Los papeles de Bárcenas

El abogado de Bárcenas afirma que el extesorero del PP ofrecerá "detalles inéditos" de la financiación del que era "su partido"

El extesorero del PP Luis Bárcenas sentado en el banquillo de los acusados durante la primera sesión del juicio de los 'papeles de Bárcenas' este lunes en la Audiencia Nacional.

infoLibre

Lunes, 8 de febrero. Arranca el juicio por la presunta caja B del PP y todas las miradas se dirigen al extesorero de la formación Luis Bárcenas, que podría realizar más confesiones sobre cómo se financiaba el que "era su partido". El País publica este lunes una entrevista con el nuevo abogado del extesorero, Gustavo Galán, en el que el letrado asegura que este lunes será un punto de inflexión porque Bárcenas desvelará "detalles inéditos" de la financiación del Partido Popular. "Va a ampliar su declaración de 2013, ofrecer detalles inéditos y avalar ante los jueces que parte de las obras de remodelación de la sede del partido, unos 400.000 euros del casi millón que costaron, era dinero en b de la caja opaca procedente de donaciones", ha especificado. Galán ha sido el cauce mediante el cual Bárcenas ha cambiado recientemente de estrategia y ha comenzado a colaborar con la justicia en las distintas causas que implican al PP y a algunos de sus dirigentes.

Según sostiene el letrado, el extesorero siempre ha querido colaborar con los tribunales, lo que ocurre es que ahora "se siente decepcionado" por "lo que sabe a través de la Operación Kitchen y lo que le ha hecho el que consideraba su partido del alma, que ha utilizado fondos reservados, desde el Gobierno y mediante altos cargos del ministerio y de la policía, para espiarle sin autorización judicial". "Y que incluso le robaron documentación comprometedora para el PP del estudio en el que trabajaba su mujer. Y no solo eso: él y su familia han recibido amenazas, incluyendo el episodio del falso cura, quien puso en peligro la vida de su esposa y de su hijo", ha dicho el abogado, que ha añadido que la "intención" de Bárcenas "va más allá" y también pasa por "colaborar en juicios pendientes relacionados con la Gürtel" como el caso PúnicaGürtelcaso Púnica

Precisamente sobre su mujer, Rosalía Iglesias, han escrito El Mundo y El Confidencial. El primero publica que los emisarios del PP contactaron con Bárcenas en diciembre del año 2018. De esas conversaciones, informa el periódico, quedó una promesa que fue rota cuando la esposa del extesorero conservador entró en prisión el pasado mes de noviembre para cumplir la condena de 12 años y 11 meses por su implicación en la primera etapa del caso Gürtel. Según informa El Mundo, en ese momento Bárcenas se hundió. Y ahora, informan al periódico fuentes de su defensa, "no tiene nada que perder". Por habría confesado que el PP tuvo un acercamiento con él. 

Fue en dos ocasiones, según ha publicado El Mundo. La primera en julio de 2016, cuando una jueza decidió enviar al partido al banquillo por el borrado y la destrucción de discos duros; la segunda, en diciembre de 2018, cuando los abogados de Bárcenas recurrieron ante el Supremo la condena de 33 años por la primera etapa de Gürtel. De ahí, según el periódico, surgió la promesa relacionada con su esposa. 

El Confidencial, en la misma línea, revela este lunes que Bárcenas asegura que "su partido" alargó siete años la promesa de que Iglesias no entraría en prisión, algo en lo que confió cuando el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) decidió apartar a José Ricardo de Prada de la toma de la decisión. A cambio, el guardaría silencio sobre las presuntas irregularidades del partido. "Pero le utilizaron y engañaron", aseguran las fuentes consultadas por el periódico.  

Últimas 'confesiones'

Durante la última semana, Bárcenas ha realizado varias confesiones que implican al PP y a algunos de sus máximos dirigentes, como su exlíder y ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El extesorero presentó la semana pasada un escrito en la Fiscalía Anticorrupción en el que afirma que Rajoy conocía la existencia de una financiación irregular en el partido, de la que sitúa su origen en 1982, casi diez años antes de lo que había declarado en un principio. "De todas estas actuaciones era perfecto conocedor don Mariano Rajoy, hasta el punto que en 2009 tuvimos una reunión en su despacho en el que mostré los papeles de esta contabilidad B, espetándome que cómo podía seguir conservando toda esta documentación comprometedora, que terminó, personalmente, destruyéndola en la máquina destructora de papeles, sin saber que yo guardaba copia de esta documentación, gran parte de la cual me ha sido sustraída del estudio de mi mujer cuando entraron a robar en el mismo”.

En el escrito, de ocho páginas y al que tuvo acceso infoLibre, Bárcenas también habla de lossobresueldos que él mismo y el también extesorero Álvaro Lapuerta –ya fallecido– pagaban a dirigentes del partido y que él llama "complementos salariales". Según su versión, adelantada por el diario El País, recibieron estos complementos Rajoy, María Dolores de Cospedal, Federico Trillo, Pío García-Escudero, Francisco Álvarez Cascos, Ángel Acebes, Javier Arenas, Rodrigo Rato y Jaime Ignacio del Burgo.

Apenas tres días después, en una entrevista en el El Mundo, Bárcenas aseguraba que había negociado con dos personas "muy vinculadas" al PP actualmente "enterrar el 'hacha de guerra", pero que no habían "cumplido". El extesorero explicaba que la negociación la ha llevado a cabo un "íntimo amigo" suyo. Según El Mundo, fuentes cercanas a Bárcenas aseguran que uno de los supuestos negociadores sería miembro actual de la Junta Directiva de la formación. "Se me ofrecieron contrapartidas muy claras", reconocía en este diario, en el que lamentaba que "los interlocutores del PP" no hubieran cumplido "una vez más". "Empiezo a estar acostumbrado", afirma. "El PP no me ha trasladado amenazas expresas, como lo hizo con algunos abogados en 2013; ahora ha sido una negociación en la que yo acepté retirar la acusación por los discos duros de Génova", señala el extesorero del PP.

El partido reaccionó este domingo señalando que actuará legalmente contra cualquier "infundio o calumnia de estrategias procesales que permiten mentir y difamar". "La actual dirección nacional del Partido Popular nunca ha hablado con delincuentes", aseguraron. 

Bárcenas se enfrenta a otros cinco años de prisión

El juicio, que lleva pendiente de celebración casi seis años desde que el ex juez de la Audiencia Nacional José de la Mata acordara la apertura de juicio oral, se iniciará marcado por ese escrito de Bárcenas, que para la Fiscalía Anticorrupción no tiene gran valor si el extesorero no aporta pruebas de lo que ahí afirma, han apuntado fuentes fiscales a Europa Press. El Ministerio Público pide en este caso para Bárcenas otros cinco años de prisión, que se acumularían a la condena de 29 años de cárcel y un mes que ya está cumpliendo por la primera época de la trama Gürtel.

Bárcenas asegura que "desde el año 1.982 existió institucionalizado un sistema de financiación del Partido Popular con percepciones en B que se realizaban a través de donativos". Continúa diciendo en dicho escrito que el entonces tesorero del partido, Álvaro Lapuerta, era el encargado de recibir y gestionar estos fondos que se guardaban en una caja fuerte. En este punto, Bárcenas ha precisado un matiz con respecto a lo que declaró en el juicio de la Gürtel.

En esa ocasión, en la que denominó a la caja B como "contabilidad extracontable", destacó que los donativos "no tenían carácter finalista" -es decir, no estaban dirigidas a obtener determinadas adjudicaciones-, sino que los empresarios hacían estas aportaciones económicas para "echar una mano a los partidos políticos". Ahora, aclara que "es cierto que la inmensa mayoría de estos donativos" no tenían naturaleza finalista, pero que algunos casos sí. Añade en el documento enviado al Ministerio Público que "de todas estas actuaciones era perfectamente conocedor don Mariano Rajoy".

Además, acusa a Rajoy, a los exministros María Dolores de Cospedal, Javier Arenas, Francisco Álvarez Cascos, Ángel Acebes (ex secretarios generales del partido), Federico Trillo, Rodrigo Rato; el expresidente del Senado Pío García Escudero y el ex diputado Jaime Ignacio del Burgo de haber recibido "complementos salariales". Todos ellos están citados a declarar como testigos en el juicio, aunque el tribunal aún no ha fijado fecha.

Ir a por la caja b al completo o quedarse en los 900.000 euros de la reforma de Génova, el dilema de las acusaciones

Ir a por la caja b al completo o quedarse en los 900.000 euros de la reforma de Génova, el dilema de las acusaciones

Más sobre este tema
stats