X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Desigualdad social

“Uno de mis jefes me dijo que me trataría mejor si le practicaba sexo oral”: una de cada cinco mujeres han sufrido acoso sexual en su puesto de trabajo

  • El informe Acoso sexual y acoso por razón de sexo en el ámbito laboral en España publicado por el Ministerio de Igualdad revela que el 40,4% de las mujeres encuestadas ha sufrido acoso sexual en algún momento de su vida y el 18,1% lo ha sufrido en los últimos cuatro años
  • Con relación a las conductas constitutivas de acoso sexual, los chistes de carácter sexista representan el mayor porcentaje con un 83,1%, seguido de piropos y comentarios sexuales (75%), gestos o miradas insinuantes (73%), y contacto físico (67%)
  • Además, el 35% de las víctimas de acoso sexual tienen entre 26 y 35 años y un 53% de las mujeres que lo han sufrido son solteras en comparación con el 5,6% que representa a las separadas
  • Publicamos esta información sobre el coronavirus en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

Publicada el 29/04/2021 a las 12:00
Varias mujeres participan en una concentración feminista convocada por la Comisión 8M en la Plaza del Ayuntamiento, en Santander, Cantabria (España) a 8 de marzo de 2021.

Varias mujeres participan en una concentración feminista convocada por la Comisión 8M en la Plaza del Ayuntamiento, en Santander, Cantabria (España) a 8 de marzo de 2021.

Europa Press

“He sufrido comentarios sobre mi culo y mi peso (o falta de él). Y uno de mis jefes, quien me llamaba 'rubia peligrosa' o 'la rubia', me dijo que el jefe que me hacía mobbing me trataría mejor si le practicase sexo oral. Siempre entre risas. Pero no por ello menos desagradable”. Así es el testimonio de una mujer que ha sido entrevistada para el Informe sobre el acoso sexual y el acoso por razón de sexo en el ámbito laboral en España que publica este jueves el Ministerio de Igualdad.

En 2019, la Macroencuesta de Violencia Contra la Mujer señalaba que del total de mujeres encuestadas de 16 o más años residentes en España el 40,4% había sufrido acoso sexual en algún momento de su vida y el 18,1% lo había sufrido en los últimos cuatro años. Extrapolando estas cifras en valores absolutos se estima que 8.240.537 mujeres han sufrido acoso sexual en algún momento de su vida y 3.703.252 en los últimos cuatro años. En el ámbito laboral, los datos de la encuesta muestran que 1 de cada 5 mujeres han sido acosadas en este entorno y cuando han sido preguntadas por la autoría del agresor, el 6,5% ha respondido que ha sido su jefe o supervisor hombre, un 12,5% otro hombre del trabajo y solo un 0,3% afirma que se ha sido una jefa o supervisora. Además, 8 de cada 10 mujeres encuestadas señalan haberse sentido discriminadas en el trabajo por razones de sexo.

Aunque no hay un perfil predeterminado de la víctima, estudios previos consultados por este informe coinciden en que el acoso sexual sobre las mujeres prevalece en algunas de estas situaciones: si son jóvenes, si no tienen pareja estable, si trabajan en entornos muy masculinizados y sexistas, si están en situaciones laborables precarias o si son migrantes, etc. “No hay un perfil de víctima, todas las mujeres somos víctimas potencialmente. En el ámbito laboral hay más potencialidad de sufrir acoso sexual, acoso laboral por razón de sexo en los trabajos feminizados y precarizados, estamos ante una situación potencialmente generalizada”, relata una experta consultada en el estudio.

Las mujeres solteras las más afectadas 

No obstante, los resultados del cuestionario online realizado a 1.119 mujeres que incluye este estudio coinciden con las apreciaciones nombradas anteriormente: De las 1.119 mujeres entrevistadas, el 35% de las víctimas de acoso sexual y acoso por razón de sexo pertenecen a un grupo de edad de entre 26 y 35 años, el 32% tienen menos de 25 años y solo el 2% son mayores de 55 años. Con relación al estado civil, las mujeres solteras son las que más sufren este tipo de conductas sexistas con un 53%, seguido de las casadas que representan el 34%, las divorciadas y las separadas representan un 6,3% y un 5,6% respectivamente. El sector privado sigue siendo más hostil para las mujeres, ya que el 68% que ha sufrido este tipo de agresiones sexistas pertenecen a este ámbito en relación con el 32% de las mujeres que sufrieron acoso en el ámbito público. “Cuando estamos hablando de mujeres que vienen de lo público se sienten más respaldadas y tienen menos miedo a no ser creídas, pero en la empresa privada tienen miedo a ser estigmatizadas y perder el trabajo”, apunta una especialista que ha participado en el informe.

Las expertas señalan la precariedad laboral y económica como un factor de riesgo. Ejemplos recientes como la denuncia en Murcia contra un intermediario de las explotaciones agrícolas del campo de la Comarca de Cartagena que extorsionó a al menos cinco mujeres migrantes a las que ofrecía trabajo a cambio de sexo ponen en evidencia que las personas vulnerables son víctimas potenciales en este tipo de agresiones. “La situación es igual en todas partes, a mayor precariedad mayor posibilidad de que te acosen de una manera o de otra” subraya otra de las especialistas.

Los perfiles más comunes: "Superiores jerárquicos o compañeros de trabajo"

En cuanto al perfil del acosador, los testimonios de las mujeres acosadas coinciden en que se trata de un varón con un conjunto de creencias y actitudes marcadamente sexistas, vinculadas a la masculinidad hegemónica tradicional: “Yo creo que el perfil del acosador es un perfil de típico machito alfa del centro de trabajo al que todo el mundo le ríe las gracias” responde una de las mujeres entrevistadas. Frecuentemente se trata, o bien de superiores jerárquicos, o bien de compañeros de trabajo. “Yo pedí el despido voluntario porque no podía más, era un superior, puso a todas mis compañeras en contra”, apunta otra de las mujeres.

En la encuesta realizada, las mujeres interrogadas sobre diferentes conductas constitutivas de acoso sexual los porcentajes más elevados corresponden a chistes de carácter sexista (83,1%), piropos y comentarios sexuales (75%), gestos o miradas insinuantes (73%), y contacto físico (67%). Estas acciones han sido realizadas principalmente por superiores jerárquicos (47%), por personas de la misma categoría laboral (32%) y por otras personas (9%) entre las que se señalan familiares y amistades del jefe (2%) y clientes (2%). Además, en el 86% de los casos los agresores fueron solo hombres, en el 1% solo mujeres y en el 9% tanto hombres como mujeres.

Otro de los problemas que agudiza este tipo de agresiones es el desconocimiento e inaplicación de la normativa por parte de las empresas en caso de acoso sexual y acoso por razón de sexo. Siete de cada 10 mujeres contestan que no había comunicado a la empresa que era víctima de algún tipo de estas agresiones (el 72%) y de ellas el 62% afirme que no lo hizo por temor a represalias. El sentimiento de culpa, la falta de credibilidad, el miedo a perder el empleo, la falta de apoyo entre sus compañeros y compañeras, así como de protocolos de actuación en casos de acoso sexual son algunos de las principales razones que limitan a las mujeres a denunciar estas agresiones a las empresas. Con relación a estos protocolos solo el 17% afirma que existían en la empresa. “Se debería de hacer mucha más formación para dejar de normalizar situaciones que son de acoso y con ello ayudar a identificarlas y erradicarlas”, responde una de las mujeres al cuestionario.

La ausencia de las definiciones de acoso sexual y/o acoso por razón de sexo en los convenios colectivos es otra de las asignaturas pendientes para seguir avanzando en la seguridad de las mujeres en los puestos de trabajo. En 2018 el 71% no tenía una definición de acoso sexual y el 79% no tenia de acoso por razón de sexo, de un total de 234 convenios colectivos publicador por el BOE entre 2018 y 2019. En 2019, solo el 4% de los convenios de empresa incorporaron la definición de acoso sexual según consta en el artículo 7.1 de la ley de igualdad.

Consecuencias graves para las mujeres

La mujer que sufre este tipo de agresiones machistas en el ámbito laboral experimenta efectos graves para la salud a largo plazo. Estrés, traumas emocionales, ansiedad, depresión, estados de nerviosismo o sentimientos de baja autoestima son algunos de los principales síntomas que sufren las víctimas según el estudio. Sin embargo, de las encuestadas que han sufrido alguna de estas situaciones, 9 de cada 10 (el 88%) no solicitó ningún tipo de baja. “No cogí la baja, pero se me agravó la depresión que arrastraba anteriormente, por el miedo a que no me creyeran por estar en tratamiento por depresión”, concluye una de las mujeres.

INFORME SOBRE EL ACOSO SEXUAL Y EL ACOSO POR RAZÓN DE SEXO EN EL ÁMBITO LABORAL EN ESPAÑA by infoLibre on Scribd

 

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión