X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Sala de Visionado

Me gusta discutir

Publicada 19/01/2017 a las 06:00 Actualizada 18/01/2017 a las 20:26    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 3

The OA.

The OA.

En la afición a las series no todo acaba en el sofá de casa. Tengo que reconocer una personal anomalía social. Casi me gusta tanto descubrir y ver una serie como poder luego comentarla con gente. Es fantástico cuando coincides con los gustos de otros y puedes compartir los personajes y las tramas que más has disfrutado. O cuando alguien te descubre detalles de los que no te habías percatado. Pero, sobre todo, me gusta discutir. Me divierte más que nada. Poder defender a muerte, como si realmente me fuera la vida en ello, lo que alguien pretende criticar sin sentido. O poder atacar salvajemente algo que me ha parecido vomitivo. Es un placer exquisito. Cabe el insulto, la descalificación, la humillación, el desprecio absoluto. Total, ¿Qué más da? Los creadores de la serie no se van a enterar. Nadie sufre en el divertimento. Sólo es una batalla verbal divertida de librar. Esta semana, traemos a Sala de Visionado una serie perfecta para mantener una violenta y apasionada tertulia, en la que la sangre no llega al río. O sí. Ha sido el último gran estreno de Netflix en la pasada Navidad. Se titula The OA.



Se trata de una historia de misterio con toques sobrenaturales que ha sido creada por Brit Heyworth Marling, actriz que ya ha producido y escrito muchos de los papeles que también ha interpretado. La serie de Netflix, The OA, no deja indiferente. Tiene algunas virtudes evidentes. En no más de seis o siete horas puede verse completa la primera temporada. Como ocurre con las series basadas en un High Concept potente es muy fácil quedarse atrapado. El argumento es original y atrayente. Una vez atrapado resulta muy complicado renunciar a querer saber qué es exactamente lo que va a ocurrir.

Brit Marling es como decíamos la creadora y la actriz principal de The OA. Esta nativa de Chicago fue presionada por sus padres para estudiar algo “serio” y aceptó compatibilizar los estudios de Artes en la universidad con la carrera de Económicas. Fue una alumna muy brillante, hasta el punto de ser elegida para hablar a sus compañeros de promoción en la graduación.  Llegó a ser becaria en Goldman Sachs, donde le ofrecieron un puesto que rechazó porque no se sentía satisfecha en ese tipo de trabajo. Su camino iba en una dirección muy distinta. Deambulando por derroteros menos transitados, acabó por unirse temporalmente a los friganos, un colectivo que rechaza el consumo y anima a vivir sin comprar nada, ni siquiera la comida, que recogen de los contenedores para poder alimentarse. No se puede negar la originalidad.

Brit conoció en la universidad a los que se convertirían tiempo después en sus dos colaboradores recurrentes de trabajo, Mike Cahill y Zal Batmanglij, ambos directores. Con Cahill tiene una larga carrera profesional. Juntos hicieron Boxeadores y Bailarinas, un documental que alcanzó cierto prestigio y que rodaron en Cuba.



Los tres se mudaron a Los Ángeles, donde Brit pretendía dedicarse a trabajar como actriz. Sin que supiera muy bien por qué, sólo le ofrecían personajes en películas de terror. Prefirió rechazarlos y dedicarse escribir. Consiguió sacar adelante varios proyectos, por separado de sus amigos. Fueron varias películas, casi todas presentadas en el Festival de Sundance y escritas y protagonizadas por ella misma. En 2013 escribió y protagonizó The East, dirigida por su amigo Zal Batmanglij. Ya era una figura más que conocida en Hollywood.



Con una carrera ya arrancada consiguió vender a Netflix un proyecto poco convencional. De nuevo, junto a su amigo Zal Batmanglij. Batmanglij procede de una familia iraní, con una madre autora de libros de cocina y un padre editor. Ha dirigido y escrito con Brit Heyworth Marling dos películas que presentaron en Sundance, The sound of my voice en 2011 y la ya citada The East en 2013, ambas interpretadas por la actriz, claro. Es probablemente este historial indie el que atrajo a Netflix y llevó a la plataforma a aceptar su proyecto.

En el caso de The OA, Marling afirma haber encontrado a su personaje años atrás en una fiesta, en la que conoció a una mujer que parecía estar en otra frecuencia que el resto de la gente y que afirmó haber vuelto de la muerte. Batmanglij quería ahondar también en la enorme dificultad para adaptarse en la sociedad cuando se ha sufrido un trauma.

La serie fue muy bien promocionada por Netflix, sin avanzar una sola imagen hasta días antes del estreno y con rumores de que se trataba de la nueva Stranger Things, lo que despertó la curiosidad de muchos espectadores. Tras su estreno, las opiniones han sido de lo más diversas. Por un lado, la serie atrapa y tiene una atmósfera propia. Por el otro, muchos espectadores sienten que tanta presencia de los sobrenatural acaba por distanciarte de la historia. Lo que es indiscutible es que The OA no te deja indiferente. Llama la atención y despierta la curiosidad. De los primeros episodios es muy difícil escabullirse. Lo complicado es sin duda la segunda parte. Para disfrutarla, conviene no ser reacio al visionado cotidiano de Cuarto Milenio.

Sobre la segunda temporada, no se ha dicho nada oficialmente. Los autores no la descartan y para ello han dejado cabos sueltos de los que tirar. Aseguran que les gustaría hacerla, aunque hoy por hoy no está confirmada. Un misterio más.


Hazte socio de infolibre



3 Comentarios
  • Folgo Folgo 28/01/17 01:58

    He visto THE OA. Si rodaran la segunda parte, no la vería. Estoy vacunado de malas series, después de haber soportado los ocho capítulos de la primera (y única) temporada.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • korrosivo korrosivo 19/01/17 10:32

    Igual, para la segunda temporada se han muerto todos de inanición o de tifus...como comen de lo que recogen en contenedores, quien sabe. Para suerte (y salud intelectual) nuestra. ¿Para cuando una serie (de 13 capítulos, que no conviene atacar al grueso de personal) de unos tíos que, tras leerse a Machado, se van a comer juntos (¡no, al McDonalds no, que son Vds. muy malpensados!) unas sopas de ajo, un corderete asado, y un arroz con leche de postre, todo regado con un riojita (o el que Vds. prefieran, que en esto de los vinos hay gente p'a tó, que diría El Gallo), mientras comentan que si las Soledades por aquí, que si Campos de Castilla por allá, que si Juan de Mariana por acullá. Y mientras, el camarero, mirándoles comprensivo y pensando para sus adentros: "¡hay que ver, con lo educaditos que parecen y fumaos hasta las trancas! !cuánto perjudican los libros!" Seguro que no la iba a ver ni dios. Como la que nos relata nuestro autor del artículo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • AMP AMP 21/01/17 13:40

      Pues a mí las discusiones me dejan muy mal cuerpo, sobre todo si se tratan temas baladíes.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre