Privatización de la sanidad

Otro banco que quebró era accionista de la adjudicataria de tres hospitales públicos de Madrid

Concentración de trabajadores de la sanidad madrileña contra el proceso de privatización.

El Westernbank, uno de los tres bancos de Puerto Rico que quebraron en 2010uno de los tres bancos de Puerto Rico que quebraron en 2010 y contra cuyos directivos han emprendido acciones las autoridades bancarias de EEUU, era en 2007 accionista del grupo HIMA San Pablo, que gestionará tres hospitales públicos de Madrid. De las tres entidades financieras puertorriqueñas que acabaron en bancarrota, esta es la segunda vinculada a HIMA.

Como publicó infoLibre la pasada semana, la primera fue Eurobank, a la que el holding sanitario provocó pérdidas de 4,69 millones de dólares (3,5 millones de euros) por un crédito impagado. Ayer, y como ocurre desde hace dos semanas, los responsables de la sucursal española de HIMA tampoco accedieron a responder, ni verbalmente ni por escrito, las preguntas de este diario.

La participación accionarial del Westernbank en Hima queda acreditada en un documento remitido por la empresa que preside Joaquín Rodríguez al organismo regulador de EEUU, la Securities and Exchange Commission (SEC), equivalente a la CNMV española. Fue presentado el 8 de enero de 2007. Este diario no ha localizado ningún papel oficial posterior que acredite hasta cuándo mantuvo el banco intereses en HIMA San pablo. 

El documento no detalla el porcentaje de títulos de HIMA controlado directa o indirectamente por el banco en enero de 2007. Pero, como mínimo, se cifraba en un 10%: las instrucciones de la SEC incorporadas al formulario detallan que solo los accionistas cuya participación iguale o supere ese umbral deben figurar en el apartado destinado a revelar la identidad de los “beneficiarios efectivos” de la compañía. Es decir, aquellos que, aun si no poseyeran los títulos y estos apareciesen a nombre de terceros, poseen los beneficios de la titularidad. Sólo hay tres nombres inscritos: los del presidente y el vicepresidente de HIMA San Pablo, Joaquín Rodríguez y Carlos M. Piñeiro, y el del banco Westernbank.

El formulario cumplimentado por HIMA San Pablo resultaba de entrega forzosa dado que notificaba a la SEC una venta de acciones por importe de nada menos que 65,5 millones de dólares. En el momento en que el documento llegó al organismo regulador, la venta de acciones -presumiblemente, una ampliación de capital- no se había producido aún. Este diario no ha podido verificar si la operación llegó a efectuarse. En 2012, el grupo reflejó en su informe anual activos por 110,182,494.00 dólares.

Tras el cierre del Westernbank, ordenado por el Fondo de Garantía de Depósitos (FDIC) de EEUU en abril de 2010, su cartera fue trasvasada al Banco Popular de Puerto Rico, una de las principales entidades financieras del Estado Libre Asociado. Portavoces oficiales del Banco Popular se limitaron a subrayar en declaraciones a este diario que la entidad, “sin ningún nexo” con su homónima española, “no posee” al día de hoy ninguna participación en HIMA.

A la pregunta de si HIMA devolvió el crédito que el Westernbank le concedió a mediados de la pasada década y que la prensa puertorriqueña cifra en 380 millones de dólares, los portavoces de Banco Popular de Puerto Rico invocaron el deber de confidencialidad para no responder. Solo aportaron un dato: el banco se desprendió de la mayor parte de la herencia contaminada del Westernbank y se reservó una parte de la cartera. ¿Mantuvo en su poder los créditos cuya devolución se iba produciendo con normalidad? ¿Figura en ese paquete el préstamo a HIMA San Pablo? Tampoco aquí hubo respuesta. Desde luego, tanto si satisfizo sus obligaciones en tiempo y forma como si no, lo cierto es que la demanda planteada por el FDIC contra el Westernbank no menciona ningún crédito ligado a HIMA entre aquellos cuyo impago llevó al banco al precipicio.

HIMA San Pablo gestionará, si la Justicia no tumba el controvertido proceso de privatización, y durante los próximos diez años, los hospitales madrileños Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes), Infanta Cristina (Parla) y el del Tajo (Aranjuez). Se encargará por tanto de la atención sanitaria en hospitales de 524.445 madrileños. La adjudicación del contrato se produjo este lunes 19 de agosto después de que la Mesa de contratación de la Consejería de Sanidad diera el visto bueno tanto a la documentación como a la garantía de la fianza de 12,2 millones de euros presentadas por el grupo puertorriqueño.

De conformidad con la oferta presentada, la Comunidad de Madrid pagará a HIMA San Pablo en torno a 245 millones de euros cada año en concepto de prestación por la atención de los 524.445 madrileños que tienen adscrita su tarjeta sanitaria a los centros de San Sebastián de los Reyes, Parla y Aranjuez. Es la cantidad que se deduce de la cápita –cantidad por paciente al año– que pagará la Comunidad a este grupo y que será de 448 euros por cada uno de los 296.393 pacientes que tiene asignados en el Infanta Sofía y 493 euros por cada uno de los 228.052 asignados en los centros Infanta Cristina y Tajo.

Hima San Pablo gestiona cuatro hospitales en la región norte y este de Puerto Rico y provee otros servicios como estacionamientos, farmacias, cafeterías o seguridad a otros centros sanitarios. En una entrevista concedida a la Cadena Ser el pasado junio, el presidente de la compañía, Joaquín Rodríguez, habló abiertamente del ánimo de lucro con el que la compañía abordaba este concurso. "Hemos visto una oportunidad de negocio para entrar en Europa, creo que podemos fomentar el turismo sanitario procedente de Marruecos", aseveró.

La Justicia vuelve a paralizar la privatización de seis hospitales en la Comunidad de Madrid

La Justicia vuelve a paralizar la privatización de seis hospitales en la Comunidad de Madrid

Más sobre este tema
stats