PSOE

El apoyo del PSdeG a debatir sobre una Hacienda gallega abre nuevas tensiones a 24 horas de la campaña

El apoyo del PSdeG a una Hacienda gallega abre otra brecha en el discurso del partido en precampaña

Ibon Uría

A poco más de un día del inicio oficial de la campaña para las elecciones generales del 26 de junio, el grupo socialista en el Parlamento de Galicia votó este miércoles a favor de iniciar la tramitación de una proposición de ley del Bloque Nacionalista Galego que reclama una Hacienda propia gallega y el establecimiento de un sistema de financiación autonómica similar al que disfrutan Euskadi y Navarra, por el cual los impuestos se recaudan a nivel autonómico y se entrega al Estado un "cupo" pactado con la administración central.

El texto que respaldaron debatir los socialistas pide para Galicia "un nuevo sistema de financiación que supere la limitada autonomía fiscal y financiera que tiene Galicia" y que se caracterice por la "plena soberanía fiscal" para esa comunidad, así como por "la plena asunción de la capacidad fiscal". "Se trata de un sistema análogo al que existe en otras comunidades, puesto que el País Vasco y Navarra gozan del conocido como régimen de financiación foral (...). Son estas experiencias las que sirven de referencia en el diseño del modelo contemplado en la presente Proposición de Ley", reza la iniciativa [ver en PDF].

Durante el debate parlamentario, la portavoz del PSdeG, Patricia Vilán, defendió que los socialistas estaban a favor del debate sobre la financiación autonómica "pero en contra del contenido" de la medida. El candidato autonómico del partido, Xoaquin Fernández Leiceaga –recientemente elegido en primarias– sostuvo por su parte el martes que no compartía esa propuesta "en absoluto" por ser "perjudicial" para Galicia y por una cuestión de "ideología", al tiempo que redujo el apoyo socialista a una "cuestión formal" para que la petición del BNG pudiera ser discutida.

En la votación sobre la admisión a trámite de la iniciativa, los diputados socialistas se alinearon a favor del texto impulsado por los nacionalistas gallegos. La proposición de ley contó este miércoles con los votos a favor del PSdeG, el BNG y Alternativa Galega de Esquerdas, 31 votos en total, insuficientes sin embargo para hacer frente a 39 diputados del PP en la Cámara, donde los conservadores disfrutan de una cómoda mayoría absoluta. En todo caso, en esa votación los diputados no se pronunciaban sobre el fondo de la cuestión, sino únicamente en torno a la conveniencia de debatirla.

Malestar en filas socialistas

Preguntada por ese voto favorable a discutir sobre un concierto económico gallego, la presidenta andaluza, Susana Díaz, aseguró que "en absoluto" está a favor de que se avance en esa línea. Díaz, entrevistada en Al rojo vivo (La Sexta), añadió que los socialistas apuestan por el "desarrollo del Estado de las autonomías" para llegar a un "modelo federal", y que en toda reforma deberá garantizarse un "elemento de fondo", que es la "igualdad de oportunidades" de "todos los españoles, vivan donde vivan". "Y si seguimos en el debate del 'cuánto me toca a mí' vamos en la dirección contraria", advirtió.

Fuentes del PSOE andaluz consultadas por infoLibre insisten en su rechazo a la iniciativa respaldada por los socialistas gallegos. "No estamos de acuerdo", subraya uno de los hombres del círculo más próximo a la presidenta Díaz. Un cargo regional del PSOE de Castilla-La Mancha añade que la Hacienda propia en Galicia "es impensable e imposible". "Eso no está en cuestión", añade esta fuente, que achaca el comportamiento de la federación gallega a la proximidad de los comicios autonómicos, que se celebrarán en otoño y en los que el PSdeG deberá defender su segunda plaza del ascenso de las Mareas impulsadas por Podemos.

Mientras tanto, fuentes del PSdeG reiteran a preguntas de este diario que "no se trata de una votación sobre el fondo de la cuestión, sino únicamente una votación sobre la toma en consideración de la medida". En esa misma línea, los socialistas subrayan que es una cuestión de "cortesía" con el resto de grupos de la oposición votar a favor "para que se pueda debatir" la cuestión en la Cámara autonómica. Al tiempo, aclaran que en un hipotético debate sobre un concierto económico para Galicia el voto del PSdeG sería negativo: "Estamos totalmente en contra, porque sería perjudicial para Galicia", afirman.

El "pacto político" con Cataluña

No es la primera ocasión en la que las distintas federaciones socialistas se enzarzan en la precampaña para el 26-J a cuenta del modelo autonómico. Además del roce de este miércoles, hace menos de diez días surgió otra polémica por el contenido del documento titulado Compromisos para el sí al Gobierno del cambio [ver en PDF] que el secretario general y candidato, Pedro Sánchez, presentó como un compendio de las principales medidas que pondría en marcha si llegara a la Moncloa.

En ese texto, estructurado en ocho grandes capítulos, llamó la atención un punto referido al encaje de Cataluña: "En el marco de esta reforma constitucional, y aprobado en consecuencia por todos los españoles, se acordará un pacto político con Cataluña que, respetando las implicaciones del principio de igualdad, reconozca su singularidad y mejore su autogobierno", podía leerse en ese documento, que por lo demás mantenía la apuesta por modificar la Carta Magna para avanzar hacia el Estado federal.

Pero la expresión "pacto político" no pasó desapercibida. El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, elogió esa propuesta de Sánchez por su "valentía". El líder de los socialistas catalanes respaldó la idea de un pacto "bilateral" entre Cataluña y el Estado y se mostró favorable a reconocer los "derechos históricos" de los catalanes en la Constitución. "Me ha gustado mucho", comentó sobre el texto. Iceta también destacó que para los socialistas "la resolución del conflicto" territorial "ocupa un lugar central".

Otro aviso del PSOE de Díaz

El PSOE andaluz, sin embargo, advirtió que "bajo ningún concepto" toleraría un acuerdo con Cataluña que implicase la "ruptura del principio de igualdad" de los españoles. La federación que lidera la presidenta de la Junta, Susana Díaz, avisó por boca de su portavoz en el Parlamento autonómico, Mario Jiménez: "Nosotros tenemos una posición muy clara desde hace mucho tiempo; de hecho fuimos los promotores del encuentro en el que se hizo la síntesis con respecto al modelo territorial de España, que fue la Conferencia de Granada", dijo.

Jiménez agregó que la federación más poderosa del PSOE no iba a "asumir bajo ningún concepto" que se quebrara "el principio de igualdad de oportunidades" de todos los españoles. "Eso es lo que nosotros vamos a defender, no creemos en una construcción bilateral del Estado y vamos a defender el principio de igualdad, que es lo que está en nuestro programa electoral", remachó. "Todo lo que no sea una negociación multilateral es un retroceso", apuntó por su parte el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez.

La cabeza de lista del PSC por Barcelona y secretaria de Estudios y Programas de la Ejecutiva federal del PSOE, Meritxell Batet, se apresuró a aclarar que ese "pacto político" no se saldría de los márgenes de la Declaración de Granada aprobada en 2013 por los socialistas: "Diferencia no es lo mismo que desigualdad", apuntó, de modo que el conato de incendio no fue a más. El andaluz Jiménez también señaló que, tras pedir explicaciones al equipo de Sánchez, Ferraz aclaró al PSOE-A que "ese pacto hace referencia exclusivamente a elaborar un nuevo Estatuto de Autonomía para Cataluña".

Sánchez admite que hay desánimo entre los votantes del PSOE

Sánchez admite que hay desánimo entre los votantes del PSOE

Más sobre este tema
stats