X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
El auge de la derecha radical

Vox sitúa la alianza con Orbán como el inicio de la descomposición del PP europeo

  • La ruptura del primer ministro húngaro con el grupo de Merkel y Casado abre la puerta a una gran alianza de los partidos ultras contrarios a la inmigración, a los derechos LGTBi y a la construcción europea
  • Las elecciones legislativas de este año en Países Bajos, Bulgaria, Noruega y Alemania confirmarán o desmentirán el auge de la extrema derecha en toda Europa
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti

Publicada el 09/03/2021 a las 06:00
El primer ministro húngaro, Víktor Orbán. en una rueda de prenda en Bruselas.

El primer ministro húngaro, Víktor Orbán. en una rueda de prensa en Bruselas.

EFE

En Vox están de enhorabuena. La decisión del Grupo Popular Europeo de endurecer sus normas internas para hacer frente al constante desafío de Viktor Orbán al estado de Derecho sobre el que su fundó la Unión está a punto de consumar un terremoto en el equilibrio de fuerzas políticas del continente.

El primer ministro húngaro, líder del ultranacionalista conservador Fidesz, ha roto definitivamente con el grupo de Angela Merkel y Pablo Casado y busca nuevos aliados. Y Vox, su referencia en España, no solo saluda la ruptura sino que la considera un “síntoma de la debilidad del Partido Popular Europeo” en general y de “la descomposición de los partidos populares en todas las naciones europeas” en particular, en palabras de su portavoz Jorge Buxadé. Un fenómeno del que el partido de Santiago Abascal espera beneficiarse en las próximas convocatorias electorales: las andaluzas de 2023 y las generales de 2024.

El también eurodiputado, uno de los cuatro que los ultras españoles tienen en Estrasburgo, admitió este lunes que Vox espera que “por supuesto” Orban pueda incorporarse al grupo de Conservadores y Reformistas Europeos del que ellos mismos forman parte y reforzar así su posición en el Parlamento Europeo. Pero no sólo eso. “Tenemos la esperanza de que el movimiento de Fidesz provoque otros cambios y movimientos dentro de la pléyade de partidos patrióticos en Europa” y que, recordó, “en prácticamente todos los países suben en las encuestas”, así como “en apoyo popular cada vez que hay elecciones”.

Orbán, añadió Buxadé con sorna, “ya no podía soportar más vivir con los del consenso progre. Debe ser duro, cada vez que te reúnes con el grupo, escuchar que te insultan”.

Lo cierto es que el primer ministro húngaro, liberado de las bridas en las que le había metido el PP europeo, busca aliados sin tener ya que disimular sus ideas más extremas. “Lo importante”, declaró hace pocos días, “es que haya en Europa un hogar político para los que piensan como nosotros”. Por eso se propone crear un nuevo grupo en Estrabuego que represente a los votantes europeos que rechazan la inmigración, el multiculturalismo y que “no se han sumergido en la locura LGBTQ”. “Hay que trabajar por ello y yo pienso que una corriente como esta sería una fuerza política importante en Europa”.

Su importancia institucional —en estos momentos es el político de extrema derecha con el puesto de mayor rango en Europa— le convierte de hecho en el líder ultra del continente. Y en calidad de tal ya ha empezado a hablar con los socios de Vox en la Unión (el Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos), entre los que está el PiS polaco, actualmente en el Gobierno. Pero también con Identidad y Democracia, el grupo que integran los grandes partidos ultras del continente, ente ellos los franceses de Marie Le Pen y los italianos de Matteo Salvini, además de Alternativa para Alemania.

El grupo europeo de Vox, de ideología conservadora, euroescéptica y antifederal, tiene en la actualidad 61 eurodiputados. Pero si consuma la entrada de Fidesz alcanzará los 74. Eso les permitiría superar en número e influencia a los Verdes y prácticamente igualar a los ultras de Identidad y Democracia. Pero Orbán probablemente está pensando en ir más allá. De sus palabras se deduce el objetivo de reunir a ambos grupos en uno solo, lo que situaría a la derecha radical por encima de los 150 diputados. Sería no sólo el segundo grupo del Parlamento Europeo sino que tendría a tiro de piedra al PP de Merkel y Casado.

Expectativas electorales

Las expectativas no son malas para los ultras en el calendario electoral de este año. Dentro de uno días votarán los ciudadanos de Países Bajos, donde el Partido de la Libertad de Geert Wilders (alineado con Le Pen y Salvini) tienen grandes expectativas. En abril hay elecciones en Bulgaria y los sondeos dibujan un escenario muy abierto que puede acabar en la salida del primer ministro (uno de los miembros del PP Europeo). Las elecciones de Noruega, aunque este país no es miembro de la UE, también pueden dar alas a la derecha radical del Partido del Progreso. Aunque la piedra de toque será Alemania, que tiene que renovar este año los parlamentos de Baden-Württemberg, de Renania Palatinado y, sobre todo, el Bundestag, la Cámara federal alemana.

Vox se sienta en Estrasburgo junto al PiS polaco, cuyos 24 eurodiputados dominan el grupo, y representantes de otros doce países. Pero tiene muy buenas relaciones con Orbán, con Salvini y con Le Pen. Y comparte alianzas internaciones con el Partido Conservador de Boris Johnson, el Likud de Benjamin Netanyahu, el Partido Republicano de Estados Unidos y numerosas fuerzas políticas de América Latina que se sitúan en la órbita de la derecha radical, entre ellos el partido del presidente brasileño Jair Bolsonaro.

De hecho, la referencia ideológica de Santiago Abascal en el continente siempre ha sido el llamado Grupo de Visegrado, la alianza de Hungría, Polonia, Chequia y Eslovaquia que lidera el propio Orban. Una coalición construida en torno al rechazo a las instituciones de la Unión Europea, la xenofobia y la defensa de normas contrarias al estado de Derecho. El grupo mismo combina partidos tanto del grupo de Vox como del de Le Pen y Salvini, lo que le convierte en el puente ideal para una posible unificación de la extrema derecha en el continente.

La gran esperanza de Vox —y de Orbán— es que detrás de Fidesz salgan del Partido Popular Europeo otros partidos que se sienten más próximos al primer ministro húngaro que al europeísmo de Merkel. Como los del primer ministro austríaco, Sebastian Kurz, o de su homólogo esloveno, Janez Jansa, lo que podría acabar poniendo en dificultades el liderazgo del PPE en el Parlamento de Estrasburgo.

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

 

Más contenidos sobre este tema




8 Comentarios
  • JOLOVA JOLOVA 10/03/21 11:24

    Totalmente de acuerdo, Isabelle006#. Además del tal oficial del Ejército del Aire, sus compañeros neonazis de "juergas" y saludos camuflados" de los 3 dedos" (invento de un neonazi alemán , ya fallecido Michael Kühnen para evitarse problemas con la Justicia alemana)) como, por ejemplo, un suboficial de la infanteria de Marina, otro del Rgto. de Artillería nº73, otro sargento (contramaestre) instructor en un buque escuela de la Armada. Incluso hay hasta otro amiguete (civil) del capitán de aviación , tambien neonazi, y que ya fue condenado a 1 año de prisión y a 12 años de inhabilitación por tenencia ilicita de armas ... .Todos ellos aparecen , felices y contentos, en testimonios fotográficos celebrando al dios Baco ... y nuestra "inefable" ministra de Defensa, sigue confirmando públicamente que "no hay grupos de extrema derecha entre los militares en activo " ...Pero, venga Margarita, que somos adultos y ya no necesitamos ciertos "cuentos"... Cualquier día eres capaz de sorprendernos con la noticia de que el Cesid ha descuberto , después de" arduas y dificles investigaciones", que... ¡¡ los Reyes Magos y Papá Noël no traen los regalos y que en realidad son los padres ...!!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    2

    • Isabelle006# Isabelle006# 10/03/21 23:30

      Lo tapan todo y luego hablan de democracia plena, que no nos enteramos ni es constitucionalista despreciar las instituciones del Estado, cuantas veces lo hemos oído estos días, con las actuaciones de policías violentos que ellos/ella despachan con palabrería hueca.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Isabelle006# Isabelle006# 10/03/21 02:06

    "ULTRADERECHA EN EL EJÉRCITO

    EXCLUSIVA

    El capitán neonazi que instruyó a cadetes del Ejército del Aire es jefe de Inteligencia de la mejor unidad de aviones de combate

    El oficial Antonio Meroño Jiménez, cuya ideología hitleriana fue desvelada por Público, fue ascendido a Jefe de Negociado de Inteligencia del Ala 14 en la base aérea de Albacete, donde maneja documentación clasificada e información personal sensible de los militares destinados allí, sobre los que tramita las habilitaciones de seguridad en operaciones de la OTAN."


    https://www.publico.es/politica/ultraderecha-ejercito-capitan-neonazi-instruyo-cadetes-ejercito-aire-jefe-inteligencia-ala-14-caza-ataque.html

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • JOLOVA JOLOVA 09/03/21 13:45

    ¿ Alianza Orbán-Abascal ?... No logro entender como un país como Hungría que ha sufrido en sus propias carnes, las barbaridades y atrocidades inflingidas durante la 2ª guerra mundial, no sólo por los nazis y sino también por sus sanguinarios colaboradores fascistas locales "los "Cruz-flechadas" (estilo Falange) y que en Budapest , delante incluso del Parlamento y al borde del Danubio, se puede ver el llamado "Monumento de los zapatos", como recuerdo a las víctimas asesinada en ese lugar y arrojadas, por parejas, al río... ¿ Cómo pueden haber elegido los húngaros un gobierno neo-nazi como el de Orbán ? ¿ No se acuerdan de nada ? ... ¿ y en Polonia y en otros países europeos ? ¡¡ Nosotros no somos mejores en España !!...También nos falla la "memoria histórica" y el sentido común ... Tenemos entre 4 y 5 millones de "com-Patriotas" ( y subiendo cada día ..) que votan a partidos fascistas e incluso neonazis ... Está claro que la campaña europea ,desarrollada por el ex-asesor de "Adolfo SS Trump", el maléfico Steve Bannon (que en su "gira europea de captación" ,también se entrevistó con VOX) esta dándo buenos frutos y me temo, que todavía no hemos visto nada...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Ambrio Ambrio 09/03/21 09:57

    Pues nada... todo el mundo esta viendo el avance y los progresos del fascismo. Lo estan viendo y no cambian nada para evitarlo. Luego, cuando las cosas se pongan feas de verdad, nadie podra decir que no lo vieron venir. Espero que no lleguemos a ver actuando de verdad a esta gente tal y como son.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • Artero Artero 09/03/21 08:50

    FINALMENTE, CADA CUAL CON SU CADA CUALA. NO POÍA SER DE OTRA FORMA

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Daniel Tregon Daniel Tregon 09/03/21 08:12

    Mi pregunta es: Ahora que Orbann mira a China, se hará Ortega Smizz prochino?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    5

    • jumar jumar 09/03/21 10:09

      como dices COCHINO?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

 
Opinión