X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Investigación infoLibre

El 'mapa de la muerte' de la multinacional DomusVi: más de 150 mayores fallecidos en ocho de sus residencias

  • DomusVi, controlada por un fondo de inversión británico, ha protagonizado una parte significativa de los titulares más luctuosos de las últimas semanas sobre el drama que se vive en las residencias de España
  • Tiene además cinco centros de mayores intervenidos por las autoridades de cuatro comunidades. Y acumula denuncias de familiares por falta de información, de personal y de medidas de protección
  • La empresa asegura que mantener informadas a las familias es una de sus "prioridades" y afirma que siempre cumple con las obligaciones de personal establecidas en las diferentes legislaciones autonómicas
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 08/04/2020 a las 22:00 Actualizada el 09/04/2020 a las 10:36
Retirada de féretros en la residencia DomusVi en la localidad madrileña de Valdemoro.

Retirada de féretros de la residencia DomusVi en la localidad madrileña de Valdemoro.

Los titulares se suceden como mazazos. Drama en la residencia DomusVi Alcoi. La Generalitat interviene un centro de DomusVi en Premià de Mar por ocultar dos muertes. Las residencias de DomusVi en Barreiro, Aldán y San Lázaro son las tres con más fallecimientos en Galicia. El caso más grave en Castilla y León es el de DomusVi de Arroyo de la Encomienda. El centro con más muertes de mayores en Euskadi es DomusVi Las Laceras

Resulta imposible mantener actualizado este triste mapa de la muerte. Primero, porque el número de decesos crece de forma constante a diario. Segundo, porque hay determinadas comunidades autónomas que no facilitan datos sobre el número de fallecimientos en cada residencia.

Pese a estos obstáculos, con datos recopilados hasta el 7 de abril, la multinacional DomusVi –controlada por un fondo de inversión británico– tiene ocho centros repartidos por seis comunidades con más de cinco fallecimientos. El total de mayores muertos en esos ocho centros es de al menos 152, con lugares como Alcoi (Alicante) que llevaba contabilizados 40 decesos hace una semana o Arroyo de la Encomienda (Valladolid) que sumaba 32 hace cinco días.

Además, en la misma fecha, DomusVi tenía cinco residencias intervenidas por los respectivos Gobiernos autonómicos: Alcoi; Ca N’Amell, en Premià de Mar (Barcelona); Espartales, en Alcalá de Henares (Madrid); Barreiro en Vigo y Aldán en Cangas do Morrazo (Pontevedra). Y se acumulaban las peticiones de familiares a diferentes administraciones para que interviniesen otros centros, por ejemplo los de San Lázaro, en Santiago de Compostela, o Arroyo de la Encomienda.

Todas esas residencias fueron intervenidas por la crítica situación sanitaria en la que se encontraban, salvo en el caso de Premià de Mar, donde más allá de cual fuese el número de muertos y contagios –que no ha trascendido–, la razón esgrimida por la Generalitat para tomar el control fue la “gestión irregular” detectada al ocultar la residencia dos fallecimientos.

A preguntas de infoLibre, los portavoces de DomusVi mostraron su “agradecimiento” a la "colaboración" que están recibiendo de las Administraciones autonómicas y locales “para mejorar en la medida de lo posible la lucha en nuestros centros contra el coronavirus y proteger la salud de nuestros mayores y trabajadores”. Respecto al asunto de Premià, negaron cualquier actuación errónea: “No se ocultaron las muertes de ningún modo. Pasaron unos días entre los fallecimientos y la confirmación de que eran positivos. Hasta que se nos confirmó el positivo en las pruebas del covid-19 no se informó a la autoridad competente. No hubo ninguna intención de ocultar ningún dato. La compañía ha sido transparente siempre con las autoridades sanitarias y las familias de las personas afectadas”.

Unos datos muy parciales

Hay que insistir en que esos ocho centros con más de cinco fallecimientos son sólo una parte de la realidad. Primero, por la información parcial que están ofreciendo las Administraciones responsables. Un ejemplo: Madrid decidió intervenir el centro de DomusVi Espartales el 1 de abril, junto a otros siete de la Comunidad, al entender que eran los que presentaban una situación más crítica. Pero no se sabe en qué consistía esa situación.

Para conocer la realidad completa habría que saber cuántos fallecimientos se han producido en todas las residencias del grupo, y no sólo el goteo que va trascendiendo a través de los medios de comunicación y de las Administraciones que sí facilitan estadísticas más completas. infoLibre se lo preguntó a los portavoces de DomusVi, que se negaron a facilitar esos datos. Su explicación es la siguiente: “Cuando comenzó esta crisis sanitaria, la compañía tomó la decisión, por respeto a la intimidad de los residentes y a la de sus familias y por no alimentar la alarma social, de dar diariamente información sobre posibles contagios o fallecimientos a las familias de los residentes directamente afectados y a las autoridades sanitarias competentes que los solicitaban. Nunca se han dado cifras a los medios de comunicación. Remitimos a las autoridades sanitarias”.

Los muertos son el mayor drama, por supuesto, pero además están los contagiados. Hay varios cientos en el conjunto de centros de DomusVi, no sólo entre los mayores residentes, sino también entre el personal. Son múltiples las denuncias de que han estado trabajando sin protección tiempo después de que estallase la pandemia.

En todo caso, más allá de que de momento sólo tengamos una visión muy limitada de ese mapa luctuoso, lo que no tiene duda es que el rastreo de los medios de comunicación regionales y provinciales demuestra que DomusVi ha protagonizado una parte significativa de los titulares más luctuosos de las últimas semanas. Es cierto que es el principal grupo privado de gestión de residencias en España –y en pura lógica: a más centros, mayores posibilidades de que haya lugares donde el virus causa estragos–, y también que no es la única empresa protagonista de titulares que son dramas.

Pero hay dos hechos que tumban esa línea de defensa. También hay algún grupo privado con muchas residencias y sin fallecimientos masivos entre sus muros. Y antes de que estallase la pandemia ya eran frecuentes las quejas de familiares de residentes por la falta de personal y por la baja calidad de los servicios prestados por DomusVi. Hay personas que tienen a sus familiares en una de sus residencias por voluntad propia –reciben un servicio privado–, pero en muchos casos se trata de plazas concertadas con la Administración respectiva.

Este periódico preguntó a la empresa cuál era la plantilla media en una residencia de 150 plazas. Su respuesta fue esta: “Nosotros cumplimos lo establecido por cada una de las legislaciones autonómicas y estas difieren mucho entre sí. No podemos establecer una plantilla media, pero sí podemos afirmar que en las residencias contamos con equipo médico, personal de enfermería, auxiliares de geriatría, fisioterapeuta, trabajador social, personal de cocina, de mantenimiento, de administración, de limpieza, de recepción y de animación sociocultural”.

Una vez que la pandemia se escapó de las manos, se han hecho constantes las críticas por la falta de información. Días y días sin poder contactar con sus familiares, con la angustia de no saber cómo se encuentran. Algunos testimonios se detallan más abajo, en el apartado dedicado a cada una de las diez residencias de DomusVi intervenidas o con mayor número de fallecimientos conocidos.

infoLibre también trasladó a los portavoces de la empresa una pregunta sobre estas quejas generalizadas de falta de información. Esto es lo que sostienen: “Mantener informadas a las familias ha sido una de nuestras prioridades. Desde que establecimos la suspensión de las visitas para proteger a los mayores del virus, entendemos la angustia y preocupación de las familias que no pueden ver ni hablar con sus seres queridos”. La compañía asegura que habilitó videollamadas, creó grupos de whatsapp “donde la dirección del centro informa diariamente de la situación” y reforzó el personal dedicado a realizar llamadas informativas a las familias. “Pero nos encontramos en muchos casos con que el familiar quiere hablar con el médico o con la dirección del centro mañana y tarde, o que todos los hijos quieren recibir llamadas sobre el estado de su ser querido (si el residente tiene cuatro hijos, los cuatro hijos exigen ser informados). Solo informamos al familiar de referencia, como siempre lo hemos hecho”, añade.

En diversos lugares, familiares de los residentes han anunciado su intención de acudir a los tribunales o a la Fiscalía cuando lo peor de la crisis haya pasado. Este periódico preguntó a DomusVi si alguna Fiscalía de España ya le había reclamado información. Sus portavoces no contestaron a la pregunta planteada, pero señalaron: "Si tenemos que personarnos formalmente ante algún fiscal, lo consideraremos como una oportunidad porque nuestro comportamiento ha sido intachable y de ese modo quedará claro".

El grupo empresarial

La empresa asegura en su web que “gestiona 25.000 plazas en 198 residencias de ancianos y de atención diurna”. En el apartado de residencias, al consultar provincia a provincia, aparecen 138 centros. También afirma que emplea en España “a más de 21.000 trabajadores”.

“La compañía pertenece al grupo internacional DomusVi. El grupo es uno de los principales operadores europeos del sector de la atención a la dependencia”, indica en la web. Lo que no dice es quiénes son sus propietarios, ni cuál es su estructura empresarial. En España opera a través de decenas de sociedades mercantiles que tienen como matriz a Geriavi SL, con sede en Vigo. El socio único de esta es la francesa DomusVi SAS, que a su vez tiene dos accionistas de referencia: el fondo de inversión británico Intermediate Capital Group (ICG), que se convirtió en el verano de 2017 en el principal propietario tras comprar su parte a otro fondo –Pai Partners–, y Sagesse Retraite Santé, un “vehículo de inversión” del francés Yves Journel, fundador de DomusVi y un habitual en los ránkings de los más ricos de Francia.

A continuación, infoLibre explica lo que se conoce de momento sobre lo ocurrido en diez residencias de DomusVi: las ocho donde consta que se han sufrido más de cinco fallecimientos y otras dos en las que no se sabe el número de decesos, pero sí que han sido intervenidas por las autoridades autonómicas.

'DomusVi Santa Justa'. Sevilla: 8 muertos, 80 contagios

Al menos ocho ancianos de la residencia DomusVi Santa Justa de Sevilla han fallecido víctimas del coronavirus, según denunció el 7 de abril la Federación de Organizaciones Andaluzas de Mayores (Foam). Dicha entidad asegura que además hay unos 80 contagiados en el mismo centro ubicado en el barrio de Nervión; de ellos, entre 40 y 50 serían residentes y 35, personal.

La empresa indica que en DomusVi Santa Justa tiene 166 plazas residenciales y 30 de centro de día. Según Foam, cuando estalló la crisis sanitaria había “unos 150 ancianos” viviendo allí.

Foam denunció que han tenido que recopilar ellos los datos, después de que los familiares de los residentes se quejaran de que no les estaban facilitando la información de lo que estaba ocurriendo. La organización anunció que llevaría el caso a la Fiscalía.

Comisiones Obreras, por su parte, aseguró el mismo 7 de abril que los fallecidos eran en realidad nueve, mientras que otros 29 han sido trasladados al hospital medicalizado Alcora. El sindicato denunció que la dirección del centro está ocultando estos datos y “presionando” a los empleados para que hagan lo mismo.

'DomusVi Arroyo'. arroyo de la encomienda, Valladolid: 32 muertos

El Gobierno de Castilla y León no ofrece información sobre los fallecimientos en residencias privadas, con el sorprendente argumento de que tienen que ser los propios centros “los que la faciliten”.

Así que son los medios los que informan sobre lo que está ocurriendo. “Catorce residencias acaparan el 70% de los muertos por coronavirus, con la vallisoletana DomusVi con 32 fallecidos”, titulaba el 4 de abril la edición regional de El Mundo.

En esas catorce residencias se habían producido ya entonces un mínimo de 15 muertes, “pero sin duda el caso más grave se encuentra en la residencia DomusVi de la localidad de Arroyo de la Encomienda que, a decir de las mismas fuentes [datos a los que accedió el periódico], lleva ya 32 muertes por coronavirus desde que comenzara el estado de alarma, es decir en las últimas dos semanas”.

Ese mismo día, El Norte de Castilla confirmaba esa cifra de 32 fallecidos, atribuyéndola a fuentes de la residencia. Y explicaba que el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, se negaba a intervenir DomusVi Arroyo y la Casa de la Beneficencia –donde también habían muerto 30 personas–, tal y como se había hecho con otras tres residencias de la comunidad autónoma. “Si fuera necesario se intervendría, pero ahora hay contratados más trabajadores, mantenemos la vigilancia sobre esos centros y se están cubriendo sus necesidades”, dijo Igea.

