X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




¡A la escucha!

Cuestión de confianza

Publicada 12/04/2018 a las 06:00 Actualizada 11/04/2018 a las 22:28    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 18

Es lo que siempre repetimos a nuestros hijos: “No se miente. Di siempre la verdad. Diciendo la verdad nunca te equivocarás, créeme”. Seguramente es la lección de vida que más repetimos, de pequeños y de mayores. Y estoy convencida de que es el mejor de los consejos, para todo. Di siempre la verdad. Y esto vale también en el sentido inverso: no les mientas a tus hijos, ni siquiera mentirijillas de esas que se llaman “piadosas”. Si les mientes dejarán de creer en ti. Te perderán el respeto en el peor de los casos y dejarán de confiar en ti.

De nuestra credibilidad depende todo: nuestro trabajo, nuestro reconocimiento, nuestro respeto. Sin ella por ejemplo hoy ustedes no me leerían, ni me verían por la televisión cada mediodía, ni perderían medio minuto en escucharme. Y lo mismo vale para un político, para un empresario, para una institución, para una marca. ¡Que se lo digan a los fabricantes de coches que nos mintieron con las emisiones de CO2...! Si mentimos, si no somos creíbles, apaga y vámonos.

Son los tiempos de la transparencia. Internet, lo dice Pablo Herreros, ha obligado a cambiar las reglas de juego. Internet se ha vuelto el gran chivato de esta sociedad. Buscamos en la red referencias sobre cada cosa o lugar nuevo que queremos conocer. Sobre ese nuevo restaurante que han abierto, sobre el colegio al que hemos decidido llevar a nuestros hijos, sobre el nuevo curso sobre gestión que estamos mirando. Y ahí aparece todo, lo bueno y lo malo. Lo que pasó hace mucho tiempo y lo más reciente. Y respecto a esos comentarios tomamos una decisión. Y para una marca es muy complicado combatir esa mala publicidad. Ya no sirve ocultarlo porque no hay forma de hacerlo, ya no. Cometer un error de comunicación puede ser el final de un negocio o de una empresa. Y en el caso de los políticos......ahí ya no tengo tan claro que sea el final de su carrera, aunque así debería ser.

Mentir en política es casi un arte. Tanto, que últimamente recurrimos a expertos en comunicación no verbal para desmontar determinadas declaraciones, diseccionamos los gestos, el movimiento de los brazos, la dirección de la mirada para descubrir si estaban diciendo o no la verdad. En algunos casos no hace falta ir tan lejos: la mentira tiene las patas muy cortas y lo que se afirma hoy no queda más remedio que, ante la evidencia, desmentirlo mañana. Siguiendo con el ejemplo sobre el que basa su libro Pablo Herreros: augura la muerte inmediata de la marca que no trabaje para su cliente. Especialmente de aquellas que no se dirijan directamente a él, sin engañarle. Dice que quien lo ignore morirá. Quien lo respete, creará una comunidad fiel de seguidores. “Sé transparente y te lloverán clientes”, dice.

Es muy parecido a esa relación de confianza que queremos construir con nuestros hijos: no es de un día para otro, es pasito a pasito, en cada etapa de su vida. Cuando comienzan a andar, dándoles la mano. Cuando tienen su primera función, apoyándoles desde el público con tu sonrisa. La primera vez que se van de campamento dándoles confianza para que no se derrumben si te echan de menos. O cuando son adolescentes, escuchándoles sin juzgarles cuando quieran contarte algo que para ellos es tremendamente importante.

Pues bien. Si desde luego sirve para algo todo esto de ser sinceros, creíbles, es para la política: si no os creemos, señoras y señores, no os votaremos. Es así de simple.
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



18 Comentarios
  • Pepita Pepita 16/04/18 09:50

    Tu no se a Secta miente de narices, y manipula de c....., Sobtr todo e de mas periodismo, y el del sábado noche con todo el facherio Marluenda Inda , trabsparencia en vosotros un chiste

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Juanjo Seoane Juanjo Seoane 15/04/18 14:24

    Ojalá. Pero hay tanto rencor y envidia que se vota en contra de "los más malos", que siempre son "los otros"

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Isasi Isasi 13/04/18 19:30

    La verdad es para mí, la honestidad con uno mismo. Ahí radica todo. Y ahí yace, también, el desequilibrio. Tan humanx por otro lado.

    El pp es el ejemplo más claro de ello como partido politico. Incoherencia&Desequilibrio en estado puro. Falsa patria. Falsa religión. Falso todo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    1

    • Julio P Julio P 14/04/18 02:53

      De acuerdo con usted Isasi.
      La verdad, empezando por cada uno: Honestidad y coherencia con uno mismo ( pienso, siento y actúo en sintonía) y como consecuencia, equilibrio. Con sus altibajos, pero todo se vuelve más sólido y más amable.


      Después, ya resulta más fácil ser sincero con los demás . Pero ¿Siempre la verdad? pues eso pensaba yo, hasta que un día viendo la tele, un capítulo de " Merlí ", Se da una situación de promesa a sus alumnos incumplida por el profesor, o algo así , no recuerdo bien. Ellos se sienten defraudados y engañados. Su profesor (su ídolo) les ha mentido. Y Merlí, les suelta esta frase de David Hume (aprovechando la ocasión):


      "Más vale una mentira que sea beneficiosa para la sociedad, que una verdad que le pueda perjudicar " y él la explica diciendo que el pensamiento sólo es útil cuando tiene en cuenta los intereses de la gente.


      Claro, al oir algo así, fui a escribirlo enseguida y me amplió mi modo de ver la verdad o la mentira. De un modo menos absoluto, más humano, mucho mejor.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      1

      • Isasi Isasi 14/04/18 12:31

        Gracias por su comentario Julio P . Con todos mis respetos por David Hume. No comparto ese pensamiento porque me conduce a interpretar que quien piensa así, siente que la sociedad - cualquier ser humanx - es infantil y por ello, no capaz de enfrentarse a la verdad de un problema. La carencia de información completa y veraz es oprimir la libertad individual. Yo prefiero creer en la confianza de que todxs estamos capacitados para enfrentarnos a la verdad, aunque sea la más oscura y cruda realidad. De esa manera tendremos la oportunidad de conocernos, experimentarnos y transformarnos. Los límites los pondremos nosotros . Así lo siento.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        1

        • Julio P Julio P 14/04/18 17:30

          Muchas gracias por su visión, tan válida y enriquecedora como la de Hume. Un saludo Isasi.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          1

  • Enrique Pascual Enrique Pascual 12/04/18 22:16

    El artículo chapo,me imagino que el Sr Rajoy y sus socios de la muerte no te leen ni te ven en la Sexta,pero INFOLIBRE debería mandarles lo que no se debe hacer  pero eso es una utopía .Este gobierno lo único que quiere es arruinar el país y a su gente y ellos entre Masters Punica Gurtell comisionista  como Barcenas y luego presidir funerales en dictaduras de dónde viene el presidente del plasma y de la mentira

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Pelias Pelias 12/04/18 18:55

    El grave problema que hay en nuestra sociedad es que hay muchas personas que prefieren vivir en la mentira, que creen que en la mentira y que con la mentira pueden defender mejor sus intereses, de ahí que, en los puestos dirigentes, haya tanto personaje nefasto y nefasta ... y se vuelva a elegir a los mismos o parecidos si se presenta la ocasión, véase: M. Rajoy, los sucesivos gobiernos peperos en la comunidad valenciana y madrileña, los sucesivos gobiernos sociatas en Andalucía, Puigdemont y sus secuaces ... Hay una gran falta de sensibilidad democrática y ciudadana. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Larry2 Larry2 12/04/18 18:02

    La palabra mentir existe en politica en todo momento. Lo vemos a diario, lo que se dice ahora, lo que se dijo hace un año, dos , tres, etc. Los que nos gobiernan nos mienten, y lo triste es como ha dicho alguno de los compañeros de comentarios, que aunque nos mientan, y ademas con pruebas, seguimos votando a los mismos. No hay solución. Buen articulo, la mentira creo que es un defecto que te lleva a fracasar en la vida.agur. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • canor canor 12/04/18 13:39

    Completamente de acuerdo, pero la clase politica usa la mentira como una de sus mayores habilidades, y sin duda lo es. Que asquito.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    7

    • TOTOFREDO TOTOFREDO 12/04/18 14:18

      Lo grave no es éso, es que cuando se sabe la verdad "se les sigue votando....", éso es lo grave...

      La primera vez te engañan, las siguientes "te engañas tú".

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      6

  • CinicoRadical CinicoRadical 12/04/18 10:31

    ".. no se miente."..Por eso nada mas nacer se le hipoteca,se les bautiza,entre otras lindezas
    Hay que compartir!..hasta cuando? otra celebre frase.
    El Grupo Volkswagen aumenta las ventas pese al escándalo de las emisiones
    El crédito es fundamental,si no,de que íbamos a intercambiar papeles de colores o plásticos ,y darle un valor que en verdad no tienen.La manipulación es el modo en ello estamos .Atención. Déjese manipular con conciencia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • itnas itnas 12/04/18 09:52

    Me has recordado a tres sabios, Buda, Sócrates y Confucio. Los tres coincidentes en ensalzar la negación del yo y, de consecuencia, la anulación de los principales problemas de la sociedad humana, sin duda la mentira uno de ellos. Los tres coincidentes en afirmar 'no pretendas dar solución a algo que no hayas solucionado previamente en ti mismo'. Pero, me temo que esta 'receta' es personal, no social, de forma que queda por discernir cómo desde lo personal acometemos lo social.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • paco arbillaga paco arbillaga 12/04/18 08:58


    «Es así de simple», Helena: «Me equivoco, pero no miento», que dice Jesús Maraña.

    Una gozada leerte, neska. Osasuna2 salu2 desde tu pueblo (donde, de tanta agua que cae, no sabemos si guardar la ropa de invierno… o dos animales de cada especie).

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    2

    10

    • M.T M.T 12/04/18 09:54

      ¡ Qué bueno eso, Paco: " me equivoco, pero no miento"!¿Con los deditos contados se podrá decir esa expresión?
      Osasuna!

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      5

      • paco arbillaga paco arbillaga 12/04/18 10:15


        M.T: «¿Con los deditos contados se podrá decir esa expresión?» Probablemente entre políticos y jerarcas de toda especie muchos deditos no sean necesarios pero opino que las personas de bien, que son mayoría (si no fuera así el mundo haría tiempo que habría ido destruido), si mienten es porque se equivocan o dicen mentirijillas para no perjudicar a los demás, no para jorobarlos. Osasuna2 salu2.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        4

        • M.T M.T 12/04/18 10:17

          Amén.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          1



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.