X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Aquí me cierro otra puerta

Comunista, Yolanda Díaz es comunista

Publicada el 13/10/2020 a las 06:00 Actualizada el 13/10/2020 a las 09:12

Hay algo siniestro en la actitud de Isabel Díaz Ayuso de hablar de las nuevas caras del comunismo en la actualidad. Según ella, tal y como escribió en el Abc, el comunismo ha tomado otras formas y ahí entran el Black Lives Matter, Hugo Chávez, un viejo fantasma que recorre Latinoamérica y Pedro Sánchez. Todo junto, que lo dice Ayuso. Se trata, en 2020, de agitar un cuento de otro tiempo para la nueva batalla de la derecha: toda vez que la pragmática y la económica la tienen perdida, todo su afán se centra en dar batallas culturales. Y como 90 años atrás, la derecha española se centra en agitar el Terror Rojo como antídoto de todo. Porque, sí, el fascismo de hoy también está afinando sus técnicas, toda vez que las formas del pasado ya no le valen. Y ahí está Díaz Ayuso, a la cabeza.

Comprándole a la presidenta de la CAM su razonamiento, y asumiendo que Pedro Sánchez encabeza, más por omisión que por acción, la nueva ofensiva comunista, cuesta entender que desde la ultraderecha ayusiana no se cargue contra una ministra de Trabajo que, oh sorpresa, es la única persona del Gobierno cuya única militancia es la del Partido Comunista de España. El de la bandera roja, la hoz, el martillo y toda la pesca. Yolanda Díaz ni siquiera milita ya en Izquierda Unida y nunca lo hizo en Podemos. Es, si nos adscribimos a los carnés que lleva en el monedero, la ortodoxia comunista representada en el Gobierno. Pero del otro lado ni se la nombra. Sería tanto como decir que, una y otra vez, los empresarios pactan con el Terror Rojo reforma tras reforma, y una cosa es el temor al marxismo y otra, decir algo malo de la CEOE. No da la derecha puntadas tan finas. En la ofensiva del comunismo mundial cuyas voces escucha Ayuso en su cabeza, desde las protestas en Chile a LeBron James, no aparece una ministra de Trabajo que es la mayor defensora de la clase trabajadora que haya morado en un Gobierno de la Nación, posiblemente, en toda nuestra historia postfranquista.

La realidad de las cosas es que si para Ayuso la ofensiva de un terror marxista fuera real, y no una táctica política calcada de los manuales trumpianos, Yolanda Díaz debería ser su mayor enemiga. Nadie está más cerca de meternos la hoz y el martillo en el salón de casa que ella, una de las ministras más populares de este Gobierno y quizá la que mejor ha gestionado la que tiene encima. Una persona que habla bajito pero con contundencia, que colecciona repasos a diestro y siniestro en las Cámaras Baja y Alta cuando el PP le lanza algún perro de presa torpe y tierno que se suele ir a casa escaldado y enterrado en datos, razones y, sí, ortodoxia comunista. Que demuestra que el centro no es una ideología, sino una actitud: la de alguien que quiere que las cosas salgan adelante y que sabe cómo hacerlo, pero que sabe que en el suelo de la vida hay una raya pintada y ella tiene claro de qué lado está. Del contrario al que esté Díaz Ayuso.

Toda vez que esperamos el inside job a la presidenta madrileña (uno no puede hacer política contra otros territorios, porque en esos territorios vive gente, que vota al PP y hay señores –barones– del PP a quienes tiene que votar esa gente y que tienen muy difícil defender a una señora que sistemáticamente dice que todos los que no son madrileños son infraseres), veremos hasta dónde llega Yolanda Díaz. Ya se oye en esa izquierda permanentemente insatisfecha y recelosa de Pablo Iglesias decir que tiene que ser la próxima candidata a presidenta del Gobierno. Hace dos años decían lo propio con Irene Montero, pero esa moda ya pasó. Lo que cabría decirle a todo el mundo, ayusistas trumpianos que batallan contra el comunismo e izquierdistas cuquis que siempre buscan el perfil más amable de los suyos, es que Yolanda Díaz es comunista. Que es lo mejor que le ha pasado a este espectro ideológico en mucho tiempo, sí, pero que es comunista. Ojalá Yolanda Díaz llegue lo más alto que pueda, incluso, por qué no, a candidata a presidenta del Gobierno. Yo, sin ser comunista, la votaré. Sin contradicción ninguna, al contrario. Pero que asuma este anticomunismo inventado que no hay más enemiga que ella. Me temo que lo saben. Y, también, que va a ser muy jodida de vencer.

Más contenidos sobre este tema




122 Comentarios
  • aguililla aguililla 16/10/20 22:16

    Yolanda es buena ministra y ademas hace acuerdos a mi me gusta que sea comunista( yo vote a Pasionaria y Alberti en las primeras elecciones )y en las próximas si va con Podemos también.Pablo Iglesias es el mejor orador del congreso y llegará a ser presidente.Viva Podemos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Dver Dver 16/10/20 19:34

    Definiciones: Socialismo; sociedad igualitaria donde prima el bién común. Comunismo, idnm, pero solo se `puede alcanzar a través de la Dictadura del Proletariado. Eurocomunismo o Socialcomunismo; lo mismo que Socialismo. Capitalismo: sociedad dónde la cualquier tipo de propiedad privada prima sobre el bién común. Las sociedades, hoy, son muy complejas y están interconectadas. En esencia hay dos bloques ideológicos: en uno prevalece la propiedad privada sobre cualquier otra consideración y en el otro el bien común, supeditando la propiedad privada a este fin. Luego, en cada bloque están los matices para resolver problemas complejos cotidianos. No todo es blanco o negro. Solo en la esencia de cada bbloque existe el blanco y el negro. Es claro que nadie vive solo, que todos estamos interconectados (como decía la DGT, nadie conduce solo), y por lo tanto la libertad absoluta no existe. Ante ello hay que tener bien claro de qué lado se está. Yo sé de que lado estoy porque sé de que lado está mi enemigo. Las disputas y debates banales sobre el sexo de los ángeles son puro humo. Unos lo harán mejor, otros peor, depende de las circunstancias y el carácter, y de lo que se puede hacer, pero a mi me interesa saber para dónde barre cada partido. Y si algunos se libran de los jarrones chinos que desarbolaron la industria del país con un Plan de Reindustriació que nunca llevaron a cabo porque no quisieron, mejor que mejor. "España es el país de Europa dónde uno se puede hacer rico más rapida y facílmente". Palabras de un Ministro de Economía del Psoe: Solchaga. De aumentar lo público no dijo nada; eso ya lo hacían los países del norte, para qué nosotros. Se creó un modelo económíco y una idiosincrasia social que nos ha traído lo que hoy tenemos. No se cambia un model económico social en un plis plás. Hacen falta décadas, voluntad para el cambio y mucho sufrimiento de los de siempre.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • jagoba jagoba 16/10/20 00:29

    Yolanda Díaz será comunista, o no, pero su labor es innegable. Es una profesional de la política, el arte de llegar a acuerdos. Cuanto más esté en el gobierno, mejor para todos. Si es presidenta mejor aún. Y si preside el partido UP, pues estupendo. No solo me parece que es una gran política, además tiene ese puntillo de persona buena. Y si en un congreso de Vistalegre, es nombrada secretaria general no seré yo el que llore, aunque pierda mi candidato.
    Mi candidato de momento es Pablo Iglesias. Y kike con quien comparto muchas de sus ideas, establece que quizás fuera bueno que se echara a un lado. Y sé que no le cae mal, ni piensa que es un mal tipo, pero lo da como atrapado en una maraña de trampas, que lo hacen poco agradecido al futuro voto de mucha gente que se lo va negando. Es una visión que está encima de la mesa.
    Lo que no comparto, es que la solución sea apartarlo. Las ultraderechas españolas tienen mucho dinero y mucha soberbia. No han pasado la transición. No la vivieron, no la pidieron, no estaban de acuerdo con la Constitución. La vieron como un mal necesario para poder negociar fuera de España, considerada una dictadura militar férrea y asesina, que atraía a pocos empresarios extranjeros, exceptuando a los americanos, porque a ellos les encanta negociar con las dictaduras.
    Estas ultraderechas, han decidido, que Pablo Iglesias, no debe estar en el gobierno, no debe dirigir un partido, no debe vivir donde le salga de los cojones, con esa mierda de coleta-moño, no debe dar clases de política en el hemiciclo, ni ser el mejor político del parlamento. Y para decir esto, no ninguneo la labor del PSOE. Muy bien hecho, dando lo mejor que tienen. Y con dos cojones, aguantando el embite de los señores del IBEX35.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    9

    • jagoba jagoba 16/10/20 00:30

      Con el PP en el gobierno, acabamos pidiendo por las esquinas, hijos, padres, madres y abuelos.
      Menuda ruina el Aznar-Casado en el gobierno. Venden hasta la Moncloa.
      Pablo Iglesias está aguantando a Escupehuesos, Macaloca, el culón del Santi, el esposo de la Arqui, Edmundo, Fracasado. Todo estudiado por semana, para los miércoles y untando a los Indalejos.
      Que no digo que no aguantaran el vendaval Irene Montero y Yolanda, pero este lo está aguantando ahora. y lo que hay que hacer es limpiar las putas cloacas patrióticas para que no estén jodiendo a nuestros políticos y a nuestra débil democracia.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      8

  • Isa. Isa. 15/10/20 23:55

    Vindicando las discrepancias con ánimo constructivo. Que sea Pablo o Yolanda no capto, por el momento, una diferencia tan impetuosa que pueda deberse a diferentes formas de actitud para gestionar y/o llevar a cabo la ejecución de posibles hechos. Me resultan más productivas las personalidades prudentes, centradas en hacer, más que en hablar. Pero tampoco se puede presagiar hasta que no se experimente dicho supuesto. Coincido con el comentario de Estella, en este punto, también.

    Soy consciente de mis muchas discrepancias y que se puedan establecer como “ataques” a simpatizantes de un partido concreto. Cada uno se expresa con libertad en este medio y de acuerdo a sus cánones de respeto. Se leen desde todos los bandos y se expresan en las puntuaciones de los comentarios de forma muy intensa, también. Lo capto. Yo elijo las que, aún cargadas de calificaciones personales o caricaturescas, estén validadas con el refuerzo de la reflexión y argumentación en la discrepancia. Es decir, las que “peor” se puntúan por ejemplo, en este artículo y en otros tantos, pero demuestran ser por ello menos sectarias, porque no lo hacen tan desmesuradamente, a la inversa. Es un dato a tener en cuenta, muy relevante para mí.

    En cuanto a mi opinión sobre el marxismo, que acompaña a Lidia Falcón. Tema que irrita, pero que considero saludable a tratar, para hacer frente, por ejemplo, al desbocado crecimiento de la ultra derecha en el último tiempo desde la izquierda y después del subidón y deslumbramiento al que también me acogí de Podemos. La defensa del marxismo se ha convertido en una tontería, en una vejez, o cosa anticuada de unos cuantos nostálgicos que seguimos más o menos, defendiendo.
    Ahora, lo que percibo en hechos y que prima en la actual izquierda, es la posmodernidad y los engrudos ideológicos Me refiero, por ejemplo, a lo que me pareció un error tremendo: las declaraciones y forma de gestionar las discrepancias que A. Garzón, al que puedo admirar por su actitud, sosegada cauta y reflexiva, se expresa en relación al PFeminista así

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    2

    0

    • Isa. Isa. 15/10/20 23:57

      “...que con su actitud estuvieran en IU vulnerando los derechos humanos de una parte de la población. Una vulneración clara..” ¿Vulneración de los ddhh el P.Feminista?

      Es una estremecedora declaración la forma de gestionarlo así. Conflicto muy grave. De grave consecuencia que a día de hoy, padecemos. Una irresponsabilidad, por falta de compresión, comunicación y consenso, aún comprendiendo, que se decidiera la expulsión de las filas de IU a Lidia Falcón. Porque, me enfrentó a una colisión “interior” desde la izquierda , ante una derrota que no es solo política en los aspectos materiales, lo es, en los ideológicos, porque viene acompañada del kit atrapalotodo de la regulación de vientres de alquiler más cercano a la ideología de C`s. Tómese como una opinión provocadora “libertaria” Así como la regulación del trabajo sexual recogida de la última declaración de Loreto Arenillas, diputada y “portavoz de mujer” de MasMadrid: “Apoyamos los derechos laborales de las mujeres que decidan ser trabajadoras sexuales ...”

      La ministra I. Montero tampoco se termina de aclarar del todo, con determinación, pero si con autodeterminación de género por facilitar, desde su comprensión, empatía y solidaridad a la no vulneración de los DDHH de otros colectivos, que..

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      2

      0

      • Isa. Isa. 15/10/20 23:59

        ¿Se vulneran los DDHH de las mujeres? Según mi criterio: si, mientras no se demuestre lo contrario. Si, y de acuerdo con el PF que considera la fórmula de Abolición como solución y con determinación ahora, sin perjudicar, ni vulnerar los derechos a ningún otro colectivo social, plural y diverso. Acepto la polémica necesaria y saludable en experimentación mutua de la confrontación, por ello, mis opiniones beligerantes desde la izquierda actual están inclinadas a llevar la iniciativa del debate al Congreso de diputados como proposición de ley, junto a las partes del PFE y los colectivos y plataformas enfrentados, donde todas las fuerzas progresistas que nos representan dejaran clara su constancia, de Si apoyo o No apoyo. Porque a ciencia cierta, está muy difuso ¿Se puede entender la denuncia de odio de la Plataforma Trans y la Generalitat a Lidia Falcón? Si, desgraciadamente por todo lo que observo desde mi modesto criterio de opinión, sobre lo que me reconozco y sigo defendiendo como marxismo anticuado.

        Aprovecho para saludar a Luzin. Recuerdo mis inicios al participar en este foro y compartir una frase de Ricardo Mella Cea y su comentario de recibimiento que no olvidaré por su adjetivo de admiración a tan ilustre personaje para mí, de : “Excelso” Recibe mi apoyo ( sin puntuaciones positivas) a tus crecientes negativos e insultos que recibes tan contundentemente a diario, que desde la pandemia, debo expresarte te estás pasando.. pero ni mucho menos, ni mucho más, que a otros a los que se les aplaude. Te expreso mi valoración a tus aportes que siempre me han transmitido gran conocimiento sobre marxismo y otras causas libertarias, que admiro. No actúo como tú y voto, pero nunca me ha resultado un insulto, que me incluyas en tus definiciones de falsos rojillos y demás exageraciones. Te sigo con detenimiento, pero no aprecio tus “desahogos post pandémicos”

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        2

        0

        • Isa. Isa. 16/10/20 00:03

          Se sigue eligiendo debatir socialmente sobre la república o monarquía o sobre el independentismo de Catalunya, que a pocos números que se puedan hacer, las fuerzas que nos representan están polarizadas en un 50% o más. Aún así, en ese empeño, tampoco se ha intentado llevar como propuesta de debate al Congreso, por parte de los partidos que lo reivindican ¿Se elige la peligrosa polarización social, cuando esto es tan improcedente, por experimentado ya, y que ha evidenciado un crecimiento potente de la ultraderecha como tercera fuerza?

          ¿No resultaría procedente, ahora, por eficacia y oportunidad, ya que tenemos el gobierno de coalición, la reforma del artículo II De la Corona, Art. 56.3 y por supuesto la investigación de todos sus actos de corrupción y sancionados cuando sean juzgados? Una prioritaria revisión a debate, también el poder judicial, Ley electoral y la, por descontado y evidente presión hacia una gestión de la Sanidad (valga la redundancia, pública) y Educación, como reflejo de todos los errores de recortes cometidos en las CCAA de Madrid y resto de autonomías que también lo padecemos, porque la IDA y su MARIDA, es demencial a todas luces, pero Feijoo, por ejemplo y por padecimiento, es mucho más peligroso porque no se evidencia tanto. Esto SI podría tener un fuerte potencial de consenso ahora, porque las vergüenzas morales, salen a la luz en plena pandemia civil hacia todas aquellas fuerzas que NO apoyen un presente más digno y justo para su transformación futura ¿Conocemos lo que defienden claramente todas las fuerzas y liderazgos que nos representan, en el Congreso, para que sea factible una posible claridad certera hacia un consenso civil por intentar llevarlas a cabo, en este momento propicio?

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          2

          1

          • Isa. Isa. 16/10/20 00:05

            Cuál es el motivo de que ningún grupo lo presente como proyecto de debate, haciendo derivar a este caos ideólogico a amplias masas, no tanto del proletariado que está sumiso y olvidado, más bien de las clases medias que nadan en este magma que no sabe muy bien, donde se sitúa, porque ha dejado de interesar la conciencia de clase.

            ¿Qué ganamos con este proceder, frente al enemigo?

            ¿Les interesará “ El poderoso encanto de la impotencia” como expresa en EP, el último artículo de Daniel Innerarity?

            Responder

            Denunciar comentario

            1

            1

  • Arkiloco Arkiloco 15/10/20 16:30

    Ya sé que esta es una discusión entre colegas y que a lo mio se le llama enredar pero....es un bombón. Nos encontramos en primer lugar con un festival del superlativo, de la hipérbole, de la exageración casi pueril y que el Señor os guarde muchos años estos arrebatamientos que no se conocían desde San Juan de la Cruz. La señora ministra es la "mejor ministra de trabajo de la historia" por hacer cosas muy normales y Pablo Iglesias el mejor político español desde ni se sabe. De momento, como vicepresidente no se puede glosar nada extraordinario y es lider de la cuarta fuerza en el parlamento. En una remontada que seria histórica y extrahistórica, Ataio augura que será el próximo presidente. De momento estamos de broma y con unas cuantas copas de más. Y adelanto para que nadie se monte otra discusión falsa a mi costa: no he dicho que la ministra lo haga fatal ni que Pablo Iglesias sea un mal político. Y es que esto es lo que se lleva. ¿Dice peinado algo malo sobre Iglesias en el artículo, ha dicho alguien que "todas las culpas" de "todo" sean de Iglesias, se ha ensalzado a la ministra y puesto a parir al susodicho? Para nada pero eso no impide que este y el otro se monten un monologo tipo "para hablar bien de Díaz no hay que hablar mal de Iglesias ni echarle las culpas de todo". En lo de las culpas tienen toda la razón ya que lo que procede es echarle "todas las culpas" a Carmena y Errejón, culpables de no se cuantos escaños perdidos aunque es indemostrable, mas que dudoso y de ninguna manera cuantificable. Pero si es por echar culpas. Sobre una discusión inventada ya se ha creado una operación en marcha contra Iglesias y UP y en la que participa Peinado y que puede ser NDF. Y expuesto que "me gusta la discrepancia vienen los peros: ¿se puede discrepar, sugerir algo sobre el líder? Se puede pero no se debe. O se puede si es "oportuno", si se discrepa dentro de un orden o la discrepancia no lleva a uno de los resultados posibles de la discrepancia: que el discrepante se marche de la organización y monte otro partido. Eso no o es traidor y culpable de todos los males. Ergo ¿solo la unidad y para siempre es lo aceptable? ¿Aclara algo lo de las culpas y los culpables?

    Responder

    Denunciar comentario

    10

    2

  • Ataio Ataio 15/10/20 12:41

    Me gusta el artículo, pero tengo algunas discrepancias Quique.
    Te concedo la mayor, Yolanda es una excelente ministra.
    La primera es que no veo ( como ya indica jagoba, un abrazo ) la necesidad de que, hablar bien de Yolanda implique hacerlo mal de Pablo. Yo creo que junto con otras personas componen un gran equipo.
    Veo a Pablo vivito y coleando. Que las derechas, incluida la del Psoe, lo quieran achicharrar; no quiere decir que lo consigan. Mal hacemos desde la izquierda en seguirles el juego. Lo atacan porque le temen, por algo será.
    Lo normal en un representante político es cumplir dos legislaturas. Estamos en la primera, y es posible que en la segunda ascienda a presidente. Tenemos tres años y pico por delante.
    Entre otras cosas, un líder, además de buen gestor ( que por supuesto ), ha de tener carisma. Creo que fue Pablo quien dijo que su sucesora sería mujer. En ultima instancia que impere la democracia.
    Llegado el momento, que se presenten todas las que lo deseen y las bases decidan.
    No tengo muy claro que es el comunismo hoy en día, creo que se explica en torno al socialismo democrático, muy cercano a la socialdemocracia. No sé pues en que consiste la ortodoxia comunista, ya sea referida a un carnet ( ???? ) ; o a la capacidad de acuerdo y reforma ( socialdemocracia ? ). En todo caso bienvenida la ejercida por Yolanda, en tanto mejora la vida de las personas.
    Encuentro un grave error llamar " centro " a una actitud constructiva, abunda en la demagogia que los que así se definen promueven. O a un lado de la raya, o al otro; como bien dices.
    Felicito tu intención de demostrar que el comunismo y las comunistas no solo no huelen a azufre, sino que son excelentes personas y luchadores por la libertad y la justicia social. Ha sido mucho el veneno inoculado primero por la dictadura, y después por la tiranía bipartidista dirigida por el felipismo ultramontano.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • jagoba jagoba 15/10/20 10:04

    Recojo con todo el cariño este párrafo de MIglesias, con la que suelo estar de acuerdo muchas veces:

    "un derecho recogido en los estatutos de IU que tendrá que recibir los apoyos necesarios para presentarse como candidatura y después los votos de la militancia. Es un procedimiento en el que se da voz a la discrepancia y permite la renovación, una garantía imprescindible en cualquier partido que se llame democrático"

    Como le dije a mi prima Isabelle, no solo estoy de acuerdo con la discrepancia, sino que la ejerzo siempre que puedo.
    Pero la derecha se unen, tras el paso de la virgen del dinero, con el silbato del pastor de turno. Se juntan las derechas extrema, ultraderechas y neoliberales de la frase"mi pasta pa mi, mis deudas pal estado".
    Y con tanta discrepancia, le damos aire y vuelo a los cortijeros de esta piel de toro, que huele a rancia y podrida, a veces.
    Y ahí estoy con mi prima Isabelle. Ejercer el derecho a la discrepancia, lleva implícito, al menos en este caso " a tomar por culo UP". Y no podemos escondernos en la diversidad de criterios y el derecho a discrepar.
    Discrepando , discrepando se llevaron por delante entre 20 y 30 escaños, Errejon y Carmena. Se llevaron por delante Madrid. Y posiblemente la Comunidad.
    Y ahora para tapar errores, la culpa del coleta moñero. ¡¡Pues muy bien!!
    Están reventando a los trabajadores y la puñetera sanidad esta hecha unos zorros, bien regalada a la privada.
    Por no hablar de la educación y de la dependencia.
    Pues bien discrepemos , y que nos den.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    8

    • Isabelle006# Isabelle006# 15/10/20 13:35

      Conozco muy bien al "discrepante" de esa escisión de IU actual, trabajamos en el mismo ente público, integró en el pasado el Comité de Empresa... Oye, lehengusu, que por aquí todos somos discrepantes de unas cosas u otras. Buen día y a ver si con estos vaivenes judiciales nos venimos arriba, que aquí lo que importa es unir fuerzas en la misma dirección y dejarnos de coñas. Aire puro y mascarilla. Un abrazo

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • Jotaechada Jotaechada 14/10/20 20:26

    Yolanda Díaz es una persona maravillosa, una ministra admirable: trabaja sobre realidades muy problemáticas, habla lo justo; sabe de lo que habla y lo hace con educación, sin gesticulaciones ni chulerías ni pretendidos adornos retóricos. Creo que es hora de afirmar públicamente -y desde inequívocas posiciones progresistas, sí, de izquierdas- que el actual gobierno de España, el encabezado por Pedro Sánchez, es el mejor de los imaginables en la España que tanto nos preocupa. Sus ministros, TODOS (como hispanohablante viejo, y feminista, no me haría falta insistir, pero tampoco me importa hacerlo: y ¡TODAS!), desde la socialdemócrata Calviño hasta la comunista Yolanda Díaz, son muy dignos de admiración. Me asombra el aguante de este gobierno frente a tanta gentuza (Aznar, Casado, Egea,,,) y restantes derechas independentistas, sobre todo catalanes. Ah, y esa cosa inefable de ultranoséqué Sánchez Dragó, Díaz Ayuso,,, ¡Dios del cielo!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    11

  • Arkiloco Arkiloco 14/10/20 11:25

    Yo a lo mio. Creo haber dicho muchas veces que Bidebi suele plantear temas que tienen interés y que, dado a ser “profundo” o el que va “al fondo” a diferencia del resto de los mortales que nos quedamos en lo superficial, algunas veces rasca un poco más en las ideas que otros. Aparte el estilo despectivo, extravagancias y estrafalarismos varios y rotundas clasificaciones, el problema es la falta de rigor con que usa los conceptos, el desconocimiento de mucho sobre lo que intenta dar lecciones y los cacaos maravillaos que monta con los temas que trata. El de hoy es especialmente espeso.
    Empieza diciendo, con su estilo y como quien va a dar la lección a continuación, que “jugamos con los palabros”. Y sigue “Utilizamos palabras que definían ideologías en otros tiempos y en otros contextos, para sin despeinarnos aplicarlos en el presente” Mal planteado y de aquí al lio. Las palabras NO definían ideologías en otros tiempos y contextos. Comunismo o socialismo, en ese caso, siguen siendo hoy las palabras o los nombres que tienen unas ideologías, doctrinas o idearios muy concretos y de las que se puede precisar sin mucha dificultad sus líneas fundamentales o su núcleo teórico. Son sus nombres de ayer y de hoy. Otra cosa es que algunos partidos históricos, pocos, hayan mantenido en la nomenclatura de sus siglas la referencia al socialismo aun habiendo abandonado y criticado la parte fundamental y lo esencial de esa teoría con la que se construyeron e iniciaron. Socialismo sin Marx y comunismo sin comunismo ha sido buena parte de su historia o con interpretaciones muy diversas y hasta opuestas y eso no ha sido obstáculo para identificarse así o para reivindicarse, sin adoptarlo en su nombre y definición, como versiones modernas de esas corrientes, con ideas y propuestas que se consideran “socialistas” sin mucho rigor, y que hoy se consideran dentro o propias de un espacio más amplio y difuso que aquel del socialismo y que llamamos izquierda. Y aquí viene la ocurrencia bidebiana y el lio.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    10

    6

    • Arkiloco Arkiloco 14/10/20 11:27

      Como el problema, según Bidebi, “son las palabras que definían ideologías”, se le ocurre llamar izquierda o izquierdismos a una especie de socialismo o de propuestas que se consideran de matriz socialista o socializante. La izquierda o el izquierdismo sería una “ideología”, que se podría precisar por sus propuestas y tendríamos la palabra moderna para llamar al socialismo y el comunismo aunque no sea socialismo o comunismo. Y que, por supuesto, es algo más o mucho más que “nacionalizar sectores básicos, controlar el mercado y cuestionar el sistema capitalista amoral”. Dejemos a un lado la “superación de la lucha de clases” y cómo se puede superar con esas propuestas y la “ideología izquierdista” y observemos que, así y de un plumazo, Bidebi ha dejado al mundo casi entero sin izquierda. Sin aquello serías un “socialista liberal reformista”, eso “no es izquierda” y el “liberalismo” no es izquierda. Apartamos también lo de “liberal” y el manejo que hacen algunos de la palabra como si fuera un insulto o descalificación y seguimos sin ver que hace socialista o “no reformista” al izquierdismo de Bidebi o “ideología de izquierda” que ha creado.
      Con este cacao maravillao, Bidebi no se da cuenta que liberales que así se llaman y consideran, son la izquierda en muchos países y que con ese nombre “critican el capitalismo”, proponen controlar el mercado, denuncian las desigualdades, quieren potenciar el sector público y tendrían tan pocas reservas a nacionalizar algunos sectores como los izquierdistas. O los derechistas, que ven muy bien que el Estado se haga cargo de cosas muy básicas y que no rentan para el negocio. Algunos premios Nobel a los que los izquierdistas recurren para criticar el capitalismo, como Krugman o Stiglitz, ¿no son liberales y han trabajado para gobiernos como el de Clinton? ¿No es Sanders un liberal? Si los demócratas en los USA no son la izquierda allí, ni el PSOE en España, los socio-liberales suecos tampoco y ni Syriza en Grecia ¿hay izquierda en el mundo?

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      9

      6

      • Arkiloco Arkiloco 14/10/20 11:27

        Podemos, los Verdes en Alemania, los laboristas en UK o Melenchon en Francia ¿no serían otros “socio-liberales” y, por lo tanto, no serían “izquierda”? ¿O son socialistas-comunistas sin Marx ni comunismo? El Obamacare, con todas sus limitaciones ¿no es algo que quiere cargarse la derecha y que sin “esa izquierda” y “esos liberales” no habría sido posible? Bidebi tiene un lio monumental y cree que el problema son las palabras o como llamamos a las cosas. Y quiere que el “izquierdismo” sea el socialismo o el comunismo con unas nacionalizaciones, controlando el mercado y cuestionando el capitalismo. El socialismo y el comunismo siguen siendo los nombres de unas ideologías, la izquierda es otra cosa y no es una ideología. Son ideas, comportamientos, definiciones en espacios político concretos y diferentes por su historia y cultura, creencias… Otra cosa es el desfallecimiento de las ideologías, que no haya equivalentes a lo que fue el socialismo o que se necesiten y que, efectivamente, algo parecido a una ideología lo ha rellenado todo y hace complicada cualquier alternativa. No sería el dinero sino el consumismo. Como más o menos decía Marx, vemos lo que está desapareciendo pero no acaba de aparecer ni intuimos como será lo nuevo. La desorientación y la palabra crisis, con mayúsculas, para calificarlo es de lo único en lo que hay consenso. Bidebi es bastante ininteligible aunque hay que ver como se le entiende pero, a su pesar, es inspirador para mí.

        Responder

        Denunciar comentario

        9

        7

  • jagoba jagoba 14/10/20 08:39

    Egunon.
    No entiendo muy bien que se dé por amortizado a Pablo Iglesias.
    Salvo que los medios de comunicación de extrema derecha, que lo son casi todos, hayan convencido a Quique Peinado, y a algunos comentaristas de Infolibre.
    Otra cuestión es si Irene puede ser secretaria general de UP, o nuestra estupenda ministra Yolanda. A mí me encantaría que fuera cualquiera de las dos.
    Pero...dar por acabado, amortizado a Pablo. ¿Somos tontos?
    Salió hace 6 años, con Podemos. Lo intentan destrozar desde el primer día, y le crean un periódico, OKmierdario, con el payaso al frente.Pagan al periodismo patriótico ingentes cantidades de dinero , lo espía una policía patriótica y lo ataca justicia patriótica. En fin, las inmundicias mas asquerosa de España lo persiguen, quizás porque les esté señalando y avergonzando cada dos por tres.
    ¿Y ya está amortizado? Tiene cojones. Venga ya hombre!!
    Es el mejor político desde Felipe González de los ochenta ¿y lo vamos a dejar en el banquillo? ¿O traspasarlo a la Universidad? Pues más tontos no podemos ser. Es como dejar en el banquillo a Messi, con 24 años, porque ya lleva 6 años jugando en el Barcelona.
    ¿Que comete errores?¿Y?
    Pues ya puestos, nos quitamos a Iglesias, y le pagamos un pastón a Rafael Hernando, para que se haga Podemita. Para rajarte el cuello, mejor te pegas un tiro entre ceja y ceja.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    20

    • jagoba jagoba 14/10/20 08:41

      Para hablar bien de Yolanda Díaz ¿Hay que hablar mal de Pablo Iglesias?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      17



Lo más...
 
Opinión