Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Aquí me cierro otra puerta

Irse de Madrid

Publicada el 20/04/2021 a las 06:00

Hoy cumplo 42 años. Nací, como el lector más avispado ya ha podido inferir, en 1979. Estoy en el rango de edad de la gente que maneja el cotarro en la política de este país (un año menos que Iglesias y Ayuso, uno más que Casado, dos más que Arrimadas y no muy lejos del resto de líderes) y en lo que vendríamos a llamar "la mitad de la vida". Sé que soy lo suficientemente joven como para saber que no me van a dar un programa de radio serio (los de mi generación ya sabemos que vamos a ser el Príncipe Carlos de la radio española: nunca reinaremos, porque para cuando quiera llegar el cambio será tal la necesidad de renovación de los micrófonos que los heredarán los más jóvenes) y lo suficientemente viejo como para que nadie me considere joven. Soy, quizá, de la última generación que ha tenido alguna certeza laboral y que podrá competir con el nivel de vida de sus padres. No quiero ser más viejo de lo que soy y no envidio para nada la situación de los que vienen detrás de mí. Estoy, con sus pros y sus contras, en una edad que podríamos llamar privilegiada.

Me va bien. Tengo más dinero del que hubiera podido soñar, trabajo para ponérselo más fácil a mis hijos y creo que lo conseguiré. Aunque mi vida personal y cómo funciona mi cabeza sean dos cosas claramente mejorables, la realidad es que disfruto de unos niveles de confort bastante grandes. Aunque la vida me ha dado palos, los he asumido y me encuentro bastante en paz, o al menos en el proceso. La situación ha sido mucho peor que la actual y me ha preparado para lo que venga. Estoy cansado de la pandemia, como todos, pero tengo claro que este verano va a ser fantástico. 

Sin embargo, me paso la vida enfadado. Con el tiempo he aprendido que solo me enfado por mi carácter o por miedo. Creo que ahora es por lo segundo. Siento verdadero pánico del mundo que van a habitar mis hijos, más en concreto del país en el que van a crecer. No por su futuro material, sino por el mapa de valores que se está imponiendo. Siento cómo el egoísmo, lo banal, la autosatisfacción se están abriendo paso. Que la ideología de no pensar en nadie triunfa. Que el marco de lo deseable cada vez se ciñe más a lo que yo puedo obtener en este momento, para mí. Y ese nuevo estándar de cosas lo está liderando mi generación y se lo vamos a legar a mis hijos.

Quizá por eso me interesa tanto la política: porque es el espejo deformado de lo que hacemos cada día. Por eso temo el resultado de las elecciones de Madrid y lo que pueda extrapolarse a España. Aunque a veces también pienso que lo que ocurra aquí va a hacer reaccionar al resto y que el problema, quizá, es en lo que se ha convertido esta ciudad. Y me enfado por vivir aquí. Sí, quizá lo que me enfada es Madrid. Y a lo mejor lo que tengo que hacer es cumplir los 43 en otro lugar.
 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




88 Comentarios
  • Fjar81 Fjar81 26/04/21 12:30

    Amigo Quique Peinado, no estás solo. Afortunadamente, quedamos bastante gente que pensamos como tú, lo que no sé es si somos suficientes.

    Es curioso, mi primera reacción ha sido llamarte amigo, acaso quizá por el ocaso de valores que se está imponiendo en mi familia. Pero hay que ser positivos. Estoy totalmente convencido que educar en valores, cooperar unos con otros por un bien común es clave para nuestra mejora como país.

    You will never walk alone, my friend.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jagoba jagoba 21/04/21 14:00

    De que tienes miedo?
    De perder el 4M?
    Dos cosas, la primera es que importa la pelea, no el resultado.
    Lo segundo es que le estamos buscando un sanatorio a la IDA, con terraza, para que después de un día duro y sufrido , pastilla va pastilla viene, se pueda sentar a tomarse una cervecita sin alcohol, que le va mal para la medicación .
    La IDA, nos quiere mucho. Por eso le decimos, IDA " sus nos queréis , irse"

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    2

  • Turismundo Turismundo 21/04/21 09:15

    Quique no tevayas ni te`preocupes, de cosas peores hemos salido, cuando gano el enano con botas de militar y gorra de plato, metieron un meneo él y sus compadres que nos dejaron tiesos, fusilando y todo y al final hemos vuelto a sacar el cuello, ya sabes que clase de valores sustentaban estos y sus amigos de la sotana que nos hacían comulgar con ruedas de molino


    ,A votar el 4M, que les den, siempre que llueve escampa,ánimo.........somos bárbaros, sencillos/ somos a muerte lo ibero/ que aún nunca logró mostrarse puro, entero y verdadero.......España en marcha

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Eduardo Alvarez Eduardo Alvarez 20/04/21 21:16

    Cien años después seguimos en el Callejón del Gato mirándonos en los espejos.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5

  • Argaru Argaru 20/04/21 20:43

    Vivimos en una sociedad globalizada, donde los márgenes de movilidad ideológica están muy acotados por la doctrina neoliberal, una doctrina política que basa su propia defensa y subsistencia en la MEDIOCRIDAD. Una ciudadanía mediocre es más fácil de gobernar y no le crea problemas a las élites dominantes, principales beneficiarias de este sistema económico. Por esta razón, el talento personal no suele estar premiado si no eres afín a la corriente dominante y dominadora de la sociedad. No solo hay que tener talento para triunfar a contracorriente, también es necesario tener un poco de suerte y saber moverse por esos márgenes. Seguramente, el señor Peinado ha sabido moverse como pez en el agua dentro de esta sociedad por las razones arriba reseñadas. Eso no quita que se pueda sentir “perdedor” dentro de una sociedad, cuya escala de valores está muy alejada de los cánones de honestidad y decencia intelectual. Decía Benedetti que todas las causas por las que había luchado fueron derrotadas. No obstante, alcanzó la fama como poeta y escritor. Una cosa no quita la otra en esta sociedad injusta y globalizada.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    14

  • salvafer salvafer 20/04/21 20:15

    ¡A VOTAR,COÑO!.

    Que no somos menos los que no queremos que una analfabeta "jarta papas" nos siga gobernando. ¿Qué digo "gobernando"?, que nos nos siga robando la salud, que nos nos siga robando la dignidad, que no nos siga robando el respeto por nosotros mismos, incapaces de echarla (no a ella, que es una marioneta, si no a los que mueven los hilos, que no son otros que los capitalistas del pelotazo y la corrupción) .

    El cuatro de mayo no debe quedar ni un voto de izquierda en casa.

    ¡A VOTAR COÑO!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    27

  • bidebi bidebi 20/04/21 19:50

    2.2
    Peinado, lo tuyo no es nuevo, lo tuyo se viene repitiendo a lo largo de la historia en todas las tribus acomodadas. Es lo que diferencia a una izquierda real que lucha por necesidad, a una izquierda idealista que en realidad lucha porque siendo burgués tampoco es feliz. Antes por lo menos nos quedaba la religión como agarradero pero ahora ni eso.
    Fíjate si es antiguo tu cabreo existencial que ya en los setenta, recién muerto el dictador, ya se hablaba de algo parecido y hasta en el cine español. Revisa aquella película de Garci “Las verdes praderas” y en algo nos podemos ver identificados los acomodados de ayer y de hoy. Huir de la ciudad, “oler” el campo, cambiar de escenario, también lo pensaban los españolitos de los setenta. Fíjate tú. Yo siempre sospecho que no es Madrid, no es Ayuso, no es el ambiente, no era el franquismo, no era la falta de libertad, lo que nos hacía cabreados, si no que en gran parte éramos nosotros pero intentábamos despistar y justificar.
    Y por último, vuelvo a repetir lo que ya he venido escribiendo otras veces. El problema de Madrid no es Ayudo y sus votantes, el problema de Madrid es que la izquierda de Madrid no es capaz de convencer a los votantes de Ayuso de que votan en contra de sus intereses. De la misma forma que a nivel particular justificamos nuestra impotencia con el entorno, a nivel colectivo justificamos que está Ayuso porque hay mucho franquista, cuando en realidad si lo está es por la inoperancia de la llamada izquierda. Pero si dos partidos de izquierda con el mismo origen son incapaces de unirse para echar a la franquista ¡de qué coño estamos hablando!.

    Responder

    Denunciar comentario

    12

    16

  • bidebi bidebi 20/04/21 19:49

    Cuando tenía los treinta y tantos un amigo me dijo “pero tú de qué te quejas si lo tienes todo”. Y años antes, una especie de tutor me definió como rebelde sin causa. Las dos frases me debieron de impactar porque las sigo recordando. Pues bien, el escrito de Peinado también me las ha recordado.
    En estas sociedades nuestras, ocurre que después de alcanzar un cierto status económico, después de cumplir con las normas sociales del casamiento y los hijos, además de que se quiere seguir subiendo en los peldaños sociales, ocurre que uno descubre que no está satisfecho. En definitiva, siguiendo con el tópico, que uno no se ve feliz. Te prometían la felicidad y resulta que llega el descontento. A unos les llega antes y a otros después, pero los cuarenta suele ser una buena edad para ello. A partir de los cincuenta suele llegar la resignación. Que consiste en empezar a ser consciente de que buscar la felicidad es el camino más corto para ser infeliz. Porque la “felicidad” en todo caso será la consecuencia de un buen vivir y no un objetivo a alcanzar mediante la acumulación de cosas, que es lo que nos prometen cuando tenemos veinte años.
    Y llegados a la insatisfacción de la madurez, nunca reconoceremos que nuestro “fracaso” vivencial es solamente responsabilidad nuestra. Por el contrario, intentamos echar mano del enemigo exterior para justificar el porqué estamos cabreados. Y así acudimos al Madrid de los fachas, si vives en Madrid, o acuden a la Catalunya asfixiante nacionalista, si eres españolista y vives en Catalunya. La culpa nunca será tuya, siempre es del otro o de tu entorno, o de tu ciudad o de tu pueblo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    13

    9

    • jagoba jagoba 21/04/21 19:24

      Muy bueno Bidebi. Das que pensar.
      Un saludo

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Arkiloco Arkiloco 20/04/21 21:17

      O del franquismo y su "sociologia", no te olvides Bidebi. U olvido imperdonable e inexplicable en tí, Bidebi.

      Responder

      Denunciar comentario

      12

      8

  • Ahankara Ahankara 20/04/21 19:14

    Madrid es el ejemplo del un paradigma social y económico totalmente fracasado que sólo pervive porque los que lo mantienen son unos miserables que siendo conscientes de ello y están en plena huida hacia adelante y los que se oponen a él son unos mogigatos que se han rendido traicionando sus principios. Madrid no es el futuro, es el pasado, es Detroit.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    6

    11

    • MIglesias MIglesias 20/04/21 20:21

      Vamos, que no nos libramos ningún madrileño de ser miserable, si no es por una cosa es por otra.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      7

      7

      • Ahankara Ahankara 20/04/21 20:25

        Usted cree que yo he querido decir eso?

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        6

        6

        • MIglesias MIglesias 20/04/21 20:53

          Sí. "los que lo mantienen son unos miserables que siendo conscientes de ello y están en plena huida hacia adelante y los que se oponen a él son unos mogigatos que se han rendido traicionando sus principios". Si estás a favor, miserable, y si estás en contra, mojigato y traidor, si me equivoco en mi interpretación, ruego explicación para enterarme bien. Gracias.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          8

          6

          • Arkiloco Arkiloco 20/04/21 21:18

            Yo lo he entendido igual.

            Responder

            Denunciar comentario

            8

            6

  • palangana republicano palangana republicano 20/04/21 18:52

    QUIQUE FELICIDADES Y SALUD PARA TI Y PARA TUS HIJOS Y SERES QUERIDOS LA LUCHA A VECES DESMORALIZA PERO CUANDO VE LA CARA DE LOS QUE NOS ROBAN LA PAZ INTELECTUAL LA SERENIDAD Y NOS INDIGNAN CON SUS FECHORIAS ENTONCES NOS LEVANTAREMOS Y SI HACE FALTA SACAREMOS LA FURIA INTELECTUAL A COMBATIR LO MISERABLE LO INDIGNO LO GOLPISTA LA PODREDUMBRE DE ESTA DERECHA CORRUPTA Y CANALLA HE ESTADO VIVIENDO EN MADRID POR RAZONES LABORALES ALGUN TIEMPO Y SENTIA PENA DE ESTA CIUDAD EJEMPLO DE RESISTENCIA AL FASCISMO EJEMPLO DE LEALTAD A LA HONRADEZ POLITICA VE QUIEN GOBIERNA EN MADRID Y SI LA RAZON NO LO REMEDIA HAY UNA PSICOPATA OTRA VEZ QUE NOS HA INVADIDO MADRILEÑOS RESISTID EN NOMBRE DE LA JUSTICIA MADRILEÑOS HAY UNA CONSIGNA MARAVILLOSA QUE DEBERIAIS DE LLEVARLA EN VUESTRA CONCIENCIA EN NOMBRE DE LOS TRABAJADORES N O P A S A R A N ID A VOTAD A LA IZQUIERDA LA DERECHA ES DESDE HACE DEMASIADOS AÑOS HACE DEMASIADO DAÑO SALUD PARA LA GENTE DECENTE

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    7



 
Opinión