La portada de mañana
Ver
Conservadurismo, elitismo y desconexión: así marca el sistema de oposiciones a los jueces españoles

21D | Elecciones en Cataluña

Aznar aprovecha las elecciones catalanas para intensificar su campaña de apoyo a Ciudadanos

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, acompañado por el expresidente del Gobierno José María Aznar.

José María Aznar ha dejado pasar sólo un día desde el batacazo electoral del PP en Cataluña para atacar a Mariano Rajoy y recordar que ya había avisado él de que Ciudadanos venía pisando fuerte. "A estas alturas ya no nos sorprende", valora un dirigente del PP. El último mensaje del expresidente del Gobierno, en forma de análisis de la fundación FAES, llega en un momento en el que Rajoy trata de calmar a los barones de su partido con el argumento de que el terremoto del 21D no va a tener réplica en las autonómicas y municipales de 2019 porque la marca PP, más allá de Cataluña, vende más que la marca Ciudadanos.

"No es la primera vez que Aznar alaba a Ciudadanos en público", subraya la misma fuente. Pero "este tipo de mensajes, no sientan muy bien", admite. A día de hoy, Rajoy carece de un sector crítico fuerte y organizado en el partido que le haga sombra. De hecho, más allá del candidato al 21D, Xavier García Albiol, nadie tomó la palabra en el Comité Ejecutivo Nacional del PP convocado el viernes para analizar los resultados de las catalanas. 

"Cuando en septiembre de 2015 este partido superó con claridad al PP, observamos que Ciudadanos se estaba convirtiendo en la opción preferente del constitucionalismo. Anticipamos entonces que 'el grado de fraccionamiento y división en Cataluña se va a agravar' y adelantábamos que 'el proceso secesionista va a continuar y va a continuar más radicalizado porque los más radicales tienen más fuerza", recuerda FAES en su análisis Elecciones en Cataluña.

Críticas a Santamaría

El documento contiene contundentes muestras de apoyo al partido de Rivera y constituye una enmienda a la totalidad a la forma en la que Rajoy ha interpretado los resultados. Arranca cargando directamente, sin mencionarla, contra la vicepresidenta del Gobierno recordando que los resultados del 21D no son compatibles con su afirmación de que se había "descabezado" al independentismo. Prosigue calificando el triunfo de Ciudadanos de "logro extraordinario" y aplaudiendo que hayan entendido a los catalanes y les hayan ofrecido un discurso político "reconocible" y una propuesta de "esperanza y convicción". Y dice a la dirección nacional del PP que no hay "casualidad ni razones puramente conyunturales que expliquen la progresión electoral" de la formación naranja. Que es "injusto" culpar a Albiol del batacazo. Y más injusto todavía culpar a Ciudadanos.

No pasa inadvertido que, la misma noche electoral, desde el PP se intentó echar a las espaldas de Ciudadanos la responsabilidad por la pérdida de los ocho escaños (el PP pasó de 11 a 3 diputados). "Hoy los resultados serían distintos si no hubiese habido ese empeño por parte de Ciudadanos y cía de hundir al PP para ganar, en lugar de sumar", escribió García Albiol en su perfil de Twitter.

Los "cinco avisos"

Como recuerda FAES en el análisis de los resultados del 21D, no es esta la primera vez que la fundación pone en valor a Ciudadanos. A finales de 2015, Aznar ya animaba al PP a reflexionar por la victoria de Cs sobre el partido de Rajoy en las catalanas para que este tipo de "avisos" no se repitiesen en el futuro. "El electorado del PP ha dado un aviso en las elecciones europeas, muy serio; otro en las municipales; otro en las autonómicas; otro en las andaluzas, y le acaba de dar otro aviso en las elecciones catalanas. Son cinco veces consecutivas en pocos meses en los que el electorado te está diciendo que no está contento con cómo están las cosas. Ya va el quinto aviso y no se puede desoír", dejó Aznar por escrito.

En aquellas fechas, la fundación FAES aún seguía vinculada al PP y Aznar continuaba como presidente de honor del partido. Un año después, en octubre de 2016, fundación y partido sellaban su divorcio y en diciembre de ese mismo año el expresidente renunciaba a la presidencia de honor del PP. Entonces aseguró que continuaba como militante de base

Pese a esa militancia, Aznar no se ha ahorrado alabanzas al partido de Rivera. Y algún acercamiento. Este verano irritó a más de uno en el PP al invitar a Albert Rivera a clausurar el máster de Gobernanza del Instituto Atlántico, una cita en la que el presidente de Ciudadanos tampoco se ahorró críticas al Partido Popular. La relación entre el PP y su socio de investidura sufre continuos sobresaltos. Están obligados a entenderse, pero en el PP no dejan de quejarse del "oportunismo" de Rivera.

Hace poco más de mes, Aznar concedía una entrevista a la cadena Ser en la que aseguraba que Ciudadanos vivía "mejor momento" que el PP. Y que el PSOE. Y criticaba que en los últimos años había habido un déficit muy grande de política en Cataluña. "Cuando dejas un vacío así, el espacio lo ocupan otros", añadía.

Casi de forma paralela, se hacía pública una entrevista de Aznar en la revista valenciana Plaza en la que el titular era: "Me cuesta reconocer al PP".

En la citada publicación, Aznar sostenía que quizá él no se ha distanciado de la formación que lideró, sino que "a lo mejor" era el PP el que se había distanciado de él. Y se mostraba partidario de que los mandatos duren ocho años. Para el PP este, el de la limitación de mandatos, es un tema tabú

Entrando en este debate, interpretaron las fuentes consultadas por infoLibre, Aznar dio munición a Ciudadanos, que impuso esta condición en el pacto que permitió la investidura del presidente del Gobierno.

La división del "centroderecha"

Aznar pide a Rajoy "recuperar" el pacto porque pensiones y educación no se pueden afrontar con "mayorías precarias"

Aznar pide a Rajoy "recuperar" el pacto porque pensiones y educación no se pueden afrontar con "mayorías precarias"

Contrariamente a lo que piensan en el entorno del presidente del Gobierno, los antiguos colaboradores de Aznar mantienen que su intención no es ni nunca ha sido "dañar" al partido del que fue presidente ni a Rajoy, el político a quien eligió para sucederle. "Simplemente se limita a hacer una reflexión. O una descripción de la realidad. Sin más", valora un dirigente que coincidió con él en el Gobierno.

Un antiguo colaborador del expresidente destaca que frente a quienes piensan que Aznar está "apadrinando a Rivera", lo único que está haciendo el líder de FAES es mostrar su malestar por la división del centroderecha y por el hecho de que Rajoy lo haya permitido. En todo caso, no niega que el expresidente ha tocado el tema que más duele a Rajoy.

En el documento de análisis, Aznar se vacuna contra la reacción del PP: "Sabemos por experiencia que cualquier apelación a la reflexión en este sentido será despachada con el desdén, la humorada o el habitual reproche de inoportunidad o deslealtad".

Más sobre este tema
stats