x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Paren las rotativas

1984: La primera victoria hacia la plata en baloncesto de Los Ángeles

  • El 31 de julio de 1984, los periódicos celebraban que la selección española de basket se abría paso hacia la final olímpica con un triunfo ante Canadá
  • infoLibre repasa la historia reciente a partir de las portadas de los diarios, un espejo de los temas candentes en las vacaciones de entre 1978 y 2002

Publicada el 31/07/2018 a las 06:00 Actualizada el 08/08/2018 a las 16:13
Había consenso en las portadas de los principales diarios el 31 de julio de 1984. Hacía tres días que se habían inaugurado los Juegos Olímpicos de Los Ángeles y el medallero tenía un poderoso tirón informativo. Como siempre, las Olimpiadas no eran solo un asunto deportivo: 14 países del bloque oriental, incluidas la Unión Soviética y Alemania del Este, habían anunciado su boicot al evento en respuesta al bloqueo organizado por Estados Unidos y algunos de sus aliados cuatro años antes, en los Juegos Olímpicos de Moscú. El triunfo de España en baloncesto contra Canadá, primero de una serie que llegaría hasta la plata, compartía espacio en los medios con la detención en Francia de Eugenio EtxebesteAntxon, número dos de ETA. Este verano, infoLibre repasa la historia española reciente a partir de las portadas de los principales periódicos de la época, un espejo de los temas que llenaban el debate público en las vacaciones de entre 1978 y 2002.

  Las principales cabeceras españolas traían el periplo español en los Juegos Olímpicos, donde España acababa de lograr su primera victoria. La selección de baloncesto había superado a Canadá por un punto (83-82) en "un encuentro dificilísimo", como apuntaba el diario ABC junto a una vertiginosa fotografía a portada completa. La victoria se desprendió de un partido donde el equipo español "desde el principio fue con ventaja en el marcador", detallaba Diario 16, pero tras la expulsión del legendario Fernando Martín, comenzó a complicarse el juego y Canadá acortó distancias.

"[España] no tuvo suficiente punch para deshacerse de su rival, que defendió muy fuerte, atacó discreto y nos avasalló en los rebotes (ofensivo y defensivo) sobre todo cuando fueron cayendo Romay, Martín y Jiménez", analizaba el cronista de El Mundo Deportivo sobre la primera parte del encuentro. Y remachaba: "La reanudación confirmó los augurios. No hubo director, a los pívots se los comieron las faltas por su inferioridad en los rebotes y los aleros no recibieron ni un solo bloqueo, pero allí estuvo Margall, que se alejó del aro hasta 8 metros y engatilló con certeza. Sus canastas fueron providenciales. [...] El equipo debe ir para arriba después de pasar esta prueba de responsabilidad que, junto con el rival, atenazó a nuestros internacionales. Ahora a pensar en Uruguay".

  El España contra Canadá reunió en el Forum de Los Ángeles a 10.746 espectadores y fue el primer partido de la primera fase de los Juegos Olímpicos de 1984. La evolución del campeonato mundial de baloncesto resultó menos tortuosa para la selección española, que logró puntuaciones más holgadas y se clasificó para la final tras imponerse 74-61 a Yugoslavia. Sin embargo, Estados Unidos se convirtió en un muro inescindible con Michael Jordan a la cabeza y España cayó rendida 65-96.

El Mundo publicó una crónica por el 25 aniversario de aquel histórico enfrentamiento —en 2019 se cumplirá el 35 aniversario— donde "España ya había celebrado su plata por anticipado, dos días antes, cuando al derrotar en la semifinal a Yugoslavia se había ganado el derecho a jugar el último partido del campeonato, con la medalla asegurada y valorada prácticamente como si fuera la de oro". Y no se celebró con tal regocijo por ser la primera medalla de la historia del baloncesto en nuestro país, pues en el medallero español ya colgaban las platas del Eurobasket de 1935, 1973 y 1983, sino por tratarse de la primera final olímpica y por el esfuerzo continuado del equipo de Antonio Díaz-Miguel por llegar hasta ese punto en el campeonato. "Pero la plata de 1984 fue la que marcó el inicio de la historia moderna del baloncesto español y durante muchos años fue el mayor referente de varias generaciones de aficionados", reflexionaba el cronista de El Mundo.

El Forum de Inglewood, la que por entonces era la casa de los Lakers, junto con sus excelsas columnas exteriores, es ya una fuente de recuerdos para toda una generación de españoles que se enganchó al baloncesto gracias a la victoria en Los Ángeles 84.

Detención de Antxon, número dos de ETA militar

Ese 31 de julio de 1984 los periódicos se hacían eco de la captura en Francia de Eugenio Etxebeste, el veterano dirigente de ETA más conocido como Antxon. La detención se produjo en las proximidades de la localidad portuaria de Anglet, en el marco de una nueva estrategia de colaboración entre España y Francia en el conflicto vasco. El país galo ya había anunciado aquel mes de junio que su Gobierno no reconocería como refugiados a los miembros de ETA residentes en el país. No obstante, una vez capturado, el Gobierno francés le deportó a República Dominicana; una práctica habitual, pero que hasta entonces solo se había realizado con exmiembros de la banda o dirigentes históricos.

  Diario 16 biografiaba al etarra en una escueta columna en portada: "Eugenio Echeveste es calificado como un 'duro' de la organización, y se le atribuyen fuertes enfrentamientos con el principal dirigente de ETA, Domingo Iturbe Abasolo, alias Txomin, en las discusiones sobre la estrategia a seguir por ETA". Y destacaba el relieve de la detención de Antxon: "En concreto, según fuentes policiales españolas, Echeveste es partidario de los atentados en cadena e indiscriminados, mientras que Txomin ha defendido acciones con un carácter más selectivo".

Era el resultado de la histórica escisión interna de la banda en los años setenta: ETA militar (1958-2018) y ETA político-militar (1974-1986). Antxon y Txomin formaban parte de ETA militar, si bien el segundo era "más favorable al terrorismo selectivo, al que se le atribuye cierta capacidad de pacto a la hora de una hipotética salida negociada para ETAm", explicaba el diario El País, que añadía que Antxon, de 33 años y residente en Francia desde hacía 10, era "considerado por la policía española, dentro de la dirección de ETAm, el elemento que mantiene las tesis marxistas-leninistas más radicales y menos nacionalistas".

Eugenio Etxebeste sería trasladado más tarde a Argelia, donde tendrían lugar las llamadas conversaciones de Argel, una vía de negociación abierta entre el Gobierno socialista y la banda terrorista. Tras la muerte del número uno de ETA, Domingo Iturbe Txomin, en un accidente de tráfico, Eugenio Etxebeste Antxon se convertiría en el principal negociador durante las charlas, que se cerraron sin acuerdo. Lo seguiría siendo posteriormente, y pese a su deportación a República Dominicana, hasta mediados de los noventa. Antxon fue juzgado por pertenencia a banda armada –el único proceso abierto contra él en España– y sentenciado en 2001 a diez años de cárcel. Para entonces había cumplido ya cuatro de prisión preventiva y saldría en libertad en 2004.
 
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión