Crisis de Gobierno

Cargos del PP reclaman que Rajoy aproveche la marcha de Guindos para introducir cambios que dinamicen el Gobierno

Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal en la sede nacional del PP.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, puede respirar tranquilo desde este lunes porque uno de sus objetivos, el de ubicar a Luis de Guindos en la Vicepresidencia delBanco Central Europeo (BCE), ha llegado a buen puerto. Una derrota en este campo habría supuesto no sólo un enorme desgaste del Ejecutivo a nivel europeo, sino también en España si se tiene en cuenta que la candidatura del ministro de Economía era rechazada por el principal partido de la oposición. La siguiente fase, la de las consecuencias internas de este cambio, tendrá lugar en los próximos días, cuando Rajoy afronte una crisis de Gobierno para cubrir la vacante de Guindos.

El presidente de los conservadores ha demostrado en estos años en la Moncloa que es poco partidario de mover fichas en el Gobierno, limitándose a hacer las sustituciones obligadas tras ceses o dimisiones. Su argumento siempre ha sido que no hay que mover lo que a su juicio funciona. Pero la opinión en el PP no es unánime. Cargos del partido consultados por infoLibre consideran que Rajoy debería aprovechar la "inevitable crisis de Gobierno" que tiene que abrir para dar solución a la marcha de Guindos para introducir cambios que "dinamicen el Gobierno".

Las fuentes consultadas creen que en un contexto como el actual, cuando se respira un "permanente ambiente de campaña" y con el auge de Ciudadanos en todas las encuestas, es necesario "un gabinete más político, más electoralizado".

"Hace falta que todos los ministros comuniquen más y mejor. Llevamos poco más de un año de legislatura y algunos miembros del Consejo de Ministros están muy desgastados. Rajoy tiene que poner estos elementos en la coctelera y actuar", valora un dirigente regional.

En un sentido similar, otro cargo conservador mantiene que es evidente que el Gobierno necesita un nuevo impulso y que Rajoy tiene en sus manos aprovechar la coyuntura para hacerlo.

Cuatro ministros reprobados

A día de hoy son cuatro los ministros del Gobierno reprobados por el Congreso de los Diputados: Cristóbal Montoro (Hacienda), por la amnistía fiscal inconstitucional; Rafael Catalá (Justicia), por las presuntas injerencias de su departamento en los casos de corrupción que afectan al Partido Popular, y Juan Ignacio Zoido (Interior) y Alfonso Dastis (Exteriores) por incumplir las cuotas de acogida de inmigrantes.

Las fuentes consultadas coinciden en que los cambios no tendrían que ir por ahí necesariamente. Pero sí creen, por ejemplo que el departamento de Interior debería ser uno de los afectados por los cambios porque Juan Ignacio Zoido ha quedado "muy tocado" por la gestión previa y posterior al 1-O

Soraya Sáenz de Santamaría ha sido otro de los miembros del Gobierno que más se ha desgastado con la crisis catalana. Pero en su caso, nadie duda de que Rajoy vaya a mantener intactas sus competencias en el Ejecutivo.

Quienes opinan que Rajoy haría bien emprendiendo una crisis de Gobierno que no se limitase a la sustitución de Guindos opinan también que no encaja nada en el perfil del presidente del Gobierno hacer una remodelación amplia. Aunque la ven "más necesaria que nunca por todo lo que hay en juego".

A poco más de un año para las autonómicas y municipales, al Ejecutivo se le ha puesto cuesta arriba la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Ni PNV ni Cs, que fueron su base de apoyo para las cuentas en vigor, están por la labor de ir ahora de la mano del Gobierno. Y el PP, que hace unas semanas aseguró su intención de presentar iniciativas políticas aunque no salgan adelante por falta de apoyos, ahora ve bien la posibilidad de que no se presenten los Presupuestos si antes no se cuenta con los apoyos necesarios.

"A lo mejor nos da una sorpresa..."

"A lo mejor nos da una sorpresa, pero me extrañaría mucho. Siempre que se le pregunta dice que está contento con el trabajo de todos los ministros y a lo mejor considera que las necesidades son otras, como que los ministros expliquen mejor las cosas... sin necesidad de un cambio de caras", señala un diputado del PP.

Este lunes, desde Bruselas, Luis de Guindos avanzó que tras obtener el respaldo de los miembros del Eurogrupo para conseguir la vicepresidencia del BCE, su dimisión será "cuestión de días", informa Europa Press. 

"En cuanto vuelva hablaré con el presidente del Gobierno, pero en los próximos días presentaré mi dimisión, será una cuestión de días", sostuvo.

Con respecto a su posible sustituto, De Guindos evitó pronunciarse sobre el perfil que debería tener e instó a preguntar sobre este asunto al presidente del Gobierno. "No puedo decir nada al respecto", señaló antes de añadir que el jefe del Ejecutivo "no necesita ningún tipo de asesoramiento" y hará "una muy buena elección" al respecto.

En el entorno de Rajoy aseguran no tener ninguna pista del sustituto y no descartan que el proceso conlleve una reestructuración de carteras ministeriales. En las quinielas internas pasa suceder a Guindos están el ministro de Energía, Álvaro Nadal; su hermano, Alberto Nadal, secretario de Estado de Presupuestos, y la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina.

De fuera de la política suenan Román Escolano, exdirector del Instituto de Crédito Oficial (ICO) o Fernando Becker, que a principios de mes dejó el puesto de director corporativo de Iberdrola.

La corrupción del PP y su pasado en el sector privado empañan el examen de Guindos en el Parlamento Europeo

La corrupción del PP y su pasado en el sector privado empañan el examen de Guindos en el Parlamento Europeo

Más sobre este tema
stats