X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

Es la precariedad, amigo

Víctor Rey | Elena Sevillano Publicada 08/05/2018 a las 06:00 Actualizada 08/05/2018 a las 19:33    
Etiquetas
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 21

Decía Rodrigo Rato a principios de año, en la comisión de investigación de la crisis bancaria en el Congreso de los Diputados, “no es saqueo, es el mercado amigo”. Y sí, es el mercado, salvaje y desregulado, en connivencia con las élites políticas y económicas (es el mercado, pero de amiguetes), el que ha perpetrado el saqueo de lo público y despliega su plan para salir de la crisis económica: la normalización de la precariedad de las condiciones de vida.

Hace unos días, quienes escribimos estas líneas tuvimos la suerte de poder presenciar un grupo de discusión: una técnica de investigación cualitativa en la cual un grupo de personas hablan abiertamente, sin pautas rígidas, sobre distintos temas y donde afloran relatos, ideologemas y posiciones socio-discursivas.

Nos impactaron mucho dos frases, ambas en boca de dos mujeres: “La esperanza y calidad de vida tiene más que ver con el código postal que con el código genético” y “vivimos permanentemente en la cuerda floja, pero cuando caes es al vacío, no hay red”.

Estaban identificando lo que es ya una realidad para las mayorías sociales de este país: desigualdad y precariedad como principios rectores de lo cotidiano. Es importante no caer en la normalización de este mal repartir y peor vivir, pues hay alternativa. No es sólo el mercado, es también el gobierno de Rajoy. Es política, amigo.

Tres cifras, a modo de apunte, que evidencian el saqueo, la desigualdad y la precariedad que las políticas del PP vienen auspiciando –y que C’s siempre termina por apoyar– en un ejercicio de complacencia con los poderosos y de insensibilidad al dolor social:
 
  1. El rescate bancario se cifra en 62.000 millones de euros, que han salido del bolsillo de las españolas. Al cierre de 2017, el conjunto de la banca, entre ellos muchos de los bancos rescatados, obtuvieron ganancias por valor de 15.000 millones de €.
 
  1. Desde el inicio de la crisis el número de personas en riesgo de pobreza ha aumentado en 1,8 millones, mientras que el número de millonarios, lejos de reducirse, ha aumentado en 75.000.

Dicho de otro modo, desde 2008 en España, por cada nuevo millonario se cuentan 24 nuevos pobres o pobres potenciales.
 
  1. Actualmente uno de cada cuatro contratos firmados tiene una duración de menos de una semana.
 
Las participantes del grupo de discusión están en lo cierto. El plan de las élites para la salida de la crisis pasa por un progresivo desmantelamiento del Estado de bienestar y los derechos sociales, acompañada de un intento de normalización y asunción de inevitabilidad de esta nueva realidad impuesta.

Aciertan, progresivamente la calidad de vida tiene que ver más con el patrimonio familiar, menos con la meritocracia. El ascensor social está “fuera de servicio”, de forma premeditada, fruto de una creciente desigualdad en el reparto de la riqueza y del endurecimiento en las condiciones de acceso a la misma.

Aciertan, vivimos en la cuerda floja, con una sensación de fragilidad permanente. Desmantelada la red de apoyo familiar y material tras soportar casi una década de crisis. Desmantelada también la red de bienestar social, tras años de austericidio y recortes en la sanidad y educación pública, así como en los servicios sociales. Desmantelada, por último, la red del mercado de trabajo, con la temporalidad, bajos salarios y bajas prestaciones por desempleo como elementos definitorios de las reformas laborales de PSOE y PP.

Cuando una cae ya no hay red que amortigüe la caída, lo hace al vacío y hay un suelo. La trayectoria personal, social y laboral se rompe en mil pedazos. Recomponerse tras la caída es hoy un imposible.

Eso es la precariedad, reducción a la mínima expresión de todo aquello que satisface las necesidades materiales de la ciudadanía, una suerte de subsistir en un entorno de progresivo desmantelamiento del Estado de bienestar, detrimento de lo público en beneficio del mercado.

Pero las mayorías sociales de este país se resisten al intento normalizador de la precariedad como estatus quo inherente al nuevo tiempo político y social resultante de la crisis. La España del 15-M sigue en pie y se levanta frente al plan de las élites: pensionistas exigiendo en la vejez la suficiencia económica por la que pelearon en las calles en su juventud, mujeres parando el país y gritando igualdad en la huelga feminista del 8-M o trabajadores precarios de la nueva economía digital low cost (Deliveroo o Amazon, entre otros) luchando por unas condiciones laborales dignas.

A pesar del intento de los voceros del Régimen por desestabilizar a Podemos, nuestra apuesta es nítida y unitaria. Da igual que Iglesias utilice la expresión “ternura con los de abajo”, Espinar “defender a las clases populares” o Errejón “seguridad y orden”, hablan de lo mismo: justicia social y bienestar material frente a la precariedad.

Nuestra hoja de ruta, balizada para 2019 y 2020, debe pasar por desarrollar e implementar –de la mano de la Sociedad Civil y de las fuerzas políticas hermanas del cambio– propuestas programáticas valientes que combatan la precariedad: repartir riqueza y trabajo, fiscalidad verdaderamente progresiva, nuevo modelo productivo que genere empleo en sectores de alto valor añadido, acabar con la brecha salarial entre hombres y mujeres, desarrollar una economía de los cuidados, pensiones dignas, educación pública y gratuita en todos sus niveles, sanidad pública universal y gratuita o el cumplimiento efectivo del derecho a la vivienda, entre otros.

Que la calidad de vida no guarde relación con el código postal y que esa vida no transite por la cuerda floja. Podemos.

La precariedad es política, amigo, y con política se combate.
_______________

Víctor Rey es secretario de Análisis y Programa de Podemos Comunidad de Madrid. Elena Sevillano es secretaria de Movimiento Popular y Relaciones con la Sociedad Civil. Ambos concurren en las primarias por la lista Sí Madrid 2019-Sí Equipo Errejón.


Hazte socio de infolibre



21 Comentarios
  • jhgb jhgb 09/05/18 08:33

    Estoy de acuerdo con vosotros pero decir "Pero las mayorías sociales de este país se resisten al intento normalizador de la precariedad" es puro voluntarismo, una parte importante de los trabajadores dan la mayoría con sus votos a los que promueben las politicas que les roba el futuro, por ignorancia o porque conocen algún corrupto y creen que lo va a colocar. No saben ni quien les mete la mano en el bolsillo, la ignorancia se paga.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • jhgb jhgb 09/05/18 08:33

    Estoy de acuerdo con vosotros pero decir "Pero las mayorías sociales de este país se resisten al intento normalizador de la precariedad" es puro voluntarismo, una parte importante de los trabajadores dan la mayoría con sus votos a los que promueben las politicas que les roba el futuro, por ignorancia o porque conocen algún corrupto y creen que lo va a colocar. No saben ni quien les mete la mano en el bolsillo, la ignorancia se paga.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ninela ninela 08/05/18 16:34

    En vuestro artículo, habéis sintetizado casi a esencia, el espolio de estos últimos diez años. En mi opinión, aún lo tenéis que reducir mas y propagarlo a escala de lectura epistolar.Tal vez por apartados. Ello sin pausa y continuado, como la lluvia fina silenciosa y penetrante.
    Nuestro país, diez millones de jubilados, ocho o nueve de mujeres, sin razón, no bien tratadas, maestros, ´médicos, economístas ,ingenieros, investigadores...., recién graduados, allende países, sirviendo cervezas, trabajadores/as por horas etc, . un cóctel total, sobre todo el de los mayores
    jubilados, mujeres y hombres de aquí, que debéis cuidar con información verdadera y digerible.. Los periódicos y televisiones , están ´en general, a la bola de la voz de su amo que les paga. Tampoco, creo que las noticias de bombardeo del CIS,,sean muy veraces, MAS BIEN BASTANTE GOBELIANAS, pero tomarlas como veraces.
    Probablemente, el plantear la ecuación con tantas variable, sea dificultosa, pero los buenos analizadores y honrados políticos, ahora tenéis la ocasión de demostrar vuestra valía,
    Esto es una opinión con la idea de tratar de mejorar la mayoría.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • Larry2 Larry2 08/05/18 11:03

    El ir a votar es libre, y el votar lo que se quiera también. Tenemos la opción de votar, y por supuesto no debemos desperdiciarla. Otra cosa es que lo que presenta no nos gusta. Pues votemos en blanco. lo que está claro, que es mejor que haya elecciones a que no las haya. El articulo es meritorio, hasta ahora lo único que conozco yo es PP y Psoe como gobierno, puede haber otras alternativas. O pacto, o derecha derechona, o izquierda poderosa, o centro izquierda, pero lo que no puede es seguir esto como está ahora. Hemos retrocedido mucho tiempo en todo, menos en ladrones y corruptos, que hmos mejorado muchísimo. Solo sabemos lo que hacen PP y Psoe, lo demás es una ilusión, apostemos por ella. agur.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • Aserejé Aserejé 08/05/18 10:05

    Me parece magnifico el articulo. Pienso q tenemos q intentar convencer a la gente para q si haya una mayoría social que "se resista al intento normalizador de la precariedad", que ahora no la hay. A ver si los pensionistas se convencen de que el tener su pisito y su semanita en Benidorm no les debe de hacer complices de los ricos para mantener el sistema q estos nos imponen. Q deben votar con soludaridad.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    13

    • luzin luzin 08/05/18 10:32

      No entiendo muy bien ¿Va a convencer a la gente de que vote a Podemos? ¿Va a convencer a la gente de que hay precariedad? ¿les va a convencer que de que hay que resistir a la precariedad? O mejor todo junto: si votamos a Podemos ya estamos convencidos de que existe la precariedad y que la resistencia se hace precisamente votando a Podemos porque ellos saben lo que hay que hacer con el BOE. Y como la enseñanza y la sanidad pública van a ser gratis (no entiendo cómo esto es posible pero espero que me convenza), van a repartir la riquezas (¿lo harán gratis?) con un sistema fiscal "verdaderamente" progresivo (lo de verdaderamente es lo que más me ha gustado), y por último seguro que van a crear esa gran red de seguridad: ¿renta básica universal? ¿o tal vez todavía no lo tienen claro?. Pero no se preocupen, en un gran artículo basta citar a los grandes timoneles. Espinar (ministro de la vivienda), Errejón (Ministro de educación y política de becas), y ese gran líder, fundamental, Pablo Iglesias, si no lo cito no trinco ... :) (no se enfaden, hay que tomarse esto con un poco de humor)

      Responder

      Denunciar comentario

      17

      3

  • ArktosUrsus ArktosUrsus 08/05/18 09:50

    Queridos Elena y Víctor, incurrís en el mismo error que han venido incurriendo todas las políticas de izquierdas de los últimos 40 años: suponer que hay una mayoría social que "se resisten al intento normalizador de la precariedad". No es cierto. Mucho más claro y acertado es el comentario de "Platanito" en el hilo que abre Libertino. Se nos ha vendido la propiedad privada como excelencia para que no ataquemos la propiedad privada (La propiedad es un robo gritaba Proudhon) de quienes sí tienen una propiedad privada real. Ellos amenazan con los "comunistas" porque ellos sí que tienen que perder. La propiedad privada de las clases medias (hoy mayoría en las sociedades avanzadas) es una falacia que cae en cuanto resbala uno de la cuerda floja. Todos cerramos los ojos como si no nos pudiera suceder a nosotros. Pero cada vez hay más gente de 50 años que se ve expulsada del mercado de trabajo, lejos de la jubilación y con un futuro sombrío (y muchas veces un presente insoportable). El mensaje que hay que difundir es que el problema no es lo poco que tenemos los que tenemos algo, sino lo mal que se reparte lo que hay. Encontrar el mensaje que cale en los que tienen algo (que no están dispuestos a cederlo porque creen realmente que es suyo e inalienable) para señalarles que el problema no es lo que tienen ellos sino la ausencia de reparto justo de lo que producimos todos, es el reto de las formaciones políticas. Que por cierto suspenden estrepitosamente, unos porque ni se lo plantean y los que se lo plantean (como es vuestro caso) parecen incapaces de ver esa realidad. O al menos así ha sido en España (en mi experiencia) en los últimos 40 años de democracia parcial. No hay democracia posible cuando el poder económico está en manos de una oligarquía con muy pocos miembros. O conseguimos que todos entendamos que es vital cambiar el sistema o esto se va ha hacer cíclico hasta la próxima revolución.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    16

    • Aserejé Aserejé 08/05/18 10:05

      Muy bueno tu comentario. Saludos

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • luzin luzin 08/05/18 09:15

    Vaya panfleto, ... ¿alguna propuesta? Ah, vale, les votamos y problema solucionado.
    Y por cierto, no es un problema político, no lo puede solucionar un partido político, es un problema económico, de estructura económica, y bajo condiciones capitalistas no tiene solución, la precariedad es histórica (miren los datos desde hace dos siglos) y consustancial al modo de producción.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    10

    5

    • Isabelle0651 Isabelle0651 08/05/18 09:25

      Por éso lo mejor es no votar a ninguno, como dice usted que hace. Y deja el camino libre para que el marrón sea culpa de los falsos izquierdosos, así usted sigue protestando de votos caídos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      1

      12

      • Aserejé Aserejé 08/05/18 09:55

        Estoy contigo. Me parece un disparate lo de permanecer de brazos cruzados ante el saqueo moral, de dignidad y economico al q nos tienen.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        1

        12

        • luzin luzin 08/05/18 10:04

          Ir a votar es un gran acto de sacrificio, tienes que descruzar los brazos para introducir la papeleta ... para descojonarse ....

          Responder

          Denunciar comentario

          8

          1

      • luzin luzin 08/05/18 09:31

        Lo mejor es analizar, estudiar, pensar por uno mismo, ... "atreverse a pensar", y no vivir de falsas esperanzas, ... para eso tenían antes la religión, ... se acuerdan, "la religión es el opio del pueblo", ... sólo que ahora los curas han mutado en políticos, psicólogos, pedagogos, economistas, abogados y todos esos grandes especialistas que pontifican diariamente la dosis de esperanza y caridad .... y la parroquia ya es virtual o televisiva ... El panfleto de esta señora es eso, un panfleto y nada más ... ael a joderse y seguir votando

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        8

        2

        • Isabelle0651 Isabelle0651 08/05/18 10:25

          No pienso jo....derme, para eso colaboro con mi apoyo en las urnas y en todo lo que esté en mi mano para que no sigamos perdiendo lo que durante años se fue construyendo en derechos sociales, al menos mis quejas tendrán un sentido y no las suyas, mucha perorata en el aire que se la lleva el viento. Qué tenga un buen día, hombre. Y no se sulfuro tanto.

          Responder

          Denunciar comentario

          1

          11

  • Libertino Libertino 08/05/18 01:11

    Si como ustedes dicen: "Pero las mayorías sociales de este país se resisten al intento normalizador de la precariedad como estatus quo inherente al nuevo tiempo político y social resultante de la crisis.", ¿por qué entones la mayoría electoral no se corresponde con "esas mayorías sociales"?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    0

    10

    • JHA JHA 08/05/18 06:30

      Si. Creo que esa es la pregunta. Si la mayoría estamos jodidos, como siendo mayoria no detentamos el poder para cambiar las cosas?

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 5 Respuestas

      0

      10

      • platanito platanito 08/05/18 07:33

        Yo lo veo así: En los años 20, nuestros bisabuelos, eran pobres de solemnidad. Cien años después una mayoría de españoles disfruta de su pisito, su 600 y su semana en Benidorm. Y cuando los marhuendas de turno les asustan con los comunistas que se lo van a quitar todo, pues quieren conservar con uñas y dientes sus hipotecas varias y sus descubiertos bancarios. Y ahí entra el extrarradical Noi del Paralelo lerrouxiano y macarrón con la pasta gansa de su tito Oliu y demás Ibexcencos.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 4 Respuestas

        1

        17

        • Isabelle0651 Isabelle0651 08/05/18 10:38

          Has puesto el dedo en la llaga, ese ha sido el gran problema muy bien aprovechado por los que gobernaron hasta hoy, la tierra estaba abonada después de una guerra civil, el miedo se hereda y si a ello lo sigues abonando, el resultado es magnífico. Iglesia, Ejército, Estado y Poder Mediático.

          Responder

          Denunciar comentario

          1

          7

        • luzin luzin 08/05/18 10:18

          ¿Pobres? Eso lo sería su bisabuelo, porque el mío no lo era, se ganaba su pan con su trabajo y estaba lleno de dignidad, y nunca se le ocurrió votar a nadie, ni siquiera los socialistas del PSOE. Y concretamente en el año 1920 ganó las elecciones el conservador Eduardo Dato (55% de los escaños) seguido del Partido Liberal (29%). Los socialistas obtuvieron el 1% (4 escaños). Y por supuesto, no votaban las mujeres, aunque cuando ganaron el derecho de voto algunos "izquierdistas" quisieron quitárselo, y el "pucherazo" era método cotidiano electoral.
          Sin embargo, a pesar de esos resultados, los sindicatos y el movimiento obrero gozaban de una fortaleza y una capacidad autoorganizativa que ya quisieramos ...

          Responder

          Denunciar comentario

          7

          2

        • Aserejé Aserejé 08/05/18 09:54

          Yo tambien aplaudo tu comentario. Saludos

          Responder

          Denunciar comentario

          1

          4

        • M.T M.T 08/05/18 08:49

          Muy bueno, Platanito. Aplaudo tu comentario al hilo del artículo.
          Cordiales saludos.

          Responder

          Denunciar comentario

          1

          4



Lo más...
 
Opinión
  • Verso Libre Luis García Montero Luis García Montero

    Televisión de negro

    La manipulación partidista de los medios públicos de información es el signo más claro de la degradación democrática. Y en este sentido, como en todos, las actuaciones del PP son desoladoras.
  • La Mirada Internacional Fernando Berlín Fernando Berlín

    ¿Empieza el diálogo en Cataluña de una vez?

    El periodista Fernando Berlín analiza cómo ha reaccionado la prensa internacional a la investidura de Quim Torra como president de la Generalitat.
  • Muy fan de... Raquel Martos Raquel Martos

    La maldita Torrateca

    ¿En qué se parecen Aristóteles y Quim Torra? En nada. Uno lleva gafas y el otro no, uno tiene cuenta de Twitter y el otro no, uno reflexionó y el otro no... Muy fan de Quim el incontinente.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre