Franquismo

Un Ayuntamiento del PP en Madrid organiza dos actos de “exaltación fascista”

Una imagen de la exposición franquista del pasado sábado en un colegio público de Quijorna (Madrid); en primer plano, la concejala de Cultura, Nuria Acebo.

El Ayuntamiento de Quijorna, un pequeño municipio de 3.000 habitantes al suroeste de Madrid gobernado por el PP con mayoría absoluta, ya tiene una denuncia presentada ante la Guardia Civil por "exaltación del fascismo, franquismo y nazismo". Por dos razones. Una, por ceder el colegio público Príncipe de Asturias para acoger una exposición en la que se exhibieron símbolos franquistas y esvásticas nazis. Otra, por montar un acto de homenaje en una plaza de la localidad a un destacamento de apoyo a la sublevación contra la II República. La denuncia fue interpuesta este lunes el Partido Socialista de Madrid (PSM) y por otros vecinos de Quijorna, según avanzó Servimedia. 

Azucena Concejo, la única concejala socialista en el Consistorio, no daba crédito cuando acudió el pasado sábado al colegio Príncipe de Asturias. que era el encargado de acoger las Primeras Jornadas de Exposición Militaria y cultura de la defensa, organizadas por el Ayuntamiento del PP y la Hermandad de Regulares de Ceuta. Se encontró con que en el centro se exhibían banderas preconstitucionales, esvásticas, banderas de yugos y flechas, pins, bufandas, imágenes de Francisco Franco y de José Antonio Primo de Rivera, boinas falangistas, carteles de "Saludo a Franco. ¡Arriba España"... "Y no sólo se exhibía, sino que se vendían objetos como pegatinas, vasos, estandartes... La entrada era libre y ni siquiera se pedía que los menores fueran acompañados de un adulto, incluso se obsequiaba con emblemas fascistas. No había hilo conductor ninguno, ni paneles históricos ni nada por el estilo. Había una bandera republicana, cierto, pero el 97% de los símbolos eran fascistas", relataba Concejo este lunes, en declaraciones a infoLibre. En las fotografías colgadas en el perfil de Facebook de la Agrupación Socialista de Quijorna se puede ver incluso a la concejala de Sanidad, Educación y Cultura de la localidad, Nuria Acebo. 

[Consulta la fotogalería de la exposición]

El segundo hecho denunciado ocurrió ayer mismo, en la plaza de la Quinta Bandera del municipio. Allí tuvo lugar la inauguración de la placa de un monolito que rendía tributo a "un batallón que se levantó en armas" contra la II República, según consta en la denuncia. Concejo acudió con el diputado autonómico socialista José Manuel Franco. 

El homenaje, grabado por el PSM, está colgado en YouTube. En él se puede ver a Acebo como la conductora del acto, al que acudieron unas cuantas personas ataviadas con el uniforme azul y la boina roja falangistas. "Un saludo lleno de afecto hacia la alcaldesa", "un agradecimiento al Ayuntamiento y a la alcaldesa", insistía Alicia María de los Reyes García, la presidenta de la asociación Amigos de Ifni. De los Reyes subraya que es un "honor" para su organización que el Consistorio la haya elegido para "representar de algún modo al tábor que participó en Quijorna, que era el Ifni-Sáhara". 

Después intervino la regidora, Mercedes García Rodríguez. "España y sus pueblos, sus ciudades y sus habitantes siempre se han mostrado orgullosos de su pasado, de su rica historia y de su amplia cultura", arrancó. Subrayó que "en cada rincón de la España democrática actual" hay "retazos, momentos, nombres y personas" que "no deben perderse en el olvido". "Quijorna no podía ser ajena a las vicisitudes de la convulsa historia de España". "Queremos tributar este respetuoso reconocimiento, simbolizado en este monolito erigido en años pasados por deseo popular de nuestros mayores. Si olvidamos y humillamos lo que esta silenciosa piedra representa, estaremos olvidando y repudiando la memoria del esfuerzo y el sacrificio de estos antiguos quijorneros que hicieron de este pueblo nuestro hogar. Si negamos nuestro pasado, estaremos negando nuestro futuro a las generaciones venideras. Por ello, hemos de cuidar nuestra historia común y mostrarla con orgullo al resto del mundo".

