x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Orgullo LGTBI

Mar Cambrollé: "Las personas trans tenemos que exponer nuestras vidas para mendigar los mismos derechos que tiene la ciudadanía"

  • La presidenta de la Plataforma Trans habla en entrevista con infoLibre sobre la realidad material del colectivo, sus derechos y el encarnizado debate en torno a las leyes trans
  • "Cuando niegan nuestra identidad, nos entregan a esta violencia, nos expulsan, nos dejan en las calles para que nos sigan agrediendo", lamenta la activista

Publicada el 04/07/2020 a las 06:00 Actualizada el 04/07/2020 a las 09:39
La activista y presidenta de la Plataforma Trans, Mar Cambrollé.

La activista y presidenta de la Plataforma Trans, Mar Cambrollé.

Mar Cambrollé (Sevilla, 1957) llega a la clausura del Orgullo LGTBI con la vista puesta en la razón de su activismo: los derechos de las personas trans. Y con la fuerza en las calles. Este sábado, la Confluencia Trans, una plataforma que aglutina una treintena de organizaciones, se concentra en la madrileña Puerta del Sol para exigir el trámite de la Ley trans. Una deuda con el colectivo recogida en el acuerdo entre Partido Socialista y Unidas Podemos.

Cambrollé tiene experiencia en lo que respecta al proceso normativo. Fue una de las promotoras de la Ley trans aprobada en Andalucía en 2014. Hace dos años anunció una huelga de hambre como herramienta de presión para lograr una ley estatal todavía pendiente de ser una realidad en todo el territorio. La batalla por los derechos de las personas trans la pelea la activista desde la diversidad, la complicidad con el movimiento feminista y la oposición a los discursos de odio. Mira con preocupación el encarnizado debate por parte de algunos sectores de tinte progresista, pero confía en la fuerza de quienes están en su trinchera. Sobre la realidad material de las personas trans, sus derechos humanos, debates teóricos y retos por delante habla en esta entrevista con infoLibre.

PREGUNTA: Dice que el movimiento trans está ahora alcanzando la mayoría de edad, su punto álgido de madurez.

RESPUESTA: Hay dos procesos que han influido en ello. Primero es que las personas trans no estamos como hace cuatro décadas: ya no tenemos que subsistir, no somos expulsadas de los hogares ni objeto de abandono por parte de nuestras familias. Ha habido un gran cambio social y cultural que deberá estar acompañado de un cambio en los marcos jurídicos. Además de esto, la propia comunidad trans ha situado en el panorama social dos actores: el asociacionismo específico trans, que ha sido capaz de organizarse e incluso de coordinarse y federarse; y por otro lado en los últimos siete u ocho años la aparición de asociaciones de familias en la defensa de los menores y adolescentes trans.

A esto hay que añadir que las personas trans nunca han visto que sus demandas fueran una prioridad en los colectivos LGTBI, un conglomerado de siglas que da la impresión de ser muy inclusivo pero que es una gran pose, porque paradójicamente son colectivos muy homocentristas, la voz la tienen los gais y sus políticas desde el inicio hasta la fecha siguen poniendo el acento en la orientación, por lo que aquellos temas vinculados a la identidad siguen siendo postergados. Un gay y una lesbiana no tienen que cambiar su identidad, ni pasar por procesos patológicos y vejatorios, no tienen que estar en listas interminables de espera para acceder a una intervención quirúrgica y sus cuerpos son iguales que los de las personas heterosexuales. Sin embargo los cuerpos de las personas trans sí que se diferencian, porque somos mujeres y hombres con una genitalidad que mayoritariamente se presume que tiene que ser del sexo que te asignaron al nacer. Nosotras estamos fuera de la educación de los cuerpos.

El colectivo LGTBI también ha hecho porque sean los gais y las lesbianas quienes tengan espacio en la cultura y el arte, en los espacios de política, de poder. Tenemos ministros que son gais, homosexuales en puestos orgánicos de poder de partidos políticos, pero las personas trans aún estamos al margen de la cultura, del arte y de los puestos de poder de la política y mucho más lejos de puestos de poder de instituciones de gobierno.

P: Hace dos años anunció una huelga de hambre para reclamar el impulso de la Ley trans. De nuevo, ha vuelto a plantear una huelga en los mismos términos.

R: Esta segunda vez el gran dilema que tendrá el Gobierno será que las personas trans, después de 42 años de Constitución y democracia, tengamos que exponer nuestras vidas para mendigar los mismos derechos que tiene la ciudadanía. En este caso hay además una novedad y es que las madres también se pondrán en huelga de hambre. Tendremos que reanudar aquella huelga porque no vemos voluntad política. Tenemos un partido que no ha sido todavía capaz de rectificar su argumentario ni reunirse con más de 260 asociaciones que le han solicitado un encuentro. Hemos escrito a la Ejecutiva Federal del PSOE pidiendo una reunión, que oficialmente hagan una declaración distanciándose de ese documento que llamamos coloquialmente el panfleto transfóbico, y por supuesto que haya un compromiso real, concreto y contundente en favor de tramitar la ley que forma parte del acuerdo del gobierno de coalición y así mismo lo hizo saber Pedro Sánchez en su discurso de investidura.

Sabemos que es un documento que sale de un partido, pero es un partido que está en el Gobierno y firmado por la vicepresidenta Carmen Calvo y el ministro José Luis Ábalos. No le vamos a pedir cuentas al Gobierno, pero sí al partido, un partido democrático, dialogante, que siempre nos invita para escuchar nuestras demandas en época electoral. Creo que también tienen que escuchar cuando 260 organizaciones, el 15% colectivos feministas, lo solicitan.

P: ¿Por qué no es suficiente la ley de 2007?

R: Es insuficiente por varios motivos. Uno de los más contundentes es la sentencia del Tribunal Constitucional del 2019 que la declara inconstitucional por excluir a los menores. El Tribunal Supremo elaboró un informe el mismo año diciendo que los requisitos del punto cuatro, exigir un informe médico, acreditar dos años en tratamiento hormonal, aportar un informe psicológico, vulneran la dignidad de las personas trans. Pero aparte de lo cercano tenemos también directivas internacionales, como puede ser la ONU, contraria a ese tipo de leyes que excluyen y vulneran derechos de las personas trans. El Consejo de Europa ha sacado varias directivas, la más contundente fue una de 2015 donde recomienda a los estados miembros que para facilitar el cambio de nombre legal se haga a través de un trámite administrativo, transparente, rápido, sencillo, que no excluya y que por supuesto no exija ningún tipo de peritaje judicial ni médico, porque de lo contrario y así lo afirma se vulneran los derechos y la dignidad de las personas trans.

Es una ley que entra en colisión con las directivas europeas e internacionales, en su momento ya se dijo que era insuficiente porque la discriminación hacia las personas trans no depende sólo de un carnet donde figure el nombre y el sexo con el que vive la persona. Ese avance no me impide que el mercado laboral siga cerrado a cal y canto, que los contenido curriculares en la educación sigan invisibilizando las identidades trans, que las estanterías de las universidades sigan llenas de libros que hablan de las identidades trans como una patología mental, que no haya protección jurídica para que podamos competir en deporte, que no haya una protección jurídica a las infancias trans, siempre fundamentando y recogiendo las recomendaciones de la Convención sobre los Derechos del Niño, donde se habla de que ante cualquier circunstancia lo que debe prevalecer siempre es el interés superior del menor.

Hay leyes LGTBI o específicamente trans que siguen los Principios de Yogyakarta, prohibiendo terapias que quieran reconducir o corregir las conductas de las personas trans, gais o lesbianas. El objetivo es romper con aquella dinámica, también basada en la ciencia, defendida por el doctor Vallejo-Nágera, que recomendaba lobotomía, electroshock o desde otra posición menos científica, directamente exterminarnos.

P: Además del reconocimiento a la propia determinación del género, ¿cuál es la importancia de políticas públicas que combatan la tasa de desempleo, el riesgo de pobreza o la violencia que sufren las personas trans?

R: Por eso es necesaria una ley integral. No nos vale una ley administrativa que nos permita cambiar el nombre, sino una integral que actúe en todas las situaciones que atraviesan la vida de las personas trans. Tenemos múltiples estudios realizados por entidades sociales e instituciones, que determinan cuál es la tasa de empleo de las personas trans. La OIT subraya que uno de los sectores más excluidos del mercado laboral somos las personas trans. Tenemos estudios sobre la violencia en el colectivo LGTBI y las más agredidas somos las personas trans. Se hace un estudio sobre el acoso escolar y las más perjudicadas, las personas trans. El intento de suicidio ante tanta opresión se dispara entre los jóvenes y adolescentes trans. Todo esto pone una verdad sobre la mesa y esa verdad hay que convertirla ahora en justicia y reparación. Por eso es necesaria esta ley, por eso debe ser prioritaria.

Estuvimos presentes en la revuelta de Stonewall y en las primeras manifestaciones del Estado español. El colectivo LGTBI dice, de manera casi honesta, tener una deuda con las personas trans. Es el momento de pagar esa deuda. Es el momento de que se haga justicia, de que se prioricen los derechos trans. También hay que preguntarse por qué la primera ley de avance social que se aprueba para el colectivo LGTBI, después de la abolición de las leyes represivas del franquismo, fue la ley del matrimonio igualitario en 2005. Es una ley que yo celebro y que puso a España en el cuarto puesto de los gobiernos a nivel mundial más progresistas, las personas trans estuvimos exigiéndolo porque entendíamos que no venía a restarle derechos a nadie, sino a dárselos a quienes no los tenían. Pero fuimos de nuevo las últimas: primero fueron los derechos para gais y lesbianas, derechos civiles cuando nosotros hablamos de derechos humanos fundamentales.

"La autodeterminación de género se concreta en que las personas trans son sujetos de derecho"

La autodeterminación de género se concreta en que las personas trans son sujetos de derecho y no objetos de medicina. Es una demanda histórica y análoga al grito de "nosotras parimos nosotras decidimos", por eso las feministas nos entienden. Hace unas décadas las mujeres necesitaban permiso marital para viajar, no podían tener cuenta corriente, ni su palabra tenía el valor de sujeto. Las mujeres han sufrido también ese trato subhumano de no ser consideradas sujetos de derecho, por eso el feminismo abraza las demandas del colectivo trans, porque han vivido la misma situación. También las mujeres tienen que entender por qué debe ser una ley específica. Hablamos de una discriminación estructural, había voces que se oponían a la Ley de violencia de género, pero se entendió que en aquel momento era necesaria una ley específica y nosotros también la necesitamos porque sufrimos una violencia estructural. Nos toca decirlo y nos toca hablar. Solamente hablarán para ganar aquellos que no tienen nada: por eso hablaron los negros, los gitanos, las mujeres y por eso hablamos ahora las personas trans.

P: ¿Qué papel tiene la teoría queer en la vida de las personas trans?

R: El mismo que para las personas no trans. Yo diría que sobre el 80% de la población española no sabe lo que es la teoría queer y lo mismo en las personas trans. Yo lo explico de manera muy concreta: cuando yo recibo la primera paliza de mi padre a los seis años no es por estudiar la teoría queer, sino por expresarme y vivir como una niña. Cuando las personas trans son expulsadas del mercado laboral no es por la teoría queer, las mujeres encarceladas en el franquismo, apaleadas, rapadas, condenadas, insultadas, no fue por estudiar la teoría queer. La ultraderecha y los fundamentalismos religiosos cada vez que se hablaba de avances replicaban señalando una supuesta ideología de género, ahora lo han cambiado por teoría queer, pero ambos términos tienen el mismo fin: deshumanizar, quitar el rostro a la discriminación, elevarlo a un punto teórico donde nos entregan de nuevo a los opresores.

Las personas trans no somos una teoría, la vida de las personas trans importa. No nacemos por estudiar la teoría queer, desde que tenemos conciencia de nosotras mismas somos así. Sólo se da por natural y auténtico el mundo cis, se usa de nuevo la ciencia como elemento que justifica esa opresión, para elevar a lo antinatural las identidades trans. La biología no puede ser un traje prêt-à-porter, la biología habla de la vida y nosotras estamos vivas. No somos una moda, siempre hemos estado presentes en todas las culturas. Las identidades trans forman parte de la naturaleza, también son biológicas. Los sistemas opresores han necesitado siempre de tres pilares fundamentales para legitimar la opresión: las leyes y el sistema policial, la moral y la ciencia.

P: Algunos sectores del movimiento feminista señalan que las leyes trans permiten a "cuerpos del sexo masculino entrar en los espacios seguros de las mujeres".

R: Para mí no son parte del movimiento feminista. Es el antónimo del feminismo, que ha sido una estrategia para luchar contra la opresión de las mujeres. Las mujeres feministas han entendido y entienden que tienen un Caballo de Troya dentro del feminismo, que defiende los mismos valores y análisis que hace la ultraderecha y por eso los aplaude Ignacio Arsuaga o Santiago Abascal. Yo creo que no es transfobia porque fobia es un miedo irracional, y a mí no me excluyen por miedo, no me agreden por miedo: lo hacen por odio. Es un discurso transodiante.

Lo único que pretenden es intoxicar, son bulos. No hay mayor insulto que la ignorancia, pero se agrava cuando se ornamenta de academia. Es muy grave. Las mujeres trans desde 2006, por una circular del director de Instituciones Penitenciarias, ya podemos entrar en las cárceles de mujeres. ¿Cuántas mujeres han sido violadas desde entonces? Precisamente nos metieron allí porque nosotras éramos violadas en los módulos de hombres, para protegernos.

El colectivo trans está compuesto por mujeres y hombres, pero la mayor violencia la sufrimos las mujeres y eso también hay que mirarlo desde una perspectiva de género. Cada 48 horas asesinan a una mujer trans en el mundo, nos atraviesa la violencia de género. Cuando nos niegan, niegan nuestra identidad, nos entregan a esta violencia, nos expulsan, nos dejan en las calles para que nos sigan agrediendo, maltratando y asesinando. Lo hacen porque somos mujeres. Aparte de estar discriminadas por nuestra identidad, por nuestra diferencia, además está presente de manera contundente la discriminación por ser mujeres. El patriarcado es tremendamente agresivo con nosotras.

P: Esta parte del feminismo insiste además en que la violencia que sufren las mujeres se produce a causa de su sexo –mutilación genital, violaciones–. ¿Qué responde?

R: Está claro que la mutilación genital no la sufrimos las mujeres trans, pero el asesinato por ser mujeres sí lo sufrimos. Yo creo que cada mujer sufre una discriminación específica, tampoco sufren la misma discriminación las mujeres negras o gitanas. ¿Pero estamos en un ranking para ver quién está más oprimida, para darle un carnet? El feminismo abraza a todas las mujeres y es una alternativa para luchar contra la opresión general y específica. Definir señalando los genitales es obsoleto, caduco, reduccionista y diría que hasta patriarcal. Decir que una mujer es una vulva o un hombre es un pene es lo mismo que decía Hazte Oír. Hay que decir la verdad del todo: la mayoría de mujeres tienen vulva pero no todas, la mayoría de mujeres paren y otras no. Esta es la diversidad y esta es la realidad. Esto no le resta derechos a nadie, esto viene a engrandecer al sujeto mujer desde su inmensa diversidad. Nadie va a borrar a nadie, el uno por mil de la población no puede borrar a la mitad de la población. No venimos a borrarlo, sino a engrandecerlo desde su inmensa diversidad porque la mujer no es un concepto único y homogéneo, que se ajusta a la mujer blanca, académica, con bolso de Louis Vuitton y feminista de cartón piedra. La mujer es también aquella que está en el campo, que sufre la opresión familiar y es obligada a los cuidados, la que está haciendo habitaciones a un euro, las kellys, las negras, las gitanas y las mujeres trans.

"La mujer es también aquella que está en el campo, que sufre la opresión familiar, la que está haciendo habitaciones a un euro, las kellys, las negras, las gitanas y las mujeres trans"

Lo contrario es imponer un modelo de mujer única hablando desde el privilegio de la academia burguesa, donde sí han tenido acceso a estudiar la teoría queer. Que vienen a borrarnos se dijo también cuando se aprueba el divorcio o el aborto, que se iba a acabar con la familia, lo mismo con el matrimonio igualitario. Ahora este rugido surge de una manera más fuerte, contundente y agresiva, con total impunidad, porque viene de mujeres en sectores progresistas, y eso sí que lo hace más peligroso. Esto es irreversible, es el momento del despertar porque estamos organizadas y aunque sea con nuestras vidas vamos a reivindicar tener un espacio social, político y cultural no con privilegios, sino para ser tratadas en igualdad.

P: ¿Las mujeres trans se sienten parte del movimiento feminista?

R: Claro, nos sentimos parte y además sabemos que no tenemos que pedir permiso a nadie. Sujeto del feminismo es quien sufre la opresión patriarcal y machista. No tenemos que pasar ningún examen.

P: ¿Qué le sugiere el objetivo de abolir el género?

R: El género, como sistema opresivo y binario que nos condiciona a todas las personas, basado en unos cánones de privilegios machistas, alimentado por sutiles mensajes micromachistas que siempre sitúan al hombre con una autoridad y supremacía, claro que estoy de acuerdo en su abolición. No lo estoy con esa perversa e hipócrita manera de señalarnos a las personas trans como si hubiéramos sentado las bases de esos roles, como si ellas sí tuvieran derecho a expresar esas pautas culturales, pero cuando lo hacemos nosotras no. Lo que hay intrínsecamente es la negación de que seamos sujeto de derechos. Muchas mujeres vestidas de patriarcado se atreven a criticar el exceso de feminidad de una mujer trans. Es obsoleto. Juntas tenemos que criticar esos roles, deconstruirlos de cara a las nuevas generaciones. Lo contrario es perverso y es negarnos en todos los espacios de la vida.

Más contenidos sobre este tema




56 Comentarios
  • JLara JLara 05/07/20 11:57

    Creo que esta polémica es más académica que real, no veo a las y los feministas de andar por casa con esas preocupaciones. El feminismo es la búsqueda de la igualdad entre géneros para crear una sociedad mejor, en él cabe todo lo que reivindique esa igualdad, ponerle puertas es volver al punto de partida.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 26 Respuestas

    2

    2

    • Orlinda Orlinda 05/07/20 13:38

      Entre géneros no, entre sexos. Dos, hombre y mujer.
      Si las y los de andar por casa ni siquiera saben esto, difícilmente pueden entender.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 25 Respuestas

      2

      2

      • JLara JLara 05/07/20 14:05

        Las sociedades que surgieron al rebufo de las religiones bíblicas son casi las únicas con una visión binaria del género. Existen o existieron numerosas culturas que normalizan un contingente variopinto de géneros, permitiendo una mayor integración social. El punto de partida del binomio "hombre/mujer" como algo exclusivo y excluyente no tiene cabida en una visión antropológica del ser humano.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        1

        1

        • Orlinda Orlinda 05/07/20 15:39

          “Contingente variopinto de géneros” que sí es cierto en absoluto significa “contingente variopinto de sexos”, sexos solo dos: macho y hembra. Esto es biología, no religión.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          2

          1

          • JLara JLara 05/07/20 16:42

            En ningún momento he hablado de sexos, eso ha sido un añadido suyo, yo estoy hablando de géneros desde el primer momento.

            Responder

            Denunciar comentario

            1

            1

      • JLara JLara 05/07/20 13:57

        Entre géneros. Es usted muy despectiva cuando supone que los demás no conocen la diferencia entre ambas palabras.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 21 Respuestas

        2

        1

        • Orlinda Orlinda 05/07/20 15:42

          A las pruebas me remito.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          2

          1

          • JLara JLara 05/07/20 16:44

            Si se refiere a usted que cuando le hablan de géneros, entiende "sexos", estoy de acuerdo.

            Responder

            Denunciar comentario

            2

            1

        • Orlinda Orlinda 05/07/20 15:32

          No. El feminismo pretende la igualdad entre sexos, igualdad en dignidad y derechos, no confundir con ignorar que somos diferentes.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 18 Respuestas

          2

          1

          • JLara JLara 05/07/20 17:23

            Diferentes somos todos; incluso dentro del mismo género o del mismo sexo hay diferencias notables entre individuos. El feminismo habla de géneros incluso cuando no se entiende y se confunde con sexo biológico, como le ocurre a usted. El género es el rol social que se atribuye a una persona por su sexo biológico y es en base a esos roles que se alimentan las desigualdades, por lo tanto el género es el objeto del feminismo. En la mayoría de los casos, en nuestra sociedad, género y sexo coinciden, pero si a un niño le adjudicáramos roles, aspecto y nombre femenino desde que nace, escondiendo su sexo, se enfrentaría a las mismas discriminaciones que una persona biológicamente mujer aunque su sexo biológico fuera masculino, luego el desencadenante de las desigualdades no es el sexo sino el género adjudicado.
            Ni mujeres ni hombres quieren dejar de ser lo que son biológicamente, con sus condicionantes respectivos, lo que queremos desde el feminismo es deshacernos de roles que nos encasillan y conforman una sociedad frustrante para todos, muy alejada del igualitarismo. En definitiva, queremos una nueva construcción social en la que ninguna persona vea limitadas sus capacidades por unos roles prefijados desde la cuna.
            Su concepto del feminismo es el de las pioneras del XIX, cuando lo importante era acceder a privilegios reservados a los hombres, pero hace tiempo que el movimiento ha dado un salto cualitativo y se enfrenta a retos por encima del mero hecho biológico que nadie niega, aunque se cuestionen algunos mitos.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 17 Respuestas

            3

            1

            • Isa. Isa. 05/07/20 21:55

              He leído varias veces su comentario para poder entenderlo bien. Pero no sé si lo he logrado.

              Si para Ud. el feminismo es la búsqueda de la igualdad entre géneros o roles sociales (masculino/femenino), que son los que alimentan las desigualdades por ser género o rol adjudicado al nacer y, el objeto del feminismo es el género o rol (supongo que por esa búsqueda por la “transformación” de las desigualdades) y así “deshacernos de roles que nos encasillan y conforman una sociedad frustrante para todos..”

              Entiendo que para Ud. el objeto del feminismo es la averiguación del género para, en función de ello, ¿reconocer el sexo? Es decir: ¿Reconocer el sexo a partir del género o rol? ¿Le he entendido bien? ¿ Esto es a lo que se refiere con el salto cualitativo del feminismo?

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 5 Respuestas

              1

              1

              • JLara JLara 05/07/20 22:43

                Me he debido explicar muy mal. Para mí el feminismo de hoy lo que busca es la desaparición de los roles o estereotipos ligados al sexo (género), lo que dará lugar a una sociedad igualitaria, por eso entiendo que el objeto del feminismo no es el sexo, sino el cambio de paradigma que supondría la desaparición del sistema de creencias en que se basa la sociedad. Un cambio, no solo formal, sino estructural en la base social.

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 4 Respuestas

                1

                1

                • Isa. Isa. 06/07/20 00:38

                  Pero es que el sometimiento de las mujeres por su sexo existe. Las mujeres estamos oprimidas por nuestro sexo a través del género. El género no es lo que nos identifica o nos define como mujeres o como hombres. Es lo cultural lo que nos está haciendo daño y no la biología.. si lo que se pretende es una sociedad igualitaria en derechos sociales y civiles. El sexo no se puede igualar ni eliminar por mucho que se desee. Y tampoco entiendo que se desee eso. Entiendo que la transexualidad vindica los derechos por el género con el que se siente y que no corresponde con el de su sexo, de no ser así.. ¿qué puede hacer el feminismo? No le encuentro la razón de ser.

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  Ocultar 3 Respuestas

                  0

                  2

                  • JLara JLara 06/07/20 07:04

                    Usted misma lo dice, el sometimiento social existe por una cuestión cultural, no hay nada en la biología que justifique ese sometimiento. En nuestra sociedad sexo y género están unidos de forma unívoca, a un sexo le corresponde un género, pero la realidad nos demuestra que no solo existen dos sexos y dos géneros, hay personas intersexuales que nacen con genitales de un sexo y cromosomas del otro, con mosaicismo o con genitales externos de un tipo e internos del otro, con los dos, o con genitales ambiguos y hay personas (intergénero) que se identifican con el género contrario, con los dos o con ninguno. Todas esas personas, pocas o muchas, deben tener un encaje social, tienen derecho a vivir una vida plena sin perjuicios y desde mi punto de vista, su lugar natural es el feminismo igualitario que busca la desaparición de los estereotipos y los prejuicios.
                    El feminismo ha evolucionado desde las primeras posturas que buscaban derechos puntuales, a una concepción holística del movimiento, lo que antes eran fines, ahora son instrumentos para un fin más ambicioso que es el cambio radical de las estructuras sociales y de su base que es la discriminación sexual por medio de la cultura. Si el feminismo no asume los derechos de los demás grupos sociales, está siendo infiel a su propia esencia.

                    Responder

                    Denunciar comentario

                    Ocultar 2 Respuestas

                    1

                    0

                    • Isa. Isa. 06/07/20 18:01

                      No. Lo que escribo es que el sometimiento de las mujeres es por su sexo.

                      El sometimiento de las mujeres no es una discriminación, produce discriminaciones. El sometimiento tiene una magnitud mayor que una discriminación. La discriminación es cultural porque la desigualdad se produce precisamente porque como Ud. sostiene el “sexo y género estén unidos de forma unívoca” precisamente por eso, lo que yo escribo es que “Es lo cultural lo que nos está haciendo daño y no la biología.. “

                      En cuanto a “Si el feminismo no asume los derechos de los demás grupos sociales, está siendo infiel a su propia esencia.”

                      Soy femenista porque estoy de acuerdo con toda su teoría y su agenda. Ud. parece que quiere someter al feminismo a que se haga cargo de la asunción de todos los derechos y luchas de las personas, aún, siendo antagónicas. Como es el caso que nos ocupa.

                      El feminismo no va a aceptar que ningún derecho adquirido para las mujeres se borre, se pierda. 300 años de lucha demostrada y se le está calificando de tránsfobo, fascista trans odiante.. fuck terf y demás flores, como una constante estrategia ruidosa a seguir y a la vez imploran su apoyo. ¿Qué sentido común tiene eso? Es exigirle un sometimiento a su agenda. Y va a ser imposible, por lo que esta confrontación de feministas conservadoras y feministas modernas, solo puede acarrear una guerra desastrosa y dañina para todas las personas.

                      Muchas gracias por compartir su opinión conmigo en este medio. Un saludo.

                      Responder

                      Denunciar comentario

                      Ocultar 1 Respuestas

                      0

                      1

                      • JLara JLara 07/07/20 21:21

                        Mi visión del feminismo es global, veo el feminismo como la revolución definitiva que puede cambiar el mundo cambiando las estructuras sociales patriarcales que se repiten en todos los estamentos sociales, pero eso no supone dejar de lado la lucha del día a día contra las agresiones cotidianas, al contrario, esa lucha es la base del cambio y creo que en esas luchas todos los aliados deberían ser bienvenidos, para mí negar derechos a otros nunca es solución porque sería mantener las mismas estructuras cambiando los actores, no entiendo el feminismo como una lucha de poder sino como una oportunidad de reorganizar el mundo poniendo a las personas sin adjetivos como centro.
                        Aunque nuestras opiniones sean opuestas es un gusto compartir ideas con usted. Un saludo.

                        Responder

                        Denunciar comentario

                        1

                        0

            • Orlinda Orlinda 05/07/20 21:15

              ¿Que nadie niega el hecho biológico del sexo? Si  este hilo va de eso, de quienes lo niegan! Y de lo que eso supondría para el feminismo, dejar de tener razón de ser. Es contra las desigualdades basadas en el sexo contra las que lucha el feminismo y por supuesto que habla del género para abolirlo, normas adjudicadas según sexo.
              Sucede que abolir el género adjudicado por sexo, librarnos de roles que nos jerarquizan y subordinan, es contradictorio con buscar la igualdad de género por el feminismo, como dices en el primer comentario, que sería valorizar cualquier norma por la que quien quiera que sea opte.

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 10 Respuestas

              1

              1

              • JLara JLara 05/07/20 23:03

                No hay contradicción, el fin del feminismo es la igualdad entre géneros, lo que supondría la desaparición del concepto de género. si los dos términos de una ecuación son iguales, no hay necesidad de diferenciarlos ni de nombrarlos como entes diferentes, el valor es solo uno.

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 4 Respuestas

                1

                1

                • Orlinda Orlinda 06/07/20 01:32

                  ¿Ahora jugamos con solo dos términos? Me parecía que había dicho que existe un contingente variopinto de géneros.
                  No señor, el feminismo no pretende igualar los géneros, algo muy distinto a eliminarlos en lo posible.
                  Igualarlos supondría lo mismo da que lo mismo tiene el de un opresor abusón que el de una mujer sumisa. Mejor dicho, igual no daría. Si el tener uno de esos géneros es indiferente tampoco hay diferencia entre ser víctima y victimario y no habría forma de analizar el porqué de la opresión y sumisión entre los dos.

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  Ocultar 3 Respuestas

                  0

                  1

                  • JLara JLara 06/07/20 06:20

                    Quien dice dos, dice tres o siete, no se quede en lo anecdótico.
                    Si la desigualdad, el abuso y la invisibilidad de una parte de la sociedad están causados por la asignación de estereotipos diferenciados, al desaparecer esos estereotipos desaparecerán sus consecuencias, ya no habrá víctimas ni victimarios.

                    Responder

                    Denunciar comentario

                    Ocultar 2 Respuestas

                    1

                    0

                    • Orlinda Orlinda 06/07/20 13:27

                      Que ser machista deje de considerarse un estereotipo no va a acabar con los machistas. Tal como defienden algunos: no existe la violencia machista, solo la violencia. Lo defiende no precisamente el feminismo.

                      Responder

                      Denunciar comentario

                      Ocultar 1 Respuestas

                      0

                      0

                      • JLara JLara 07/07/20 20:59

                        Nunca he dicho que el machismo sea un estereotipo, el machismo es un conjunto de prácticas y una creencia que se se transmite a través de estereotipos, si se corta la cadena de transmisión se anula el resultado.

                        Responder

                        Denunciar comentario

                        1

                        0

              • JLara JLara 05/07/20 22:49

                Un transexual no niega el hecho biológico del sexo, lo tiene muy presente, lo único que le pasa es que su fenotipo no concuerda con el sexo con el que identifica.

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 4 Respuestas

                1

                1

                • Orlinda Orlinda 06/07/20 01:12

                  Un transexual se identifica con el sexo que siente y rechaza su fenotipo, el que expresa su sexo real. Si prefiere decirlo así en vez de que rechaza su sexo tanto da para el tema que tratamos, estamos ante hombres y mujeres que quieren el reconocimiento legal del sexo contrario sin más que porque así lo sienten. Eso ocasionaría problemas sociales y jurídicos, especialmente para las munieres, poniendo en riesgo algunos de nuestros derechos.

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  Ocultar 3 Respuestas

                  0

                  1

                  • JLara JLara 06/07/20 06:32

                    No veo que puede restar al feminismo y a los derechos de las mujeres ni de nadie, asumir que una persona se llame Carmen en vez de Manolo.

                    Responder

                    Denunciar comentario

                    Ocultar 2 Respuestas

                    1

                    0

                    • Orlinda Orlinda 06/07/20 14:20

                      Ahí está el tema y vuelta a empezar el bucle.
                      Las discusiones bizantinas no me interesan, no sirven para nada. Lo que importan son las leyes que se intentan imponer muy activas ya en otros países, por lo que sabemos sus consecuencias.
                      Estamos en legalizar: 
                      “Identidad de género”
                      “Igualdad de géneros”
                      “Iguales derechos para todes”
                      Con lo cual, hombres con el “fenotipo” disimulado, disfrazado o no, por “sentirse” mujeres pasan a serlo legalmente sin permanencia en el tiempo y las veces que deseen, que oiga, lo importante son los deseos individuales y si protestas de las consecuencias de eso para las mujeres es que eres una transfoba excluyente y egoísta.
                      Con leyes trans, los hombres pasan a ocupar espacios de mujeres tales como cárceles, vestuarios, casas de acogida, aseos (también en colegios). Puestos en equipos deportivos femeninos. Se hacen con plazas tales com policía, en cuyo acceso las pruebas deportivas están diferenciadas para hombres y mujeres. También con puestos en organismos públicos y privados en los que tales se reparten con paridad en función del sexo.
                      Trastocan las estadísticas desagregadas por sexo que sirven para conocer y analizar la situación de las mujeres reales. Entre otras confusiones, maquillará dónde está la violencia machista desde el momento en que una “mujer” con el fenotipo que la disgusta también viola.
                      Así que tenemos,
                      Las mujeres no menstrúan ni gestan, lo hacen las personas menstruantes y gestantes.
                      Los hombres gestan y paren.
                      No hay debate, dice entre otros Carla Antonelli, soy mujer por mis santos cojones.
                      Usted no comprende que esto el feminismo no lo puede apoyar, claro que no, está muy entretenido con la anécdota de cuántos géneros serán los que tenemos.

                      Responder

                      Denunciar comentario

                      Ocultar 1 Respuestas

                      1

                      1

                      • JLara JLara 07/07/20 21:02

                        No veo el problema, tal como lo cuenta da la impresión de que los hombres están haciendo cola en masa para cambiarse de sexo o de género y la realidad no es esa.

                        Responder

                        Denunciar comentario

                        1

                        0

  • Orlinda Orlinda 05/07/20 01:51

    Os recomiendo leer mañana a Ignacio Paredero en Librepensadores. Falsedades, cinismo y surrealismo en grado superlativo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    1

    • Orlinda Orlinda 05/07/20 01:58

      No, en Plaza Pública.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      0

  • Heradis Heradis 04/07/20 23:54

    Por otro lado, la crisis tras el Coronavirus ha afectado a numerosas familias que han perdido su sustento y están al borde de la ruina. Y el problema continua y seguirá afectando a muchas más personas. Nos vamos sumiendo en una crisis económica y social sin precedentes y los medios de izquierda ( supuesta, al menos) dedican páginas y titulares diarios a dar cobertura máxima a la teoría queer. Es increíble. Duele el abandono político y mediático a la clase obrera.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • Isa. Isa. 04/07/20 23:50

    Hace tiempo que solicito información política y debate entre mujeres feministas, a las que denominan ahora TERF 'Feminista Radical Trans-Excluyente y TRANS. ' y el colectivo Trans. No acabo de entender porque no se ha realizado, si (se supone) existe un interés por ambas partes de entendimiento. Se trata de no seguir confundiendo con calificaciones de transfobia de transodiantes y demás términos despectivos que, lejos de generar comprensión para todas y todos, solo crean ruido y más ruido. Debería ser motivo común, al menos en la izquierda, desear que no ocurra. Me consta que las feministas lo están reclamando. ¿por qué no se hace? Nunca se ha hecho un debate profundo, transparente y sereno. ¿Cuál es el motivo?

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • Heradis Heradis 04/07/20 23:41

    Un titular que no atiende a la verdad, nadie niega los derechos al colectivo transexual. Estas declaraciones sólo buscan el apoyo social a la ideología queer,una ideología que pone en riesgo a las mujeres, a las que reduce a personas menstruantes o gestantes a la vez que sienta un precedente en la legislación de principios basados en la subjetividad y el deseo negando la materialidad del sexo y de las condiciones de discriminación derivadas de este. ¿Sabe la población que esta nueva ley ,que pretenden desde en Ministerio de igualdad, de autodeterminación del género supondría que hombres que se sienten mujeres y se declaran transgénero podrían competir ,en el deporte, con mujeres generando una desigualdas insalvable por las.diferencias biológicas? Juegan a la lástima porque saben que si desvelan sus intereses reales nadie lo aceptaría.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4

  • jorgeplaza jorgeplaza 04/07/20 21:23

    Cada vez más perplejo.

    Uno: La transexualidad afecta a muy pocos. Las cifras varían enormemente según quien las dé, lo que ya indica que algo va mal: contar no debería depender de la ideología. Leo aquí (https://www.observatoriobioetica.org/2016/06/cuantos-transexuales-existen/14646) que la prevalencia entre varones es del 2,6 y entre mujeres del 6,8 POR CIEN MIL: una media del 4,6 por cien mil. Una enfermedad es rara si afecta a menos de cinco de cada DIEZ MIL habitantes y esta, si lo es como creo, afecta a la décima parte. Rara, no: rarísima.

    Dos: se confunden cosas muy distintas. No se discute que todo el mundo tiene derecho a que se le respete: deben condenarse, moral y legalmente, las agresiones a transexuales, exactamente igual que las agresiones o vejaciones a cualquier persona por razón de su apariencia, raza, creencias o preferencia sexual. Pero eso no tiene nada que ver con conceder efectos legales automáticos a la pretensión de un individuo de pertenecer al sexo que no tiene ni genotípica ni fenotípicamente. No digo que se le deba negar en todos los casos: digo que no se le debe conceder automáticamente dependiendo ÚNICAMENTE del deseo del interesado. Si no se otorga así la nacionalidad, que no es a fin de cuentas más que una convención legal, no entiendo por qué hay que conceder sin más un cambio de sexo que, por mucho que se nos niegue, tiene una evidente y potentísima base biológica.

    3) En esta entrevista se afirma que los trans "tienen mendigar los mismos derechos que tiene la ciudadanía". ¿Sí? ¿No pueden votar, ir al colegio o la universidad o circular (salvo cuando nos confinan a todos) libremente por España? ¿No tienen derecho a la asistencia sanitaria gratuita o a becas escolares? ¿Se les prohíbe residir donde les plazca, abrir cuentas corrientes o firmar contratos? Eso sí: si el trans se llama Pepe García, tendrá que hacer todo eso como Pepe García y no como Mayo Salamanca, pero no por eso dejará de disfrutar de su beca o viajar donde le pete.

    Un padecimiento rarísimo sobre el que se formulan tesis obviamente falsas y acusaciones totalmente infundadas parece ser el problema más importante de nuestra sociedad. ¿De verdad? ¿En serio?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    8

    • Orlinda Orlinda 04/07/20 21:49

      Y luego nos cuentan de bulos, fake news,y propagandas mediáticas peligrosas...

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      1

  • Isa. Isa. 04/07/20 17:55

    Protocolo educativo de la Xunta Galicia, Abril 2016. Gobierno de Feijoo:

    Apartado : "Establecemento das medidas de atención ás necesidades do/a menor"

    El sexo sentido o psicológico determina la identidad, se forma a los 2 años y medio
    El cerebro es un organo sexuado
    La identidad de género se forma en el cerebro a los 3-4 años y es irreversible

    “Si el profesorado ve indicios de que el niño o niña expresa una identidad de género diferente a la de su sexo asignado al nacer contactarán con los padres para aconsejarles sobre esta “situación de diversidad”


    http://www.edu.xunta.gal/portal/sites/web/files/identidade_de_xenero_caderno_1.pdf

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • Orlinda Orlinda 04/07/20 18:50

      Aberrante.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      3

  • Isa. Isa. 04/07/20 17:44

    El feminismo no es tránsfobo. No es fascista, ni transodiante. Decir: “una parte del feminismo” me desconcierta muchísimo desde hace tiempo y cada día más. Quiero entender que no es una estrategia interesada y que simplemente es una forma inconsciente de expresarse o no sé ya. Al colectivo LGTBI en esta entrevista, no sé si producto de esta inconsciencia o qué, se le menosprecia.

    ¿las mujeres transexuales tambien pueden formar parte de la lucha feminista?

    Ese debate no existe dentro de la lucha feminista porque las personas transexuales SIEMPRE han estado dentro del feminismo, de hecho, se habla muy poco de los hombres trans. Decir las mujeres trans son hombre y al contrario, no ayuda a las personas transexuales, en tanto en cuanto, son trans y también sufren discriminación. Lo que dice el feminismo es que en lugar de esencializarnos en 2 cajitas, y, si no entras en esta cajita transita a la otra, lo que decimos es: Rompamos las cajas: abolirlo. Una cosa es la personalidad, pero no se puede decir que existe algo como identidad de género, cuando el género son todos los estereotipos y los roles que nos están oprimiendo a las mujeres y en menos medida, también a los hombres, porque construyen una masculinidad y una determinada manera de ser.

    La incongruencia con el feminismo es ¿cómo me identifico con lo que me oprime? es un problema de conceptualización porque la identidad de género así se está esencializando y diciendo que existe, cuando en realidad de lo que se está hablando es de: seamos como queramos ser, tengamos la personalidad que queramos y que nadie nos diga por el hecho de tener una genitalidad, que tenemos que tener un destino en la vida. (Esto es lo que dice Vox, hazte oir y la iglesia. El ideario de “somos de una determinada esencia femenina y masculina” ) y así se justifica la Violencia contra las mujeres. No hay nada innato en el comportamiento masculino ni femenino. Lo único innato es el sexo, que es inmutable.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    4

    • Isa. Isa. 04/07/20 17:45

      El feminismo defiende que hay que reconocer que son mujeres trans, (precisamente para no ser tránsfobos) porque es la violencia patriarcal lo que hay que reconocer. Porque a las mujeres trans no las van a dejar de agredir, de prostituir por el hecho de reconocerse mujer. Las personas que sufren la discriminación es: por el hecho de ser trans. El hombre trans va a seguir discriminado.

      Desde esta consonancia con el feminismo: no es progreso quitar la biología, lo que tenemos que quitar son los comportamientos asociados a esa biología para que podamos ser libres y que cada uno se vista como quiera, ame como quiera.. Lo que ocurre es que el sexo está ahi y tenemos que politizar en base al sexo. El feminismo es un movimiento politico que busca mejorar la vida de las mujeres. Es el movimiento de liberación de las mujeres, y ha conseguido una sociedad mejor para todos, pero es un movimiento Político, lo que NO ES el feminismo es una teoría de las identidades que tiene que ver con subjetividades con el individuo ( esto se identifica bastante con la ideología de la derecha: ir al individuo, a mi deseo particular y no entender las relaciones de jerarquia social.)

      ¿Porque se nos dice a las mujeres que tenemos que cargar con todo, antes que con lo nuestro? Eso es puro patriarcado. Muy carca y cállate mujer, callate terf. (Se dice, se lee)

      Y lo que es una realidad - que forma parte de acciones no previstas dentro de la vanguardia del feminismo - es la teoria queer, donde no comparte teoría, ni vanguardia, ni agenda feminista. Asi lo entiendo yo.

      El feminismo es pensamiento político de raíz ilustrada que ha utilizado de un modo consecuente argumentos éticos para propiciar cambios sociales y políticos, los cuales han desembocado en una mayor asunción de derechos y capacidad de individualidad y acción de las mujeres concretas que habitamos esta sociedad. TODO lo que no tenga esta persecución o estos fines: No es feminismo. Así se quiera llamar con el nombre que le apetezca ponerse.


      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      5

      • Orlinda Orlinda 04/07/20 18:50

        Me han gustado tus comentarios.
        Voy a insistir en un punto: “El feminismo defiende que hay que reconocer que son mujeres trans”. Sí, y de hecho se reconoce, pero eso, que son “mujeres trans”, en absoluto iguales a las mujeres, tal como dice Lidia Falcón y yo comparto. Y eso por razones además de biológicas de socialización, que son las que crean identidad y un hombre socializado como hombre nunca puede ser igual a una mujer.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        1

        3

        • Orlinda Orlinda 04/07/20 19:42

          * Por supuesto, algunas “mujeres transexuales”, no transgénero, que estamos usando trans con demasiada facilidad para abarcar lo que no es lo mismo.

          Responder

          Denunciar comentario

          1

          2

  • Atea Atea 04/07/20 17:31

    Una cosa es defender que la teoría queer tiene puntos que si no se estructuran bien pueden no beneficiar al feminismo, y otra muy, pero que muy distinta, es decir que las personas trans son enfermas, locas o que se creen Napoleón. Me alegro que tanto Público como infolibre no den cabida a semejantes comentarios. Cuestionando lo queer o su introducción en el feminismo a nivel jurídico, he leído y leo cada día infinidad de artículos con los más variopintos argumentos y sin necesidad de llegar a la ofensa a un colectivo que ha sufrido el patriarcado y el machismo tanto o más que nosotras las mujeres " de verdad". Qué disparate ese de concienciar a niñas y niños sobre cuáles son los términos ofensivos a las y los homosexuales, en el feminismo enseñamos que puta, zorra, portera y guarra son despectivos con la mujer y no pasa nada, pero claro, nosotras somos mujeres auténticas. Qué horror de mensaje.
    Los niños tienen pene y las niñas tal..., y tengo un amigo gay y una amiga lesbiana. A qué suena?

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    0

  • Orlinda Orlinda 04/07/20 14:19

    El último traspiés del Ministerio de Igualdad, la guía de Irene Montero:

    https://www.elespanol.com/espana/politica/20200703/guia-irene-montero-diversidad-familiar-alex-papas/502201087_0.amp.html?__twitter_impression=true

    Entre las actividades recomendadas para menores está una sopa de letras con una colección de palabras ofensivas que se usan contra las lesbianas.

    “No termino de “pillar”  el criterio pedagógico por el que enseñando una batería de insultos a las lesbianas, se supone que se fomenta el respeto a las opciones sexuales.  Pero estoy dispuesta a escuchar la explicación tecnica del asunto.” dice Ángeles Álvarez. Y yo. A ver si alguien tiene a bien ilustrarnos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    1

    4

    • JLara JLara 05/07/20 11:50

      Es el mismo criterio que utilizamos en casa cuando se le dice a un niño que ciertas palabras no se dicen y el mismo criterio que utilizamos cuando señalamos comportamientos indeseables.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      3

      1

      • Orlinda Orlinda 05/07/20 13:46

        ¿Ah, sí? Para evitar el racismo le dices, nene, copia en tu libreta todas estas palabras que no debes decir: negrata, sudaca, moromierda... 
        Sigo sin pillar lo pedagógico del método.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        2

        • JLara JLara 05/07/20 13:53

          Sí, para enseñar que hay palabras, gestos o conductas inaceptables hay que nombrarlas. Es de sentido común.

          Responder

          Denunciar comentario

          3

          1

    • Isa. Isa. 04/07/20 23:23

      Lo vi. Tampoco lo pillo y me encantaría escuchar y comprender la pedagogía que se presupone menospreciando, en este caso, a las lesbianas.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3



Lo más...
 
Opinión