Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Desde la tramoya

Las 'kellys' y el nuevo sindicalismo

Publicada el 27/08/2021 a las 06:00

El sindicalismo clásico lleva años en crisis. Nacido en los talleres, las fábricas y las explotaciones agrarias del siglo XIX, ha llegado al XXI sin haberse adaptado bien a una sociedad que en lo laboral es mucho más compleja y más líquida.

La identidad de clase, la concreción de las causas y de los enemigos a combatir, se difuminan en buena parte en un tiempo en el que los explotados con frecuencia ni siquiera se encuentran entre sí físicamente y en el que hay herramientas perfectamente legales –el supuesto autoempleo, la subcontratación, el encadenamiento de contratos…– que permiten soslayar las exigencias legales.

El sindicalismo tuvo un éxito contundente en Europa y logró imponer derechos laborales básicos, como el pago del descanso, de la jubilación o de las bajas por enfermedad, la limitación de las jornadas, la prohibición del trabajo infantil, o el salario mínimo.

Pero parece hoy sufrir por su propio éxito. Sus reivindicaciones reconocidas se dan por garantizadas y las nuevas –la igualdad salarial de las mujeres, el respeto de las normas de salud y seguridad en el trabajo, la estabilidad de los contratos– parecen menores que las de antaño o no logran romper el atractivo de esa nueva economía ultraliberal predominante en la que se sacraliza el éxito personal, el “emprendimiento” y una supuesta “flexibilidad”. En nuestro tiempo, la consigna es que si no cobras un buen salario o sufres la precariedad, una de dos: o eres tonto, o te has acostumbrado peligrosamente al papá Estado. Deberías adaptarte porque las cosas ya no son como eran.

Los propios sindicatos han entrado en dinámicas parecidas y a veces parece que ni ellos mismos creen en sus propias causas. Se han convertido en grandes organizaciones altamente burocratizadas y demasiado acomodadas.

Por eso las kellys, las bravas mujeres que forman la renombrada asociación de limpiadoras de hotel, ha traído muy grato aire fresco al mundo de las reivindicaciones laborales. Las limpiadoras se han organizado de manera muy sencilla. Son una asociación con centro en varias ciudades, como Barcelona, Madrid o Benidorm. Actúan de manera horizontal y asamblearia, evitando al máximo los rigores de jerarquía de la Ley de Asociaciones.

Aunque por definición son progresistas y se unen con frecuencia a las causas de compañeras y compañeros, por ejemplo en la plataforma Unificando las luchas, huyen de las etiquetas ideológicas partidarias, y más aún de la identificación con los grandes sindicatos.

Su éxito es proporcional al humor y la frescura con que asumen su causa. El nombre, “las kellys, las que limpian”, que constata su voluntad de mantener la sencillez y la cercanía para lograr la empatía del público es una auténtica genialidad. Sus reivindicaciones son tan concretas y sencillas, que hasta un niño podría firmar sus manifiestos. Visten siempre sencillas camisetas verdes y a veces también guantes de fregar. Piden media decena de cosas, la mayoría de las cuales exigen un simple cumplimiento de la ley: prevención de riesgos laborales, igualdad salarial, salario mínimo. La que hoy más les ocupa es la subcontratación, que blanquea la responsabilidad de los avariciosos y los usureros.

Si han asumido bien que en esta sociedad nuestra que sufre de infoescleroris es fundamental que las causas sean sencillas y concretas, también han entendido que hay que jugar con las mismas armas que usan las clases dominantes. Por eso también es una excelente idea la creación de una plataforma de reservas de hotel que respete los principios que ellas defienden y que en estos días ha logrado generar ríos de tinta y de imágenes. En unos pocos días consiguió cubrir de sobra sus objetivos económicos con aportaciones voluntarias.

Es inevitable que las organizaciones que tienen éxito se vuelvan más complejas y menos flexibles. Pero mientras les ocurra eventualmente a las kellys, es reconfortante ver que en la defensa de los intereses de los vulnerables puede haber también imaginación e inteligencia.

 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




17 Comentarios
  • SUA SUA 28/08/21 13:35

    Me ha gustado su artículo. Felicidades a las Kellys y trabajemos en su apoyo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Roja Roja 27/08/21 18:00

    Artículo en línea de acoso y derribo del sindicalismo de clase.
    Para lograrlo, se apoya en una parte de un colectivo de trabajadoras no afiliadas a los mismos, "ignorando"? que hay una gran parte de "Las kelis" que si son afiliadas y están peleando con huelgas y movilizaciones con el resto de la plantilla para lograr convenios sectoriales y territoriales donde se recojan los derechos que el PSOE y sobre todo el PP destrozaron con las Reformas Laborales que la ministra Yolanda Díaz y lo Sindicatos de clase quieren eliminar.

    Para otra vez, dejaremos lo de que los Sindicatos de clase están desfasados, etc, etc, cuando resulta que sólo CCOO tiene más afiliadxs que todos los partidos políticos que están en el Parlamento, o que en las Elecciones Sindicales, los Sindicatos de clase aglutinan el 80% del voto de lxs trabajadorxs.

    Por no dejar claro, que en España los Convenios Colectivos negociados y firmados por los Sindicatos a través de los Comités de Empresa o las negociaciones sectoriales para las empresas pequeñas que no tienen representación, cubre a todxs estén afiliadxs o no.

    En países europeos con más afiliación, si no estás afiliadx, no tienes convenio.

    En realidad este artículo, como hacen otros medios, sólo hablan de una parte de este colectivo para sacudir al sindicalismo de clase, para nada les importan estas trabajadoras ni la situación de las subcontratas y la reforma laboral que esclaviza y fomenta el corporativismo, disfrazado de movimiento nuevo, más despreciable e indigno.

    Comenzó cuando trabajadoras precarias se jactaban de hacer una habitación en la mitad del tiempo de lo que lo hacían las fijas con convenio y con derechos.
    La patronal empezó a despedir a las fijas y a las fijas discontinuas, luego la reforma laboral les impuso a las precarias que una habitación había que hacerla en 15 minutos o menos.

    Lo de siempre, alimentando a los pobres contra los más pobres.

    Espero un poco más de rigor democrático en infolibre, este artículista se quedó enganchado a la campaña de acoso que comenzó el PSOE y remató el PP para imponer la reforma laboral.

    Era necesario parar a las fuerzas sociales mejor organizadas de este país. No lo han conseguido.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    18

    • Xabiertxo Xabiertxo 28/08/21 21:07

      No sé a qué "clase" de sindicatos te refieres. Intuyo que a alguno cuyo secretario general ha dedicado su tiempo con generosidad a conferenciar para la FAES, al que financió sus actividades con tarjetas black, al que facilitó al PP el control de Caja Madrid hasta que acabó como acabó, al que tuvo una secretaria del sector financiero que se hizo rica con los cursos de formación, al que tuvo un secretario provincial en Andalucía que apuntó a su suegra al ERE de una empresa en la que no había trabajado. En fin, habría que ser más autocrítico antes de ver la crítica como una conspiración.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      1

  • Androide paranoide Androide paranoide 27/08/21 16:58

    Felicitar a este colectivo, su lucha no ha sido en vano, consultare sus listas cada vez que viaje. A estos super explotadores, ni agua.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    7

    • Isabelle006# Isabelle006# 27/08/21 17:07

      Me too...

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      4

  • GRINGO GRINGO 27/08/21 14:43

    Lo deseable sería que no hubiera que recurrir a fórmulas "imaginativas, más o menos inteligentes", y que el trabajo de las personas, que son personas no animales para su explotación, fueran justos y permitieran vivir con cierta holgura y así no necesitaran recurrir a fórmulas de presión, donde ejercer además esa presión te cuesta dinero.

    Como esto no pasa, por lo menos en España, debería ser obligatorio estar sindicado, pagando su correspondiente cuota y así poder exigir resultados a su Sindicato, más allá de que se manifiesten el 1 de Mayo o firmen los acuerdos que correspondan.

    Si los trabajadores de éste país están como están, no es sólo culpa de los partidos que han gobernado desde la T78 (PP-PSOE), si no de unos sindicatos subvencionados y muy poco activos.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    8

  • Julian LP Julian LP 27/08/21 13:32

    Excelente artículo. No estaría mal que los sindicatos se avinieran a hacer autocrítica y analizarán porque se han convertido en organizaciones burocratizadas y acomodadas( gran verdad)

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    6

    • Villues Villues 28/08/21 11:25

      La autocritica se la deben hacer todos y todas trabajadoras que solo hacen que preguntar al unico afiliado de la empresa las dudas laborales y, cuando éste no es capaz de contestar les sugiere que pregunten en el sindicato y la respuesta es, que no estoy sindicado y no me van ha atender.
      En fin, que cansancio...me he jubilado hace tres meses.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

  • Guillerrevuelta Guillerrevuelta 27/08/21 13:17

    Espero acceder pronto a ese listado de hoteles, porque seré una de las usuarias, sin duda!. Un movimiento para reflexionar hacia dónde vamos y con qué compañía en el viaje!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    4

  • paco arbillaga paco arbillaga 27/08/21 11:40


    Mis mejores deseos para la organización de esas superexplotadas trabajadoras. Su forma de organizarse «de manera horizontal y asamblearia» es la que yo considero que debe tener todo tipo de organismo que pretenda representar a un colectivo de personas. Como dice deabajo en su comentario de las 11:29, la CNT lleva muchos años practicando ese mismo tipo de organización y por ello fue tan perseguida en la década de los 70, culminando ese acoso en 1978 con el «Caso Scala».

    Suerte y éxito en sus justas reivindicaciones para las limpiadores de hoteles. Osasuna para la gente decente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • deabajo deabajo 27/08/21 11:29

    Luis, a ver si te enteras. Se llama acción directa, sin jerarquías ni intermeriadios, y lo lleva practicando la CNT 111 años, y antes que ella otras organizaciones anarquistas.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    11

  • Lunilla Lunilla 27/08/21 08:09

    "Cierto es que,sòlo la musica, esta a la altura del Amor, y la poesia, un poco mas arriba; Sòlo hay quienes no entienden , que sin poesia la mùsica, sonaria como una insulsa melodia". 'La felicidad; 'es excelsa Dama, y se comporta como esquiva 'mariposa; Siempre, un poco mas lejos de nuestro alcance, pero con inteligencia y paciencia, podemos conqquistarla, y ella muy sutilmente, sin necesidad de ¡cargarla' -se posarà, sobre uno de nuestros hombros"- 'Nada de suponer que los pobres, son flojos; Pues por mucho, que madrugen , nunca seran a tempranas horas de la, mañana; El transporte pùblico, citandose 'atiborrado' de multimillonarios'-"Aunque metàfora; el sudor, del trabajo, intentan literalmente; Es lo que rebota el pobre que lo recoge, el rico'- "Solo en casos donde el rico holgazan y explotador, Y se aprovecha del esfuerzo del pobre'- / No generalizado, hay ricos que son honestos y cancelas sueldos y salarios, junto a sus empleados" "El DIablo Cojuelo Dixit" Saludos Cordiales// ( 8,08 h. a/m )

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    7

    5

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 27/08/21 08:58

      Contento de verte Lunilla.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      3

    • Lunilla Lunilla 27/08/21 08:25

      OTROSIDIGO: "Pero he aprendido, que todo sucede por alguna razòn ; Todo suceso tiene su porque'- y, toda adversidad, nos enseña una lecciòn ; He comprendido que el fracaso, sea personal, o incluso espiritual, es necesario para la expansion de la persona, 'aparte un crecimiento interior y un sin fin de recompensas 'psiqquicas' -nunca lamentes tu pasado; Aceeptalo como el 'maestro que es'- Saludos Cordiales --- El Diablo Cojuelo; Dixit" ( 8,25 h. a/m )

      Responder

      Denunciar comentario

      9

      5

  • passarola passarola 27/08/21 08:06

    Gratificante en grado sumo esta informacion,sencilla, veraz e ilusionante. Mi apoyo esta con las kellys. Slds

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    11



 
Opinión