De sicarios y gánsters

La sorpresa no se produjo por negar los hechos, sino por cómo los negó. El director del ente público RTV de Castilla-La Manche, Nacho Villa, emplazó a los diputados socialistas en las Cortes "a mandarle un sicario, un matón" para que "le pegue una paliza" por haber difundido imágenes de una picadora de carne como recurso para hablar de un caso de violencia machista en la región. "No me acusen de haber hecho algo que no he hecho”, dijo tras defender que no hay nadie reprochable en la información emitida.

Esta es una captura del desafortunado recurso televisivo, aunque a los telespectadores ya no les sorprende nada. 

Más sobre este tema
stats