LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La firma para la que medió el novio de Ayuso logró el mayor importe en contratos de emergencia de la Xunta

4M | Elecciones en la Comunidad de Madrid

Ayuso reivindica su gestión frente al "no se puede" de Sánchez: "Madrid es su modelo incómodo"

Isabel Díaz Ayuso acompañada por Pablo Casado  durante el acto de inicio de campaña que los populares celebran este sábado en la Plaza Salvador Dalí.

infoLibre

La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata del PP a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, ha abierto este sábado una campaña electoral que plantea como una batalla por "la libertad" frente a la izquierda, en el corazón del barrio de Salamanca, arropada por el presidente del PP, Pablo Casado, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y el presidente del PP de Madrid, Pío García Escudero, informa Europa Press. Tras dos años de gobierno y las encuestas de cara, Ayuso afronta unas elecciones que ella misma convocó ante el temor de que su socio de gobierno, Ciudadanos, acordase una moción de censura con el PSOE y su difícil relación con la formación naranja.

En la tradicional pegada de carteles con la que arranca oficialmente la campaña electoral en la plaza de Felipe II, Ayuso ha reivindicado su gestión al frente del Gobierno regional, y en concreto de la pandemia, frente al "no se puede" constante del Ejecutivo de Pedro Sánchez. "Madrid es su modelo incómodo porque Madrid es España", ha remarcado el acto de apertura de campaña, en la Plaza Salvador Dalí, en Goya. Así, ha reivindicado que este modelo es "una forma de entender la vida" que consiste en "pelear", "luchar" y "sufrir", que es "díficil pero apasionante".

"En Madrid después de un día sufriendo nos podemos ir a una terraza a tomarnos una cerveza y vernos con los nuestros, con nuestros amigos, con nuestra familia, a la madrileña; y eligimos dónde, a qué hora y con quién. Madrid se le escapa al Gobierno porque la libertad se escapa al socialiso y no digamos al comunismo", ha clamado.

Casado, por su parte, ha pedido apoyo para la presidenta madrileña y candidata a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, para que el PP pueda llegar pronto al Palacio de la Moncloa. De hecho, ha recalcado que el 4 de mayo "empieza el estado de alarma para el Partido Socialista" porque va a entrar en "pánico".

Tras subrayar que el PP concurre a las elecciones con una "candidatura de unión" y que "merece la pena", ha avisado que "no solo están hablando del Gobierno de Madrid" sino de qué España se quiere. Y en este punto, ha afirmado que si ganan las elecciones "uniéndose el centro y la derecha" y pueden gobernar "con las manos libres", "ese mensaje luego se podrá repicar a nivel nacional".

Sánchez está "desesperado"

Previamente, en el primer acto de este sábado, Ayuso ha manifestado que ve al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "desesperado". "No se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo", ha indicado. En un acto de precampaña del PP en Collado Villalba, la dirigente madrileña le ha pedido que acepte el resultado que salga de las urnas el 4 de mayo porque no va a ser con Cataluña "con resultado mínimo a la baja" aquí va ser al contrario porque los ciudadanos en Madrid, con respecto a lo que pase en Cataluña, son "libres".

Para Ayuso, la hoja de ruta que tiene Sánchez "de la mano de sus socios independentistas", en la región madrileña "explota". "Todo lo que la política nacional llevaba por la espalda, y se estaba urdiendo, porque Pedro Sánchez tenía su plan que era tratar como ganado a los ciudadanos se ha encontrado con estas elecciones y les ha cambiado el rumbo", ha dicho.

Es por esto por lo que, a su parecer, el presidente del Gobierno en lugar de dedicarse a los problemas de España "se dedica a hacer campaña en Madrid", "soltando ministros". Además, ha censurado que use "sin pudor" a la televisión pública para promocionarlos e intente con el CIS "cambiar la opinión de la Comunidad". "Necesitan Madrid para seguir con su hoja de ruta que es romper España, dividirla territorialmente y crean ciudadanos de primera y de segunda. De segunda, los mantenidos subvencionados que ellos crean como las colas del hambre para que la gente dependa de ellos", ha espetado. A su parecer, siempre que gobiernan buscan "igualar a la baja".

En este punto, ha sostenido que desde que han llegado a La Moncloa "nadie vive mejor" y además "dividen". "Sánchez tenía el plan de tratarnos como ganado, voy a intentar insuflar miedo con las vacunas, voy a poner una buena pegatina en las cajas de las vacunas, para cuando la reparta, que ni las compra él ni las suministra, los ciudadanos me den las gracias", ha apuntado.

Ayuso cree que intentan "mantenerse en el poder" y ha censurado que se le dé prisiones "al País Vasco para que los presos etarras sean recompensados por la gran labor que han realizado matando a gente en España" así como que negocien con "golpistas" que "han creado un negocio corrupto en Cataluña". "Madrid ahora mismo con tres impuestos propios frente a quince que tiene Cataluña con un millón de habitantes menos, recaudamos mil millones más al año en IRPF e impuestos porque la gente trabaja en Madrid libremente, porque no pagamos en bajadas, no pagamos con dinero público el odio y la división", ha remarcado.

Objetivo: gobernar en solitario

A diferencia de la campaña autonómica de 2019, la presidenta regional ya no es esa política desconocida "sin complejos" por la que Casado apostó tras recibir el no de algunas de sus primeras opciones, sino que la gestión de la pandemia, basada en conjugar "economía y salud", y la confrontación con el Gobierno de Pedro Sánchez han convertido a Ayuso en una política de proyección nacional.

Con la aspiración de gobernar en solitario para poder aplicar sus medidas sin ataduras, la conservadora plantea la carrera hacia la Puerta del Sol como una contienda entre "socialismo o comunismo y libertad" reivindicando como sus banderas la apertura de la hostelería y el comercio y la bajada de impuestos.

Arranca este sábado la campaña, a pesar de que no comienza oficialmente hasta las 00 horas del domingo, a las 19 horas en la Plaza de Salvador Dalí, en la Avenida Felipe II, en Goya, acompañada del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, su "partner", y de Pablo Casado, quien ha ligado ya en precampaña su futuro al de Ayuso, confiando en que una victoria le impulse a él a La Moncloa. Casado estará en los actos centrales y también en el cierre, aunque la dirigente madrileña ha reivindicado que, tal y como el presidente del PP sabe, ella tiene su "propio proyecto".

"La reunificación del centro-derecha"

Además, el PP ha proclamado que con estos comicios comenzará la "reunificación del centro-derecha" pues creen que Ayuso puede frenar la subida de Vox y que Ciudadanos quedaría incluso fuera de la Asamblea.

En la formación naranja han sido varios los exdiputados que se han pasado a las filas conservadoras, lo que culminó con el fichaje del exportavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas, Toni Cantó. Finalmente no podrá concurrir por decisión judicial, al no estar inscrito en el censo, pero sí hará campaña con la presidenta.

El desigual impacto de la cuarta ola: Madrid lidera también en letalidad mientras otras autonomías rozan la normalidad

El desigual impacto de la cuarta ola: Madrid lidera también en letalidad mientras otras autonomías rozan la normalidad

El PP busca una campaña "de calle", cercana y con pequeños mítines por toda la región, según explican desde la formación. Ayuso explicará su proyecto con actos sectoriales por las mañanas y se acercará también a comercios y establecimientos de hostelería de norte a sur de la autonomía, hablará con los vecinos y aprovechará el tirón mediático con el que cuenta. En la mayoría de sus actos de precampaña han predominado los selfies y aplausos.

El deseo de la presidenta es explicar sus propuestas para Madrid, y, consciente de que será el foco de todos los ataques, rechaza hablar del resto de candidatos. "No pinta nada en esta campaña", ha llegado a decir del candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.

Desde el PP consideran que el verdadero adversario es Pedro Sánchez, quien creen que está "obsesionado" con Madrid y a quién han cuestionado que esté abandonado la gestión de la pandemia para centrarse en la campaña madrileña. Ayuso no duda en confrontar directamente con él y recriminarle que use "la mentira" como forma de hacer política.

Más sobre este tema
stats