Elecciones andaluzas 22-M

Aguirre se queda sola criticando a Moreno y despierta la ira de la cúpula del PP

La cúpula del PP evita la autocrítica y Aguirre despierta la ira del equipo de Rajoy

Aunque la cosa no iba de Madrid, ella volvió a acaparar todos los focos. Este lunes fue para el Partido Popular el día de analizar el batacazo electoral en Andalucía y, además, la tercera vez en la que Esperanza Aguirre abrió una crisis interna desde que fue designada por el Comité Electoral Nacional cabeza de lista al Ayuntamiento de Madrid el pasado 6 de marzo.

La primera vez fue justo dos días después, después de leer en El Mundo y en ABC que la dirección nacional de su partido barajaba quitarle el control del PP de Madrid con una gestora. La segunda, cuando en rueda de prensa anunció que iría a la manifestación contra el aborto. Y fue. Y se dejó fotografiar junto a una pancarta en la que podía leerse "Yo rompo con Rajoy". Este lunes, no obstante, indignó sobremanera a sus compañeros de partido por lo delicado del terreno en el que se metió: el de los resultados en Andalucía. Y también por cómo fue manteniendo el pulso a lo largo de todo el día. Empezó señalando que Juanma Moreno no había sido capaz de superar el "estigma" de haber sido nombrado a dedo por Rajoy. Y terminó criticando a los "filtradores y chismosos" que están "hundiendo al PP".

Las fuentes consultadas en el partido interpretan que la presidenta de los conservadores madrileños aprovechó el resultado de las autonómicas andaluzas –el peor del partido desde 1990– para cargar de forma indirecta contra Mariano Rajoy. A nadie le pasó inadvertido que Juanma Moreno fue la apuesta personal del presidente del PP para liderar su partido en Andalucía.

"No sabemos a qué juega. Parece que se está buscando esa gestora que tanto rechaza", señalaba un miembro de la dirección del partido tras conocerse sus declaraciones sobre la forma en la que el candidato andaluz fue elegido hace ahora un año.

"Hay mil formas de criticar los resultados y de abrir una reflexión interna, muchos compañeros han hecho este lunes llamadas a que nos pongamos las pilas. Pero su ataque a Juanma es intolerable. ¿Es la respuesta que espera ella de los demás el día después de las municipales si no logra un buen resultado?", se preguntaba una compañera de partido en conversación con infoLibre.

Cascada de declaraciones

Casi de forma paralela al momento en el que Carlos Floriano, vicesecretario de Organización y Electoral del PP, ofrecía una rueda de prensa para dar cuenta de la reunión del comité ejecutivo nacional en la que Rajoy había analizado los resultados de las autonómicas andaluzas sin atisbo de autocrítica, Aguirre se sentaba en un plató de Telemadrid. Fue en este contexto en el que la candidata al Ayuntamiento de Madrid hurgó en la herida de la elección de Moreno como líder del PP andaluz.

"A mí modo de ver, si Juan Manuel hubiera sido elegido en un congreso abierto con varios candidatos, hubiese tenido mucho más tiempo de darse conocer en Andalucía", disparó poniendo sobre la mesa uno de los defectos, admitidos por el PP, de su cabeza de lista al Parlamento andaluz: el desconocimiento.

Estas declaraciones pillaban ya en estado de alerta a la cúpula del PP y a algunos miembros del Gobierno que habían asistido atónitos a cómo el comité electoral en pleno aplaudía a Moreno mientras ella se cruzaba de brazos. La escena fue comentada por dirigentes del partido y ministros al término de la reunión. Una reunión en la que, por cierto, Aguirre no había levantado la mano para pedir la palabra en el momento destinado a este efecto.

Silencio en los órganos de partido

¿Por qué Aguirre escogió una televisión para hacer esta observación en lugar de hacerlo en los órganos internos de partido como marcan los estatutos? Esta pregunta rondaba por la cabeza de muchos de sus compañeros cuando sus declaraciones en Telemadrid comenzaban a hacerse hueco en los medios de comunicación.

Que en el entorno de Rajoy había sentado fatal la última salida de tono de la "lideresa", como llegó a bautizarse a sí misma en 2008, quedó patente en el encuentro informativo con los medios que todos los lunes mantiene el secretario de estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón. Según sostuvo, a ella la eligieron "los mismos dedos" queal candidato andaluz. Además, añadió que no fue sólo uno, "sino varios", los de los miembros del Comité Electoral Nacional.

En un encuentro informativo, el secretario de Estado fue preguntado al respecto de las declaraciones de Aguirre y aseguró que ella no es un personaje molesto para el Gobierno. Además, subrayó que, como miembro del PP, no quería que Juan Manuel Moreno dimitiese. Según dijo, el candidato tiene, a su juicio, una "carrera larga" por delante en Andalucía y capacidad para armar la alternativa al PSOE, porque es una "persona muy sólida"

¿Dimitir?

Las últimas afirmaciones de Ayllón tienen que ver con una información, adelantada por la agencia Efe, según la cual Aguirre había comentado a un grupo de dirigentes del PP que si ella estuviera en el lugar de Moreno dimitiría

En un primer momento, desde su entorno lo negaron subrayando que Aguirre siempre que hace una declaración o acusación no se esconde. Horas después, a su llegada a un acto de partido, la presidenta del PP de Madrid admitía que había hablado con Moreno y que le había dado algún consejo.

"A Juanma Moreno, personalmente, le he felicitado por su campaña y le he dicho que desgraciadamente los resultados no han sido los que esperábamos y que si no estuviéramos a dos meses de las municipales y yo fuera él convocaría congreso extraordinario abierto a todos los militantes", mantuvo. Poco después, ya en declaraciones a Europa Press, matizó que cuando se refería al 'dedazo' de Rajoy hacía alusión a la elección de Moreno como líder del PP andaluz, no como candidato. Con esta aclaración intentaba que las palabras del secretario de estado de Relaciones con las Cortes quedaran sin efecto.

En las últimas semanas, desde que es público que el PP no permitirá que sea presidenta del PP de Madrid y alcaldesa a la vez, Aguirre insiste mucho en la importancia de los congresos como órganos en los que se toman las decisiones de los partidos. De hecho, desde su entorno ya han advertido de que si ella gana en mayo, se cumplirá el acuerdo con Génova. Es decir, que dará un paso atrás. Pero siempre y cuando su sucesor o sucesora se escoja en un cónclave. Esto permitiría que presentase a su propio candidato.

"Habla claro"

En su entorno defienden que Aguirre habla siempre "claro" y que en sus declaraciones no hay más intención que "salvar al partido" y "mantener a Madrid bajo las siglas del PP". "Su objetivo está por encima de las personas", subraya un dipuado de la Asamblea de Madrid.

La misma fuente subraya que los resultados de las andaluzas deben llevar a Rajoy al convencimiento de que hay que tirar menos de la economía y "hacer más política". "No sólo hay que potenciar la buena gestión en lo económico; también debemos tocar la fibra emocional. Volver a los valores y a la esencia de este partido".

Aguirre fue este lunes la única dirigente del PP que se atrevió a criticar al candidato andaluz. Otros de sus compañeros, sin apuntar directamente hacia Moreno, sí reclamaron a Rajoy a su llegada al comité ejecutivo nacional que pusiese las pilas al partido y tomase nota de los resultados en Andalucía. Fue el caso de Jesús Posada, presidente del Congreso, Jesús Posada; de Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del PP de Cataluña. O de Arantza Quiroga, líder de los conservadores de Euskadi. Y, en lugar de un ejercicio de autocrítica, lo que se encontraron fue una llamada a la calma. Esta estrategia también despertó críticas internas.

Rajoy mantuvo ante los suyos que los resultados en Andalucía no son extrapolables a lo que puede pasar en mayo, algo que no dejó muy tranquilos a los suyos en una cita a la que faltó el grueso de los barones territoriales del partido, los próximos en examinarse ante las urnas.

Los estrategas electorales del PP insisten en que los resultados, sobre todo los de los partidos emergentes, como Podemos y Ciudadanos, son volátiles. "Hace menos de un año, la gran sorpresa en las europeas fue Podemos. Pero en Andalucía, UPyD sacó mejores resultados y ahora se queda sin escaños", mantiene un dirigente.

El propio Rajoy admitió a los suyos a puerta cerrada que el trasvase de sus votos registrado en Andalucía se ha movido principalmente a Ciudadanos y a la abstención.

En Génova están convencidos de que "hay margen" para mejorar los resultados de Andalucía en mayo. Sobre todo porque en las municipales cuenta mucho el candidato. "Tenemos alcaldes en ciudades muy importantes y en ese caso sí podemos vender gestión", explican desde la dirección nacional.

Además, confían en que los ciudadanos hagan balance y comprueben que, frente a los discursos de la izquierda, en España sigue habiendo una sanidad y educación públicas "de las mejores de Europa".

La apretada agenda judicial de la candidata Aguirre

La apretada agenda judicial de la candidata Aguirre

Más sobre este tema
stats