la Naturaleza... ¿Imaginais una Letizzzzzia ciripolen gordita y con alas? Y obreras inventoras en todos los temas que enumeras.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 9 Respuestas

      6

      1

      • vaaserqueno vaaserqueno 12/03/18 15:30

        Esto ya no me parece broma. Las obreras que no paran ya existen y también los zánganos que piensan que su única misión es la de poner la semillita y se abogan funciones defensivas de sus "propiedades" que nadie les ha concedido. No hace falta tener mucha imaginación, basta con mirar alrededor y a algunos les sobraría con mirarse en el espejo. Hay bromas que pueden resultar graciosas, otras son de muy mal gusto.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 5 Respuestas

        1

        5

        • Orlinda Orlinda 12/03/18 16:56

          Y date cuenta que a poner la semillita le llama ser los reproductores... Por supuesto en paz y armonia, o sea, calladitas.
          Ellos y sus axiomas, que ya les gustaría que fuesen evidentes y definitivos.

          Responder

          Denunciar comentario

          5

          7

        • platanito platanito 12/03/18 16:12

          Sugería un mundo sin la soberbia y la ambición como el que padecemos, dirigida por una reina bondadosa y melíflua y teniendo a los hombres alejados de los resortes del poder. Lo de los machos guerreros es cosa de los hormigueros y no de las colmenas, perdón por la confusión.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 3 Respuestas

          4

          4

          • vaaserqueno vaaserqueno 12/03/18 17:34

            Se acepta. Gracias por la aclaración. Yo no creo que los hombres deban ser apartados de los centros de poder, creo que la forma en la que entendemos y ejercemos el poder debe cambiar, no quiero reproducir los errores de esta cultura cambiando el poder de manos, quiero cambiarlo todo, el sistema al completo. Ardua tarea, pero imagínese ese mundo amable, de respeto a nuestra especie y a la Naturaleza, por eso merece la pena pelearse.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            0

            1

            • platanito platanito 12/03/18 19:21

              Ainsi soit il. Tendremos que atacarnos al principio capitalista. Y deberemos inventar un socialismo nuevo y siempre en situación de mejora. Vosotras que sois más creativas y más prácticas tendreis que diseñarlo.

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              1

          • itnas itnas 12/03/18 16:41

            Se te había entendido claramente

            Responder

            Denunciar comentario

            2

            2

      • itnas itnas 12/03/18 15:15

        Todo es una cuestión axiomática así que dime los axiomas de ese mundo y empezamos a deducir teoremas. En tanto, el campo de los complejos no por ser imaginario es menos real, o sea, que los reales es un subconjunto de los complejos. Y hablando de irracionales, pasado mañana es el anual 'pi-day' así que ¿que regalo preparas?

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        6

        0

        • platanito platanito 12/03/18 16:27

          Gracias por recordármelo. Have an irracional day. Mañana tengo el regalo de la montaña palentina en boca de mi hijo el bombero y amante de sus cumbres y Nieves.
          vidalaesgalla.blogspot.com . Para el 13 tengo otro regalito Made in Dagenham y elequal pay act.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          3

          0

          • platanito platanito 12/03/18 16:58

            Respecto a los axiomas yo me quedé en los de Euclides, pero cambia el de las paralelas para que hombres y mujeres podamos confraternizar antes del infinito e instálalos sobre un paraboloide hiperbólico donde los zánganos sirvamos de sillas de montar a ladies Godivas recubiertas de inmensas cabelleras relucientes azotadas por los notos del empireo y con al menos 4 dimensiones temporales. Y por supuesto con el número PI más racional que un homínido, como mi Fibonnaci inverso. Feliz tarde.

            Responder

            Denunciar comentario

            3

            0

    • itnas itnas 12/03/18 10:38

      He echado en falta la oleada de inventoras: wifi, programación en computadoras, libro electrónico, Kevlar, jeringuilla, ¡cerveza! cafetera, o cristal anti reflejo son unos pocos ejemplos.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      3

  • Grever Grever 12/03/18 09:00

    Comentaba ayer algo en el mismo sentido: Han sido las mujeres con su capacidad de organización las artífices del éxito. El análisis de C.Monge me parece mucho más acertado que el realizado por los expertos consultados por Daniel Ríos (la politóloga Berta Barbet y los sociólogos Fernando Vallespín y Jorge Galindo) para su noticia "Los motivos por los que la movilización del 8M en España ..." (Infolibre 10/03/2018)..

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5

  • Haiku Haiku 12/03/18 07:24

    Gracias Cristina por esta cronología de la Igualdad perseguida. Personalmente estoy en estado de sorpresa y renacida esperanza por esta revolución en curso, poniendo luz entre tanta sombra que nos rodea. Espero poder participar y aportar para esta cuarta revolución feminista.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • platanito platanito 12/03/18 07:18

    A la cuarta va la vencida. Sed compasivas y no cantería eso de "a por ellos..."

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    5

    1

    • platanito platanito 12/03/18 07:43

      Horror de corrector. Canteis canteis... 100 veces de correctivo al robot corrector.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      1

      1

      • vaaserqueno vaaserqueno 12/03/18 09:30

        Sr. Plátano (no tengo confianza para llamarle Platanito), entiendo que este comentario es una broma, así que le respondo de igual manera: ya querría usted.....

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        1

        4

        • platanito platanito 12/03/18 14:48

          Era simplemente una humilde petición de piedad. Puede emplear el aumentativo azo ote o el diminutivo que me lo sugirió el desaparecido galeno1, si la memoria no me falla. Antes era vianero, pero al empelar el avatar de mi nieto pues me pareció mejor el -ito. Tenga ud un buen día.

          Responder

          Denunciar comentario

          2

          2

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.