Tras sus palabras, García y De los Reyes caminaron hacia el monolito. La piedra llevaba años en el pueblo, e incluso en ella figuraba el símbolo del yugo y las flechas, que luego se retiró, pero lo que se inauguró ayer fue la placa, en la que se podía leer: "A los caídos por Dios y por España. En la defensa de Quijorna, del 6 al 8 de julio de 1937. 5ª bandera de Castilla Crespi. Batallón de infantería de Toledo número 164. Tábor Ifni-Sáhara". Se escuchó a continuación el grito "¡Vivan los héroes!", replicado por un "¡Viva!". 

Vulneración de la ley por partida doble

Los denunciantes consideran que la utilización del espacio público del colegio Príncipe de Asturias puede ser "constitutivo de delito" porque podría infringir la orden de 20 de julio de 1995 sobre utilización de centros escolares –que establece que las escuelas pueden organizar actividades siempre que "no contradigan los objetivos generales de la educación", entre los que se encuentran el "pluralismo de una sociedad democrática" y el fomento de una "actitud contraria a la violencia"–. La exhibición, señalan, era "antieducativa". "Ni los valores democráticos, incluidos los del Ejército, ni la defensa de la paz, lo que allí se daba cita, sino más bien la exaltación del fascismo, franquismo y nazismo", se señala en la denuncia ante el puesto de Brunete de la Comandancia de la Guardia Civil, a la que ha tenido acceso infoLibre

Además, la inauguración de la remodelación del monolito en la plaza de la Quinta Bandera vulnera "en toda su extensión", sigue el escrito, el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica, "pues exalta al batallón de infantería que se levantó en armas contra el Gobierno democrático, homenajeando al Ejército golpista". "El lenguaje utilizado en dicha placa es fascista y antidemocrático". Por último, el tributo se realizó en un monumento "que debía haber sido retirado y en una plaza que tenía que haber cambiado su nombre", en consonancia con la ley de 2007. 

Concejo, la edil socialista, llevará los hechos al próximo pleno municipal, en diciembre. También presentará una reclamación ante la Dirección de Área Territorial de Villalba (a la que pertenece Quijorna). Todo ello con la intención de "que no se produzcan más homenajes como estos". 

La regidora: "No me di cuenta"

La alcaldesa de Quijorna explicó en la tarde de este lunes que las mismas instalaciones cedidas para esta polémica exposición son cedidas para otras actividades como “circo, cine, fútbol sala, teatro, las fiestas de fin de año”. “Por ser el único recinto de mayor capacidad, sobre todo el único con el que cuenta este Ayuntamiento, pues se lo hemos cedido a una fundación o hermandad [la de Regulares de Ceuta] desconociendo el alcance de los objetos que iban a mostrarse, a venderse o a cambiarse”.

Según admitió, ella acudió personalmente el sábado junto a su marido a visitar la exposición. “Realmente no me di cuenta, porque no íbamos buscando nada, sino simplemente ver la exposición de soldaditos de plomo que había realizado uno de los vecinos”. García Rodríguez contó que en uno de los stands compró un pastillero de la Guardia Civil, un objeto que para ella tenía un valor sentimental porque su padre pertenecía a la Benemérita y había fallecido recientemente. Además, mantuvo que no reparó en las esvásticas ni en las banderas preconstitucionales.

“Si alguien se ha sentido ofendido tanto de Quijorna, como de fuera, pido disculpas”, mantuvo, informa Yolanda González.

El PP veta que la Casa del Rey explique sus cuentas y las mociones sobre Bárcenas

El PP veta que la Casa del Rey explique sus cuentas y las mociones sobre Bárcenas

Más sobre este tema
stats