El periódico vallisoletano recogía el testimonio de Fernando Pérez González, trabajador de la residencia. Hasta ahora, «las cuidadoras han estado firmando las entradas y salidas del centro con el mismo bolígrafo, se cambian en el mismo vestuario y hasta los guantes y mascarillas se los he tenido que conseguir yo», afirmaba Fernando Pérez, preocupado por la agonía que viven los ancianos: “Hasta se niegan a comer, creen que van a ser envenenados. Cuando vino la UME decían, los pobres, que si les iban a detener y a llevar a la cárcel. Están aterrorizados. ¡Alguien tiene que hacer algo!”.

Según El Norte de Castilla, estaban falleciendo una media de tres mayores al día.

La empresa explica que DomusVi Arroyo tiene 244 plazas residenciales –concertadas con la Junta de Castilla y León– y 10 de centro de día.

'DomusVi Ca N’Amell'. Premià de Mar, barcelona: intervenida por ocultar dos muertes

El Servicio Catalán de la Salud de la Generalitat (CatSalut) intervino el viernes 3 de abril la residencia DomusVi Ca n’Amell, localizada en Premià de Mar (Barcelona), tras constatar una “gestión irregular” al no notificar dos fallecimientos causados por covid-19.

El geriátrico no comunicó las defunciones hasta el 1 de abril, a pesar de que el Centro de Asistencia Primaria (CAP) les reclamaba desde el 23 de marzo datos de pacientes y posibles infectados. Tras tomar la gestión de la residencia, los profesionales sanitarios detectaron a un grupo de mayores “sospechosos de haber desarrollado coronavirus” y se les puso bajo supervisión sanitaria.

El Ayuntamiento de Premià de Mar, por su parte, “no descarta emprender las acciones legales pertinentes” para reclamar responsabilidades.

No ha trascendido si, además de esas dos muertes, se ha producido alguna otra.

La multinacional explica que DomusVi Ca n’Amell cuenta con 272 plazas residenciales –en parte concertadas con el Institut Català d’Assistència i Serveis Socials– y 50 de centro de día.

'DomusVi Alcoi'. Alicante: 40 muertos, 90% de contagios

Drama en la residencia de Alcoy: 40 muertos, 90% de contagios y familias desesperadas”. Ese era el titular del El Confidencial el 2 de abril.

Para entonces ya habían transcurrido dos semanas desde que la Generalitat valenciana se vio forzada a intervenir el centro, junto con otro en Torrent (Valencia). La decisión la adoptó el 18 de marzo, momento en el que DomusVi Alcoi acumulaba 58 contagios. Pocos días después ya se hablaba de “al menos 16 fallecimientos”. Y la cifra no ha dejado de crecer desde entonces.

“Se estima que el 90% de los ancianos están contagiados. Es una estimación a partir de fuentes de familiares y de personas que han participado en tareas de desinfección, porque la Conselleria de Sanidad hace días que dejó de ofrecer datos detallados por residencias. La última cifra oficial de fallecidos es de 32 personas, pero es de hace tres días. Familiares hablan de 40 muertos al menos acumulados”, explicaba El Confidencial.

"Llevamos 40 personas. Hay goteo diario pero no tenemos información. Por parte de la empresa nos dijeron que no facilitarían datos generales, solo sobre la situación particular de cada familiar. Queríamos un canal de información para conocer la situación general del centro. Me pueden decir que el familiar está bien pero si no han logrado contener el contagio me sirve de poco", afirmaba José Luis García, portavoz de la plataforma de familiares, que está recopilando todos los hechos por si presenta algún tipo de reclamación judicial.

La plataforma se constituyó antes del coronavirus, en noviembre de 2019. En una entrevista con el digital Vilaweb, José Luis García explicaba los motivos: “La residencia ha ido cambiando de manos en poco tiempo. Primero, el ayuntamiento cedió la gestión a Novaire, después a Quavitae, y hace un año y pico es DomusVi. Cada cambio de empresa ha acentuado las carencias en la atención de nuestros familiares. No es una percepción y punto, hemos visto cómo se iba personal por las condiciones laborales precarias. Además, considerábamos que la residencia incumplía las ratios que marca la Ley de Dependencia de la Generalidad. Decidimos crear esta plataforma para denunciar todo esto”.

La empresa asegura que DomusVi Alcoi dispone de 140 plazas residenciales –en parte concertadas con la Generalitat valenciana– y 19 de centro de día.

'DomusVi San Lázaro'. Santiago de compostela: 14 muertos, 112 contagios

“Se les ha escapado de las manos”. Son declaraciones a Europa Press de Javier Quián, portavoz de la plataforma de familiares de residentes en DomusVi San Lázaro, realizadas el 7 de abril. En ese momento, el parte de bajas era el siguiente: 14 muertos y 112 personas con el virus, de ellas 82 residentes y 30 trabajadores.

Los familiares pedían a la Xunta que interviniese la residencia, al igual que ya había hecho con dos centros de la misma multinacional en Vigo y Cangas do Morrazo.

Otros familiares se quejaban de que DomusVi “no informa de nada”, lo que les alarma “todavía más”. Y eso a pesar de que la empresa prometió justo lo contrario. El 20 de marzo, cuando se supo que en el centro había cinco personas con el covid-19, un portavoz de la compañía aseguró que las familias, el personal de sus centros y las autoridades sanitarías “estarán al tanto permanentemente”.

Cuatro días después los contagiados eran 14 y, a partir de ahí se perdió el control, de forma que el 3 de abril ya se reconocía la existencia de nueve fallecidos y 53 positivos (42 mayores y 11 trabajadores).

La empresa indica que DomusVi San Lázaro tiene 156 plazas residenciales –en parte concertadas con la Xunta– y 40 de centro de día.

'DomusVi Barreiro'. Vigo: 16 muertos, 64 contagios

“Un silencio inhumano: las residencias de Barreiro y Aldán ignoran a las familias”. Era el titular de una crónica del Faro de Vigo, publicada el 1 de abril, sobre la situación en las residencias de DomusVi Barreiro (en Vigo) y DomusVi Aldán (en Cangas do Morrazo). Un día antes, la Xunta había decidido intervenir ambos centros, ante la situación crítica que sufrían.

"Ellos [los ingresados] están desesperados porque están encerrados allí y aislados en sus habitaciones. Y nosotros estamos desesperados porque no nos dicen nada. Desde que empezó la pandemia, los responsables del centro solo me han llamado una vez para ponerme al día de la situación", denunciaba en el periódico vigués Jorge Alfaya, cuyo padre está en DomusVi Barreiro.

La hija de otra residente en el mismo centro, Ana María Álvarez, aseguraba que ni siquiera sabe si su madre ha dado positivo en el test del covid-19: “A día de hoy no sé nada sobre las pruebas. Me dijeron que los resultados no fueron concluyentes y nada más. No sé si mi madre está infectada o no. La falta de transparencia es total y los propios trabajadores se contradicen. Todo eso hace que desconfiemos".

Las estadísticas que ofrece el Gobierno gallego sobre el número de fallecimientos han variado. Antes del 1 de abril, si alguien moría en un hospital procedente de una residencia, se especificaba en los datos. Desde esa fecha ya no se hace, lo que reduce el número de muertes atribuidas a los centros. A 7 de abril habían perdido la vida 16 personas en DomusVi Barreiro, siete en sus instalaciones y nueve en centros hospitalarios antes del 1 de abril. Además, otras 64 habían dado positivo.

La empresa indica que DomusVi Barreiro tiene 150 plazas residenciales y 30 de centro de día.

'DomusVi Aldán'. Cangas do Morrazo, Pontevedra: 16 muertos, 98 contagios

Al otro lado de la ría de Vigo está Cangas do Morrazo. Y allí los números fatídicos de DomusVi Aldán son muy similares a los de Barreiro: 16 fallecimientos, once en la residencia y cinco tras ser trasladados a centros sanitarios antes del 1 de abril, y 98 positivos en coronavirus.

El relato entre los familiares también es idéntico al de otros lugares, da igual que sea Sevilla, Alcoi o Madrid: "preocupación" e "indignación" por las circunstancias en las que viven sus seres queridos, especialmente derivadas de la "falta de personal". Así lo explicaba en El Faro de Vigo Sofía Leis, cuya madre está ingresada en DomusVi Aldán: "Yo siempre me posiciono a favor de los trabajadores, porque en este caso se tienen que enfrentar a jornadas eternas. Es extensible a todos los centros, pero en mi caso tengo que decir que la cantidad de personal del geriátrico de Aldán está por debajo del mínimo exigible. Llegamos a estar dos meses sin que hubiese un psicólogo en el centro".

Los familiares también creen que la intervención de las residencias de Cangas y Vigo llegó tarde. "Pedimos hace quince días la intervención sanitaria y ejecutiva de la dirección porque su gestión ha sido deleznable", denunciaba a principios de abril Paulino Campos, presidente de la Federación Galega REDE.

De acuerdo con los datos oficiales, en la residencia de Cangas había 6 contagiados el 30 de marzo y 105 un día después. El 31 fue el día en que la Xunta intervino el centro.

La multinacional indica que DomusVi Aldán cuenta con 151 plazas residenciales y 30 de centro de día.

'DomusVi Espartales'. Alcalá de Henares: intervenida por la Comunidad

La Comunidad de Madrid no ofrece información sobre el número de personas mayores que están muriendo en cada residencia. Ni públicas, ni privadas. Así que las únicas noticias proceden de familiares o trabajadores de algunos centros concretos donde la mortalidad ha sido especialmente alta.

De lo que sí informa el Gobierno madrileño es de las residencias que está interviniendo. Una primera lista la ofreció el 1 de abril, cuando pasó a ejercer el control de ocho centros. Uno de ellos era DomusVi Espartales, en Alcalá de Henares.

¿Cuántos fallecimientos se produjeron allí? No se sabe. Lo único cierto es que en esa lista figuraban otras residencias con un importante número de decesos y que, según una portavoz de la Comunidad, los lugares seleccionados eran “los más necesitados” de ayuda, de acuerdo con los resultados de una inspección conjunta realizada por el Ayuntamiento de Madrid y la Unidad Militar de Emergencias (UME).

La empresa señala que DomusVi Espartales dispone de 142 plazas residenciales, concertadas con la Comunidad de Madrid.

'DomusVi Nuestra Señora del Rosario'. Valdemoro: 20 muertos

Me llamo Fernando Collado, tengo 54 años y soy guardia civil. Mi padre Faustino, fallecido con coronavirus en Madrid, también lo era […] Tras sufrir varios achaques, hacia 2007 ingresó en una residencia de Valdemoro, la DomusVi. Su compañero de habitación murió con Covid-19 hace dos semanas y, poco después, mi padre empezó a tener síntomas, pero ya no sé qué creerme: ¿le aislaron?, ¿le hicieron el test?, ¿lo intubaron? Es como estar en un pozo negro en el que no sabes diferenciar qué es verdad y qué no”. Así empieza un testimonio que publicaba El Confidencial el pasado 23 de marzo.

Una semana antes, el día 17, a Fernando le habían anunciado que entubaban a su padre. Y el 18 llamaron para decir que había muerto. “La Fiscalía dice que va a investigar las condiciones en las que se encuentran algunas residencias, pero llega tarde: aquí ha habido una falta de previsión por parte de las autoridades y el personal de los centros se está dejando la piel pese al riesgo de contagio”, lamentaba Collado.

En una información publicada el 31 de marzo, La información aseguraba que en el centro habían fallecido 20 personas desde el inicio de la pandemia, según había declarado una trabajadora a Europa Press.

El mismo dato aparecía en Telemadrid, donde también se explicaba que empleados del grupo DomusVi habían denunciado la presencia de cadáveres sin retirar por la funeraria en dicha residencia.

La compañía indica que DomusVi Nuestra Señora del Rosario tiene 134 plazas residenciales, concertadas con la Comunidad de Madrid y con el Ayuntamiento de Valdemoro.

'DomusVi Las Laceras'. Balmaseda: 6 muertos, 35 contagios

El 1 de abril murieron cinco mayores que residían en DomusVi Las Laceras, en el municipio vizcaíno de Balmaseda. Estaban aislados, pero su estado de salud se fue agravando y finalmente fueron derivados a hospitales, pero ya no se puede hacer nada por salvar su vida. Así lo cuenta El Correo, que añade que unos días antes ya había muerto otro residente del mismo centro.

La residencia DomusVi Las Laceras es una de las más pequeñas de la multinacional. Tiene 88 plazas residenciales –una parte concertadas con la Diputación Foral de Bizkaia– y 18 de centro de día. Cuando se desató la pandemia, explica el periódico vasco, residían allí 80 mayores.

La propagación del virus fue tan rápida que la mitad de los residentes ya estaban contagiados aquel 1 de abril, según confirmaron fuentes sindicales y también de la Diputación. Lo supieron gracias a unos test que se hicieron un par de días antes “a petición de la inspección foral”.

“El lunes se realizaron las pruebas a cuarenta mayores dependientes que estaban aislados porque tenían síntomas asociados al virus. 35 de ellos han dado positivo. Esto supone que más de la mitad de los residentes, sumando a los fallecidos, tienen coronavirus”, explicó Ander Akarregi, portavoz de ELA en el sector.

Y, como en todos los centros, no sólo hay residentes contagiados. También empleados. En el caso de DomusVi Las Laceras, seis trabajadoras dieron positivo.

_______________

Si tienes información relevante sobre lo que está ocurriendo en las residencias, te agradezco que me escribas a: manuelrico@infolibre.es

 

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.
Más contenidos sobre este tema




31 Comentarios
  • soriafar soriafar 23/04/20 19:30

    Pero a quien se le ocurre poner al lobo al cuidado de las ovejas?. Es que no se han enterado que a este capitalismo desbrabado que padecemos, no entiende de medios sino de fines. La administración autonomica es igual de responsable que estos buitres, socios supernumerarios de wall street, que es de lo único que saben, de la bolsa.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Excomulgado Excomulgado 16/04/20 10:29

    Excelente análisis Manuel Rico. El artículo deja muy claro que el negocio de las empresas privadas es ganar dinero, las personas no cuentan, y mucho menos si son mayores. Lo lamentable es que el dinero con el que se enriquecen procede sobre todo de nuestros impuestos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • agua agua 13/04/20 17:19

    Os felicito por el excelente trabajo realizado, destapando la verdad sobre estas empresas que solo miran el negocio a costa de lo que sea. Por esa valentía, por la información veraz, sigo siendo socio de Infolibre.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • jorgeplaza jorgeplaza 13/04/20 10:02

    No sé si 150 son muchos o pocos. ¿Qué proporción de ancianos en relación al total de residentes en geriátricos estaban en las residencias de esta empresa? ¿Qué proporción de fallecimientos por COVID-19 han tenido los geriátricos de esta empresa en relación al total de muertos por el virus en todas las residencias de ancianos? ¿Es el primer número significativamente mayor o claramente menor que el segundo? Sin esa información, los 150 muertos en valor absoluto carecen de significación alguna.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    1

  • traspi51 traspi51 12/04/20 11:34

    Depresión lloro, rabia.. Esto es a lo que nos conduce las privatizaciones: El lucro se impone por encima de todo. Al final nadie investiga, nadie pide responsabilidades, nadie rectifica estas políticas nefastas...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • El chipionero El chipionero 11/04/20 09:55

    España necesta hacer un estudio en profundidad sobre todo tipo de privatización y poner, blanco sobre negro, con denuncias en los juzgados, los nombres de los partidos y las personas responsables de estas privatizaciones. También necesita dar "un meneo" muy profundo en el sistema judicial, pues nadie puede entender que, por ejemplo: se privatice miles de viviendas de protección oficial, concedidas a personas de renta muy baja, y se les hayan vendido a fondos buitres, siendo exonerados, por las más altas instancias judiciales, los políticos que cometieron estos delitos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Larrauri Larrauri 10/04/20 21:04

    Que barbaridad, quien haya tenido responsabilidad legal con esto, de confirmarse, debe pagarlo muy caro y este si creo que es de los problemas para legislar en caliente...si, si para dar un giro inmediato a la situación y el status legal de estas fabricas de ......y a los responsables políticos que debieron velar por que esto no sucediese...hay que ponerles cara y nombre.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • paco arbillaga paco arbillaga 10/04/20 08:59


    Es intolerable lo que está saliendo a la luz sobre las residencias de ancianos. Quizás ahora no son los mejores días para plantear ese problema que tenemos como sociedad pero me parece que es una de las primeras cuestiones que se debe plantear la sociedad en cuanto salgamos de esta pandemia.

    Una sociedad que no cuida de sus niños, ancianos, y de las personas dependientes, es una sociedad miserable (ruin, canalla). Osasuna.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Jafo Jafo 10/04/20 06:59

    En resumidas cuentas,HAY QUE CUIDAR Y FORTALECER LO PÚBLICO,que lo privado ya se sabe como las gasta.El capitalismo mata,lo privado mata y los politicuchos de éste pais no dan la talla.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Juanalaloca Juanalaloca 09/04/20 20:30

    Sí, quiero opinar, solo tres palabras: SON UNOS ASESINOS
    Abrazo a los lectores desde el encierro

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7



 
Opinión