X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

La imperativa necesidad de un confinamiento total

Juan Manuel Aragüés Estragués
Publicada el 28/01/2021 a las 06:00

Uno se ha pasado la vida defendiendo que cada sujeto percibe la realidad de un modo particular, eso que filósofos tan distantes como Nietzsche u Ortega denominaron perspectivismo y ya Protágoras, uno de los sofistas más relevantes del siglo V a. de E., puso de manifiesto. Sin embargo, y a pesar de ello, se me hace difícil de entender que, en determinadas situaciones, los seres humanos no seamos capaces de minimizar nuestras mediaciones constituyentes (nuestra posición social, nuestra condición laboral, nuestras concepciones religiosas, nuestras tradiciones culturales, nuestros cargos políticos), que acaban conformando nuestros intereses particulares, para, desde una mirada cómplice y común, advertir los perfiles constituyentes de la realidad.

Ya me perdonarán este párrafo tan filosófico, quizá un tanto oscuro, y que lo único que quiere expresar es mi estupor, mi hartazgo, mi ira, mi malestar, mi rabia, ante la gestión que se está llevando a cabo de la asoladora pandemia. Sentimientos todos ellos que proceden de la evidencia del lugar al que nos llevaban decisiones como las que se han tomado para la Navidad, pues si en una situación de ascenso de los contagios se decide abrir la mano, ¿qué se podía esperar? Quisieron salvar el verano, luego la Navidad, esperemos que su próximo empeño no sea la Semana Santa.

En la primera ola, nos encontramos con unas autonomías soberbias, algunas, como Madrid, casi al borde del negacionismo, que cuestionaban cualquier decisión del Gobierno y que reclamaban para sí las competencias para intervenir contra la pandemia ante lo que consideraban la ineficacia del Gobierno. Un Gobierno que, quizá tarde, pero tuvo el valor de encerrarnos en casa y tomar medidas muy duras pero absolutamente imprescindibles. En la segunda ola, en la que las autonomías codirigen las gestión de la lucha contra el virus, nos encontramos, en muchos casos, unas inquietantes dosis de ineficacia que llevan a que territorios como Aragón vayan implementando mediditas nada menos que desde mediados de Julio, y, a pesar de ello, la situación se halle desbocada. También es cierto que es difícil encontrar una ineficacia pareja a la del presidente Lambán, que parece desactivar con su influencia la inteligencia de todos y cada uno de sus consejeros.

Pocos días antes de iniciar las fiestas de Navidad no se les ocurrió otra que decir que el día 7 de enero ¡todos al cole!, al 100%. En fin, que resulta incomprensible la falta de rigor de buena parte de la gente que nos dirige. Como decía, en esta segunda fase, la mayor parte de las comunidades han actuado de manera tremendamente tímida, bajo una decisión que se ha hecho evidente: salvar la economía, que eso quería decir, también, lo de salvar el verano y la Navidad. No salvar seres humanos, que se nos van a razón de 300-400 al día, sino la economía. Luego diré un par de palabras sobre ello. Pero siguiendo con la acción de las autonomías, aquellas que han pretendido tomárselo más en serio han sido bloqueadas por el Gobierno central.

Y aquí viene la gran pregunta actual: ¿a qué está jugando el Gobierno central? Parece evidente que a esconderse detrás de la gestión compartida y evitar, de ese modo, tomar las riendas de la situación. Tienen pavor a tomar medidas que consideran impopulares, como el confinamiento, y por eso se escudan en las medias tintas de la mayor parte de las autonomías. Hasta que estas, agobiadas por la situación, supliquen ese confinamiento si la situación, a pesar de la vacuna, no mejora. Es decir, el Gobierno, y siento profundamente decirlo porque creí preciso defenderlo a capa y espada en la primera ola, ha abdicado de su responsabilidad. Y nuevamente es la cuestión de la economía la que se lleva el gato al agua.

Pero, ¿realmente se está protegiendo la economía? ¿Mantenerla a medio gas durante meses y meses es una terapia efectiva? ¿No lo sería acaso una intervención muy decidida, con confinamiento incluido, de unas cuantas semanas, y que, aprovechando la vacuna, nos colocara en un plazo mediano de tiempo en una situación mucho más favorable? La Navidad hubiera sido el momento más adecuado para ello, máxime cuando, quienes hemos actuado con esa responsabilidad individual que nos piden las administraciones –manda narices que quienes carecen de responsabilidad colectiva se la exijan a la ciudadanía— en realidad no las hemos celebrado. En ese momento, con buena parte de la administración y la enseñanza cerradas, la ocasión se manifestaba propicia. Pero no se hizo, porque había que salvar la economía-navidad.

Y para ello, resulta crucial mantener la enseñanza funcionando con la mayor normalidad posible. Porque, nos dicen, las aulas son lugares seguros. Difícil de creer, cuando las medidas no se aplican en secundaria y los datos que transmiten de primaria, a poco que tengas contacto con la realidad, no encajan con lo que sucede. La han tomado con la hostelería, pues parece que reunirse en un bar durante media hora a tomar una cerveza sea un acto irresponsable. Pero mantener a miles de personas durante seis horas seguidas en aulas en las que no se cumplen las distancias de seguridad, que deben estar ventiladas generando temperaturas inferiores a 10º, cosa que la legislación prohíbe, resulta de lo más seguro. Sí, de lo más seguro para lo que es el único y exclusivo objetivo de todas las administraciones: salvar la economía y que los padres y madres tengan a sus hijos aparcados y bajo tutela.

Que el PSOE, con Nadia Calviño al frente, haya optado por esa vía, no es una novedad. Pero estamos hablando de un Gobierno de coalición. ¿Qué hace Unidas Podemos? ¿Por qué no presiona al máximo para introducir algo de racionalidad en las decisiones del Consejo de Ministros? No me vale que cada uno tenga su parcela porque, al final, el Gobierno lo son todos. Y así como defienden con uñas y dientes –Yolanda Díaz es un magnífico ejemplo– el ámbito de sus responsabilidades, debieran hacerlo con el conjunto de medidas necesarias para salvar a la ciudadanía. Y una de ellas, cada vez mejor vista por la mayoría de la población, pasa por volver a un estricto confinamiento. A día de hoy, viendo el agotamiento social y, en especial, de nuestros sanitarios, no queda otra. Esperemos que siga habiendo espacio para una cierta responsabilidad que sea capaz de superar esa lucha de particularismos políticos que nos están llevando al desastre.

Déjenme acabar de filósofo, aunque con un tono jocoso. Cuentan que se encontraron en un tren Ortega y Gasset y el torero El Gallo y que cuando les presentaron y Ortega le dijo que era catedrático de Metafísica, el Gallo dijo: ”hay gente pa to”. Está claro que hay gente “pa to”, Ayuso, Lambán, García Page, incluso Illa y nuestro querido Simón, que parecen estar transmutando su naturaleza, se apuntaron al falso rescate de la economía. ¿Habrá alguien que decida salvar a la ciudadanía?

__________

Juan Manuel Aragüés Estragués es profesor de Filosofía. Universidad de Zaragoza.

 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




24 Comentarios
  • Xxxxxxxxxx Xxxxxxxxxx 29/01/21 12:14

    Leo en estos comentarios varias falacias:
    - Falacia 1: los confinamientos no hacen nada porque luego sube otra vez el virus ---> los confinamientos no hacen nada si no se siguen con rastreo eficiente, pruebas masivas y cuarentena en las fronteras. Después de su confinamiento España no quería perder el turismo.
    - Falacia 2: hace falta un gobierno dictatorial/autoritario para que la estrategia de eliminación tenga éxito ---> Australia? Nueva Zelanda?
    . Falacia 3: la estrategia de eliminación provoca daños económicos inasumibles ---> Parece que provoca más daños económicos un sinfín de cierres parciales.
    etc

    En Europa y EEUU se tomó la decisión de usar la estrategia de convivencia con el virus (que implica asumir cientos de miles de muertos en el caso de España) en vez de la estrategia de eliminación, sin ningún debate abierto al respecto.

    Dos investigadores de universidades inglesas exponen aquí 16 razones por las que todos los países deberían seguir una estrategia de eliminación total:
    https://www.theguardian.com/world/commentisfree/2021/jan/28/all-countries-should-pursue-a-covid-19-elimination-strategy-here-are-16-reasons-why

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • hayundi hayundi 29/01/21 08:28

    No se puede ni se debe pretender que el personal esté confinado indefinidamente aunque sea por tramos, porque el personal no va a hacer caso. Se puede admitir un confinamiento extraordinario de un par de semanas subvencionando la economía pero andar que ahora si ahora no, pues no sirve y crea estado de depresión y ansiedad. Por otra parte la mayoría de gente mas afectada se encuentra en edades avanzadas y a los asintomáticos no se les puede tratar de enfermos porque no lo están, tampoco es lo mismo tener que coger el metro cada día que vivir en el campo. Hay que afinar mas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Raul Raul 28/01/21 14:54

    Si el que escribio este articulo HUBIESE VOTADO A UNIDAS PODEMOS EN VEZ DE A LA PSOE igual hoy la situacion sera diferente. SI QUEREIS MEDIDAS DE UNIDAS PODEMOS VOTAD A UNIDAS PODEMOS!!!!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    2

  • pobla pobla 28/01/21 12:04

    La gestion del govierno es cobarde,tienen miedo al ibx,por algo sera.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    2

    2

    • jorgeplaza jorgeplaza 28/01/21 14:16

      La del "govierno" puede que sea cobarde (o incluso "covarde") pero la del Gobierno es corrientita: más o menos igual de mala que la de cualquier otro gobierno europeo, con el factor a favor del nuestro que, salvo en Alemania y hasta cierto punto en Italia, los otros no tienen que lidiar con diecisiete taifas y dos ciudades autónomas. ¡Pobre Illa! Lo ha hecho bastante mal, no nos engañemos, pero --aunque dijera todo lo contrario-- tenía toda la razón en estar hasta las narices de las taifas y de la oposición. No ha sido muy elegante, pero sí totalmente comprensible, que se largara dándoles con la puerta en las narices a los obstruccionistas del Congreso.

      Responder

      Denunciar comentario

      5

      1

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 28/01/21 13:29

      ¿Qué tiene que ver el IBEX aquí? Si usted mira el IBEX verá que con el anterior confinamiento las empresas del IBEX y en general las grandes son las que mejor han resisitido. Las que no han reistido han sido las pequeñas empresas, autónomos, comercios pequeños, hosteleria, turismo. A lo mejor lo que tiene miedo el gobierno es destrozar las económicas de millones de personas medias o pobres y no a que caiga el IBEX. Es bastante mas probable.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      6

  • alcornoque alcornoque 28/01/21 11:06

    El confinamiento del pasado marzo-mayo fue muy efectivo. Bajaron los muertos diarios de 800-1000 a 0-10. El problema es que para la desescalada no se contrataron los rastreadores necesarios ni se pusieron los medios para que los pocos contagiados que había pudieran guardar la imprescindible cuarentena. Faltó un control férreo. Esto es lo que se hizo y se sigue haciendo en diversos países asiáticos y de Oceanía. Claramente estos países que adoptaron la estrategia de "eliminación del virus" están logrando mantener su economía, mientras que en los países europeos y americanos en los que se ha adoptado la estrategia de "convivir con el virus" la economía va languideciendo.
    Esta disparatada estrategia, además de que NO SALVA la economía, está causando miles de muertos, familias destrozadas, y un serio problema de salud por las secuelas que tendrán, muchos a lo largo de su vida, los millones de personas que superen la enfermedad.
    No se habla mucho de ello, pero esta estrategia descabellada tiene otro problema muy serio: cuanto más se multiplica el virus (y cuantas más personas se contagian, más se multiplica) más posibilidades hay de mutación, y por ello más posibilidades de que surjan variantes o cepas mucho más peligrosas. ¿se imaginan una cepa que tenga la letalidad del virus del sida o del ébola, pero con la eficiente capacidad de transmisión aérea del sars-cov2? sería terrible. Ya se empieza a hablar de las variantes británica, brasileña y sudafricana .....
    Por todo ello, yo también coincido con el autor en la imperativa necesidad de un confinamiento total.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    6

  • Antonio Basanta Antonio Basanta 28/01/21 10:56

    Es que su articulo solo habla de una parte. El confinamiento total de marzo-abril-mayo fue un éxito total desde el punto de vista sanitario, si por sanitario entendemos la lucha contra el covid solamente. Pero tuvo un precio importantísimo, que por lo menos no se debe esconder. España aumento su endeudamiento el 25 % del PIB y el numero de parados aumentó al menos en 600000. El confinamiento de marzo abril, durísimo, tuvo como consecuencias la rapidísima bajada del numero de contagios hasta niveles del 9 por 100000, la mas rápida bajada del nº de contagios en toda Europa: pero fue el confinamiento mas duro de Europa y el que mas pérdidas del PIB trajo también. Cuando el confinamiento de marzo-abril se habían cerrado las aulas, el comercio, los espacios deportivos, locales de cine teatro. el paseo y durante 10 días todas las empresas del pais productivas. Y contó con las ayudas europeas ese primer confinamiento. Los que proponen el confinamiento domiciliario para tener éxito, supongo que sabrán que para tener éxito hay que cerrar la economia en su mayor parte, los medios de transporte colectivo, las aulas, los deportes, los cines y teatros, la hosteleria total, los comercios. porque si no fuera así su éxito sería parcial, como ahora y lo de los 15 días duros no se lo cree nadie. También la otra vez se necesitaron mas de 15 días, pongamos casi dos meses. Eso significaría otro aumento (si se paga con deuda) de otro 20% de deuda publica, esta vez sin ayudas europeas, y otro medio millón de parados más. La pregunta es ¿Cuántas muertes produciría el aumento exponencial de la deuda y el paro de muchísimas mas personas? Ese tipo de razonamientos es engañoso, porque en los paises que se han realizado cosas parecidas (nunca el confinamiento tan exitoso de España) no las han tenido que tomar 15 días sino varios meses. El otro día mientras que veía noticias un telediario entrevistó a tres prestigiosos epidemiólogos. Los tres defendían un poco esta tesis que yo digo aquí. No hay unanimidad entre los expertos y muchos que pasan por expertos no lo son sino que son médicos de una especialidad u otros opinantes que se dicen expertos o dicen "los expertos dicen".

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 9 Respuestas

    3

    6

    • Edmundo Edmundo 28/01/21 13:48

      Desde luego es una situación muy, pero que muy compleja y con muchas ramificaciones.
      Ahora contamos con algo que no teníamos entonces: las vacunas. Y esto va a ser determinante. En esta nueva situación yo propondría un confinamiento "inteligente", bien coordinado, en el que se contraten más rastreadores y personal sanitario, y que la sanidad privada eche un cable sustancial.
      La pandemia nos afecta a todos; y el desastre económico y sus consecuencias también. ¿Dónde se encuentra exactamente la línea ética y moral? Realmente no lo sé.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Antonio Basanta Antonio Basanta 28/01/21 15:29

        Pero ¿Qué es un confinamiento inteligente? Un confinamiento con la tasa de contagios actuales, para bajar a aquellos números donde se puedan contratar rastreadores que fueran los que llevaran el peso con la primaria y salud, tardaría mucho tiempo hasta que se pudiera llegar a números como 50 contagios por 100000 y además simultáneamente en todas las autonomías. A partir ahí sí. Pero hasta ese momento, la única forma de bajar los contagios de forma rapidísima es un confinamiento similar al de marzo-abril. Y no se puede calificar de inteligente. Simplemente se califica de confinamiento de verdad. Ya le digo que los confinamientos domiciliarios de la mayor parte de los paises europeos que los han hecho (todos un poco de mentirijillas) no lo han conseguido en dos meses disminuir los contagios a las cifras que le he dicho y no lo han conseguido suficientemente para poder establecer la estrategia de seguir los contagios y contactos uno por uno porque para ello hay que eliminar los contagios comunitarios incontrolados

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        1

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 28/01/21 13:25

      Continuo. Es que en la explicación político de las medidas contra el virus hay palabras fetiches que enmascaran la realidad del no combate. 1ª Toque de queda y su adelantamiento. Dicho así no es nada, enmascara la realidad, la falsifica para que quien la pida quede bien aunque no sirva para mucho. Si se adelanta el toque de queda a las 8 y se adelantan los contactos de la población entre si, y además se realizan los mismos contactos en menos horas y por tanto mas personas contactando por hora, no se habrá hecho nada, disimulando que se hace. 2ª Confinamientos domiciliarios permitiendo los colegios, universidades, metro, trabajos, deporte, paseos, etc se le llama confinamiento domiciliario a lo que no lo es, para disimular que se toman medidas de confinamiento. Algo disminuyen los contactos pero poco 3ª "Dicen los expertos" : Esto se dice para defender que lo que uno hace no es por decisión sino porque "lo dicen los expertos" y los otros no hacen lo que dicen los expertos. A cuenta de esto se llama expertos a cualquier cosa. A un mediático medico de urgencias de la sexta le laman experto. Pero ¿experto en qué? en ser médico de urgencias. Pero en pandemias ni puta idea. ¿por qué? Se suplantan a los verdaderos expertos por expertos mediáticos o de partido a quienes ni siquiera se ponen nombres y apellidos y en que son expertos. Pero los verdaderos expertos en epidemiologia y en virus no están muy de acuerdo, Yo los he oído diciendo cosas distintas. Unos solo dicen cosas a realizar aunque sean imposibles y caras y otros meditan las consecuencias terribles de los confinamientos totales. El supuesto experto de la sexta que lo es en Medicina de urgencias contó un día el uso de la hidroxicloroquina por él antes de hacer un ataque político al Dr. Simon de sus equivocaciones. Pero olvida que los enfermos de Covid podrían demandarle por el uso totalmente equivocado de la hidoroxicloroquina y no le importa haberse equivocado totalmente (no sabia) pero supone que los demás si saben y se equivocan porque son malos. Eso forma parte de la lucha politica. Y yo si escucho a ese supuesto experto se que estoy escuchando a un político totalmente parcial, que se autopromocióna.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      2

    • alcornoque alcornoque 28/01/21 11:36

      ¿Y usted realmente cree que la economía se recuperará con el nivel de contagio creciente que tenemos? ¿Con oleadas en las que no ha terminado una y empieza la siguiente? ¿Vendrán turistas? ¿Se llenará la hostelería y los comercios?.......

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 5 Respuestas

      1

      3

      • Antonio Basanta Antonio Basanta 28/01/21 13:08

        La economia no se va a recuperar, pero seguro que llega a un punto en que pueda ser posible la recuperación. Lo que es seguro que si hay un confinamiento total de 2 mese es como la otra vez, seguro que es imposible la recuperación en menos de muchos años y eso produce muertes, demencias, etc. Ahora, si se anuncia un confinamiento domiciliario que sea de mentirijillas como el que alguno propone y se dejan abiertos los colegios, universidades, comercios, trabajos y transporte publico tampoco se bajaría hasta el nivel necesario por lo que la cuarta o quinta ola volvería rapidamente. En esos confinamientos europeos de mentirijillas como en Holanda o en el reino Unido tampoco se ha bajado la incidencia mucho.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 4 Respuestas

        3

        1

        • alcornoque alcornoque 28/01/21 14:13

          Cierto: los confinamientos europeos de mentirijillas, como los que se están haciendo en España actualmente (a diferencia del de marzo-mayo) NO VALEN de nada. Hay que seguir otros ejemplos. Muertos por millón de habitantes: China, 3; Singapur, 5; Nueva Zelanda, 5; Corea del Sur, 27; Australia, 35; Japón, 42; ..... En el otro extremo, Bélgica, 1.797; Reino Unido, 1.496; Italia, 1.438; Estados Unidos, 1.323; España, 1.225...... ¿Se puede salvar la economía sin controlar la pandemia? ¿No valdrá mas una vez colorados (o dos) que ciento amarillos con la economía languideciente?

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 3 Respuestas

          0

          2

          • Antonio Basanta Antonio Basanta 28/01/21 15:21

            Pero somos realistas. Nos podemos comparar con Europa. Pero hablar ahora de las diferencias con esos paises asiáticos que usted nos dice, daría para varios millones de capítulos. Lo que es imposible es ser europeos en todo y asiáticos cuando se nos ocurre para opinar. Yo no me imagino a mi que me controlen a través de aplicaciones informáticas, ni a mi ni a ningun europeo.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 2 Respuestas

            3

            1

            • alcornoque alcornoque 28/01/21 17:22

              ¡Pues adelante con las muertes y la economía destrozada! El virus no va a desaparecer por milagro divino. Cada vez habrá más gente contagiada.

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 1 Respuestas

              1

              2

              • Antonio Basanta Antonio Basanta 28/01/21 18:47

                Íbamos muy bien y hace usted el agorero: no hay que caer en la demagogia.

                Responder

                Denunciar comentario

                2

                0

  • Canija Canija 28/01/21 08:23

    Totalmente de acuerdo con su artículo. Gracias por expresar claramente lo que muchos ciudadanos pensamos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Joan Pérez Joan Pérez 28/01/21 06:49

    Estimado Juan Manuel: No se puede imaginar usted cuánto, cuantísimo, necesitaba leer en un medio (¿de izquierdas?) como este una defensa clara, racional, humana e independiente de la salud pública frente a los mezquinos tacticismos electoralistas. Le quedo hondamente agradecido.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    4

    • Joan Pérez Joan Pérez 28/01/21 06:56

      *... humana e independiente, de la salud...

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      1

  • jubelo jubelo 28/01/21 01:11

    La experiencia del confinamiento del año pasado nos demostró que sirve para doblegar la curva pero no para acabar con la pandemia, cuando salimos, la curva volvió a subir. No hay medicamento efectivo aún y las que llaman vacunas, visto lo visto, están frustando a la población. Quizá sería más racional aumentar considerablemente los medios y el personal sanitario de la atención primaria para asistir a las personas en sus domicilios, sólo cuando fuera realmente necesario mandarlas al hospital y quizá se evitaría el colapso.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    6

  • Mitia Mitia 28/01/21 00:42

    Los politicos, todos, mienten mas que hablan. Si no mintieran no los votaria nadie. Donde esta el problema. Haberlo haylo

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    1



 
Opinión