Recortes presupuestarios

Botella planea en basuras el mismo recorte que motiva la actual huelga de limpieza

Botella planea en basuras el mismo recorte que motiva la actual huelga de limpieza

Los sindicatos temen que los recortes que han llevado a la huelga a los servicios de limpieza viaria y jardinería de las empresas concesionarias del Ayuntamiento de Madrid se reproduzcan en los servicios de recogida de basuras. Así lo han afirmado fuentes de CCOO en el consistorio, las cuales han asegurado que la reducción del presupuesto destinado a la limpieza de las calles con respecto al año pasado ha sido de aproximadamente un 25%.

A pesar de que el concurso para elegir la compañía que se ocupará del servicio de recogida de basuras el año que viene no ha sido aún convocado, los representantes de los trabajadores creen que conllevará un tijeretazo similar al que han sufrido las concesiónes de la limpieza viaria y la jardinería. Los sindicatos reparten las culpas de esta falta de medios entre las empresas adjudicatarias y el propio Ayuntamiento, ya que aseguran que la corporación ha cambiado el método por el cual adjudica sus contratos "desde hace un par de años" y lo ha convertido en una mera "subasta".

En este sentido, CCOO y UGT denuncian que ahora mismo el Ayuntamiento ofrece un presupuesto máximo para conceder un contrato, y espera a que las empresas presenten sus ofertas "en un sobre cerrado" para después elegir la que menor coste económico conlleve. Esto ha provocado, según asegura Roberto Tornamira, secretario general de la Federación de Servicios de UGT (FeS-UGT) en Madrid, que las compañías "pujen a la baja" para intentar conseguir la adjudicación, aún a costa de saber que con las ofertas que realizan no podrán cubrir los servicios que deben prestar. La solución que encuentran las empresas a esta cuestión, denuncia Tornamira, es simple: recortes en el salario de los empleados y reducciónes de plantilla. 

Con esta explicación se muestra totalmente de acuerdo Moisés Torres, secretario de servicios a la comunidad de la Federación de Servicios Públicos de UGT (FSP-UGT) de Madrid, quién denuncia que, en su sector, los presupuestos máximos que ofrece el Ayuntamiento en sus contratos se ha reducido un 32% con respecto a hace dos años, lo cual ha redundado en que el tijeretazo final haya sido de prácticamente el 50% en relación a esa fecha, ya que la compañía adjudicataria pujó por debajo del precio 'tope' que fijó el consistorio.

Torres se muestra cauto con respecto a las consecuencias que tendría un recorte similar en el servicio de recogida de basuras y afirma que, al no haber sacado aún el Ayuntamiento el contrato para su licitación, no puede hacer cálculos de a cuántos trabajadores afectaría. No obstante, el sindicalista asegura que, de confirmarse una reducción presupuestaria de tal calibre, tanto el servicio como los propios empleados se verían afectados.

Además, el secretario de servicios a la comunidad de FSP-UGT Madrid se queja de que el consistorio madrileño ya ha aplicado recortes en esta área: según denuncia Torres, el Ayuntamiento suprimió en 2010 el servicio de recogida de muebles que realizaba con frecuencia quincenal. El tijeretazo no quedó ahí, ya que también se redujo la frecuencia con la que se recogen los cubos amarillos: de desecharse todos los días, pasó a hacerse en días alternos.

La alcaldesa "se lava las manos"

Mientras tanto, las tres empresas concesionarias del servicio de limpieza viaria y jardinería que plantean el ERE han ofrecido a los sindicatos reducir el número de despidos de 1.134 a 625 trabajadores, lo que supone rebajar casi a la mitad el número de empleados inicialmente afectados. Además, han planteado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de un mes y un 12% de ahorro en costes, como eliminación de acuerdos en centros de trabajo, jubilaciones, excedencias, bajas incentivadas y otras medias.

Por su parte la alcaldesa, Ana Botella, ha declinado cualquier responsabilidad en la huelga, al asegurar que el conflicto es "entre empresarios y trabajadores". Sin embargo, la oposición no opina de la misma forma: la portavoz socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha manifestado que "nadie puede desentenderse de las competencias que tiene", mientras que el líder de la oposición en la Asamblea de Madrid, Tomás Gómez, ha asegurado que la mandataria es un "lastre" para la ciudad.

En la misma línea se ha expresado la diputada nacional de UPyD Irene Lozano, que ha tachado de "impresentable" que la alcaldesa "se lave las manos". "Me parece infame que, una semana después de haber empezado la huelga y de que los ciudadanos estemos padeciendo las consecuencias con riesgo de que en cualquier momento haya problemas de tipo sanitario, la alcaldesa siga en la actitud de que ellos no tienen nada que ver porque es una empresa privada", ha denunciado Lozano.

¿Se enfrenta Madrid a una alerta sanitaria?

¿Se enfrenta Madrid a una alerta sanitaria?

Más sobre este tema
stats