LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Menos políticos y más profesionales: la reforma pendiente para garantizar la independencia de RTVE

Las relaciones del poder

Lobistas, asesores de Vox, Aznar, Rivera y Cospedal: quién es quién en el auge del negocio del "liderazgo"

Isabel Díaz Ayuso y José María Aznar, en un "aula de liderazgo" del Instituto Atlántico de Gobierno, dentro del máster de "acción política" de la Universidad Francisco de Vitoria, vinculada a los Legionarios de Cristo, en febrero de este año.

¿Se puede enseñar el "liderazgo"? Quienes se han dedicado académicamente a ello dentro de programas integrales de formación, sobre todo en el campo político, lo dudan. Se puede –sería la síntesis– enseñar sobre materias imprescindibles para un líder, como la negociación, el trabajo bajo presión o la deontología. Pero hay rasgos, como el carisma, más vaporosos. Así que el "liderazgo" es un terreno de difícil acceso para los docentes.

Otros, en cambio, ya se han lanzado. Como ese político que en su día fue poderoso o al menos popular pero ya está alejado del foco, que encuentra ahí una vía de monetización de su experiencia. O ese lobista, o ese profesional de las relaciones públicas. Puede hablarse de un auge del negocio del "liderazgo", mirado con desconfianza desde la academia, pero al que se han apuntado importantes nombres propios con proyectos que se mueven en la línea entre la formación, el networking, el marketing y el lobismo.

"Es un término que se ha puesto de moda, como antes ha ocurrido con total quality management o círculos de calidad. Pero seamos claros. El liderazgo no se enseña acercando a la gente a un líder, o a alguien que se considera un líder", explica un investigador que ha trabajado en formación de habilidades para responsables públicos.

infoLibre hace repaso de un ramillete de iniciativas en las que el gancho es el "liderazgo". ¿Qué encontramos? No hay dos casos iguales. Tenemos a un consultor, antiguo cachorro del PP, ahora en apuros por el caso Koldo, que ha cosechado el patrocinio de grandes marcas y completado un álbum de fotos con el poder que sería la envidia de El Pequeño Nicolás gracias a un "foro" de "liderazgo" plantado en Santander.

Ahí está Aznar, que ha implicado a una universidad vinculada a un grupo católico de origen mexicano en las "aulas de liderazgo" de una de sus empresas, aulas en las Ayuso ha ejercido como maestra de ceremonias. Mientras Aznar juega también desde FAES la carta de la formación de "líderes" –con ayuda de Feijóo–, Cospedal arranca ahora un proyecto para ahormar líderes "con valores" junto a otra universidad de matriz católica, tirando para el claustro de su agenda en el PP. Albert Rivera ha logrado apoyo de otra universidad para un posgrado en liderazgo "360º" con mucho PP y algo de Cs –lo que queda– dando clases junto a una nómina variopinta de profesores, entre ellos Toni Cantó, que es formador de líderes hasta en dos plataformas.

Aparece un centro de formación y difusión de ideas vinculado a Vox, con el partido de Santiago Abascal como columna vertebral de la docencia y la presencia estelar de figuras como el arzobispo Luis Argüello, elegido este martes presidente de los obispos. Y más nombres. Encontramos a Duran i Lleida, histórico nacionalista moderado, ahora al frente de un lobby de supermercados, que encabeza la iniciativa más transversal ideológicamente, con el apoyo de la patronal catalana.

El álbum de fotos del consultor con pasado en el PP

La actualidad acaba de traer al primer plano una de esas iniciativas de natural difíciles de describir, como suele ocurrir con las iniciativas en torno a algo tan –igualmente– difícil de describir como el liderazgo. Es el Global Youth Leadership Forum (GYLF). Su web está "en mantenimiento". O sea, no va. Y es raro, porque no se puede entrar en la página de una institución que tenía en la exhibición de sí misma una de sus características.

Aunque el foro no aclara a infoLibre el motivo concreto del cierre de la web –ni responde a ninguna otra pregunta–, parece fácil intuir que algo ha tenido que ver que el GYLF empezó, antes del cerrojazo a la web, a ser citado en artículos sobre su presidente, Jacobo Pombo, señalado –no figura como investigado– por los investigadores del caso Koldo como un supuesto intermediario. Fue salir en los papeles –Pombo niega cualquier implicación en nada ilegal– y ponerse la web "en mantenimiento".

Pombo, a quien El País llama "el Pequeño Nicolás de Nuevas Generaciones" y que en diversos medios aparece citado como lobista, es un antiguo militante de las juventudes del PP que ahora se presenta como "consultor" y que al frente del GYLF, con base en el Palacio de la Magdalena, en Santander, ha logrado un impresionante álbum de fotos. Por el foro han pasado, en distintos eventos, Felipe VI, Pedro Sánchez, Alberto Núñez Feijóo, ministros y exministros del PP y el PSOE, comisarios y antiguos comisarios europeos...

El GYLF –que no es objeto de interés en el caso Koldo– no responde a las preguntas de infoLibre sobre su modelo de funcionamiento. Es evidente que los patrocinios juegan un papel crucial. Han figurado como financiadores el Santander, Iberdrola, OHL o Iberia. El Ayuntamiento de Santander, el Gobierno de Cantabria, el Ejecutivo central, el Banco Mundial y hasta Naciones Unidas también le han dado apoyo.

Pero, ¿qué hace el GYLF? Aquí aparece la palabra clave: "liderazgo". Es un término que está por todas partes en el GYLF. No sólo en el nombre. El acontecimiento principal de la entidad es un encuentro anual, el Global Youth Leadership Forum, que en 2023 celebró su octava edición, con la asistencia de "150 líderes jóvenes" de gobiernos y parlamentos de Europa, África y América Latina, empresarios y entidades de todo tipo y universitarios "con alto nivel". Junto a ellos, "grandes líderes" como el exvicepresidente de la Comisión Joaquín Almunia, todo en un programa sobre "tendencias económicas y cooperación global" lleno de mesas y charlas.

Aznar, el IAG y FAES

El GYLF constituye un ejemplo de lo que para muchos es una inflación del uso del "liderazgo" como gancho. En este caso, el énfasis no está tanto en la formación como en el "intercambio" entre supuestos líderes. En otros casos, el "liderazgo", sobre todo el político, se presenta como algo que se puede enseñar, que se adquiere en contacto con quienes presumen de ese don.

Un pionero de esa ola es José María Aznar, próximo al estatus de gurú. El Instituto Atlántico de Gobierno (IAG), una empresa fundada y presidida por el ex jefe de Gobierno, ofrece unas "aulas de liderazgo", consistentes en un "foro exclusivo" para "sesiones magistrales" de "líderes políticos y sociales". ¿Cuáles? Aznar, claro. Y también el líder del PP, Feijóo, los presidentes autonómicos Isabel Díaz Ayuso y Fernández Mañueco o el expresidente mexicano Felipe Calderón.

Las "aulas de liderazgo" forman parten del máster a distancia en "acción política" de la Universidad Francisco de Vitoria, en virtud de un acuerdo con esta entidad vinculada a los Legionarios de Cristo. El coste del máster es de 10.000 euros, según la información remitida a un alumno interesado por la propia Francisco de Vitoria, que expide el título. Son diez meses y la formación es online. La Universidad es la que factura y el Instituto, después de cubrir costes se queda un beneficio, explica Germán Alcayde, director del IAG. "Para nosotros y para la universidad es un elemento de marketing muy potente", afirma el propio Alcayde, ex dirigente de Nuevas Generaciones en Madrid y amigo de Pablo Casado, al que está ayudando en su empeño empresarial como conseguidor de fondos.

El IAG ofrece también cursos de "liderazgo y crecimiento personal" para "ejecutivos y emprendedores". La formación, que incluye "clases plenarias" y "coaching de pares", promete un aprendizaje "enraizándome en lo que me hace genuino como líder". Al mismo tiempo, da acceso a otras actividades del Instituto, que se presenta como una entidad que facilita el "networking".

La autoubicación de Aznar como maestro del liderazgo no empieza con el IAG. Es anterior. FAES ha celebrado desde 2000 más de 20 ediciones del "Programa de Formación de Líderes Latinoamericanos". En la última hubo coloquios con Aznar y Feijóo. En la anterior, con Ayuso y Martínez-Almeida.

El proyecto pendiente de arranque de Cospedal

El otro gran nombre propio del PP en la escena del "liderazgo" es María Dolores de Cospedal, secretaria general del partido entre 2008 y 2018. Tras librarse de ser juzgada por el caso Kitchen, Cospedal participó en octubre en la presentación del Instituto de Liderazgo Político (IDLP), una empresa que nació con la declarada vocación de ser "referencia de formación de alto nivel en política" y apoyar la existencia de "una clase política bien formada, ejercida con valores". La herramienta para tal fin es el "Curso Superior de Talento y Liderazgo Político", un proyecto en el que colabora la Universidad Católica de Murcia. Liderada hasta su muerte en 2022 por Francisco Mendoza, vinculado al Camino Neocatecumanal (los "kikos"), la UCAM ejercerá la "dirección académica". Son cofundadores de la iniciativa las senadoras Carmen Riolobos y María Jesús Bonilla y el diputado y ex secretario de Estado de Defensa Agustín Conde, que precisamente ocupó el cargo a las órdenes de Cospedal. Todos del PP.

Aunque se suponía que el primer curso debía empezar en enero, aún no ha comenzado. Un portavoz del IDLP se limita a señalar que "próximamente" habrá noticias. El programa ahora publicado anuncia 15 módulos, entre ellos "España en el mundo", "La Unión Europea", "La Constitución española", "Política y Talento". Están previstos 28 días lectivos en sesiones de una a dos horas, todo ello según el programa. El IDLP no responde cuál es el coste por alumno. En el claustro figuran más de 40 profesores, entre ellos los exministros del PP Cospedal, Miguel Arias Cañete, Dolors Montserrat, Ana Pastor, Isabel Tocino, Juan Ignacio Zoido y Rafael Arias Salgado, entre otros.

A ellos se suman –siempre según el programa– políticos veteranos de otros partidos como Jesús Caldera (PSOE), Nicolas Redondo (expulsado del PSOE) y Miquel Roca (Convergència). Como es usual en estas iniciativas, no todos son políticos. Del claustro forman parte, según el programa, Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol y expresidente del PNV; el sociólogo Narciso Michavila; Pedro Méndez de Vigo, militar en la reserva y asesor de la consultora Llorente & Cuenca, o la empresaria Pilar Gómez Acebo.

Albert Rivera, mucho PP y restos de Cs

"De líderes para líderes". Así se se presenta el Instituto Universitario de Liderazgo de la Universidad Cardenal Cisneros, adscrita a la Complutense. Se trata de un centro "diseñado y dirigido por Albert Rivera desde una visión 360º del liderazgo y de las habilidades de alta gestión". El Instituto presume de ser "un lugar de encuentro privilegiado en el que sus miembros se forman, se desarrollan e interactúan". El curso estrella es el Posgrado en Liderazgo, de 120 horas, semipresencial, que da derecho a un título de "experto universitario". El coste: 5.500 euros.

En el claustro comparte espacio el PP con Cs o, más bien, con los restos del naufragio de Cs. Figuran los exministros del PP García-Margallo –eurodiputado–, Ruiz Gallardón y Ana Pastor –que también está con Cospedal– y la actual consejera madrileña de Economía, Rocío Albert. Junto a ellos, los eurodiputados de Cs José Ramón Bauzá y Adrián Vázquez, el exdirigente José Manuel Villegashoy socio de Rivera en una consultoría–, el ex secretario de Comunicación del partido, Fernando de Páramo, y el exdiputado Toni Cantó, más tarde fue alto cargo con Ayuso.

A la lista hay que sumar a Nicolás Redondo Terreros –que también está con Cospedal–, al exdiputado socialista Eduardo Madina, hoy socio del lobby Harmon y asesor de la consultora Ernst & Young; o al economista Daniel Lacalle, en la órbita del ala más neoliberal del PP. Más: Alejandro Abascal, juez de la Audiencia Nacional; Jorge Bustos, subdirector de El Mundo; Euprepio Padula, colaborador televisivo; Antonio Miguel Carmona, el exdiputado en la Asamblea de Madrid y consejero de grandes empresas...

Hay también expertos en "coach", en liderazgo, inversores, emprendedores. "Los participantes en este programa formarán parte de una comunidad de aprendizaje y networking", promete el Instituto. Esta previsto que la tercera edición del curso empiece "en los próximos días", informan desde la institución.

En la órbita de Vox y con el presidente de los obispos de profesor

El Instituto Superior de Sociología, Economía y Política (Issep), ubicado en Madrid, es la rama española del Institut des Sciences Sociales, Économiques et Politiques, fundado en Lyon en 2018 por Marion Maréchal, sobrina de Marine Le Pen, estrella en ascenso de la ultraderecha francesa. Constituido en 2020, en el patronato del Issep figuran dos hombres citados con asiduidad como de la máxima confianza de Abascal: Kiko Méndez Monasterio y Gabriel Ariza, hijo de Julio Ariza, fundador del Grupo Intereconomía y de Libertad Digital y empresario de medios próximo a Vox. Su presidente es Miguel Menéndez, un nieto de Blas Piñar orgulloso de la "cruzada" de Franco. Su director es el abogado franco-argentino Santiago Muzio, que cuando exhumaron a Franco dijo que así "¡resucita el alma del Caudillo para el pueblo español!".

Esta entidad también ha entrado en la arena del "liderazgo". Lo ha he hecho a través del Programa de Liderazgo y Gobierno, en el que el Issep afirma haber formado ya a "más de cien líderes". Ya está abierto el periodo de matrícula para la quinta edición, que tendrá lugar de octubre de 2024 a junio de 2025. El coste es de 12.000 euros, según el programa. Son 320 horas presenciales y hay 20 plazas. Los bloques son "Historia", "Filosofía", "Economía", "Derecho", "Gestión", "Geopolítica" y "Comunicación".

¿Quiénes figuran como profesores? Además de los ya citados Maréchal, Méndez Monasterio, Ariza –padre– y Muzio, están programados los parlamentarios de Vox –en distintas cámaras– Jorge Buxadé, Carlos Hernández Quero, Ignacio De Hoces, Manuel Mariscal y Carlos Flores Juberías; Luis Argüello, presidente de la Conferencia Episcopal, que ya fue docente en el Issep en 2022; Jaime Mayor Oreja, líder del movimiento católico de derecha radical NEOS; Pedro Baños, coronel en la reserva y colaborador en el programa de Iker Jiménez; José Javier Esparza, presentador de El Gato al agua, en El Toro TV; Javier Tebas, presidente de la Liga; y los exdiputados de Ciudadanos Juan Carlos Girauta y Toni Cantó, entre otros. Dos veces aparece cantó formando líderes: con Rivera y con el Issep.

Duran i Lleida, liderazgo y supermercados

Otro político ya alejado de posiciones de poder y que ahora dedica esfuerzos a enseñar "liderazgo" –no sólo político– es el histórico líder de Unió y portavoz del grupo de CiU en el Congreso Josep Antoni Duran i Lleida, tenido por un estandarte de ese nacionalismo moderado que fue arrollado por el procés. En 2021 presentó su proyecto Academia Europea Leaderships (AEL), de la que es presidente. AEL se presenta como una entidad capaz de "formar jóvenes líderes capaces de afrontar los retos de la Europa del sigo XXI". La nómina de profesores del curso 2023-2024 es, de todas las citadas en este artículo, la más abundante en perfiles profesionales y académicos y la más diversa ideológicamente. Entre los políticos, figuran el actual ministro de Exteriores, José Manuel Albares, y otras figuras con trayectoria institucional destacada en el PSOE como Joaquín Almunia, Teresa Fernández de la Vega, Miguel Ángel Moratinos o Mertixell Batet.

Del PP figuran los exministros Manuel Pimentel, Juan Costa y Luis de Guindos, ahora vicepresidente del Banco Central Europeo. El nacionalismo catalán está representado por Miquel Roca, al que se suman figuras como Joan Ridao (ERC). Es también profesor Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España; Pepe Álvarez, líder de UGT; Jordi Canals, ex director general del IESE, escuela de formación de ejecutivos de la Universidad de Navarra, vinculada al Opus Dei; o Antoni Brufau, presidente de Repsol. El listado incluye economistas, ingenieros, académicos y expertos en políticas públicas, marketing electoral y otras disciplinas.

El programa tiene cien horas. Su coste es "simbólico", de 350 euros, gracias a la "generosidad del profesorado". "Si los profesores vienen de fuera, se les paga el viaje si lo piden y el hotel", ofrecido "gratuitamente" por una cadena hotelera, señala un portavoz. El único que cobra es el director del programa, Francesc Pardo, añade el portavoz. El AEL se presenta como una "entidad sin ánimo de lucro". Al mismo tiempo, tiene la forma de una sociedad mercantil. ¿Por qué? "Por razones de agilización, se creó un sociedad mercantil, pero sin ánimo de lucro, con la marca que tenía registrada en España y la UE su promotor y presidente. En este momento, está en proceso de constituirse una asociación que sustituiría a la sociedad mercantil. La Academia recibe apoyo de alguna empresa y ni un solo euro de financiación pública", responde el portavoz.

La Academia se beneficia del apoyo de Foment del Treball, la patronal catalana, donde se imparten las clases. Joan Rosell, el que fuera presidente de Foment y de la CEOE, es miembro del "comité ético" y de "admisiones". "Foment cede gratuitamente el aula a cambio de su derecho a proponer algunos alumnos para el curso", explica el portavoz.

España, el territorio sin ley para los 'lobbies' que les permite entrar y salir del Congreso sin dejar huella

España, el territorio sin ley para los 'lobbies' que les permite entrar y salir del Congreso sin dejar huella

Duran i Lleida compatibiliza la presidencia de la Academia, con un importante trasiego de figuras relevantes, con el cargo de presidente de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas), el lobby que representa los intereses de empresas como Mercadona, Lidl o Dia.

Un déficit comparado

España ha sufrido un histórico déficit comparado de formación de élites políticas. Uno de los intentos más destacados de paliar esta carencia surgió en 2010 en la Universidad Pablo de Olavide (UPO), en un máster ya desaparecido que pretendía –"con las restricciones de un máster de un año", explica el que fue su codirector Jean-Babptiste Harguindéguy– en experiencias como la emblemática École Nationale d'Administration de Francia y otras en EEUU (Harvard, Yale, Berkeley, Stanford) y Europa (London School of Economics, Oxford). Harguindéguy subraya que el objetivo era no sólo formar en "liderazgo", una materia que ve "volátil" y difícil transmisión, sino en contabilidad nacional, economía política, gestión administrativa, negociación, ética...

En cuanto al liderazgo, "es algo que no se aprende, pero que se enseña", dice con un punto de ironía. Hay dos grandes maneras, añade. "Una es de forma académica, como intentamos hacer aquí o ahora hace el INAP. Tienes que elegir variables, mirar muchísimos casos, buscar diferencias y puntos comunes. La otra es invitar a líderes. Lo que me dice la experiencia es que saber hablar y transmitir no ayuda a construir un liderazgo en otros. De cien, 99 cuentan batallitas. Esta aproximación al liderazgo enseña poco, más allá de poder decir 'he conocido a Cospedal'", afirma sobre un tipo de experiencia en el que se suele poner buscar a los alumnos entre "los propios feligreses", es decir, en un potencial alumnado de la cuerda ideológica del líder impulsor. A su juicio, hay una "delgada línea" entre el liderazgo mostrado como una capacidad que puede adquirirse observando al líder y los discursos "motivacionales, de autoayuda y de 'si quieres, puedes', que en la universidad no tienen sitio". "Si te fijas, hay universidades que se implican, pero sólo hasta cierto punto", recalca.

Más sobre este tema
stats