La portada de mañana
Ver
Sánchez medita su dimisión y abre un debate sobre la campaña de acoso político, mediático y judicial

Sombras sobre Juan Carlos I

Anticorrupción ya investiga las grabaciones de Corinna y Villarejo que señalan al rey emérito

La Fiscalía Anticorrupción ya está investigando las grabaciones de Corinna zu Sayn-Wittgenstein donde la empresaria sostiene que el ahora rey emérito la utilizó de testaferro para ocultar propiedades y pidió comisiones por el AVE a la Meca. Así lo han confirmado fuentes de la investigación, que detallan cómo, dentro de la pieza separada abierta por la Audiencia Nacional en la llamada Operación Tándem, la Fiscalía ya trabaja para analizar el contenido de las grabaciones, certificar su autenticidad y estudiar a continuación si los hechos que desvelan presentan indicios de delitos que no hayan prescrito.

Esos hechos, cuya investigación no se descarta si se cumplen las condiciones enunciadas, afectarían a "varias personas". Y una de ellas, admiten los investigadores, "habría gozado en el pasado de la prerrogativa constitucional de inviolabilidad". Pese a la elipsis, la definición no admite dudas: la Fiscalía se refiere a Juan Carlos I, que hasta su abdicación en 2014 permaneció blindado por la inviolabilidad que le garantiza la Constitución y que ahora goza de aforamiento ante el Tribunal Supremo.

Los expertos consultados por infoLibre en relación a la hipotética responsabilidad penal exigible al padre de Felipe VI coinciden en que nada de lo que hubiera hecho durante su mandato como jefe del Estado resulta perseguible. Pero que si, de ser cierto que se valió de Corinna y de otros para ocultar propiedades o esconder dinero en Suiza, cabría atribuirle un delito de blanqueo "si ha movido un solo céntimo" tras la abdicación.

Para empezar, Anticorrupción ha activado ya los mecanismos de investigación en lo que a Corinna se refiere. La Fiscalía ha colocado la lupa sobre la empresaria por pedirle al comisario jubilado José Manuel Villarejo en la reunión que ambos mantuvieron en Londres en el año 2015 un encargo para ser desarrollado a través de su entramado societario en España. Según elespanol.com, que al igual que okdiario.com difundió las cintas de Corinna, lo que la lobbista pretendía con ese encargo es que Villarejo ayudara a un empresario británico, Ben Goldsmith, con problemas con Hacienda en España.

Una conversación diseñada para el "chantaje" según el CNI

Todo lo que Corinna habló con Villarejo fue recogido por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional en un informe que originó la apertura de una pieza separada y secreta dentro de la investigación principal que dirige desde noviembre el magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Diego de Egea.

El miércoles, el director del CNI, Félix Sanz Roldán, sostuvo en la comisión de secretos oficiales del Congreso que la conversación entre Villarejo y Corinna no respondía a la realidad sino que se trataba de un artificio, una especie de diálogo guionizado para colocar a Juan Carlos de Borbón en el disparadero y urdir una operación de chantaje.

El jefe del espionaje español agregó que, aunque nunca ha sido sometido a investigación, tiene la certeza de que el patrimonio del rey emérito no es el publicado y que, por supuesto, no tiene origen delictivo. 

Por el contenido de estas grabaciones ha declarado este mismo jueves ante el juez instructor el comisario, que ha explicado que él actuó como un enviado del Estado en su reunión con Corinna para solucionar los problemas entre el Rey Juan Carlos y ella.

Más sobre este tema
stats