X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Acoso sexual

ERC destituyó al jefe de gabinete del conseller de Exteriores por acoso sexual a al menos ocho trabajadoras

  • El conseller Bosch intentó recolocar a Carles Garcias mientras se investigaba el episodio, pero el partido y Junqueras forzaron su despido, según informa el diario Ara 
  • La investigación interna todavía está en marcha y el presunto acosador está citado esta misma semana
  • El presidente de la Generalitat, Quim Torra, se ha reunido esta mañana con Bosch para pedirle explicaciones por los casos de acoso sexual

infoLibre
Publicada el 09/03/2020 a las 10:48 Actualizada el 09/03/2020 a las 12:54
El conseller de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat, Alfred Bosch.

El conseller de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat, Alfred Bosch.

Europa Press

Carles Garcias Hernández, exjefe de gabinete del conseller de Acción Exterior de la Generalitat, Alfred Bosch, fue destituido el pasado 24 de enero por un caso continuado de acoso sexual a diversas trabajadoras del departamento, según informa el diario Ara. De acuerdo con el medio catalán, Garcias asegura que fue él quien decidió abandonar su cargo debido a su voluntad de regresar al sector privado.

Ara informa de tensiones durante el episodio entre el conseller Bosch, que intentó recolocar a Garcias mientras se investigaba el caso, y el partido, que terminó imponiéndose a Bosch y exigiendo que despidiera a su jefe de gabinete. Según diversas fuentes, habría al menos ocho víctimas del acoso sexual ejercido por Garcias, que, desde su posición como mano derecha de Bosch, provocaba situaciones incómodas con las trabajadoras tanto en la sede del departamento como en actos o viajes.

El diario Ara habla de “un marcaje constante” a las trabajadoras, con “comentarios, mensajes e insinuaciones con los que llegaba a ser muy insistente para verse a solas con ellas”. Las reuniones entre Garcias y las trabajadoras acostumbraban a posponerse hasta que no quedaba nadie más en el despacho, y Garcias intentaba también que los encuentros tuvieran lugar fuera del ámbito laboral. Estos comportamientos, sumados a un habitual lenguaje sexista y chistes de contenido sexual, se habrían empezado a producir hace una década.

No hay ninguna denuncia presentada a la policía; todos los casos se vehicularon de forma interna a través de un alto cargo de ERC de otro departamento que se dirigió tanto al presidente, Oriol Junqueras, como a la secretaria general, Marta Rovira, y el vicepresidente del gobierno catalán, Pere Aragonès. Según las fuentes de Ara, el papel de Junqueras fue determinante en el proceso: en diciembre, pese a las resistencias de Alfred Bosch, el líder independentista encarcelado se reunió en la cárcel de Lledoners con el conseller de Exteriores y no le dejó otra opción que destituir a Garcias.

La investigación interna sobre los casos de acoso sexual se inició en enero y todavía está en marcha. Al frente de ella se encuentra un abogado vinculado al partido y, según Ara, es él quien recoge las declaraciones de los testigos, las víctimas y el presunto acosador, que está citado esta misma semana.

Torra pide explicaciones

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, se ha reunido este lunes por la mañana con Alfred Bosch para abordar los casos de presunto acoso sexual Carles Garcias, según han explicado fuentes de la Presidencia de la Generalitat a Europa Press.

El conseller de Acción Exterior no había comunicado a Torra nada sobre esta cuestión y, al conocer estos hechos, el presidente le ha pedido explicaciones en una reunión que ya ha finalizado.

Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • Isabelle006# Isabelle006# 09/03/20 14:00

    Plas plas plas plas a la cúpula de ERC, por no andarse con contemplaciones, ojalá hubiéramos tenido esa suerte la gran cantidad de mujeres que en mi generación fuimos acosadas por poderosos jefes muy machos y tuvimos que renunciar a nuestro puesto de trabajo por no consentirlo. Uno de los motivos por los que dejé la empresa privada y oposité a la Administración, lugar mucho más seguro, fue éste.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

Lo más...
 
Opinión