x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
fondos públicos

La Cámara de Cuentas destapa irregularidades en la Empresa de Vivienda de Rivas por 21 millones de euros

  • La empresa que la gestiona, Habyco, le facturó cuatro millones de euros de más en 2010 y 2011
  • No paga alquiler ni el mobiliario de oficina, carece de personal propio y de gerente
  • El órgano fiscalizador critica la "falta absoluta de control sobre las operaciones" que realiza esta sociedad
  • Su auditor externo es la misma firma que le lleva la contabilidad

Publicada el 26/11/2013 a las 14:51 Actualizada el 26/11/2013 a las 15:11
El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

La Cámara de Cuentas de Madrid ha descubierto “deficiencias e irregularidades” en la Empresa Municipal de Vivienda (EMV) de Rivas-Vaciamadrid que se traducen en la necesidad de aplicar un ajuste de 20,9 millones de euros sólo para 2010 y 2011. Habyco XXI, la sociedad que la gestiona, facturó al Ayuntamiento casi cuatro millones de euros de más por dos planes de vivienda en esos dos años. Según el informe de fiscalización que ha elaborado, la EMV “carece de control interno y de gestión”, tampoco es supervisada por la intervención municipal y el control externo lo lleva a cabo la misma empresa que lleva su contabilidad.

En consecuencia, este órgano pide al Ayuntamiento de Rivas, gobernado por Izquierda Unida desde 1991, un “plan de control financiero” para que la Intervención municipal fiscalice la EMV “desde su creación”, en 2003.  El informe de fiscalización destaca la “absoluta falta de control sobre las operaciones que realiza” Habyco XXII y “cuestiona la calidad del informe del auditor externo”.

Según explica el órgano autonómico, Habyco no paga alquiler por las tres plantas de un edificio, propiedad de la EMV, que ocupa, pese a que el contrato de gestión que firmó el Ayuntamiento con la empresa especifica que debería abonarlo. Según la Cámara de Cuentas, esa renta debería ser de 78.000 euros al año. También debería haber pagado el mobiliario de esas oficinas. Sin embargo, prosigue el informe de fiscalización, en la contabilidad de la EMV figura una partida de 135.000 euros por ese concepto, por lo que fue la empresa municipal la que asumió irregularmente ese coste. Además, la EMV carece de personal propio  y se quedó sin gerente en julio de 2011.

Respecto a la sobrefacturación, la Cámara de Cuentas cifra en 405.000 euros anuales la cantidad de más que la EMV abona a Habyco XXI, una cantidad que ésta percibe “con independencia de su actividad y volumen de trabajo”. Por tanto, sin asumir “ningún tipo de riesgo y ventura”. A su juicio, la facturación debería realizarse únicamente por el 5,41% del coste total de las promociones que se acometan. Sin embargo, el Ayuntamiento, en las alegaciones que presentó al informe provisional de la Cámara de Cuentas, aseguró que ese primer importe de 405.000 euros eran la forma de “remunerar” a la empresa.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión