X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de Voz

El verdadero máster

Publicada 14/04/2018 a las 06:00 Actualizada 13/04/2018 a las 20:15    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 63

En la (improbable) hipótesis de que finalmente se produzca la reunión que Cristina Cifuentes exige con Mariano Rajoy en persona antes de renunciar a la presidencia de la Comunidad de Madrid, uno daría lo que no tiene por escuchar detrás de una cortina, o bien por la vía de micro y florero con la que tanto disfrutaba el exministro Fernández Díaz. Cabe imaginar más o menos un escueto diálogo:

–M. Rajoy: Cristina, ya sabes que te he apoyado todo lo que he podido, y que me he negado a actuar con la cabeza caliente, pero… ya sabes que lo primero es el partido, y no podemos perder Madrid… y el lenguaraz este de Rivera es capaz… En fin, yo creo que deberías plantearte dar un paso…

–C. Cifuentes: Pero Mariano, tú mismo has dicho que ya he dado todas las explicaciones, y que es la Universidad la que… y además, si Maíllo no anduviera… ¿O es que no te acuerdas de lo que yo he hecho para cargarnos a Espe y a toda la tropa…?

–M. R.:  Ya, Cristina, pero entiende la presión… Has quedado muy tocada… al decir que tenías el máster y después que no aparezca… yo creo que es oportuno y conveniente…

–C. C.: ¿Me estás diciendo que tengo que irme por haber mentido? ¿De verdad? Espera un momento, que me descojono…

(Perdón por el vocabulario, pero cualquiera que conozca a Cifuentes sabe que no ahorra tacos, como tampoco lo hace su predecesora e íntima adversaria Aguirre, tan aficionada a justificar cualquier patinazo con su célebre sentencia: “A cojón visto, macho seguro”).

A estas alturas del escándalo del máster desvelado por eldiario.es todo el mundo se pregunta cómo es posible que el asunto haya llegado hasta aquí, por qué no dimitió la afectada al día siguiente del estallido, incluso por qué no optó por asumir el disparate, renunciar al falso título, pedir disculpas a la ciudadanía y ponerse en manos del partido y de su socio de gobierno. Habría sido menos ofensivo aparecer como culpable y arrepentida en lugar de mentirosa y reincidente.

Todo lo cual no quitaría razón a Cristina Cifuentes para colocarse en jarras ante Rajoy con el sólido argumento citado: "¿Tú me vas a decir a mí que debo retirarme de la política por mentir?" Por la vía más insospechada, la de esa obsesión por la apariencia y la titulitis, ha estallado en el PP esa bomba de efecto retardado que significa tener al frente del partido y del Gobierno a alguien que jamás ha asumido su responsabilidad por mentir sobre la Gürtel, los sobresueldos, su relación con Luis Bárcenas, etcétera, etcétera. Al final alguien le soltará el mismo refrán que el propio Rajoy dedicó en la tarde del viernes a los grupos de la oposición: “consejos vendo que para mí no tengo”.

Lo que asoma detrás y al fondo del caso Cifuentes tiene mucho más calado que el ya de por sí indecente conchabeo entre un catedrático de universidad y una dirigente política a la que regala un título que no merece. El verdadero máster es el que desde hace décadas ha cursado el Partido Popular en el ejercicio del poder, como si todo lo público le perteneciera por derechos adquiridos, lo mismo da que se trate de una caja de ahorros que de una televisión, un gran hospital o una universidad. Lo aprendido y practicado por muchos dirigentes ‘populares’ es ese concepto patrimonialista de lo público, reconvertido en coto particular, en una especie de cortijo en el que funcionan como señoritos que, una vez elegidos por las urnas, no sólo mandan sino que disponen de haciendas, títulos y personas. Siempre, por supuesto, priorizando el interés de amigos, parientes, compañeros de pupitre, sagaces empresarios… sin excluir los favores a algún falso izquierdista que ocupe la cuota suficiente para aparentar pluralidad. Es la fórmula de Cajamadrid bajo el mandato del difunto Miguel Blesa, aplicada de forma clónica en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

Los tribunales establecerán la verdad judicial, en la que deberán aparecer, como mínimo, los responsables de delitos de falsedad documental, y más le vale a la propia URJC ser ella la que limpie de sus campus todas aquellas “manzanas podridas” que han causado un daño irreparable a la imagen de la universidad. Me temo que se pueden llenar varios cestos, y que si de verdad hubiera disposición a levantar las alfombras habría que revisar a fondo los rectorados de Pedro González Trevijano (hoy magistrado del Tribunal Constitucional propuesto y venerado por el PP) y de su sucesor Fernando Suárez, especialista en plagios al por mayor, sin disimulos ni intertextualidades.

Que nadie se despiste en el puro morbo de avergonzar a quienes han engordado su currículum con títulos que no tenían. Esa vanidosa trampa no es exclusiva de la política (también hay periodistas e ilustres analistas e intelectuales que comparten el pecado). Porque el verdadero motor de ese Instituto de Derecho Público (IDP) dirigido por el ínclito Enrique Álvarez Conde era el habitual en esa “charca de ranas” en la que convirtieron la comunidad de Madrid desde el Tamayazo hasta anteayer: los negocios particulares al amparo o a costa de los recursos públicos. ¡Estas sí que son élites extractivas! No hay más que pinchar en este enlace y comprobar que a ese mismo máster fantasma de Cifuentes envió el Gobierno de Aguirre a unos cuantos funcionarios pagándoles 1.500 de los 1.800 euros que costaba la matrícula. O pinchar en este otro para observar que durante años ese instituto de la URJC fue el beneficiario exclusivo de todos los contratos de la Comunidad con universidades públicas (hay seis en Madrid).

Ojalá el caso Cifuentes sea un nuevo empujón regenerador que sirva para que a ningún político se le ocurra ya inventarse un título ni a ningún catedrático (estatus no incompatible con el de presunto delincuente) hacer negocio con un máster bajo el paraguas de una universidad pública. Pero sobre todo debería servir para tomar conciencia del verdadero postgrado en el que parecen haberse especializado quienes presumen de liberales y se dedican desde el poder a facilitar el desprestigio y el desmantelamiento de lo público, sin desperdiciar, eso sí, los recursos de todos a la hora de llenar bolsillos privados o maquear biografías.

Si además resulta que en España empieza a pasar factura inmediata la mentira de un político, significará que pese a toda la regresión a la que asistimos en derechos y libertades hay una corriente de cambio, de exigencia ética en la sociedad civil, que no tiene marcha atrás.
 
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



63 Comentarios
  • hayundi hayundi 21/04/18 10:48

    Para que ese aire renovador lo sea del todo falta que los políticos de turno dejen de tener el poder de proponer jueces, magistrados y fiscales, a ver si se hace realidad, de una vez, aquello de la independencia del ejecutivo y el legislativo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Artero Artero 21/04/18 00:56

    Aunque este master no sea físico, si que parece que lo hayan conseguido, y con méritos, tanto como para decir alto y claro, que se han merecido l master en corrupción

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Plin Plin 16/04/18 14:41

    "Si además resulta que en España empieza a pasar factura inmediata la mentira de un político, significará que pese a toda la regresión a la que asistimos en derechos y libertades hay una corriente de cambio, de exigencia ética en la sociedad civil, que no tiene marcha atrás."

    Que optimista es usted señor Maraña.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • elena sin hache elena sin hache 16/04/18 12:49

    Buenos días,

    gracias por poner un poco de humor con ese diálogo. me pregunto: ¿Qué hace esa funcionaria cambiando las notas? ¿es la primera vez que lo hace? ¿Nadie nota nunca nada?, estas personas son colaboradoras necesarias, tienen que serlo, para estas cosas y para otras. Habría que echar un vistazo. La semana pasada leí que en otra Universidad, algunos profesores hacían negocio con unos cursos ¿?. saludos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • menchugm menchugm 16/04/18 09:47

    El PP se siente impune de todo...por eso actúa con tanta prepotencia. Tiene dentro de su partido todo el poder del dinero el Opus eso (abriga mucho) .

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    9

    • phentium phentium 17/04/18 08:31

      y 8 millones de analfabetos politico-sociales dispuestos a seguir votandole.

      Al final todo el mal de la situacion se concentra ahi.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      22

  • phentium phentium 16/04/18 08:27

    Buen articulo Jesus.

    Un apunte: dices "Ojalá el caso Cifuentes sea un nuevo empujón regenerador que sirva para que a ningún político se le ocurra ya inventarse un título ni a ningún catedrático (estatus no incompatible con el de presunto delincuente) hacer negocio con un máster bajo el paraguas de una universidad pública. "

    Ojala fuese asi, pero me temo que estos sirverguenzas solo van a usar este asunto para "mejorar" en proximas ocasiones y hacerlo "mejor" para no ser pillados.

    Tal como manifestó Rajoy hace unos cuantos lustros siendo presidente de la diputacion de Pontevedra "el poder debe heredarse por estirpe". Es decir que hay unos que estan "mejor" preparados que otros y por eso han llegado adonde han llegado. Y como son los mejor preparados, son los mas idoneos para dirigir los destinos de un pais. Asi que el hijo de un tornero deberia ser tornero y la hija de una ama de casa debiera ser ama de casa.
    Segun su teoria, existen dos clases sociales basicas: los que mandan porque son superiores y los que se dejan mandar porque son inferiores a los anteriores.

    El problema es que la actual "foto" de este pais tambien deja entrever esa misma organizacion social porque los del "a por ellos....¡¡¡" parecen estar encantados con que les manden los que les mandan.

    La sociedad que tan bien inmortalizo Goya en alguna de sus pinturas sigue muy vigente en este pais.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    18

  • Ciro2 Ciro2 15/04/18 23:53

    ¿Sabemos algo de Pablo Casado? ¿Ha ingresado ya en la unidad de quemados de posgrado?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    13

  • CarmenMO CarmenMO 15/04/18 21:47

    Gracias Sr. Maraña. Esto es un poco de aire fresco entre tantas miasmas. Ojalá sea cierto que alguien, en algún momento, asuma responsabilidades. Personalmente lo dudo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • CarlosP58 CarlosP58 15/04/18 20:07

    Como siempre magnífico Jesús, un comentario muy acertado sobre el proceder continuado del Ppcorrupto de M Rajoy en el Reino de España.
    Las causas las conocemos desde hace más de 80 años: Golpe de estado, Guerra Civil. Represión y Dictadura de casi 40 años dejando heredero y controlado ejército e iglesia, los dos males históricos de este país.
    Las consecuencias, lo que vemos. Un jefe del Estado. Felipe VI, que no se atreve, por la propia endeblez monárquica, a encarar la situación de un país en manos de corruptos en todos sus poderes y estamentos. Un país donde la IMPUNIDAD es la ley que estos políticos depredadores se aplican para si y sus corruptos y donde el PUEBLO MANSO está en manos de media docena de medios de comunicación, a su vez en manos de bancos, Hacienda y Montoro.(¿Qué banqueros o políticos están en la carcel)
    Medios que sólo o vomitan cortinas de humo o despistes varios para NEGAR, CULPAR AL MENSAJERO, DECIR QUE SE HAN DADO EXPLICACIONES, PONER EL VENTILADOR Y, finalmente, QUE ACTÚE LA JUSTICIA. (¿Cuántas décadas tardará?)
    Mientras este pueblo siga atrapado en esta Red de engaños, medias verdades y mentiras NO HABRÁ SOLUCIÓN.
    Y eso, porque en la Administración de Justicia Española o si se prefiere el Poder Judicial, no son capaces de meter en la cárcel a tanto golfo, incluidos algunos de ellos ,y nos demuestran que este es un Estado fallido del sur de Europa.
    La Democracia es el gobierno del pueblo y para el pueblo. ¡Qué nos demuestren congresistas y senadores dónde ocurre eso hoy en esta España del siglo XXI!
    Saludos y Periodismo Libre

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12

  • Azalea Azalea 15/04/18 17:20

    Ojalá tengas razón  Jesús  y  haya un antes y un después . Saludos!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre