X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Detrás de la historia

El cardenal Mendoza: el valido de los Reyes Católicos que impulsó la instauración de la Inquisición

  • En 1478, el papa Sixto IV autorizaba a España a establecer un tribunal eclesiástico, cristalizando así los esfuerzos del conocido como "tercer rey de España" para "luchar contra la herejía"
  • Este agosto infoLibre recupera personajes y acontecimientos que, desde la sombra, han marcado la historia de España

Publicada 17/08/2017 a las 06:00 Actualizada 16/08/2017 a las 19:44    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 6

Estatua del cardenal Mendoza ante el Palacio del Infantado (Guadalajara).

Estatua del cardenal Mendoza ante el Palacio del Infantado (Guadalajara).

Luis Antonio Carrasco Gil
El 1 de noviembre de 1478, la bula Exigit sincerae devotionis del papa Sixto IV autorizaba a los Reyes Católicos a establecer un tribunal eclesiástico para "luchar contra la herejía": nacía así la Inquisición, uno de los principales éxitos del cardenal Mendoza, conocido como "el tercer rey de España" en la Corte de Isabel y Fernando

Pedro González de Mendoza (1428-1495) fue en un primer momento obispo de Calahorra, después de Sigüenza, arzobispo de Sevilla y posteriormente de Toledo, el cargo más importante de la Iglesia española de la época. Pertenecía a la familia noble de los Mendoza, aristócratas castellanos con sede en el área de Guadalajara. Pedro fue el quinto hijo de su padre, por lo que desde su nacimiento su familia lo enfocó a la carrera eclesiástica.

La familia de Mendoza comenzó su encumbramiento antes de que el futuro cardenal se acercara al poder. Partícipes de la Reconquista, apoyaron a la dinastía Trastámara en su carrera hacia la corona un siglo antes de los Reyes Católicos, y algunos de la dinastía se mantuvieron cercanos a Enrique IV, como Beltrán de la Cueva o Diego Hurtado de Mendoza.

El eclesiástico estudió en la Universidad de Salamanca y después ejerció como capellán de la Corte para Juan II, padre de Enrique IV y de Isabel I. Tras la muerte del monarca en 1453, recibió su primer obispado —el de Calahorra— y comenzó a escalar puestos sirviéndose de la posición de su familia en la Corte.

Ambición y cambio de bando

Con Enrique IV, el cardenal Mendoza comienza su ascenso al poder y, tras la muerte de su padre, queda como líder de la familia. El reparto de cargos entre sus familiares y el apoyo al monarca frente a sus detractores en la nobleza serían la tónica general de la política de Mendoza. Así fue como ascendió Beltrán de la Cueva, hermano suyo, tras el nombramiento de Mendoza como miembro del Consejo Real.
  El conflicto sucesorio entre Enrique IV e Isabel I debido a la presunta ilegitimidad de la hija del monarca, Juana la Beltraneja —llamada así porque se decía que su verdadero padre era Beltrán de la Cueva— puso de manifiesto que el cardenal se guiaba por la ambición más que por la lealtad. Durante años, Mendoza y su familia habían apoyado a Juana, pero cuando Enrique IV cede los derechos de sucesión a Isabel en 1469, no dudan en pasarse al bando vencedor. En 1473 el papa Sixto IV nombra a Mendoza cardenal y Enrique IV le da el título de Cardenal de España.

En la Corte de Isabel y Fernando, el ya cardenal Mendoza actúa como principal valido de la reina. Es por esto que ha pasado a la historia con el sobrenombre de "tercer rey de España". Además, el religioso tenía una gran influencia en el papado, por lo que actuaba como interlocutor entre los reyes y Roma y era quien tomaba las decisiones en materia religiosa.

La "lucha contra la herejía"

Así, en 1478 la corona pide al papado la bula para establecer la Inquisición, y con Mendoza al frente de la política religiosa, se crea la institución. Se establece un inquisidor general en Castilla y otro en Aragón, aunque ambos cargos quedarán en manos del tristemente célebre Tomás de Torquemada. El cardenal Mendoza apoyó la política real de mano dura con los judíos y los conversos, y así se llegó a la expulsión de estos en 1492, tras años de asaltos a las juderías y hogueras inquisitoriales. 
  Entretanto, la ambición del cardenal sigue prosperando: es nombrado arzobispo de Toledo en 1482 y obtiene la condición de primado de España, líder de la Iglesia en nuestro país. En 1492, fue Mendoza el que presionó a Isabel para que aceptara a un fraile como su confesor, el futuro cardenal Cisneros, que sería su sucesor como "monarca en la sombra" años después.

La intolerancia religiosa de Mendoza no se limita a la Inquisición y la expulsión de los judíos, sino que su familia impulsó la lucha contra el reino nazarí de Granada. De hecho, Mendoza fue el prrimer líder eclesiástico que entró en la Alhambra tras la rendición musulmana en 1492.

En 1495 moría el cardenal en Guadalajara, dejando tres hijos reconocidos como legítimos con dos mujeres distintas, y fue enterrado en la catedral de Toledo. 

Mendoza ha aparecido como personaje secundario en dos series históricas de TVE: en Águila Roja, donde lo interpretó José Ángel Egido, y en Isabel, interpretado por Andrés Herrera.
 
Correo Electrónico
Relacionados


Hazte socio de infolibre



6 Comentarios
  • CyberMum CyberMum 18/08/17 02:12

    olvidan lo ocurrido en amèrica en nombre de la evangelización?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Arouet Arouet 17/08/17 20:19

    Confundir al Mendoza de Felipe IV (Aguila Roja) con el Mendoza de los Reyes Católicos es una pasada que descalifica el artículo y la fijación de los progres con los Reyes Catolicos. En fin un poco de formación histórica y de los contextos relativos no vendría mal aunque sea para pura divulgación.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    2

  • Alfar Alfar 17/08/17 15:08

    Lo de a Dios rogando y con el mazo dando viene de muy antiguo. Ahi falta añadir, y la riqueza atesorando, que era y es el principal fin, de esta secta maquiavelica.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Inocencio XIV Inocencio XIV 17/08/17 10:02

     El Cardenal Mendoza no pasa de ser un brandy regularcillo al lado de los verdaderos artífices de la Inquisición: mis predecesores (en el uso del nombre, no del trono, por si alguien no se aclara)  Inocencio III e Inocencio IV, gente con muy mala leche. El primero convocó la cruzada contra los cátaros, donde se podría situar el nacimiento de la Inquisición, como muy bien señala en su comentario juanito34lb. Inocencio III es uno de los Papas "grandes": convocó también la Cuarta Cruzada, la cruzada contra los almohades (batalla de Las Navas de Tolosa). la Cruzada de los Niños y el IV Concilio de Letrán, de gran trascendencia tanto en lo teológico como lo terrenal. El Papa Inocencio IV, que políticamente era una fiera, se entretuvo promulgando la bula "Ad extirpanda",  en que se recomienda la tortura y posterior muerte para los herejes. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • juanito34ib juanito34ib 17/08/17 08:11

    Valdría la pena que se informara con algo más de rigor. A saber, la Inquisición fue un invento FRANCÉS, que se empleó en el siglo XIII contra los albigenses o cátaros como una herramienta más en  la invasión de las tierras de Languedoc-Rosellón, que pertenecían a la Corona de Aragón. En todo caso, el cardenal Mendoza ayudaría a su implantación en la Corona de Castilla.

    Se hace mucho hincapié en la persecución religiosa, pero la Inquisición era además un arma para reprimir la disidencia. En España, pese a que arrastramos el sambenito no fue tan omnipresente como se le supone, comparada con las persecuciones religiosas que hubo en la tan cacareada Europa protestante y en otros países católicos. Sí duró más que en otros sitios, pero la Leyenda Negra ha contribuído a perpetuar la imagen de que se inventó en España y que aquí fue particularmente cruel. Pues recomendaría a los lectores el libro de Henry Kamen sobre el tema. Puede que les resulta una sorpresa...

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    7

  • vianero vianero 17/08/17 07:47

    Válido y señores reyes buscaron la pureza de la religión católica en sus reinos y luego lo ampliaron a la pureza de la sangre.( Lo mismo que el actual KKK en US). Su instrumento gestionado por los dominicos duró hasta los años 30 del siglo XIX.
    El gran cardenal introdujo el estilo renacimiento en infinidad de edificios en la península. En Valladolid fundó el primer colegio mayor Santa Cruz que sigue vigente en la actualidad. Y a su muerte llegó toda su fortuna al hospital de Toledo. (A ver si toma nota el gallego Rouco).

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.