X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
El nuevo Gobierno

El Gobierno mantiene su hoja de ruta para el diálogo en Cataluña pese a la fractura política del independentismo

  • La reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra tendrá lugar el 6 de febrero en Barcelona
  • La ministra portavoz, María Jesús Montero, prepara el proyecto de Presupuestos sin pensar que se puedan ver afectados por un eventual adelanto electoral en Cataluña

Publicada el 28/01/2020 a las 14:46 Actualizada el 28/01/2020 a las 15:00
Los periodistas levantan la mano para preguntar a la ministra Portavoz, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Los periodistas levantan la mano para preguntar a la ministra Portavoz, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Efe

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunirá con su homólogo catalán, Quim Torra, el próximo 6 de febrero en Barcelona. El Gobierno confirma así que sigue considerando a Torra el legítimo jefe del Govern, en contra de lo que sostienen los partidos de la derecha, PP, Vox y Ciudadanos, para quienes ha perdido esa condición al haber sido inhabilitado como diputado autonómico.

La ministra portavoz, María Jesús Montero, confirmó en rueda de prensa que el Gobierno mantiene su hoja de ruta para poner en marcha el diálogo sobre Cataluña. Lo que significa que en esa reunión Sánchez y Torra abordarán la puesta en marcha de la mesa de diálogo entre gobiernos acordada por el PSOE y Esquerra como parte del pacto que suscribieron para que los republicanos facilitasen con su abstención la investidura. De momento no se sabe dónde será, si en la sede de la Generalitat o en otro lugar, ni si el presidente estará acompañado por la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, o por la vicepresidenta primera, Carmen Calvo.

El Ejecutivo se esfuerza en tratar de situar la cita con Torra en el contexto de un diálogo territorial más amplio que incluye a todos los presidentes autonómicos, con quienes Sánchez tiene intención de reunirse también en encuentros que quiere celebrar en todas las capitales autonómicas españolas.

Montero manifestó su respeto por el proceso electoral que se pueda abrir en Cataluña como en cualquier otra comunidad autónoma y negó que, en caso de concretarse, vaya a afectar a los Presupuestos Generales del Estado o a otros proyectos de ley. En su opinión, es “una oportunidad” para que los partidos asuman la necesidad de contar con las cuentas aprobadas para atender las necesidades de los ciudadanos.

Tampoco cree que vaya a alterar el proceso de diálogo que el Gobierno quiere poner en marcha en Cataluña, aunque admitió que, aunque el objetivo sigue siendo ese, “la política es dinámica” y las circunstancias pueden cambiar.

En la misma rueda de prensa la ministra defendió la actuación del ministro de Transportes y del Gobierno en su conjunto en relación con el paso de la vicepresidenta de Venezuela por el aeropuerto de Barajas porque evitó “una crisis diplomática” y el asunto se solucionó sin consecuencias. La dirigente bolivariana no llegó a pisar suelo español, afirmó con rotundidad, y las sanciones impuestas por la Unión Europea se cumplieron “a rajatabla”. Según sus explicaciones, en respuesta a las numerosas preguntas planteadas por los periodistas, el ministro José Luis Ábalos no fue cambiando de versión como sostienen la mayoría de los medios sino que fue completando el relato de los hechos a medida que se lo fueron solicitando.

Montero aseguró no tener información sobre las intenciones de la vicepresidenta y subrayó que su actuación no ha merecido ningún reproche por parte de la Comisión Europea.

En la misma rueda de prensa Montero confirmó que el Gobierno está intentando colocar a los españoles afectados en China por la cuarentena del coronavirus en los vuelos que están preparando Francia o el Reino Unido y reafirmó la voluntad del Ejecutivo de privatizar Bankia en cuanto las condiciones del mercado lo permitan para así recuperar al menos una parte del dinero utilizado para sanear las entidades financieras durante la crisis.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión