Comunidad de Madrid

El Canal de Isabel II emitirá deuda pese a contar con 214 millones de beneficio

Una plataforma pide garantizar el acceso al agua a las familias con dificultades

El Canal de Isabel II busca financiación exterior a pesar de sus abundantes beneficios. Y es que los días 3 y 4 de diciembre la empresa reunirá a sus accionistas para aprobar la primera emisión de bonos de su historia, a pesar de que sólo el pasado año la compañía ganó, después de impuestos, 214,6 millones de euros.

El pasado 31 de octubre el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó la convocatoria oficial de la junta general extraordinaria de la empresa Canal Gestión –la entidad que creó la Comunidad de Madrid en 2012 para sustituir al ente público Canal de Isabel II e introducir capital privado en la compañía, que no obstante a día de hoy sigue al 100% en manos públicas– para los días 3 y 4 de diciembre. En el orden del día, cuatro puntos. Y el primero de ellos, referido a la "emisión de valores negociables de renta fija".

El Canal, con esta emisión de deuda, pretende financiar una deuda que en los últimos años no ha dejado de crecer: si en 2008 era de 868 millones de euros, en el año 2013 el endeudamiento había ascendido hasta los 1.168 millones. Pero mientras la deuda asciende, los beneficios también lo hacen: desde que fue fundada para sustituir al ente público, Canal Gestión ha aumentado sus ganancias más de un 50%: de los 142,21 millones de 2011 a los 214,6 de 2013. Pero este beneficio no ha sido utilizado para sufragar las deudas, sino que la mayor parte del dinero se ha utilizado para repartir dividendos entre los accionistas –la Comunidad de Madrid y más de un centenar de municipios madrileños–.

Tal y como denunció la Plataforma contra la privatización del Canal en un durísimo informe, "de los 331 millones de beneficio que se han conseguido entre 2012 y 2013, nada menos que el 84% [280 millones de euros] se ha repartido como dividendos". "Esto quiere decir, que independientemente de que los accionistas sean en la actualidad públicos, se ha detraído un porcentaje muy alto de los beneficios de Canal Gestión para fines ajenos al ciclo integral del agua y a la propia sostenibilidad de la sociedad. ¿Cómo es posible que se estén dando dividendos multimillonarios, cuando por otro lado se busca financiación para la propia sociedad anónima?", se preguntaba el colectivo entonces.

Estas prácticas parece que no van a detenerse, ya que en la reunión de los días 3 y 4 de diciembre también está planeado que se trate el "reparto de dividendo a cuenta", si bien no se especifica una cantidad. Y, aunque Esperanza Aguirre argumentó en 2008 –cuando anunció su intención de privatizar el 49% del Canal– que la entrada de capital privado respondía a las grandes inversiones que se avecinaban, lo cierto es que desde 2011 –último año antes de la creación de Canal Gestión– el gasto en esta partida no ha dejado de caer: de 501 millones ese año, se ha pasado a invertir tan sólo 217 en el año 2013.

Según recogió La Vanguardia, Para la Plataforma, la emisión de deuda supone "una profundización en el proceso de privatización" del Canal, ya que, a su juicio, "los posibles compradores de este tipo de deuda son los mismos que posteriormente podrían comprar las acciones para quedarse" con la compañía. El colectivo, igualmente, también carga contra un aumento de los beneficios que achaca a la reducción de "partidas básicas como el gasto de personal y los costes de explotación e inversiones", y asegura que con su gestión el Gobierno regional pretende matar "dos pájaros de un tiro: atraer a los inversores privados, dadas las altas expectativas de ganancia, y justificar la privatización de la sociedad por su alto endeudamiento".

El Canal de Isabel II aprueba emitir bonos pese a la protesta de sus trabajadores

El Canal de Isabel II aprueba emitir bonos pese a la protesta de sus trabajadores

Más sobre este tema
stats